sábado, 24 de septiembre de 2011

El gobierno invisible del poder monetario

El derecho divino de la deuda y la neurosis del dinero. 

´El poder es una conspiración permanente´. Honoré de Balzac.

El dinero está basado en el tiempo, la energía y el trabajo del ser humano. No entanto, el dinero acaba siendo la más violenta de las invenciones conocidas, una deidad fría y cruel que hace feliz a la gente. Un sistema de información como deuda bajo la regla de quien controla el dinero monopoliza todo, y un sistema bancario en el que si no hubiera deuda tampoco habría dinero de ningún tipo.

El Capitalismo es el Estado patrocinado por la usura, un comportamiento financiero predatorio para la sistemática apropiación de todo el plusvalor del trabajo.

A su vez, el marxismo, el comunismo y su derivado el socialismo, en la práctica son capitalismo de Estado, el gobierno totalitario de una minoría privilegiada ejerciendo un control despótico sobre una mayoría a la que despojan de bienes y derechos legales.

La idea tras esta matriz de poder es que quienes dirigen la conspiración global puedan explotar las diferencias entre las llamadas ideologías, lo que permite dividir en facciones a las sociedades blanco de manera que sean armadas en campos antagónicos para que se destruyan mutuamente, y en particular aniquilar toda institución nacional.

La democracia es un sistema político de dos partidos controlados por una sola fuerza dando la apariencia de una disputa ideológica ente sí, que en realidad siguen la misma directriz básica, por lo que no importa a quien se vote ya que en esencia nada cambia.

La sociedad considera su moneda como algo que le viene dado, e ignora que el verdadero valor del dinero que fluye en la economía es creado por promesas de trabajo productivo futuro.

En el origen del gobierno fue la organización financiera que precedió a la fuerza militar como primera en el poder dominante de cualquier estado organizado. Por principio, cualquier cosa que preserve valor y sea aceptada, puede ser dinero.

En derecho consuetudinario, el préstamo de capital contiene la idea inicial básica del capitalismo financiero, y emitir billetes de 'banca' era una ocupación abierta a todas las personas.

El dinero existe por 3 razones principales: para servir como medio de cambio, unidad de cuenta y reserva de valor.

Es fundamental entender la diferencia entre divisa o moneda, y dinero. La divisa o moneda en un medio de intercambio y una unidad de cuenta con registros numéricos impresos; es portátil, duradera, divisible y fungible o intercambiable. Pero el dinero es todo lo anterior, y además una reserva de valor permanente para largos períodos de tiempo.

La emisión de papel moneda se llama inorgánica porque carece de contenido, ya que primero se produce el ´dinero´ sin un hecho generador de riqueza del que surja valor, y entonces aquello que debiera ser un simple medio de pago se convierte en un fin en sí mismo.

No obstante lo cual, el gobierno puede imprimir toda la moneda fiat - por confianza en latín - que quiera y diluir así la oferta monetaria, constantemente transfiriendo poder adquisitivo de las cuentas del público hacia el gobierno y el sistema bancario mediante billetes que no valen ni siquiera el papel en que están impresos.

Las divisas fiduciarias u oficiales se basan en la confianza o mandato de fe en un gobierno, y a lo largo de la historia siempre han caducado hasta desaparecer, ya que cualquier moneda no tiene valor intrínseco alguno debido a que no está respaldada por absolutamente nada. En otros términos, ninguna divisa o moneda fiduciaria ha sobrevivido jamás.

A su vez, por definición, dinero es una reserva de valor que mantiene el poder adquisitivo por largos períodos de tiempo.

Se establece entonces que la moneda nacional es una herramienta que el gobierno y el sector financiero usan para absorber la riqueza de la gente mediante el robo legalizado del poder adquisitivo a través de la inflación, que es resultado de la expansión monetaria y la consiguiente subida generalizada de precios. Es decir, los precios no suben sino que la divisa o moneda cae. Y a mayor deuda, mayor interés y por lo tanto mayor tributación.

Si bien 'el Dinero es creado por Ley', resulta de suma importancia entender las consecuencias de la creación y emisión de dinero como unidad de intercambio por parte de particulares, en lugar de su creación y emisión de acuerdo con la voluntad prerrogativa de un gobernante instruido e inmerso en la historia de lo que constituye la base real del poder del Estado, de tal manera que se mantenga un firme control de la emisión original de dinero y su consiguiente circulación entre el pueblo, como medida permanente de valor.

Los precios de los bienes básicos o commodity también deben ser creados por Ley. En una economía de libre mercado global, el dinero creado por ley tiene que estar atado a las leyes de oferta y demanda, como el precio único de cualquier bien básico.

Más allá de la necesidad de comerciar, el dinero tiene una historia socio-religosa fascinante. Fue la invención que logró superar las limitaciones del trueque directo. El dinero es una tecnología de números y registros para resolver un problema aritmético. Una unidad de medida global tal como el metro o el minuto.

En el mecanismo básico de todo proceso de préstamo, la moneda prestada que se pone en circulación, eventualmente termina en manos de alguien que no necesita gastarlo y decide en cambio re-prestarlo, lo que significa que el deudor tendrá que recurrir a un segundo prestamista para poder pagar la deuda original.

Esta moneda doblemente prestada se convierte de inmediato en deuda perpetua impagable, que jamás podrá ser extinguida o reducida sin una falencia por impago. Y cualquier dinero doblemente prestado, aún cuando tuviere un valor intrínseco, tal como la plata o el oro, crea exactamente de la misma manera una deuda perpetua.

Ese mismo dinero prestado con interés varias veces simultáneamente, no sólo es deuda perpetua, si no que la sociedad como un todo termina pagando a la banca múltiplos de tasas de interés por el uso del mismo dinero, lo que equivale a disociarse de la deuda de la cual proviene, ya que al ser ´arrendado´ debe ser extinguido con el pago del capital del préstamo que lo creó, algo de por sí imposible.

La moneda como deuda no puede ser separada de la deuda que lo creó, porque en teoría, para que el círculo virtuoso se complete, todo el moneda o divisa fiduciaria que se necesita para cancelar las deudas, tiene que estar disponible para ser ganada trabajando.

No hay dinero de ´otros´, ya que de una u otra forma también está anclado a una deuda originaria. Incrementar la oferta de dinero en un sistema basado en la deuda, apenas significa más deuda. Una aritmética imposible que sólo se resuelve mediante la destrucción del valor, ora por una espiral deflacionaria de caída de precios y cesación de pagos, ora por devaluación monetaria.

El individualismo y la libre competencia son la base central de economía liberal de mercado. Pero el individualismo de hecho produce un grado bastante menor de bienestar general e individual del que se logra con métodos cooperativos de ayuda mutua. El fundamento basal de la economía de mercado es pues una hipótesis matemáticamente incorrecta. Los esfuerzos individuales no son agregables, ni se obtiene una función de preferencias sociales a partir de la adición de las individuales, dado que éstas no pueden sumarse. Resulta muy probable que la economía de un país funcione mejor con una mayor cantidad de regulaciones estatales.

Los años 1970 marcan un giro en la historia del capitalismo con la mutación a capitalismo financiero. La financiarización de la economía es un modelo dominado por la exigencia de ciclos cortos con rentabilidad a corto plazo, salvo para el sector de fuerte inercia como es Investigación y Desarrollo, I+D, que requiere enormes inversiones a largo plazo.

La economía especulativa perniciosa se libera entonces de a poco, en un lapso de 40 años, de casi todas las trabas legales. Es la aplicación dogmática de las tesis del anarcocapitalismo de la Escuela de Chicago, fundada por Milton Friedmann. Doctrina y práctica se convierten en ´ciencia fría´ y se liberan de cualquier vínculo con la moral, ya que enriquecerse se convierte en un fin en sí mismo, en arte por el arte.

En la práctica, semejante liberación de fuerzas se trató en realidad de una ruptura epistemológica fundamental. Con una desregulación sistémica oculta, el capitalismo financiero primero rompe de manera definitiva con la ética protestante, cuya transgresión a priori no daba lugar a ninguna sanción, pero que no deja de tener peso específico como base de las obligaciones jurídicas.

Toda moneda es un aserto de confianza entre dos partes, un intercambio de favores. Por eso, hace mucho tiempo que el dinero no equivale a su valor en oro. Es simplemente un símbolo de confianza en cada gobierno, más un estimado de la capacidad de producción mundial, como una cantidad de la representación de esfuerzo y trabajo sobre la economía.

La cuestión es que la teoría cuantitativa que sustenta el sistema establece que la cantidad de dinero multiplicada por la velocidad monetaria equivale al Producto Bruto Interno nominal, desglosado en componentes reales e inflacionistas, Por ello, para corregir tal desviación, los bancos centrales se empeñan en ampliar sin límites la oferta monetaria.

Mediante el acto de la emisión monetaria exclusiva en manos privadas, los pánicos financieros son creados científicamente y funcionan como si se calculara una ecuación brutal, progresiva y permanente. El Nuevo Orden Mundial [1].

La mayoría de la gente piensa en el dinero como un simple medio de cambio que permite que las transacciones económicas sean más convenientes, pero la verdad es que es mucho más que eso. El dinero es también una forma de control social. Si bien sin dinero es imposible tener una sociedad moderna, por desgracia el dinero se basa en deuda, y esos niveles se han disparado a niveles absolutamente sin precedentes de hasta veinte veces en relación con 40 años atrás.

El prestatario acaba por ser el sirviente del prestamista, ya que casi todas las compras importantes que se hacen durante la vida van a implicar una deuda, convirtiendo así a los individuos en auténticos esclavos de un ´suicidio´ financiero. Y todo ello sin sumar la deuda pública colectiva del estado que de una u otra manera se trasladará a las futuras generaciones, es decir, las sociedades hipermodernas se han vuelto adictas y esclavas de la deuda, tornándose un planeta de siervos. Obviamente los beneficiarios de esta crucial cuestión financiera es la mega rica banca internacional.

Este sistema de dinero fiduciario detesta y demoniza el estándar oro porque es un recurso material competitivo e indeleble con capacidad intrínseca de mantener la riqueza. No obstante, venera la capacidad cuasi religiosa del fraude mediante papel moneda. En ausencia de patrón oro, no hay forma de proteger los ahorros de su confiscación mediante la inflación, ni hay forma segura de proteger su valor. Por antonomasia, el oro es el protector de los derechos de propiedad. El papel moneda sólo es el fantasma del dinero.

El sistema bancario mundial es ahora un super-estado controlado por la banca internacional que actúa para esclavizar el planeta. Banca Central que es una máquina de ´cambistas´ de dinero quienes acorde a su ambición han usurpado toda forma de gobierno.

La adopción de un estándar de oro impediría que la élite financiera pueda manipular la oferta de dinero devaluable que perpetúa la estafa de la reserva fraccionaria, una forma monumental de opresión, malversación y robo a gran escala.

El sistema de dinero fiduciario es un parásito indestructible del capital productivo y un dispositivo para apuntalar y perpetuar un régimen monetario reaccionario de dudosa legalidad que tiene el efecto de explotar el ahorro y la producción en beneficio de la banca especuladora.

El dinero es capaz de comprar el proceso político de cualquier nación. Este despotismo financiero está íntegramente gobernado por la banca y la deuda, por una justicia paralela que no reconoce derechos inalienables mediante contratos financieros unilaterales, en virtud de los cuales el único que posee derechos inalienables es el acreedor. Un estado de derecho que permite establecer tratados de comercio y servicios por encima de los Estados.

Sin embargo, reconociendo que las teorías de la conspiración encubren lo crucial, quienes creen que el poder se basa en conjuras secretas compiten en ingenuidad y optimismo con quienes piensan que el poder tiene un fundamento legítimo. Los dos bandos enfrentan el mismo dilema, suponen que el poder en una sociedad dada puede ser justo si no estuviera manipulado por los conjurados y que basta desvelar y vencer la conspiración para restablecer un orden basado en la legalidad. La estructuración del Estado de derecho es imposible desde ambas posturas. Resulta en una escena del crimen repleta de pistas, sospechosos, callejones sin salida y coartadas.

La forma más eficiente de resolver un trabajo que requiere una enorme cantidad de energía, es obtener dicha energía de los elementos involucrados en el proceso. Nadie hubiera sido nunca capaz de diseñar eventos denominados ´revolucionarios´ sin aprovechar inteligentemente la energía de la propia gente involucrada en tales acontecimientos, la mayor parte de ella llevada por el engaño de que esos cambios producirían un efecto positivo en su nivel de vida, y así se pudiera hacer un larga lista de cada una de las ´revoluciones´ históricas que la educación general ha vendido como necesarias para el avance de la humanidad, aunque no fueran otra cosa que movimientos para establecer sistemas de control más efectivos hacia la población acorde a los tiempos.

Los socialistas corporativos o el `stablishment liberal` fue un grupo elitista que se perpetuo a sí mismo durante la primera mitad del siglo XX, y fundamentalmente importante en la determinación de los asuntos mundiales, en un nivel muy por encima y a la sombra de los políticos electos. Tuvieron un papel decisivo en la subida del socialismo soviético colectivista de los bolcheviques rusos, del socialismo corporativo del New Deal con la elección a la presidencia de Estados Unidos de Franklin D. Rooselvelt, y del ascenso del nacional socialismo o nazismo en Alemania. Cada uno de estos sistemas es a su manera una forma de saqueo, un dispositivo de organización para conseguir que todos los que viven o tratar de vivir en él sirvan a los oligarcas, los gobernantes y los políticos que los impusieron: hombres de negocios estadounidenses, británicos y alemanes.

Detrás de la máscara de los secretos, los banqueros internacionales nunca estuvieron en guerra entre ellos, y esa es sólo una faceta sucedánea de un ambicioso y amplio sistema de cooperación y alianza internacional para el control del mundo. Este sistema feudal funcionó en la década de los años 1920 y 1930, tal como funciona hoy en día, por medio de la banca central privada de cada país donde controlan la oferta monetaria de las economías nacionales: el Sistema de la Reserva Federal, el Banco de Inglaterra, el Reichsbank de Alemania y el Banco de Francia, influyeron más o menos directamente en el aparato político de sus respectivos países a través del control de la oferta monetaria y la creación de condiciones económicas favorables o desfavorables, según el caso, mediante el suministro o la retirada del apoyo con fondos a los políticos y a los partidos políticos. 

Para alcanzar su objetivo, la banca internacional y sus conglomerados en aparente pugna, controlan cada nación, cada movimiento político, cada institución social. Y en cualquier momento tienen un vehículo idóneo para avanzar en sus objetivos. Estados Unidos lidera la globalización económica y financiera, y sirve de guarnición para la guerra en el planeta. Incluso le dio al mundo un idioma global. Pero es irremediable, ha comenzando a entrar en declive. Solo hay un país que tiene el potencial para ejercitar tal poder en el futuro cercano: Alemania.

Desmantelada la Unión Soviética se facilitó la reunificación de la nación alemana, en la actualidad el país más poderoso de Europa. Alemania es el exportador mundial más importante y tiene un excedente comercial mayor que China. Alemania está empleando esta crisis de burbujas financieras para poner a otras naciones de Europa a sus pies. Mantendrá el euro y la eurozona pero las otras naciones tendrán que someterse de hecho al control alemán. Esto incluye a Gran Bretaña. Y está forjando una alianza estratégica de largo alcance con Rusia, ganando así el control de la Unión Europea. Pero necesita algo más para cimentar su control de Europa que la fuerza económica y la voluntad política. Necesita una base espiritual y cultural para su imperio naciente.

El Vaticano y la Iglesia Católica Romana se han visto siempre a sí mismos como sucesores del Imperio Romano. Sus ambiciones son imperiales al igual que espirituales. De hecho, condujeron la fundación de la civilización occidental en Europa. El control global también requiere un sistema cultural y religioso global: no una religión única mundial, una imposibilidad en estos momentos, sino un sistema ecuménico global. Sólo la Iglesia Católica está en posición de servir como piedra angular para tal sistema. El próximo dominador del mundo será una Europa forjada sobre la base del eje Berlin-Vaticano. Es bastante probable que en el futuro, como ya ocurriera en el pasado, las bazas se vuelvan contra Alemania para destruirla usando a China o a Rusia para tal propósito.

Oro, Petróleo y Estupefacientes. En cualquier situación particular hay un Marco Dominante en el cual todo lo relacionado al asunto puede ser interpretado como fruto de beneficio. Tres ciudades son el centro del poder mundial. No pertenecen a ninguna nación, no pagan impuestos ni rinden cuentas a nadie. Se llaman a sí mismas ciudades-estado, son legalmente independientes, tienen su propia bandera e identidad común y quasi secreta.

Washington District of Columbia, no es parte de la ciudad de Washington ni de los Estados Unidos, y tiene su propia constitución de independencia; la constitución del distrito de Columbia opera bajo la tiránica ley romana llamada `Lex Fori`, vigente desde el año 1810 y aceptada por el congreso de Estados Unidos en el año1871, como la décima tercera enmienda, la del título de nobleza, y que no aparece en las copias actualizadas de la constitución americana.

La ciudad interna de Londres, la corporación de la City londinense, que no pertenece a Londres ni a Inglaterra, se tornó estado soberano porque el rey Willian III, cliente del primer banquero Rothschild, tuvo que entregarla como garantía al recién creado Banco de Inglaterra en el año 1694, como compensación de guerra, y hoy es sede absoluta del poder bancario mundial, la llamada Corona, que por increíble que parezca nada tiene a ver con la monarquía inglesa, una prefectura de las trece familias más ricas y aristocráticas del mundo, los Rochschild, Warburg, Oppenheimer, Schiff, Kuhn-Loeb, el círculo a la sombra del verdadero poder en el Reino Unido. Sólo diecisiete empresas están autorizadas a operar como bancos comerciales en la City londinense, el distrito financiero del Reino Unido. Todos deben ser aprobadas por el Banco de Inglaterra. De hecho, la mayoría de los Gobernadores del Banco de Inglaterra provienen de los socios de estas diecisiete empresas.

La ciudad del Vaticano, que no hace parte de Roma ni de Italia, un estado en medio de la ciudad de Roma, que obtuvo tal condición después de la firma del tratado de Letrán con el gobierno fascista de Benito Mussolini en el año 1929, cuya Constitución de la Ciudad del Vaticano era una cuestión de primordial importancia para establecer el papado como poder político, que incluye beneficios aduaneros, fiscales y diplomáticos, y puede decirse que lo convirtió en una especie de principado con una posición única en el mundo de ser al mismo tiempo un Estado secular y sagrado, en función de las circunstancias de su carácter temporal o espiritual, exento de todas las normas establecidas por las leyes internacionales, de colosal poder y riqueza, ya que no sólo domina la vida espiritual de 2.000 millones de personas, sino que posee también inmensas inversiones en oro en la banca Rothschild, bienes raíces y propiedades exclusivas en casi todos los países del mundo, obras y objetos de arte únicos e inigualables, acciones en mega corporaciones como Shell, Fiat o General Electric, prácticamente obteniendo su fortuna al precio de comerciar con la culpa y el pecado de generaciones de creyentes católicos. 

Las tres ciudades constituyen lo que se llama el `Imperio de las Ciudades`, un imperio corporativo que controla el mundo cual un trídente: Londres en lo económico, Washington en lo militar y el Vaticano en lo espiritual. Las colonias de la Corona son controladas por el imperio de las Ciudades, cuyo símbolo máximo es un obelisco fálico en piedra que se levanta en lugares estratégicos de cada una de ellas. En el distrito de Columbia es el obelisco a George Wasihgton, el de Londres en un auténtico monumento egipcio conocido como la aguja de Cleopatra, y el del Vaticano también proviene de Egipto y se encuentra en pleno centro de la plaza de San Pedro. Estos obeliscos se asientan sobre un círculo solar que representa la vagina, honran al dios Amon Ra y simbolizan la fertilidad, describen la unión sexual, es la etimología de la palabra amén repetida en las oraciones de todas las religiones monoteístas, y significa escondido u oculto, literalmente `el señor dios del señor´.


´La realidad del asunto es que un gran elemento financiero en los centros más grandes ha controlado el gobierno desde los días de Andrew Jackson´.  Franklin D. Rooselvert.

En el año 1750, Mayer Amschel Bauer (1744-1812) fundó como banco un negocio de orfebrería que fuera de su padre en Frankfurt y cambió el nombre de la familia por el de Rothschild, representando en la fachada de su establecimiento el blasón de los judíos protestantes y jázaros en Europa oriental, un escudo rojo con el hexagrama de Sión. Un apellido forjado que significa textualmente `escudo de Salomón`. El hexagrama -estrella de David o sello de Salomón- que hoy está presente en la bandera del estado de Israel y el símbolo mundialmente más conocido de los judíos, es el mismo del escudo de la casa Rothschild. No estaba considerado un símbolo judío hasta que se adoptara por parte del clan Rothschild y puede encontrarse como heráldica común a otras culturas y religiones. Mayer Bauer tuvo cinco hijos y cinco hijas. Los nombres de sus hijos eran Amschel, Salomón, Nathan, Kalmann o Karl y Jacob o James. Su ascensión se aceleró cuando logró los favores del príncipe Willian IX de Hesse-Hanau que lo convirtió en su banquero personal. Es de ahí que nace la inmensa fortuna de la casa Rothschild y la banca internacional como tal, una riqueza marcada por la financiación de guerras y conflictos económicos entre estados, cuya base es el negocio del oro.

El patriarca Mayer Amschel Rothschild había descubierto el principio base del poder, la influencia y del control sobre las personas tal como debe ser aplicado a través de la economía: ´Cuando usted asume la apariencia de poder, las personas se lo dan pronto´. Descubrió que el dinero o las cuentas de crédito sobre depósitos tenían la apariencia necesaria del poder que puede ser utilizado para inducir a las personas -la inducción a las personas entendida como un campo magnético con gran capacidad de atracción social- a intercambiar sus riquezas contra una promesa de riqueza mayor, en vez de una compensación real.

Al crear vínculos estrechos con las oligarquías europeas, la banca Rothschild se volvió la fuerza oculta tras la mayoría de los acontecimientos socio políticos de los últimos siglos. Ha sido procedimiento normal de operación de los agentes Rothschild el controlar ambos lados en todo conflicto. Bajo el principio de acción, debe tenerse un `enemigo` si va a cobrar al soberano objeto de un préstamo de guerra, acumularon una inmensa riqueza marcada por la financiación de revoluciones, guerras y conflictos entre estados. Porque donde no hay guerra hay que inventarla para hacer negocios. Es el privilegio financiero del que goza la banca con la creación de crédito. La clave del éxito para el control mundial está en la capacidad de crear y administrar salvajes colapsos y recesiones económicas, que conducen a convulsiones sociales como una técnica de ablandamiento por crisis arrolladoras de deuda masiva.

´De las aproximadamente veinte civilizaciones que han existido en toda la historia humana, quedan dieciséis; de éstas, doce, tal vez catorce civilizaciones, fueron culturas destruidas por extranjeros con el poder suficiente para alterar la civilización, destruir su establecimiento, los modos de pensamiento y acción, y, finalmente, llevar a cabo su eliminación. De estas doce civilizaciones restantes, seis han sido destruidas por los europeos que llevan la cultura de la civilización occidental. Cuando consideramos el número incalculable de otras sociedades, más simples que las civilizaciones, que ha destruido la civilización occidental o está destruyendo, sociedades tales como los hotentotes, los iroqueses, los habitantes de Tasmania, navajos, los caribes, y muchas otras, todo el poder aterrador de la civilización occidental se hace evidente. La civilización Occidental destruyó a los Aztecas en 1519, a los Incas en 1534, al imperio Mongol en el siglo XVIII, al imperio Otomano hacia 1774, al imperio manchú a partir de 1790, y al imperio Tokugawa en 1853, haciendo el mismo papel que los visigodos y otras tribus bárbaras realizaron sobre el imperio Romano a partir de 377.

En cada caso, los resultados de la colisión de dos civilizaciones, una en la era de la expansión y la otra en la era de la decadencia, era inevitable. La que se expandía destruyó a la decadente. Durante gran parte de los últimos 400 años que culmian en la siglo XX, los márgenes de Asia han sido ocupados en semicírculo por las civilizaciones islámica, hindú, china y japonesa. Esto bajo la presión de la civilización Occidental que viene de los océanos y de la civilización ortodoxa Rusa que empuja hacia fuera desde el centro de la masa terrestre de Eurasia.

La presión oceánica se inició con Vasco da Gama en la India en 1498, culminó a bordo del acorazado Missouri en la bahía de Tokio en 1945, y continuaba con el ataque anglo-francés en Suez en 1956. La presión de Rusia desde el corazón continental se aplicó a las fronteras interiores de China, Irán y Turquía desde el siglo XVII hasta la actualidad. Gran parte de la historia del siglo XX ha surgido de la interacción de estos tres factores: el corazón continental con la energía de Rusia, las culturas destruidas de la Franja de Amortiguamiento de Asia, y los poderes marítimos de la civilización Occidental´. Carroll Quigley.

La Europa de la cultura del Renacimiento italiano se apoderó de lo que llamaría el continente Americano. Al norte del río Grande la Reforma puritana exterminó a los nativos e inició la era del capitalismo salvaje de la civilización Occidental. En cambio hacia el sur la Contrarreforma jesuita esclavizó a millones de aborígenes con idéntico propósito. Y en medio de aquello el África, cuna razas, que aún aportó más sangre y estigma al drama humano de la expansión territorial europea.

El primer banco central privado fue el Banco de Inglaterra, que surgió a raíz de las deudas de la guerra contra Francia que contrajo el rey Willian III -príncipe de la dinastía protestante holandesa de la casa de Orange-; en 1694, con la ayuda del agente William Paterson, persuadieron al tesoro británico para que pidiera un préstamo de £ 1,25 millones de libras a los banqueros judíos Rothschild, de quienes Paterson fue su principal agente en el reino. Como era obvio la deuda de la corona inglesa creció rápidamente, y al final no quedó otra opción que aceptar las condiciones exigidas por los banqueros. Esas condiciones eran: 1. Los nombres de los prestamistas se mantuvieron en secreto, y tendrían como garantía la fundación del Banco de Inglaterra, en realidad un banco central privado de propiedad de los banca Rothschild; 2. Se concedía a los directores de dicho banco el derecho a fijar el precio del oro en relación al papel moneda emitido mediante deuda; 3. Se les autorizaba prestar £ 10 libras de papel moneda por libra de oro depositada; 4. Se consolidaban las deudas del reino asegurando su repago a través de los impuestos directos sobre la nación. Este tipo de transacción permitía al banco obtener unas ganancias del 50% invirtiendo apenas un 5%. Y era el pueblo inglés quién tenía que pagar. A los prestamistas no les importaba no ser reembolsados, ya que el endeudamiento les permitía mantener influencias sobre el desarrollo de la política soberana de la corona de Inglaterra. Con ello la deuda inglesa aumentó de £ 1,25 millones de libras en el año 1694 a £ 16 millones de libras en 1698.

Se estableció así una increíble matriz histórica de alcance oculto e insospechado. La emisión del dinero estuvo y está todavía indefectiblemente en manos de la banca internacional. Alrededor de tales intereses han ocurrido las peores guerras y las grandes `revoluciones` de la historia moderna. Su propósito inicial fue financiar y controlar el movimiento revolucionario mundial y utilizarlo como su manual de acción para ganar el dominio total de la riqueza, los recursos naturales y mano de obra del planeta. Con ese estratagema Mayer Amschel Rothschild desplegó su plan. El proyecto sería respaldado por el poder que se podía comprar con sus propios recursos acumulados. El engaño deliberado de la expansión y la contracción del crédito compone el sistema bancario fantasma apuntalado por bonos del Estado que son el fundamento mismo de la operación de financiamiento de los bancos.

Después de la independencia de los Estados Unidos, cuya causa fundamental no fue otra que la imposición inglesa de prohibir la emisión de moneda en las que eran sus principales colonias, la banca privada creó en 1791 un banco central bajo el modelo inglés de emisión monetaria Rothschild, el llamado First National Bank –Primer Banco de los Estados Unidos-, que tuvo como mentor a su agente Alexander Hamilton, ministro del Tesoro. Benjamin Franklin y Thomas Jefferson se opusieron ferozmente a la idea de un banco central privado que controlara la moneda estadounidense.


´Aquí están los hechos simples de la gran traición. Wilson y House supieron que ellos estaban haciendo algo importante. Uno no puede sondear los motivos y este par quizás creyó en lo que de ellos dependía. En lo que ellos no creyeron era en un gobierno representativo. Ellos creyeron en el gobierno por una oligarquía desenfrenada cuyos actos se pondrían sólo claros mucho tiempo después de un intervalo en que el electorado sería por siempre incapaz de hacer algo eficaz para remediar las depredaciones´. Ezra Pound (St. Elizabeth’s Hospital, Washington, D.C. 1950).

Para 1913 la Reserva Federal había quedado definitivamente en manos de la banca emisora internacional sin que ninguna fuerza humana pudiera ya impedirlo. El Banco de Inglaterra con sus bancos subsidiarios en los Estados Unidos, bajo el dominio de JP Morgan, el Banco de Francia, y el Reichsbank de Alemania, compusieron los enclaves bancarios de cooperación cuyo objetivo principal era la explotación y la quiebra de las naciones, fuente primaria de su riqueza.

´No me importa qué marionetas se ubiquen en el trono de Inglaterra para gobernar el Imperio en el que nunca se pone el sol. El hombre que controla el suministro de dinero de Gran Bretaña controla el Imperio Británico´. Nathan Mayer Rothschild.

La dinastía Rothschild usurpó la riqueza del mundo a través del engaño y la intriga, que se financia por el dinero y el poder que acumularon al hacerse con el control sistémico de la oferta monetaria mundial. Ese es el gobierno invisible y virtual que no debe fidelidad a pueblos, estados o naciones, y de los cuales se sirve a su antojo. Una organización hermética muy diseminada en el alto mundo de la política y las finanzas, que se proyecta hacia la instauración de un gobierno global unificado. Esta entidad de increíble riqueza material hará todo lo posible para lograr ese tipo gobernanza, aun cuando sea necesaria una tercera guerra mundial para proclamarlo.

Es más que interesante observar cómo muchos asesinatos de presidentes de los Estados Unidos coinciden con su preocupación por la emisión del dinero público.

En 1811 terminó el contrato del banco emisor en manos de la banca internacional con Estados Unidos. La economía estadounidense había quedado desestabilizada de tal modo que el acuerdo de cinco años no fue renovado. La banca Rothschild usó toda  influencia en el parlamento británico para que Inglaterra exigiera la devolución de sus colonias en Norteamérica. Eso originó la guerra con Inglaterra entre 1812 a 1814. Este conflicto endeudó tan fuertemente a Estados Unidos que no tuvo otra alternativa sino pedir nuevamente crédito a la banca internacional.

Después de los manejos tendenciosos que condujeron a una severa crisis económica, en 1832, el presidente Andrew Jackson vetó la renovación de la concesión de la emisión monetaria a los banqueros con el apoyo a regañadientes del Congreso. El resultado fueron graves turbulencias políticas, pero el presidente Andrew Jackson logró su objetivo y consiguió cancelar la totalidad de la deuda de la Unión e impidió se les entregara a la banca internacional lo que llamaron el Second National Bank –Segundo Banco de los Estados Unidos-, otro nombre para el mismo formato de emisión monetaria. A raíz de ello, en enero de 1835, los banqueros organizaron un frustrado intento de magnicidio en su contra. Tal como estaba configurado era un monopolio inconstitucional, y representaba un gran peligro para la nación el tener un banco central dominado de forma absoluta por unos intereses capaces de envolver a la sociedad en la espiral de una deuda perpetua.

´El no tener control de nuestro dinero, el recibir el dinero público de manos privadas y el mantener así a miles de nuestros ciudadanos en un estado de dependencia, sería peor y más peligroso que cualquier enemigo militar y naval´. Andrew Jackson.

William Henry Harrison fue electo a la presidencia de los Estados Unidos en 1841. Tenía 67 años al momento de su elección, sin embargo murió envenenado sólo 35 días después de haber jurado su cargo. Ese día dijo: `No admitimos ningún gobierno por derecho divino en cuanto al poder se refiere, nuestro benefactor y creador no ha hecho distinciones entre los hombres; de modo que todos sean iguales y que el único derecho legítimo de gobernar sea otorgado a los gobernantes por el deseo expreso de los gobernados`. Fue pues otra víctima más de ese temible poder oculto que gobierna más allá de su pesar a las naciones.

Con el gobierno de Abraham Lincoln la situación adquiere ribetes trágicos. Los estados federales del Norte lucharán una guerra civil fratricida contra los estados condeferados del Sur, financiada por los mismos poderes a la sombra que Andrew Jackson sólo había neutralizado a medias. Los estados del Norte recibieron préstamos de guerra de la casa Rothschild de Londres, mientras que los estados del Sur los recibían de la casa Rothschild de Paris.

La ecuación del `equilibrio de fuerzas` estaba dada y la conflagración significó grandes beneficios para sus síndicos fiduciarios. El origen de la confrontación hay que rastrearlo hasta la decisión del presidente Abraham Lincoln de emitir los `greenbacks`, una moneda respaldada por el gobierno federal estadounidense sin el costo de una deuda con la banca privada, y también en la circulación de los dólares de plata con respaldo federal. Tal amenaza no podía tolerarse, significaba el fin de un tipo ya natural de dominación en el mundo. En abril del año 1865, Abraham Lincoln fue asesinado por un pistolero.

Si bien la esclavitud fue abolida, había servido de treta para una última gran guerra. Igual las monarquías de Europa ya estaban concertadas, en última instancia es mejor ser el propietario del trabajo del obrero, que llevar consigo la carga por la propiedad del esclavo, es decir, el capital controla mejor la mano de obra mediante el control de los salarios.

Eliminado el obstáculo que representaban las decisiones políticas del asesinado presidente, como es usual quedó una vez más patente para la historia la capacidad de corrupción que la banca internacional es capaz de desplegar contra las naciones que pretenden mantener su soberanía constitutiva. Sobornado el congreso, en 1873, salieron de circulación y luego desaparecieron los dólares de plata, cuando se aprobó la ley de acuñación, la Coinage Act. En tres años la crisis financiera subsiguiente a semejante medida provocó una caída generalizada de la economía de los Estados Unidos.

En 1881 fue electo presidente James Gardfield. Ya en su discurso de posesión acusó a la banca internacional de la grave crisis social en la que estaba inmerso su país. Cuatro meses después otro pistolero lo hirió de muerte. Un nuevo ciclo diseñado de auge y depresión económica científicamente matrizado por la banca siguió al magnicidio.

Entonces impusieron la emisión monetaria con base en el oro y prepararon el terreno para lo que seguiría mediante otros agentes Rothschild en los Estados Unidos, el banquero J.P. Morgan, Paul Warburg de la banca Khun Loeb&CO y August Belmont. En la inicio del siglo XX, J.P. Morgan financió a gran escala los mayores monopolios del país, el petróleo de la Standard Oil de John Rockefeller, los ferrocarriles de Edward Harriman y las siderúrgicas de Andrew Carnigie, entre otros rentables negocios.

'Quien controla el volumen de dinero en nuestro país es dueño absoluto de toda la industria y el comercio. Cuando usted se da cuenta que de una u otra forma, todo el sistema es muy fácil de controlar por unos pocos hombres poderosos, no tendrá que averiguar demasiado para saber cómo se originan los periodos de inflación y depresión'. James Gardfield.

La teoría oficial dice que el presidente William McKinley fue asesinado en el año 1901 por el falso militante anarquista Leon Czolgosz. Existen pruebas que refutan esta tesis y apuntan hacia el inefable gobierno permanente de los Estados Unidos. Por aquel entonces los obreros anarquistas representaban la verdadera amenaza para ese poder tras bastidores. Después del asesinato otro masón, Theodore Roosevelt, asume la presidencia.

La banca no pudo arrebatar el control de la emisión de dinero de los ciudadanos de los Estados Unidos, a quienes había sido designados a través del Congreso por la constitución, hasta que finalmente éste le concedió el monopolio de un banco central. El presidente Woodrow Wilson firmó el Acta de Reserva Federal el 23 de diciembre de 1913, en lo que se conoce como la ´masacre de navidad´. La historia demostró que en ese día la constitución dejó de ser el pacto de gobierno y el pueblo estadounidense, y que sus libertades fueron entregadas a un minúsculo grupo de banqueros internacionales.

El 4 de junio de 1963, el presidente John F. Kennedy firma Orden Ejecutiva 11110, que devuelve al gobierno de Estados Unidos la facultad de emitir moneda, sin pasar a través de la Reserva Federal. Menos de seis meses después, el 22 de noviembre del año 1963, es asesinado por la misma razón por la que se eliminó al presidente Abraham Lincoln en 1865, quería imprimir dinero con verdadero respaldo federal.

Cuando John F. Kennedy decidió regresar el dólar al estándar de respaldo en oro, y el desmantelamiento de la Reserva Federal, en realidad cuando se atrevió a ejercer de hecho la autoridad de liderazgo otorgado al presidente por la Constitución de los Estados Unidos, John F. Kennedy dictó su propia sentencia de muerte.

Esta Orden Ejecutiva 11110 fue rescindida por Lyndon Baines Johnson, en una de las primeras acciones que llevó a cabo como presidente de los Estados Unidos. Para los propósitos del caso el supuesto asesino de John F. Kennedy, Lee Harvey Oswald, era un comunista confeso. La paranoia anticomunista alcanzaba en la época un conveniente apogeo. John F. Kennedy también quiso poner fin a la guerra de Vietnam y al dominio de la Agencia Central de Inteligencia -CIA- al interior del gobierno.

En junio de 1968 fue asesinado el candidato a presidente de los Estados Unidos, Robert Kennedy. Hoy día quedan pocas dudas de que se trató del final de una saga de magnicidios. Los hermanos Kennedy fueron hombres del sistema, el problema era que plantearon una serie de cuestiones inasumibles para la oligarquía estadounidense. Éstas consistían básicamente en reducir la influencia del lobby militar armamentístico en la política nacional y en emitir la moneda al margen de la banca privada, un conjunto de grupos de influencia indebida que no estaban dispuestos a renunciar a sus privilegios y a la posición de poder y que sin duda fueron la mano oculta que movió los hilos en estas conspiraciones letales.

En marzo de 1981, Ronald Reagan sobrevive a un intento de asesinato. El pistolero se llama John Hinckley Jr, las versiones oficiales afirman se trata de un perturbado mental, pero es el hijo renegado de una familia amiga de los Bush que ha hecho importantes contribuciones a la campaña política de George Bush padre.

Una matriz de poder ni más ni menos de doscientos años de existencia, capaz de ejecutar públicamente de la manera más soez e impune a aquellos presidentes que no se acogen a sus exigencias. Para fines de historia oficial el culpable usual es un desquiciado que opera por cuenta propia.

Se estima que la banca Rothschild al 2010 tuvo una fortuna acumulada de 5 millones de millones de dólares, cinco billones de dólares en español, o cinco trillones de dólares en inglés, que equivalen al Producto Interno Bruto nominal de China, o al tercer lugar global, detrás de la Unión Europea y Estados Unidos.

El banco `N.M. Rothschild & Sons` se halla en el centro del mercado mundial del oro: en este banco fijan dos veces al día el precio internacional del oro, junto a otros los cinco bancos especializados en oro de mayor relevancia. A pesar de la enorme marea de papel moneda piramidal y bonos que inundan el mundo, en algún momento toda extensión de crédito basarse en algún depósito de oro en un banco en algún lugar del mundo. Debido a este factor los banqueros de la City de Londres, con su poder de fijar el precio diario del oro, son los árbitros finales de los volúmenes y del precio del dinero en aquellos países que deben someterse a su poder.

Pero el `N.M. Rothschild & Sons` también está envuelto en algunas de las más sucias operaciones del servicio secreto, las que podrían llamarse de `armas versus drogas`. Gracias a sus buenos contactos dentro de los más altos rangos del servicio secreto británico obtuvieron que no se mencionara su complicidad con una de las más peligrosamente ilegales redes del servicio secreto, a saber la del BCCI -Bank of Credit and Commerce International-. En realidad el Banco Rothschild formaba parte del núcleo central de esa maraña de bancos lavadores de dinero de la CIA y del MI-6, que durante los años de la décadas de los setentas y ochenta financiaron proyectos clandestinos.

Un director del BCCI, el sheik árabe saudita Kamal Adham, fue el jefe del servicio secreto de su país mientras George Bush padre era jefe de la CIA, durante el gobierno Reagan. Hasta entonces ningún periódico occidental había revelado que en medio de la gigantesca e intrincada maraña ilegal del BCCI estaba el grupo Rothschild, ligado con el mega especulador George Soros. El personaje clave de estos negocios era el Alfred Hartmann, gerente comercial de la filial suiza del BCCI -la Banque de Commerce et de Placement SA-, del Rothschild Bank AG de Zürich y miembro del Directorio del `N.M. Rothschild & Sons`.

`Hay dos historias: la historia oficial, embustera, que se enseña ad usum delphini, es decir, con las censuras del caso, y la historia secreta, en la que se encuentran las verdaderas causas de los acontecimientos: una historia vergonzosa`. Graziano.

Los primeros banqueros internacionales fueron los caballeros Templarios, una sociedad hermética creada durante la Edad Media por el aún más secreto ´Priorato de Sion´, en la época de las cruzadas cristianas para recuperar la Tierra Santa del dominio musulmán. Los caballeros Templarios eran obligados a tomar juramentos de pobreza y castidad para convertirse en miembros. Su misión jurada era la de vigilar los caminos a Tierra Santa. Su despliegue fue tan grande que se convirtió en una fuerza política con la que incluso los reyes tenían que contar. Fueron los depositarios seguros del dinero y los tesoros de los señores feudales y los monarcas mientras marchaban a luchar por Jerusalén y Tierra Santa.

Estos primeros rudimentos de los bancos, que se crearon en toda Europa y el Medio Oriente, eran en realidad los primeros bancos internacionales. También desarrollaron un sistema de principios para el control y compensación, de manera que el dinero era retirado de un ´banco´ en Jerusalén por un señor feudal con sólo escribir una especie de cheque primitivo sobre la base de su tesoro en custodia en Europa. De hecho esta organización hermética reconocida como ´Priorato de Sion´, todavía ejerce un poder secreto extraordinario en la Europa moderna y ha ejercido una gran influencia en la creación de la actual Unión Europea. La constante incitación al odio contra los musulmanes radica en el simple.hecho que el Islam prohíbe la usura o el préstamo de dinero a interés.Y esa es la razón para que la propaganda occidental insista en que hay que matarlos o convertirlos. Niegan someterse a monedas emitidas en base al interés, no quieren ser esclavos de una deuda originaria.

La banca Rothschild ha sido prestamista original de los Rockefeller y de todo el desarrollo petrolífero, ferroviario y bancario en Estados Unidos; a través de los Morgan -banca y ferrocarriles-, Harriman -ferrocarriles y altas finanzas- y Rockefeller -petróleo y banca-. En aquella época, el control de los ferrocarriles, el petróleo y la banca implicaba controlar gran parte del poder real en los Estados Unidos. Es muy llamativo que el clan Rothschild, intenten mostrarse a sí mismos como un poder en decadencia desde mediados del siglo XIX, argumentando que no pudieron instalarse como banca en los Estados Unidos. Resulta contradictorio con el hecho de que a través de la financiación estratégica ejercieron el control sobre tres principales negocios de los Estados Unidos.

En un artículo de la McClure’s Magazine de agosto de 1911, titulado `Los Siete Hombres`, su autor John Moody afirmaba: `Siete hombres de Wall Street controlan ahora una gran porción de la industria y los recursos fundamentales de los Estados Unidos. Tres de los siete hombres, JP Morgan, James J. Hill y George F. Baker, director del First National Bank de Nueva York, pertenecen al llamado grupo Morgan, cuatro de ellos, John D. y William Rockefeller, James Stillman, presidente del City Bank, y Jacob H. Schiff de la firma de banca privada de Kuhn, Loeb Company, al llamado grupo Oil City Bank. La maquinaria central del capital extiende su control sobre los Estados Unidos. El proceso no sólo es económicamente lógico, sino prácticamente automático`. Es un hecho que muchos de los datos facilitados por la Oficina del Contralor de la Moneda se centran sólo en los siete mayores bancos de Estados Unidos. Por ejemplo, en el tercer trimestre de 1998, estos fueron: Chase Manhattan, Morgan, Citibank, Banco de las Naciones, Bankers Trust, Bank of America y el First National Bank de Chicago. El gran capital estadounidense continúa inamovible en las mismas manos.

La banca Rothschild creó el estado de Israel como su efecto personal para hacerse más ricos y poderosos.  Son hechos probados que la banca Rochschild, siempre a través de sus agentes, financió a los primeros pobladores del nuevo estado de Israel, manipuló los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial y el ascenso nazi en Alemania, y más tarde emplearon el argumento de la persecución y holocausto de los judíos por parte de la Alemania nazi, para conseguir su objetivo final, que no era otro que crear su propio `feudo` en Palestina donde la gente pudiera ser controlada y abusada desde su creación: Israel.

El plan se denominó `sionismo` y la planificación ya había comenzado en el siglo XIX, cuando se comenzó a reclamar, por medio de políticos a sueldo de la banca Rochshild,  la necesidad de crear un estado en Palestina para que los judíos volvieran a su `madre patria`.

En el año 740, en las vastas tierras entre el Mar Negro y el Mar Caspio, un territorio conocido como Khazaria, en la actualidad predominantemente ocupado por Georgia, siendo también parte de Rusia, Polonia, Lituania, Hungría y Rumania, la raza judía moderna nace, los Ashkenazi, una raza que por cierto no es judía y cuyo idioma es el yiddish, que nada tiene que ver con el idioma hebreo, y que hoy representan el 90% de los judíos del planeta, un reino que por necesidades de sobrevivencia se convirtió entonces al judaísmo.

Se controla el gobierno israelí a través del Mossad, su temible servicio de inteligencia. ¿Quién formó el Mossad? El general del ejército nazi Reinhard Gehlen, quien había sido hasta la capitulación alemana en la segunda guerra mundial, el oficial jefe de la inteligencia del Wehrmacht de Adolf Hitler en el frente de guerra contra la Unión Soviética. Era 24 de agosto de 1945, dos semanas después de la rendición de Japón y tres meses luego de la capitulación alemana. Reinhard Gehlen abordó un avión de transporte con el uniforme de batalla de un general estadounidense, arribó al aeropuerto Nacional de Washington y fue llevado a Fort Hunt en las afueras de la capital. La Guerra Fría había empezado. Pero antes de volar a Washington para negociar su incorporación a la CIA, Reinhard Gehlen recibió la Orden Soberana y Militar de Malta por gracia del Papa Pío XII, y poco después fue nombrado general del ejército estadounidense por una ley ad hoc del Congreso.

La contribución realizada por el capitalismo estadounidense a los preparativos de guerra alemanes antes de 1940 sólo puede calificarse de colosal. Entre los nombres y corporaciones de esa aristocracia financiera que repontenciaron con su asistencia el ejército alemán o Wehrmacht están: el emporio de la familia Harriman, por parentesco íntimamente vinculada a Prescott Bush, padre y abuelo de los futuros presidentes de los Estados Unidos; American IG Farben, General Electric, la Standard Oil de Nueva Jersey de los Rockefeller, Ford Motor Company, IBM; Hjalmar Horace Greeley Schacht, el genio financiero del nazismo; el banco de JP Morgan, entre muchos otros.

A partir de 1935, la prosperidad alemana se basó en los preparativos de guerra. Más importante aún, la industria alemana estaba bajo el control de los nazis y dirigida a servir al rearme de Alemania, la empresa mencionada con mayor frecuencia en este contexto fue el gigante químico IG Farben, la abreviatura de Interessen-Gemeinschaft Farbenindustrie AG,  un sindicato de las empresas del colorante, o grupos de interés en español, también llamada IG Farbenfabriken. Un conglomerado alemán de sociedades constituidas durante la primera guerra mundial.

Este monopolio industrial como no se había conocido otro hasta entonces, logró desarrollar en 1926 un método para convertir el carbón en gasolina. La Standard Oil de los Rockefeller y toda la gran banca de inversión de Wallstreet eran sus principales accionistas. Fue el negocio que durante la guerra se mantuvo con el trabajo de mano de obra esclava de los campos de concentración nazis. En principal agente de enlace entre los nacional socialistas y los barones de Wallstreet fue el banquero alemán Horace Schacht, quien creó el Banco Internacional de Cuentas con sede en Suiza, y donde se reunían los fondos con lo que la banca internacional financiaba tanto al nazismo como al comunismo soviético. Otras empresas estadounidenses que aportaron con activos y dinero para tal propósito fueron: IBM, General Electric, ITT, Ford Motor Company, General Motors, DuPont, Internacional Harvester, Unión Bank.

´El comunismo, que aún no ha aparecido pero que aparecerá poderoso y será intrépido y desinteresado como el pensamiento, se identificará con la dictadura del proletariado y aunque de él se hable ahora muy poco será el héroe tenebroso al que se reserva un magno pero pasajero papel en la moderna tragedia. Solo espera la orden para entrar en escena. La guerra entre Francia y Prusia, que será sólo el primer acto del gran drama, el prólogo. El segundo acto será el europeo, la revolución universal, el gran duelo de los desposeídos contra la aristocracia de la propiedad. Entonces no se hablará más de nación ni de religión. Solo existirá una patria, la Tierra. Y una sola fe, la felicidad sobre la Tierra porque existirá quizás tan sólo un pastor y un rebaño, un pastor libre con un cayado de hierro, y un rebaño humano esquilado y balando de modo uniforme´. 
Heinrich Heine. Julio de 1842. 


La nueva Babilonia invade Mesopotamia

Antes de que Estados Unidos, Israel y Gran Bretaña desencadenaran la ocupación colonial de Irak en marzo de 2003, sunníes y chiíes, musulmanes y cristianos, árabes y kurdos convivían en relativa armonía a pesar del crudo ambiente político que se respiraba durante la dictadura de Saddam Hussein. Es erróneo afirmar que los grupos étnicos y religiosos mencionados estén ahora masacrándose unos a otros, cuando en realidad son los ejércitos de la ocupación quienes están exterminándoles a todos.

Dividir Irak destruyéndolo y abocándolo a un infierno de limpieza étnica es un complot sionista que lo diseñó en 1982 el asesor de política exterior israelí Oded Yinon. Una conspiración que tenía como objetivo desestabilizar Irak en lo que se llamó operación `Clean Break` -empezando de cero-, y cuyos principales mentores fueron Benjamin Netanyahu, Richard Perle, Douglas Feith, David Wurmser, Meyrav Wurmser y Robert Loewenberg. Desde entonces ha tenido una ejecución sistemática y escalar por un grupo especial del Mossad, que lleva actuando en Irak desde la década de los años cincuenta, cuando la entidad sionista emprendió una campaña terror de falsa bandera contra la comunidad judeo-irakí. El objetivo absoluto de tal injerencia es fragmentar Irak como nación, para poder llevar a buen término su sueño del `Gran Israel` y asentar a sus colonias extremistas en las riberas de los bíblicos ríos Tigris y Eufrates.

El 23 de octubre de 1983 el ataque a un cuartel de Estados Unidos en Beirut, Líbano, provocó la muerte de 241 soldados. Testigos de alto rango afirman que los servicios de inteligencia Israel prepararon el atentado mediante la explosión de un camión bomba.

Una empresa fantasma conocida como SITE Intelligence Group es la principal fuente utilizada por los medios de prensa occidentales para difundir informaciones falseadas de asuntos sensibles árabes y musulmanes. SITE está controlado por Rita Katz, ex oficial del ejército de Israel, quien personalmente mantiene estrechos vínculos con Ben Venzke, del Intel Center, así como con agentes de alto rango del FBI y la CIA.  Se considera que Rita Katz es una protegida de Steve Emerson, consumado islamófobo y productor de la película propagandística `Jihad in America´. SITE cuenta también con el apoyo estratégico de Blackwater, ahora conocida como XE Service, el ejército mercenario estadounidense responsable del genocidio de civiles por todo el Irak ocupado. SITE Intelligence Group es el propagador mundial de la existencia de al Qaeda como una red terrorista islámica de penetración global, cuando nada más es que un invento de falsa bandera de los servicios de inteligencia anglosajones, israelíes y saudíes.

Como ocurre con cada atentado de gran calado y numerosas víctimas civiles hecho mediante la detonación de carros bomba en Irak, los llamados IED -artefactos explosivos improvisados, por sus siglas en inglés-, o VBIEDs -vehículos con explosivos improvisados-, tanto el régimen iraquí como las fuerzas de ocupación no han arrestado a un sólo sospechoso, y difunden además la ridícula teoría que los coches bomba son obra de fanáticos militantes islámicos suicidas y que los IED o VBIEDs, son explosivos elaborados por estos mismos insurgentes sin rostro. La sofisticada y destructiva fuerza de un explosivo improvisado, así como la meticulosidad y colocación estratégica de los coches bomba por todo Irak, sólo puede ser tarea de un único grupo en el mundo, el Mossad israelí, que se especializa en autos bomba de gran capacidad destructiva. El carro bomba es un arma de alta complejidad cuya preparación requiere conocimientos especializados y una coordinación del tipo sólo disponible por el estado o los servicios de inteligencia.

A finales de septiembre de 2003, un contratista privado del ejército llamado Zapata Engineering empezó a operar en el Irak ocupado con un contrato del Pentágono por valor de 200 millones de dólares; su función era destruir las municiones irakíes inservibles y almacenar las restantes en lugares asegurados por el ejército de Estados Unidos. Zapata Engineering recibió también en febrero de 2004 otro contrato similar por 32 millones de dólares del Cuerpo de Ingenieros del Ejército. Zapata Engineering contaba entre su arsenal en Irak con armas antitanque y rifles de Rafael Advanced Systems Limited, la principal fábrica de armas del estado de Israel.

Zapata Engineering es una empresa con oficinas en Carolina del Norte, Hawai y Tel Aviv. Zapata está asociada a Rafael Advanced Systems en la producción de los IED, muchos de los cuales van equipados con puntas de uranio empobrecido, así como de la tecnología de neutralización de disparadores que vende a Estados Unidos. Los IED tienen tal potencia de fuego que pueden levantar del suelo un tanque de 70 toneladas y perforar armaduras militares; la resistencia irakí sabe del alto nivel de sofisticación de esos explosivos, y ha dejado muy claro que ningún grupo irakí tiene capacidad para montar tales dispositivos, aunque las agencias de los servicios secretos e inteligencia exterior digan que sí. Si bien Zapata Engineering ya no opera oficialmente en Irak, siguen allí sus IED vinculados con Rafael Advanced Systems, causando estragos todos los días. Antes de la ocupación anglosajona en Irak no se detonaban coches-bomba. Pero después del 20 de marzo de 2003, al igual que los IED, los coches-bomba israelíes se ha convertido en el pan nuestro de cada día para la población irakí.

¿Podría fracasar el proyecto sionista? Varios estudios, es especial los realizados por el lobby sionista AIPAC -American Israel Public Affairs Committee- y el Fondo Nacional Judío de Alemania, muestran que hasta la mitad de los judíos que viven en Israel considera abandonar Palestina durante los próximos años, si se mantienen las actuales tendencias políticas y sociales. Una encuesta realizada en 2008 por mostró que el 59% de los israelíes se habían dirigido o pensaban dirigirse a una embajada extranjera para solicitar información o solicitar la respectiva segunda ciudadanía y un pasaporte. La cifra del 2011 se acerca al 70%. El denominador común es la inquietud y la ansiedad, tanto personal como nacional; el segundo pasaporte se considera una especie de póliza de seguro para el conflicto que se avecina. Los judíos tienen un miedo fatal a lo que pueda convertirse Israel, incluso aunque Estados Unidos siga apoyándole. Uno de los principales impulsos, reciente e inesperado para que los judíos quieran migrar de la Palestina ocupada, han sido la revueltas árabes que se desataron en 2011, y que pone en jaque los fundamentos del apoyo regional a Israel.

La cuestión es perpetuar un sistema mundial de control y dominio en manos privadas, demasiado grande para caer, capaz de acaparar el sistema político de cada país y la economía del mundo en su totalidad. Con una estrategia perfectamente planificada, mantiene una injerencia casi completa en las organizaciones internacionales, círculos de influencia y en el terreno de las comunicaciones de masas. Dentro de esa jerarquía hay un grupo especial, el financiero, que controla todo lo que puede convertirse en energía, y constituye una dictadura sobre cualquier modalidad de interacción, comercio e intercambio.

El poder ha sido centralizado en el ápice de la rama ejecutiva, una concentración que hace inevitable la dictadura. Aquellos que controlan al presidente indirectamente ganan el control virtual del poder de cualquier país. Mucho de esto se está llevando a cabo comprando todas las otras entidades con legislación ad hoc o mediante concesiones estatales `gratuitas`. El dinero es usado como cebo y el anzuelo es el gobierno. Para controlar la manufactura, el comercio, finanzas, transportes y recursos naturales, sólo basta controlar el ápice, el pináculo del poder de un gobierno. Si se quiere un monopolio nacional, se debe controlar un gobierno nacional. Si se quiere un monopolio mundial, se debe controlar un gobierno mundial.

¿Si no es por razones económicas, por qué surgen las guerras? ¿Un gobierno mundial con un solo ejército lograría un mundo sin guerras? Aquellos que manipularon los mayores conflictos bélicos del siglo XX ahora ofrecen la solución final. En un planeta con un solo gobierno y un único ejército no puede haber guerras sino una tiranía perfecta.

La doctrina militar del Pentágono sostiene que es posible gestionar, ganar y sobrevivir a una guerra nuclear, hasta transformar la hipermodernidad en una gran saga para demoler el planeta en una guerra global multidimensional autodestructiva. El poder de las armas nucleares, así como de las armas convencionales, su cantidad, precisión y calidad, son el paradigma mismo de la disputa por los recursos del mundo, el monopolio del petróleo y la necesidad de la civilización Occidental a importar la mayor parte de sus materias primas de los países en desarrollo, lo que tornan en inevitable una futura confrontación mundial, dado que el crecimiento económico de las grandes potencias industriales depende en toda regla de ello.

La teoría de la conspiración de la historia es un hecho probado aunque encubierto. El gobierno invisible del poder monetario posee total capacidad de provocar enormes crisis financieras artificiales y por tanto grandes y destructivas guerras en el corazón mismo del sistema. La denominadas primera y la segunda guerras mundiales originadas en Europa fueron minuciosamente moldeadas por la banca internacional, en específico la banca Rothschild y su inaprensible esquema de coacción financiera de doble vía.

Una guerra permanente de baja intensidad que involucra luchas de protectorado y principios de intervención ideológica contra todo tipo de gobierno, e incluye la guerra psicológica, la subversión armada y el paramilitarismo de estado, en una combinación de herramientas e instrumentos políticos, económicos, informativos y militares que buscan imponer agendas de dominación global bajo la premisa de crisis sucesivas con soluciones contraproducentes. En la mayoría de los casos es suficiente generar la percepción de un problema inexistente para llegar al mismo resultado y justificar cualquier acción del estado. Crean el caos y luego imponen su orden, un orden de conveniencia que les confiere más poder. Quien controla la información controla la sensación de lo que es posible y cierto. Los verdaderos periodistas son una minoría que recogen una versión oficial de los eventos, la revisan, verifican y analizan antes de comunicarla a la población. Los gobiernos no sirven a la gente, la manipulan y dirigen por el camino determinado que les marca una agenda, tal como se hace con un gran rebaño. Es la esencia de la naturaleza del estado imperial.

El poder se entiende como la capacidad de causar sufrimiento. Tradicionalmente el poder se ha basado en las emociones que separan en la consigna divide y reinarás. Son los problemas -la guerra, el terrorismo, el hambre, la miseria, el desempleo, el crimen, las drogas ilícitas, la contaminación ambiental- y ese sufrimiento lo que hace a las personas ir a sus líderes, los mismos que crearon esos problemas, por protección, la fuente de su poder, el sufrimiento que genera las emociones de las que ese poder se alimenta. Así entendida la política es el arte de crear los problemas, hacer un diagnóstico falso y aplicar el remedio equivocado.

Atacan a la sociedad en un movimiento de pinzas. En el nivel más alto están controlados por los mismos líderes, obedecen a la misma cabeza, de tal manera que si algún día la lucha termina no importa quién gane, todo quedará bajo el mismo orden autoritario. No se golpean directamente porque saben que son lo mismo, se necesitan para justificar su existencia, se fortifican juntos. Así que se cuidan entre sí porque son los mismo, igual a las dos caras de una moneda.

Como un péndulo, reaccionan a cada crisis deteniéndose y escogiendo una solución contraproducente, y luego van hacia la próxima crisis en la dirección opuesta. Pero nunca escogen las soluciones eficaces, sólo las disarmónicas. Al final el péndulo se detendrá en su punto de equilibrio, la línea vertical, el control del mundo entero. Estos son los Ciclos de las crisis sucesivas, cada uno sirve de excusa, y así concentran más poder. Seguramente no hay nada tan falso como la versión oficial de las cosas: ´historia oficial, noticias oficiales, ciencia oficial`.

La peor forma de dictadura que existe es aquella en la cual la gente cree que es libre, una forma sutil de dictadura de dos partidos políticos en apariencia opuestos, ante la cual no se rebelarán jamás porque desconocen su esencia de cárcel sin barrotes, pero en realidad un engendro público cada vez más centralizado que no permite opciones, ni importa a quien se vote, el gobierno único a la sombra siempre llegará al poder.

La clave para el control de las masas es la manipulación de la imaginación colectiva, de cómo ésta decodifica la realidad en la percepción ajena del mundo. Cuanto más se centraliza el poder, más poder hay para centralizar más rápido. Cualquier dictadura dirigida por unos pocos individuos tiene que centralizar al máximo la toma de decisiones, toda diversificación implica menos control sobre esas decisiones. El partido en el gobierno cambia pero las decisiones se mantienen. En definitiva, aquel que moldea la opinión pública es más poderoso que quien hace las leyes. Pero cuando ese mismo poder las crea, serán leyes internacionales que todo el mundo deba obedecer.

En política nada es casual. La conspiración para obtener el poder del gobierno es tan antigua como el gobierno mismo. Por ejemplo, aparentan luchar contra el comunismo y el terrorismo, pero al mismo tiempo lo financian.

La primera guerra mundial se generó para permitir el derrocamiento de los zares de Rusia y transformar este país en la fortaleza del ateísmo. El comunismo emergente como nuevo poder fue utilizado para destruir otros gobiernos y debilitar las religiones ortodoxas. La segunda guerra mundial se forjó aprovechando las diferencias entre fascistas y sionistas políticos. La lucha se centró en destruir el nazismo e incrementar el sionismo político, para permitirle el establecimiento del estado soberano de Israel en Palestina. La primera y segunda guerra mundiales fueron un muy costoso proceso de toma hostil corporativista de Europa.

`Desde que entré en la política he tenido principalmente los puntos de vista de los hombres más importantes de los Estados Unidos en el campo de la manufactura y el comercio que confiaron de mi en privado, pero que viven asustados con algo. Saben que hay en cierto sitio un poder tan organizado, tan sutil, tan alerta, tan entrelazado, tan completo, tan penetrante, que es mejor que no susurren más allá de su aliento cuando hablen para condenarlo`. Woodrow Wilson.

La oligarquía financiera de Wallstreet, en concierno con la banca alemana, respaldó el ascenso de la Rusia bolchevique y se beneficio del comunismo soviético; estimuló el fortalecimiento militar de la Alemania nazi aprovechando el caos inflacionário alemán de 1923, consecuencia de las pesadas reparaciones por la primera guerra mundial; y fue el respaldo más importante para el llamado New Deal del presidente demócrata Theodor Roosevelt, un plan para recuperar la economía estadounidense tras la gran depresión de 1929. Por tanto la banca internacional de manera activa estuvo profundamente involucrada en los revoluciones, conflictos bélicos y políticos que se produjeron entre los principales países de la civilización occidental durante el transcurso del siglo XX.

La banca internacional propició políticas de estado que generaron las grandes guerras y que le rindieron incuantificables beneficios económicos. Es de interés pecuniario de la banca internacional el centralizar todo poder político, porque dicha centralización se logra mejor en una sociedad colectivista, como lo fueron en su momento la Unión Soviética, la Alemania nacional socialista, o los Estados Unidos del stablisment liberal. El socialismo científico es en realidad un método para consolidar y controlar toda riqueza, de ahí surge la aparente paradoja que los super ricos promocionen el socialismo, y éste se convierta entonces en la lógica de una herramienta perfecta para la búsqueda megalómana del poder. El comunismo, o más exactamente el socialismo, no es un movimiento de las masas oprimidas, sino un diseño de la élite económica, el plan de una conspiración de privilegiados para ´socializar´ a las naciones.

El capitalismo financiero fue usado como el yunque y el comunismo como el martillo para conquistar el mundo. Al igual que un negocio, ningún gobierno puede puede pedir prestadas grandes sumas de dinero, a no ser que esté dispuesto a dar a su acreedor cierta soberanía como garantía. Los banqueros internacionales que prestan cientos de billones de dólares a los gobiernos de todo el mundo, ejercen una influencia considerable en la aplicación de sus políticas públicas. Pero la ventaja última que tiene el acreedor sobre cualquier presidente es que si el gobernante se sale fuera de la línea trazada por el banquero, éste puede financiar a su enemigo u opositor. Por lo tanto si se quiere quedar con el lucrativo negocio del financiamiento de las naciones, es sabio tener un rival al acecho, para sacar del poder al presidente o gobernante a quien se le otorga el préstamo. Si el soberano o el presidente de gobierno no tiene enemigo, se le debe crear uno a la medida.

La llave que conduce a tal dominio siempre ha sido el control del dinero. Se puede oprimir a un gobierno si se lo tiene como deudor, ya que un acreedor está en posición de exigir los privilegios de un monopolio al estado. Los gobiernos necesitados de dinero han concedido monopolios en la banca estatal, recursos naturales, concesiones de petróleo y transporte. Sin embargo el monopolio que la banca internacional más anhela es el control sobre el dinero de la nación, un auténtico cheque en blanco. El negocio de los bancos centrales se basa en el uso de crédito del contribuyente, y cuando conviene revertir las pérdidas hacia la sociedad.

Un banco central es el poder dominante del país que lo alberga. En los países industrializados es totalmente de propiedad privada, aunque se trate de darle la apariencia de una institución gubernamental. Tiene el derecho exclusivo de imprimir y emitir dinero, la prerrogativa tradicional de los monarcas, lo que significa que se establece para el financiamiento de las guerras. Funciona como un monopolio del dinero que tiene el poder absoluto sobre la moneda y el crédito de la gente.

Históricamente el Banco de Inglaterra, el Banco de Francia y el Banco de Alemania no eran propiedad de sus gobiernos respectivos, como casi todos se imaginaban, sino que eran monopolios de propiedad privada concedidos por los jefes de Estado, generalmente en devolución de préstamos. No se puede tomar el control de un país sin la fuerza militar, a la vez que esa nación debe poseer un banco central a través del cual se pueda controlar su economía. Un gobierno legal, debidamente constituido; otro, independiente, sin control ni coordinación, esto es el sistema de banca central, que maneje todo el poder monetario. El modelo se fundamenta en el ya mencionado esquema del banco central inglés, el Banco de Inglaterra, constituido en el año 1694, que fue el primer banco central privado del mundo y también el primer banco en emitir dinero de la nada. Era la falsificación legal de una moneda nacional para beneficio monopólico de una muy rica plutocracia que cobraba un impuesto escondido. Pero el truco que estaba en el nombre haría pensar que era un banco de la nación, cuando en realidad era de unos pocos privilegiados accionistas anónimos.

El Banco de Inglaterra creado en 1694 ha sido etiquetado como la ´madre de los bancos centrales´. Se convirtió en el modelo para todos los bancos centrales que le siguieron, hasta la actualidad. Bajo el esquema del Banco de Inglaterra, el banco central estaba destinado a ser el principal banco de la nación, haciendo préstamos exclusivamente al gobierno.

El propósito entero del banco central era endeudar al gobierno y ser su mayor acreedor. Las notas del banco central se prestarían al gobierno y esas notas circularían luego como dinero nacional. Esto causaría que la nación y sus personas confiaran en esas notas como dinero. El establecimiento del Banco de Inglaterra causó que el país contrajera una enorme deuda con una élite monetaria, la ´aristocracia de papel´, que así puedo influir en el uso de los recursos de la nación. Éste es el modus operandi de cada banco central hoy.

Como casi todos los bancos centrales modernos, el Banco de Inglaterra era un banco de funcionamiento y propiedad privada con un estatus quasi gubernamental. De acuerdo con el plan, los financieros que agruparon sus recursos para crear el Banco de Inglaterra recibieron la aprobación del gobierno de emitir notas de oro y de plata en una cantidad que excedía muchas veces las tenencias del grupo financiero. La práctica normal de los banqueros durante ese período era emitir notas que excedían de cuatro a cinco veces más la tenencia de metales preciosos. El valor de las notas de préstamo excedía por muchas veces el valor de los recursos reales en los que estaban basadas las notas del gobierno.

En 1716, veintidós años después de que el Banco de Inglaterra fuera establecido, se creó un banco idéntico en Francia. El fundador de la versión francesa fue John Law, quien se convirtió en Ministro de Finanzas de Francia. Una enorme inflación se desató después de que el banco central fue nacionalizado. Tras de ello, John Law será conocido como el ´padre de la inflación´.

Al principio, el nuevo dinero emitido bajo el plan de Law pareció revivir la economía francesa. Esto sucedió porque los billetes podían ser reembolsados por monedas en que las personas tenían fe. Sin embargo, después que el Banco de Francia fue nacionalizado, emitió una severa superabundancia de notas, en vez de hacer un cuidadoso y gradual incremento. Las personas rápidamente comprendieron que había muchas más notas de papel en circulación que monedas para apoyarlas. El resultado fue la destrucción de la confianza popular en las notas y un consecuente derrumbe de la economía francesa.

El mecanismo es muy simple. La nación vende bonos al banco central para pagar con intereses por algo que el gobierno no tiene, y se lo cobra al pueblo con los impuestos crecientes que recauda del sistema. En realidad los bonos son comprados con el dinero que el banco central crea de la nada. Resulta que así el dinero es deuda perpetua que a su vez es déficit perpetuo. Aumentado el dinero circulante su valor cae, el gobierno obtiene el dinero que necesita y la gente lo paga con la inflación. Empieza una suerte de montaña rusa desenfrenada de rápidas alzas y posteriores depresiones. La deuda es una arma de guerra usada para esclavizar a la gente. Hay una sola cuestión intrínseca a los bancos centrales y a la banca en general: la formulación de la política monetaria con el objetivo específico de conseguir la inestabilidad implícita de la moneda como medio universal de pago.

La moneda está declarada por ley para ser dinero legítimo sólo canjeable en sí mismo y una obligación irredimible emitida por la banca central, como una verdadera máquina de hacer billetes. En realidad el dinero en efectivo no existe y nunca ha existido. Lo que se llaman reservas de efectivo son simplemente la contabilidad de los créditos consignados en los libros de los bancos centrales, crédito que luego se transmite a través del sistema bancario. El truco de los billetes emitidos es lo que el gobierno llama dinero de curso legal, un medio de pago que el acreedor debe estar dispuesto a aceptar de un deudor en canje por las cantidades que se le deben.

Un dólar representa una deuda de un dólar con la Reserva Federal por la compra de bonos del Tesoro del Gobierno de los Estados Unidos, un préstamo de dinero en circulación que cobra un determinado interés, mediante anotaciones en la contabilidad del crédito al Tesoro. Por ejemplo, la Reserva Federal le otorga al Tesoro un crédito de mil millones de dólares mediante un bono, y así ha creado de la nada una deuda mil millones de dólares que la gente está obligada a pagar con interés.

Es axiomático que un aumento en la oferta de efectivo trae prosperidad, y que una disminución en la oferta de dinero lleva a una depresión económica. Un incremento desmesurado de circulante que supere la oferta de bienes conduce a la inflación, que resulta ser demasiado dinero procurando pocos bienes. La banca en su conjunto crea y extingue los depósitos que son dinero cuando hace préstamos e inversiones.

Otro factor empírico a considerar se refiere a la velocidad de circulación del dinero, o la cantidad de efectivo que cambia de manos. Los medios de rotación rápida, el gasto y la inversión de dinero, derivan de la poca confianza o el exceso de confianza en la economía. Con una alta velocidad de circulación, una oferta de dinero menor rota entre tantas personas y bienes como una fuente mayor de efectivo, mientras lo contrario es que el dinero circule a una velocidad más lenta pero acaparable en menos manos.

La velocidad de circulación, o la confianza en la economía, también se ve muy afectada por las acciones de acopio u oferta de grandes sumas especulativas de dinero por parte de la banca central, lo que representa uno de los misterios financieros mejor guardados. Todo el dinero es creado por la monetarización de la deuda ya sea pública o privada, un mercado fijo artificialmente controlado, ya que se trata de dinero nuevo, recreado por la banca, para uso del prestatario. Si los precios de las acciones caen, los flujos en bonos del Tesoro pueden financiar grandes déficits presupuestarios, eliminando la necesidad que la Reserva Federal monetarice el déficit a través de esa flexibilización cuantitativa en billetes disponibles, que inflacionan la economía interna al devaluar el valor de cambio de la divisa dólar, y en consecuencia aumentan los precios de activos tales como bonos de deuda del Tesoro y acciones.

El poder del capitalismo financiero tiene un objetivo trascendental, nada menos que crear un sistema de control financiero mundial confabulado en manos privadas capaz de dominar el sistema político de cada país y la economía del mundo como un todo. Este sistema ha estado controlado de un modo feudal por los bancos centrales actuando concertadamente y por acuerdos secretos, a los que se llegan en reuniones y conferencias privadas. Cada banco central buscó dominar a su gobierno mediante la habilidad de controlar los préstamos al Tesoro del Estado, para manipular el mercado de cambios, en la determinación del nivel de la actividad económica del país e influir sobre los políticos a sueldo mediante recompensas posteriores en el mundo de los negocios. La cúspide del sistema ha sido el Banco de Pagos Internacionales[2] -BIS- con sede en Basilea, Suiza; un banco de propiedad privada y controlado por los bancos centrales del mundo, que también son corporaciones privadas. El Banco Central Europeo tiene su sede en Frankfurt, Alemania, la ciudad donde se originó la dinastía Rothschild.

El Banco de Pagos Internacionales (BPI), también llamado el ´banco central de los bancos centrales´, ya que coordina las transacciones entre la banca central, es la entidad reguladora bancaria mundial que determina el nivel de reservas que los bancos están obligados a mantener, y es en sí mismo propiedad cerrada de los 55 principales bancos centrales del mundo, siendo inmune a la regulación, la supervisión o a los impuestos. Formalmente registrado cual una sociedad anónima, se reconoce como una organización internacional y por ende ni está sujeto a cualquier fuero legal, ni tiene que pagar tasas o impuestos, y sus miembros y empleados gozan de amplia inmunidad. Ninguna otra institución lo regula a pesar que maneja alrededor del 4 por ciento del total de las reservas mundiales de divisas, o 304.000 mil millones de dólares, y una incuantificable cantidad de oro.

El Banco de Pagos Internacionales es una organización cuyo propósito según sus propias palabras es ‘promover la cooperación de los bancos centrales proporcionando facilidades adicionales para las operaciones financieras internacionales, y actuar como fiduciario o agente en relación con acuerdos financieros internacionales que le son atribuidos’.

Esto significa que el Banco de Pagos Internacionales tiene el trabajo de banca central para facilitar las operaciones internacionales y supervisar los acuerdos financieros transnacionales. El Banco cuenta con un Consejo de Administración que puede tener ‘un máximo de 21 miembros, entre ellos seis consejeros natos, que comprende los Gobernadores de los bancos centrales de Bélgica, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido y Estados Unidos. Cada miembro ex officio podrá designar a otro miembro de la misma nacionalidad. Nueve Gobernadores de otros bancos centrales miembros pueden ser elegidos para el Consejo’.

El Banco de Pagos Internacionales también tiene un ala de la gestión con un General y Director General Adjunto, ambos responsables de la junta directiva con el apoyo de Comités Ejecutivos de Riesgo Operacional, Finanzas y Cumplimiento. Sin embargo, su propósito ha cambiado y evolucionado a lo largo de las décadas, siendo siempre un club exclusivo para los banqueros centrales, aunque en muchas formas pueda ayudar a algunos países más que otros.

Los orígenes de la Banco de Pagos Internacionales se encuentran en la ciudad de Nueva York. Los individuos involucrados eran banqueros internacionales que a pesar de diferencias sustanciales trabajaron juntos para establecer un orden financiero mundial que incorpore el principio del sistema de Reserva Federal de Estados Unidos. Específicamente fueron: Owen D. Young, J. Pierpont Morgan, Thomas W. Lamont, S. Parker Gilbert, Puertas W. McGarrah, y Jackson Reynolds, que en conjunto con el Banco de la Reserva Federal de Nueva York trataron de extender el concepto de centro cooperación entre los bancos a la esfera internacional.

La Reserva Federal también estaba interesada en la creación del Banco de Pagos Internacionales para promover tanto el ascenso de la ciudad de Nueva York en la banca mundial como en la reconstrucción de una Europa estable y próspera capaz de absorber las exportaciones estadounidenses.

La creación del BPI estuvo inextricablemente ligada al problema de las reparaciones alemanas a causa de la primera guerra mundial en el contexto de la carga global de la deuda de Alemania durante la década de 1920.

En 1929, Hjalmar Schacht, presidente del Reichsbank presentó una propuesta para establecer una organización así como una directiva financiera para el desarrollo económico mundial y el comercio. Este banco actuaría como prestamista del banco central alemán en caso que la moneda alemana se debilitara y el gobierno se viera incapaz de hacer el pago de reparaciones. El banco era responsable de la vigilancia para informar a los países acreedores sobre las condiciones económicas y financieras en Alemania. Un acuerdo de reparaciones final sería útil en promover la estabilidad política y económica en Europa, y por lo tanto tendía a ser una ventaja para los Estados Unidos.

Sin embargo, otros países tenían sus propios intereses en la creación de un banco central de bancos centrales. Británicos y franceses querían usar el Banco de Pagos Internacionales como un medio para asegurar que los alemanes cancelarían sus deudas en la fecha prevista.

En octubre de 1929, en una reunión en Baden, Alemania, se redactaron los planes finales para el Banco de Pagos Internacionales con la presencia de Melvin Taylor del First National Bank de Chicago y de Federick Reynolds del First National Bank de Nueva York.

El Banco fue fundado oficialmente el 17 de mayo de 1930. No obstante, en inicio de la Gran Depresión no pudo desempeñar el papel de prestamista de última instancia, a pesar de los intentos notables en la organización de créditos de apoyo tanto para los bancos centrales de Austria y Alemania, y cuando debido a la depresión Alemania fue incapaz de pagar.

El problema se complicó aún más cuando Gran Bretaña y Estados Unidos comenzaron a devaluar sus monedas imprimiendo más dinero, mientras el BPI intentaba en numerosas ocasiones poner fin a la inestabilidad del tipo de cambio mediante la restauración del patrón oro.

El Banco de Pagos Internacionales no tuvo más remedio que limitarse a la realización de transacciones bancarias por cuenta de los bancos centrales y proporcionar un foro para que los gobernadores de los bancos centrales ayudaran a mantener el contacto.

Durante la Segunda Guerra Mundial, todas las operaciones fueron suspendidas mientras duró el conflicto, sin embargo, la situación se volvió más incierta para el Banco una vez que la guerra finalizó. Inmediatamente después el panorama económico mundial había cambiado de forma masiva y por lo tanto era necesario un nuevo sistema.

Los banqueros centrales no son elegidos por los ciudadanos sino que los nombran sus gobiernos. No obstante ejercen un poder que supera al de muchos dirigentes políticos. Son representantes de un pequeño grupo de élite que domina gran parte del acontecer económico mundial. Sus decisiones afectan a toda la economía, y una sola palabra de sus labios es capaz de trastocar los mercados financieros. Fijan las tasas de interés, determinando así el costo del endeudamiento y la velocidad de las corrientes financieras mundiales.

Se estableció que el mandato de los miembros de la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal es de catorce años, o tres veces y media la duración de un mandato presidencial, lo que significa que al asumir un nuevo presidente no puede nombrar en el cargo a personas de su confianza.

Para 2010, el Congreso de Estados Unidos había puesto a punto una exhaustiva reforma del sistema financiero de la nación, y al hacerlo otorgó más autoridad a la Reserva Federal, que de inmediato inicia una segunda vuelta de tuerca al ´ajuste cuantitativo´ al aumentar la liquidez del sistema mediante la impresión de dinero. A escala global, expertos financieros y económicos de todo el mundo desarrollan revisiones fundamentales del Acuerdo de Basilea -Basilea III- dentro del marco del Banco de Pagos Internacionales.

Los bancos centrales no constituyen poderes autónomos dentro de la finanzas mundiales, sino que se desempeñan como simples agentes o delegados de los verdaderos poderes autónomos del mundo, los cuales no son otros que la banca inversionista quien por regla general se mantiene entre bastidores dentro de su propia banca privada. Forman un sistema de cooperación internacional y de dominio nacional que es más privado, más poderoso y más secreto que el de sus propios agentes en los bancos centrales. El haber desconocido o despreciado los efectos provocados por las herramientas e instrumentos de acumulación de la riqueza condujo a los pueblos a la ignorancia sistematizada del conocimiento político cultural más elemental: el saber quién manda en términos reales y concretos.

Controlar la oferta de dinero permite a los manipuladores crear cielos alternos de auge y recesión, característicos de una economía arrolladora. Esto hace que aquellos que estén en conocimiento previo de los hechos se hagan de fabulosas sumas de dinero, pero aún más importante, permite que estos privilegiados controlen la economía y luego centralicen su propio poder en el gobierno. Esta conspiración mundial no está compuesta sólo de banqueros y capitalistas internacionales, sino que incluye a las inteligencias más representativas de los más diversos estratos de la sociedad. Pero en última instancia, el Capitalismo de Cartel está dominado por un club privado de industriales monopolistas y banqueros internacionales que usan al gobierno para obligar al público a hacer negocios con el estado que controlan. Estos poderes corporativos son enemigos mortales de la competencia.

La nueva gran guerra se deberá fomentar aprovechando las diferencias promovidas por los agentes del poder mundial entre el sionismo político y el mundo musulmán. La guerra se orientará de forma tal que el Islam y el sionismo político se destruyan mutuamente, mientras que otras naciones se vean obligadas a entrar en la lucha, hasta el punto de agotarse física, espiritual y económicamente.

Los acontecimientos mundiales cruciales son pues el resultado de una planificación, de la estructuración moldeada de un mundo tal y como se lo ve. La primera labor de cualquier conspiración es convencer al resto de la gente que no existe conspiración alguna. El éxito de los conspiradores será en gran parte determinado por su habilidad de engañar a la mayoría.

Estos grupos pretenden gestar una red de mando que no se vea afectada por el `capricho` de turno de los ciudadanos. La conjunción entre el gigantesco poder económico de las mega corporaciones, el liderazgo carismático sobre las mismas, la presencia de un código de valores compartidos y la existencia de un marco asociativo común, genera un poder desmesurado. Cualquier estado que se enfrente al código de valores o a los intereses de aquellos, debe estar dispuesto a asumir un costo muy elevado, razón por la cual son pocos quienes se arriesgan a hacerlo. Ello ha conducido a la subordinación de las comunidades soberanas de ciudadanos al poder del dinero. Incluso en los momentos de mayor vulnerabilidad de este selecto club los recursos de los pueblos han estado a disposición de sus necesidades.

Los conspiradores provienen de los estratos sociales preponderantes, son inmensamente ricos y cultos. Muchos de ellos, debido a su filantropía aparente, han construido una reputación vitalicia. Hablar de conspiración política con semejantes personajes como protagonistas es de mal gusto y un atrevimiento que significa la ruina económica y el ostracismo social.

Dinero, presupuestos, finanzas, todos estos son hechos. Si algo no funciona, y sigue sin funcionar, es porque hay razones que impiden su comprensión. El problema es que el sistema es controlado y operado por fuerzas más poderosas que el sistema y capaces de dirigirlo donde ellas quieren. Un sistema que tiene una lógica y una razón de ser. Y sólo el dinero ayuda a explicar y aclarar esa razón de ser.

El imperio estadounidense como tal, a diferencia de todos los otros imperios de la historia humana, se ha construido a base de la manipulación económica, la estafa, el fraude y la seducción de la gente por su estilo de vida, mayormente a través de complejos operativos mediáticos y financieros. Mientras el resto del mundo tiene que trabajar duro para ganarse la vida, los estadounidenses imprimen dólares para pagar sus cuentas, y billones de dólares se generan virtualmente en las cuentas de la Reserva Federal.

Utilizando técnicas y estrategias de guerra psicológica, los laboratorios de comunicación publicitaria y propaganda comenzaron a moldear la actual sociedad de consumo desde la década de los años cincuenta. Es una variante de la conquista militar denominada Guerra Asimétrica de Cuarta Generación, cuya pretensión es apoderarse de todos los recursos útiles de planeta. Una guerra psicológica que reemplaza las operaciones militares de asalto y conquista por operaciones mediáticas de sumisión y asimilación cerebral bajo un esquema de eres libre de hacer lo que digamos.

Esta guerra de dominio y control de las sociedades y las mentes de sus habitantes es posible a partir del advenimiento de la revolución tecnológica e informática, que permite una amplia interacción funcional y estratégica entre los medios de comunicación y las plataformas cibernéticas.

A excepción de los tres mil millones de marginados que ni siquiera alcanzan niveles de supervivencia, la restante población mundial de mayoría urbana ha sido gestada a partir de una estructura piramidal de consumo masivo, que rige y pauta su comportamiento social e individual, tras convertir el planeta en un gran mercado utiliza la publicidad comercial intensiva para crear las bases psicosociales del consumismo hegemónico a gran escala. El individuo es a la vez célula y materia prima activa de las operaciones psicológicas trazadas para el control, supremacía y redireccionamiento permanente de su espectro de conducta, que lo despoja de cualquier atisbo de pensamiento reflexivo y conciencia grupal. 

Indiferentemente de su sitio y posición en la pirámide de consumo, el sujeto emergente es un desclasado sin patria que sirve ora como carne de cañon y mano de obra barata para todo tipo de transnacionales desparramadas a través mundo, ora como alimentador de las superestructuras gerenciales, profesionales, burocráticas o políticas de dicha matriz condicionante, pero antes que nada es un alienado social construido a imagen y semejanza de las corporaciones y sus necesidades de mercado.

Tal esquema de condicionamiento simultáneo permite la colonización ideológica de las naciones al nivelar en un modelo único de pensamiento global la organización de las sociedades. Los medios de comunicación sustituyen a los ejércitos regulares en este sistema básico sin uso de armas para dominio y control social, al seleccionar y fragmentar la información con el llamado periodismo espectáculo. 

La rentabilidad de los conglomerados mediáticos es aporte de las instituciones gubernamentales, de los partidos políticos, consorcios bancarios, industriales y de servicios, que conforman el núcleo publicitario de los monopolios de la información corporativa. En una relación de sobrevivencia mutua los medios de comunicación son los formadores de noticias y opinión con el claro objetivo de instrumentalizar la acción de gobierno, la oposición política y la contienda electoral, y por tanto resultan una herramienta estratégica clave e irremplazable para el control y orientación de los procesos económicos, políticos y sociales.

En la Guerra de Cuarta Generación las fuerzas militares convencionales son substituidas por pequeños grupos móviles de tarea especializados en insurgencia y contrainsurgencia, dotados de poderosas herramientas tecnológicas, capaces de detonar desenlaces sociales y políticos mediante operaciones encubiertas puntuales. Para complementar el trabajo de injerencia se infiltran comandos tácticos de fuerzas especiales entre la población blanco con la finalidad de provocar conflictos civiles y hechos de violencia extrema. El objetivo no es la destrucción o la toma de elementos materiales sino la colonización de la mente humana a través de consignas direccionadas. El individuo masivo se convierte así en cooperante liminal, es decir, resulta al mismo tiempo la víctima y el victimario.

Si se considera que las condiciones de equilibrio para mantener el funcionamiento de los estados nacionales bajo la égida del libre mercado son estabilidad económica, gobernabilidad y paz social, la alteración de uno de estos factores implica una crisis de conducción que en la actualidad se resuelve mediante la manipulación informativa sistemática teledirigida a mando remoto por los poderes reales, la corporatocracia bancaria, que a través de sus medios comunicación dominantes actúan implacablemente contra toda forma de subversión del orden público establecido.

El terrorismo global es la creación magistral de los manipuladores de este tipo de guerra preventiva de cuarta generación. Una doctrina de pesadilla que es la piedra de toque angular de un juego de sugestiones cuya finalidad oficiosa es la abstracción misma del miedo en sí. Con ello los políticos ya no le venden a la gente sueños de bienestar sino protección y un incremento de la represión social que se justifica sola. Las corporaciones mediáticas dominantes editorializan que hasta 2010 las acciones bélicas atribuidas al dispositivo al Qaeda, Osama bin Laden y el principe Bandar, le habrían costado a los Estados Unidos la fortuna de $ 4 billones de dólares -sólo la guerra de Irak rebasa los $ 3 billones de dólares-, sin contabilizar gastos en seguridad nacional y presupuestos de defensa. 

Con certeza moral incuestionable aseguran existe una gran amenaza a ser combatida, alguna incierta, poderosa y siniestra red de células integristas criminales esparcidas por el mundo. En realidad una especie de fantasía mítica exacerbada y distorsionada por expertos desde los laboratorios de propaganda de la guerra psicológica, que han logrado infundir el temor entre los medios de información, gobiernos y agencias de seguridad. No existe una red terrorista internacional con un líder visible y militantes fanáticos organizados en tentáculos logísticos durmientes que amenazen la seguridad nacional de las naciones. 

Puede ser plenamente demostrado que la casi totalidad de ataques atribuidos a estas organizaciones son ejecutados bajo los procedimientos clandestinos de falsa bandera. Planificados al más alto nivel de mando, los efectúan de manera sistemática las propias fuerzas de seguridad del estado de los países dominantes. Algo que vale tanto para las indiscriminadas explosiones con autos bomba en las ciudades bajo ocupación militar, como aquellos esporádicos pero psicológicamente letales ataques que se hacen en las principales ciudades del mundo desarrollado para aterrorizar a su población.

`La red de conspiración que mueve los hilos del mundo, está formada por banqueros y capitalistas internacionales: es decir el alto mundo de las finanzas. Reúnen a su alrededor un ejercito de científicos, tecnócratas, políticos y agentes marionetas, para ejercer desde las sombras su alta política`. Carroll Quigley.

Una junta de gobernadores que a vez son cabeza de los diferentes bancos centrales o de los ministerios de finanzas, dominan el sistema al controlar la emisión monetaria en efectivo y la posesión de más del 80% de las reservas mundiales de oro. La Reserva Federal controla la oferta de dinero en Estados Unidos, por tanto es principal banco central del planeta, mientras que los tres brazos del Banco Central Mundial -el BIS, El Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial- controlan la oferta global de dinero.

Una transferencia radical de poder hace a las naciones sirvientes de este Banco Central Mundial, un suprapoder transnacional manejado por un puñado de los más ricos banqueros del planeta, donde se centralizan los usos del dinero. Cada vez más países toman prestado para pagar los intereses de sus enormes deudas y caen gradualmente bajo el control de la burocracia sin rostro del Banco Mundial, que así obtiene el poder total sobre la economía de esos países, por grandes que sean, al decidir cuales naciones recibirán préstamos y cuales serán sometidas a la contracción crediticia. En cualquier caso, los repagos de esta deuda externa siempre excederán a los nuevos préstamos, garantizando así la sumisión crónica de los países deudores. Recuérdese, quien controla la emisión monetaria controla el país.

Los bancos centrales y los grandes bancos comerciales tienen casi cuatro siglos de historia entrelazada en la vida de las grandes potencias occidentales, y han forjado su increíble riqueza a base crueles manipulaciones. Una aura de respetabilidad los protege de cambios generacionales e incluso de la propiedad efectiva de las instituciones que a pesar de nacionalizadas son de su entero dominio. 

Un sistema bancario plutocrático que ha sido y es usado para consolidar vastas e inauditas riquezas en cada vez menos manos. Un asunto crucial que trasciende el espectro normal de derecha e izquierda política, una casta de banqueros internacionales que lucran desde cualquier sector del espectro político, que trabajan bajo un sistema de deuda como dinero y estricto control del crédito, en completa independencia de los gobiernos.

La función más exigente del mecanismo de banca central es financiar la guerra, el poder más grande y sugestivo del planeta, una fuente interminable de crédito y no de capital, el núcleo de la creación de dinero para la especulación, un sistema de pánico indestructible, auto contenido y lógicamente perfecto, que no añade nada a la formación y estructura del capital, porque no proporciona fondos para la mejora del comercio, la investigación y la industria.

Los bancos centrales no emiten papel moneda, crean dinero en cheques o de depósitos en bonos para hacer nuevos préstamos, que no representan riqueza o valor sino deuda, entonces este dinero es multiplicado por un factor de diez por los bancos comerciales gracias al principio de la reserva fraccionada[3]. Buena parte de esa reserva es usada en la compra de bonos del estado que les generan intereses garantizados libres de riesgos, algo que equivale a más del 90% de un dinero sin respaldo real que es el origen y la causa de la inflación, y el arma letal en manos del cartel bancario que permite expandir y contraer al antojo las economías nacionales más poderosas, al duplicar cada década la oferta de dinero.

La mayor parte de la deuda que hoy en día soportan los estados es una auténtica deuda odiosa. Este concepto se refiere a la deuda que impusieron a los naciones gobiernos autoritarios. La que ahora pesa sobre los países se ha generado con gobiernos legítimamente electos. Pero ¿realmente puede decirse que se ha producido como resultado de una decisión libre y deseada por estos gobiernos? Lo más certero es afirmar que se ha sido obligatoria para enfrentar comportamientos criminales por parte de la gran banca privada y de los emporios empresariales, ambos segmentos íntimamente ligados a las agencias de calificación de riesgo. ¿Por qué tienen que soportar su peso los estados mientras los poderes financieros se benefician de ello?

Aunque es muy difícil de calcular, se proyecta que la deuda pública mundial al 2010 es de casi 41 billones de dólares, o 41 trillones de dólares en inglés, lo que representa un 65% del Producto Interno Bruto mundial, que es de unos 63 billones de dólares, o 63 trillones de dólares en inglés. Pero a ella hay que añadir la deuda privada, que es muchísimo mayor en casi todos los países, en rangos que van desde un 100% a un 500% del Productio Interno Bruto, de acuerdo al caso. Es pues imposible que la economía mundial supere esta ingente cantidad y calidad de deuda sin problemas, sobre todo cuando su contraparte son operaciones financieras que no han producido creación de riqueza real alguna. Algo que sólo se podría lograr mediante una hiperinflación colosal o a través de una operación de gasto capaz de absorber tan ingentes cantidades de recursos, como sería una guerra de dimensiones destructivas inimaginables. Esa es históricamente la mortífera trampa circular del dinero en su versión hipermoderna.

El dólar $, el euro €, la libra £, o el yen ¥, son todas divisas sin cobertura porque no tienen un valor intrínseco. Su valor es una cifra impresa arbitrariamente sobre el papel y sancionada por banqueros centrales como ´moneda de curso legal´. Entonces ¿cómo ´flotan´ las unas en relación a las otras según el sistema global de tipos de cambios flotantes? ¿Cómo se compara el valor de una moneda con el valor de otra moneda? ¿Cómo se determina el tipo de cambio de una respecto a otra? Las fuerzas de mercado no determinan los distintos valores de las diversas divisas. Esto es determinado por los banqueros centrales y nadie más. Los banqueros centrales hacen que sus cómplices, los fondos de riesgo, manipulen el mercado de monedas extranjeras mediante el comercio de derivados. Y mientras los banqueros centrales y sus cómplices mantengan las fluctuaciones en un período dado de acuerdo con los parámetros acordados por los banqueros centrales, no sucederá gran cosa. Los problemas aparecen cuando los banqueros centrales no se ponen de acuerdo en los parámetros, lo que a menudo lleva a guerras comerciales y a seguir a guerras militares.

En 2008 mientras los especuladores se centraban en los mercados energéticos y de materias primas, produciendo con ello una escalada en los precios del petróleo y los alimentos, el dólar había batido un récord histórico de devaluación frente al euro y al yen japonés. Cuando estalló la crisis financiera los grandes capitales especulativos privados y estatales, se refugiaron nuevamente en la compra de dólares y en bonos del Tesoro de los Estados Unidos, desatando una escalada en la cotización de la divisa estadounidense y provocando la devaluación del euro y del yen.

La decisión del gobierno estadounidense de emplear billonarios fondos estatales para el rescate de bancos y corporaciones quebradas por la crisis, reactivó una nueva burbuja especulativa en los mercados bursátiles y financieros, que se trasladó a los mercados energéticos y de materias primas, iniciando una nueva incremento en sus precios, que volvieron a ser objeto de rentabilidad especulativa. En 2011 con el retorno de los capitales especulativos a los mercados financieros, el dólar retrocede al nivel más bajo de cotización frente a otras divisas desde 2008. Esta técnica especulativa consiste en endeudarse en una divisa en descenso o divisa de financiación, y luego comprar en una divisa en ascenso o divisa de inversión apostando a su apreciación en el mercado. Una especie de apalancamiento monetario que significa financiarse a bajo costo en la divisa a la baja y luego invertir a un alto rendimiento en las monedas en alza.

'Estados Unidos puede pagar cualquier deuda que tenga, porque siempre puede imprimir dinero para hacerlo. Así que hay cero probabilidades de impago'. Alan Greenspan, presidente de la Reserva Federal (1987-2006).

China pudo en un período de tiempo relativamente corto acumular una inmensa cantidad de reservas en dólares y convertirse en el principal acreedor de los Estados Unidos. Según las estimaciones China ha acumulado 850.000 millones de dólares en títulos del tesoro y otros 430.000 millones de dólares en deuda de las agencias públicas durante la pasada década: casi la mitad del total de la acumulación en manos de otros gobiernos extranjeros.

En su mega proyecto de hegemonía económica, las élites financieras occidentales propusieron a las élites financieras chinas que a cambio de masivas FDI -inversiones extranjeras directas- y subcontratación de industrias por parte de Estados Unidos, China debía suministrar bienes baratos al mercado estadounidense y mantener una tasa de cambio acordada. He ahí el núcleo de una expansión de créditos sin precedentes en el sistema financiero global, porque una expansión tan rápida del crédito sería extremadamente inflacionária. Como China puede suministrar todo el espectro de bienes a menos de un 10% del precio prevaleciente, las élites financieras internacionales inundaron el casino global con dólares sin tener que preocuparse por la inflación. Tarde o temprano, China tendrá que tomar la decisión del Siglo XXI, deshacerse del dólar y permitir que las economías globales sufran un severo trauma a corto plazo, durante cinco o diez años, o cometer suicidio masivo junto con Estados Unidos, el Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y Japón. El hecho que el yuan esté apuntalando al dólar significa que es el yuan y no el dólar la moneda indiscutida de reserva global.

El prestatario goza de poder de mercado sobre el prestador. Esta ventaja que tienen los Estados Unidos viene de la hegemonía del dólar, una muy peculiar condición de las finanzas globales en las que el dólar, moneda fiduciaria que los Estados Unidos pueden imprimir a voluntad, es mundialmente reconocido como la moneda de reserva en el comercio internacional a causa del poder geopolítico estadounidense, que le permite obligar a la cotización en dólares del comercio internacional de las materias primas esencialmente básicas. Todo el mundo acepta dólares, porque los dólares pueden comprar petróleo y todas las economías necesitan petróleo. Es verdad que se puede comprar petróleo también con euros y yenes, pero sólo porque estas monedas son libremente convertibles a dólares, y por lo mismo son en realidad monedas derivadas del dólar. 


 La paradoja del riesgo.

Las deudas están sujetas a las leyes de las matemáticas en lugar de a las leyes físicas. A diferencia de la riqueza, que está sujeta a las leyes de la termodinámica, las deudas no se deterioran con la vejez y no son consumidas en el proceso de la vida. Por el contrario, crecen en un tanto por ciento anual, por las simples leyes matemáticas del interés compuesto. Por razones suficientes, el proceso del interés compuesto es físicamente imposible, aunque el proceso de disminución física compuesta es bastante común. Debido a que la deuda conduce con el paso del tiempo cada vez más y más rápidamente hasta el infinito, que como menos uno no es física, sino una cantidad matemática, mientras que la edad conduce siempre más lentamente hacia cero, que es el límite inferior de las cantidades físicas.

Los Estados Unidos no tienen deuda exterior en el sentido estricto del término, sino deuda interior denominada en su propia moneda fiduciaria, de la que son tenedores en grandes cantidades los gobiernos extranjeros. Los Estados Unidos no están en peligro de bancarrota a causa de su deuda soberana porque siempre pueden imprimir todos los dólares que necesitan para pagar a los tenedores extranjeros de su deuda pública, que así carecen de incentivos para presionar por la devolución de esa deuda, porque lo único que eso generaría es que los Estados Unidos imprimieran más dólares, con la consiguiente caída del valor cambiário del dólar en moneda extranjera.

El sistema mayúsculo de la Reserva Federal estadounidense de doce bancos centrales regionales, está dominado en realidad por su principal filial, la Reserva Federal de Nueva York, que a su vez es controlada por los bancos privados de Wall Street: Citigroup, JP Morgan Chase, Goldman Sachs, Bank of America-Wachovia, HSBC, Morgan Trust, Hanover, Chemical Bank, entre otros, los mayores comercializadores de derivados financieros tóxicos.

Algunas pruebas recientes se ha presentado en cuanto a quienes son realmente los dueños del sistema de banca de Reserva Federal: Banco Rothschild de Londres, Banco Warburg de Hamburgo, Banco Rothschild de Berlín, Lehman Brothers de Nueva York, Lazard Hermanos de París, Kuhn Loeb Bank de New York, Israel Moses Seif de Italia, Goldman Sachs de Nueva York, Banco Warburg de Amsterdam y Chase Manhattan Bank de Nueva York. Todos estos están bancos ligados por capital a la dinastía Rothschild.

El llamado Sistema de la Reserva Federal no es federal, no tiene reservas ni es un sistema sino un sindicato científico criminal para el control del dinero y el crédito, cuyo secretismo más allá de lo imaginable durante casi un siglo le ha costado al mundo millones de muertes y billones de dólares, y al pueblo estadounidense una fenomenal e impagable deuda pública. Una entidad independiente dentro del gobierno, que según sus estatutos tiene ´propósitos públicos y aspectos privados´, pero que en realidad es un cártel privado oculto tras una fachada pública.

La Junta de Gobernadores de la Reserva Federal resulta en realidad una Corte Suprema de las Finanzas, y cualquiera de sus decisiones no tiene apelación posible. Un poder altamente concentrado y monopólico
suscripto a nombre del Banco de la Federal Reserva mediante valores que conforman una sociedad anónima y cuyas acciones están abiertas para la banca internacional, que las transmite a sus líneas familiares sucesorias y así las sitúa más allá de la confiscación o la reversión, y además con la capacidad de hacer leyes económicas estatales y federales. La Ley de Reserva Federal establece que las acciones de los bancos de la Reserva no pueden ser negociadas, compradas o vendidas en cualquier mercado de valores. Se transmiten por herencia a la fortuna de sus mega ricos titulares. La mitad de los propietarios de las acciones del sistema de banca de Reserva Federal son extranjeros.

Aunque con sede en Washington DC, la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal no es una agencia federal sujeta a las restricciones de la Ley de Libertad de Información y otras normas gubernamentales, al igual que la Reserva Federal de Nueva York y sus demás bancos regionales, es asimismo una institución independiente propiedad de sus bancos miembros, o sea un monopolio privado. Por tanto no están obligados a revelar información alguna sobre sus préstamos, y a la que deniegan acceso en virtud de una exención para los secretos comerciales.

La Junta de Gobernadores de la Reserva Federal, controla el Comité Federal de Mercado Abierto junto con los presidentes del sistema de bancos de la Reserva Federal, y a su vez regula toda la actividad económica en los Estados Unidos mediante la emisión de órdenes para comprar bonos del gobierno en el mercado abierto, por la creación de dinero de la nada para producir presión inflacionária, o por lo contrario, mediante la venta de bonos del gobierno en el mercado abierto y la consecuente extinción de deuda, provocando una presión deflacionária y haciendo caer así el mercado de valores.

No obstante aparezca como parte del Departamento del Tesoro, el Servicio de Impuestos Internos -IRS- tampoco es una agencia gubernamental, en realidad es un organismo fiscal privado parte del sistema de Reserva Federal. Todos los fondos de los impuestos sobre la renta personal obtenida por el IRS están obligados por ley a depositarse en la oficina más cercana de la Reserva Federal, bajo la sección 15 de la Ley de Reserva Federal.

Un banco central alcanza su posición de mando en la concesión gubernamental del monopolio de la emisión monetaria y la regulación de su valor, que tiende a ser dominado por un puñado de maestros del mercado de dinero y propiedad de accionistas privados que utilizan el crédito del gobierno para su propio beneficio. La definición primaria de un banco central es la de un sistema bancario en que un solo banco tiene ya sea el monopolio completo o residual en la emisión de billetes. Un banco central no es un producto natural de la banca de desarrollo, se impone desde el exterior con un esquema de directorios entrelazados o es el resultado de los favores del gobierno hacia la banca que ha ganado su control. Un banco central determina siempre una enorme carga para el rearme y la defensa de la nación con el fin de generar una deuda inextinguible, y al mismo tiempo entronizar una dictadura militar que esclavice a la gente al condenarle a pagar intereses por la deuda que la banca crea artificialmente.

La Reserva Federal no es un organismo público en ningún sentido posible. Cada uno de los doce bancos[4] que conforman la Reserva Federal es una corporación de propiedad privada, y al igual que cualquier empresa su objetivo principal es maximizar las ganancias. El más prominente y poderoso de estos grupos son las instituciones financieras y las corporaciones mediáticas sobre las que tienen el control efectivo. Eso explica por qué los presidentes de los Estados Unidos hacen exactamente lo que la banca quiere que hagan. La mayoría de banqueros están comprometidos con la perpetuación del sistema que los sustenta. Cualquier persona que intente desafiar el poder del cartel bancario no sería designado presidente. La creación de dinero para el gobierno es sólo una de las funciones de la Reserva Federal. La verdadera bonanza resulta no del dinero creado de la nada para el gobierno, sino del dinero fiduciario creado por la banca comercial en los préstamos al sector privado. Ahí es donde está el truco en forma de interés salidos de la nada como resultado de los préstamos comerciales y de consumo.

Con el oro y la plata fuera de circulación, lo que en suma constituye la verdadera riqueza, el dólar no es una ´moneda de curso legal´, y sólo crea el monopolio de la supremacía del dinero de los billetes falsos emitidos por el sistema de Reserva Federal.

El dólar, más que una moneda, es el instrumento oficial de cambio, reserva y transacciones de la economía mundial. Los países de todos los continentes lo utilizan en sus transacciones comerciales y tienen la mayoría de sus reservas en dólares. El 70% de las reservas mundiales están en dólares, frente a un 25% en euros de la Unión Europea, que también utiliza el dólar. China, la tercera economía mundial, tiene el 70% de sus reservas en valores y títulos del Tesoro de Estados Unidos. 

El dólar está involucrado en el 85% de los 3,2 billones de dólares en transacciones diarias de divisas, como paso intermedio en el intercambio a otras monedas. Cerca de dos terceras partes de las reservas de los bancos centrales del mundo están denominadas en dólares, lo que representa un 55% de sus activos y pasivos en moneda extranjera. Un 80% de las transacciones internacionales, y 70% de las importaciones mundiales y la casi totalidad del comercio petrolero se efectúa en dólares.

El sistema financiero especulativo internacional está dolarizado, ya que las bolsas de valores y los mercados internacionales del dinero operan mayoritariamente con la divisa estadounidense a través de las acciones y bonos globales de los grandes bancos y fondos de inversión que tiene su central operativa en la Bolsa de Valores de New York, NYSE -New York Stock Exchange-, el mayor mercado de dinero del mundo, que concentra la mayoría del volumen de operaciones financieras en dólares que realizan las empresas transnacionales cotizantes.

Tanto los países emergentes como las potencias económicas desarrolladas generan más del 75% del Producto Interior Bruto mundial en dólares. El dólar además está arraigado en el comercio mundial, porque las empresas reducen sus costos de transacción al usar una divisa común. Las empresas y los grupos financieros internacionales que controlan los sistemas financieros especulativos y los sistemas económicos productivos a escala mundial, y por encima de los gobiernos, realizan sus negocios, inversiones y tomas de ganancias en dólares.

Lo que en la actualidad pasa por alma y corazón de la democracia estadounidense es el dinero, la febril disputa por captar jugosos donativos de campaña a cambio de favores políticos. No es de sorprenderse, el poder político tiende a seguir a la riqueza[5]. Antes, los ciudadanos motivados por sindicatos, partidos políticos o alguna causa mayor, determinaban el curso de la política. Una clase media en crecimiento era el bloque de votos más importante, o eso mientras las clases trabajadoras y medias disfrutaron de una prosperidad económica relativa y similar que sus contra partes adineradas. Pero no se puede entender cómo los ricos tomaron control de la política estadounidense, y de la sociedad toda, sin primero entender cómo un pequeño grupo de estadounidenses se hizo de tanto dinero.

¿Cómo fue posible que una nación predominantemente de clase media se torna en una oligarquía? La respuesta está en 1978, cuando se bajó la tasa del impuesto a la renta del 48% al 28%, luego continuaron los recortes de impuestos sobre ganancias y posesiones corporativas y la desregulación financiera. Un legado de los poderosos lobbys de negocios encargados de escribir las leyes de impuestos de los Estados Unidos. Y así Wall Street ganó dinero de manera nunca antes vista. Entre 1929, el inició de la Gran Depresión, y 1998, las ganancias anuales de Wall Street eran en promedio 1,2% del Producto Interno Bruto de la nación; en 2005 alcanzaron el 3,3%, niveles nunca antes vistos. Demasiada riqueza en muy pocas manos. Nada explica mejor el auge de la nueva oligarquía americana de manera más contrastante.

La noción de oligarquía incluye en primer lugar la idea de una familia acomodada y patricia capaz de introducir su descendencia en instituciones de élite. Oligarquía también subsume la auto concepción de la oligarquía como perteneciente a una raza especial y exaltada de la humanidad, que es superior a la del común de los mortales por una cuestión de prevalencia genética hereditaria. Esta mentalidad oligárquica va acompañada de una fascinación por la eugenesia, la ciencia de la raza y el racismo como medio de construir un árbol de familiar de origen quasi divino que los torne realmente superiores. Tales nociones de `crianza` son una constante en la historia de la aristocracia feudal de Europa, sobre todo de Gran Bretaña y Alemania, hacia cuya inclusión necesariamente se esfuerzan los considerados semejantes.

La oligarquía se ve a sí misma cual semidioses que ocupan un terreno intermedio entre los inmortales y el pueblo llano. La culminación de ese delirio insano, es la creencia obsesiva de que las principales familias de la aristocracia anglo-americano germanas, reunidas en su orden masónica, constituyen un panteón olímpico que les da vida en deidades capaces de derogar hasta las mismas leyes del universo, sólo de acuerdo con sus propios caprichos irracionales. Hay que tomar en cuenta este elemento de arrogancia fatal y megalómana, en la locura de las políticas de las sociedades herméticas en lo que respecta a la guerras de Irak y Afganistán, las finanzas internacionales, o la epidemia del Sida, como algo que desafía toda comprensión.

El grupo de cabildeo sionista o lobby sionista es la parte superior es una agrupación coherente de `judíos de las cortes`, los Hofjuden, que sirven fielmente a la monarquías como funcionarios especializados. Estas familias, quienes se reúnen por nombre, tienen una tradición de siglos de trabajo para las casas nobles predominantes de Europa, con la prestación de servicios indispensables como el cobro de impuestos a los agricultores o de recaderos en el tipo de misiones que los aristócratas planifican de tal manera que no se los involucre en su realización. Muchas de las familias Hofjuden migraron desde Amsterdam a Gran Bretaña después de la `revolución gloriosa` de 1688, que reunió a la Cámara holandesa de la dinastía Orange en el trono británico en alianza con los terratenientes feudales de las Islas. Esa fusión anglo-holandesa de fines del siglo XVII volvió a Gran Bretaña el centro más poderoso de la facción oligárquica europea, un status que ha mantenido ya durante más de tres siglos. Para estas familias Hofjuden, el traslado a Gran Bretaña no marcó ningún cambio en la lealtad, sino que han funcionado al servicio del sistema oligárquico, y no para las casas reales en concreto.

Varias de las familias Hofjuden que se reunieron en Londres durante los siglos XVII y XVIII, habían servido a los banqueros genoveses en su toma de control de Holanda, y participaron en las primeras expediciones de los holandeses de la Compañía de las Indias Orientales -East India Company- en el comercio del opio, y han colaborado durante siglos con los jesuitas contra las fuerzas europeas liberales. No debe confundirse a los Hofjuden con el pueblo judío. De la misma manera que no se debe condenar a toda una nación por los crímenes cometidos por sus ciudadanos más desquiciados, no se puede condenar al pueblo judío por los siglos de delitos a encargo cometidos por los Hofjuden, bajo el nombre que sea. La única relación de los Hofjuden han tenido en relación a los judíos es la de perseguidores y verdugos.

Los Hofjuden han ejecutado una conspiración de protección y extorsión de cientos de años contra el pueblo judío, en el sentido general de la construcción de una importante red sionista a disposición de los organismos de inteligencia. Uno de los mayores beneficios que los Hofjuden adquirieron por su complicidad en el genocidio nazi de la población de Europa, fue que en adelante podrían esconderse tras la memoria histórica de la trágica suerte de millones de judíos y llevar a cabo otra sucia operación proyectada, el genocidio contra la población árabe o no judía de Palestina, sin estar expuestos a ser juzgados como crímenes contra la humanidad. Siempre que hay cualquier denuncia de tales atrocidades, rápidamente se replica con el concertado argumento del antisemitismo.

La gran mayoría de las personas que se llaman hoy ´judíos´ no tienen conexión genética con Palestina o Israel. En realidad vienen de los jázaros, un pueblo del sur de Rusia y las montañas del Cáucaso, que tuvo una conversión en masa al judaísmo en el siglo octavo de la era cristiana. Los términos judío y hebreo se han mezclado. Algunas personas que se dicen judíos se remontan a los hebreos de Oriente Medio, pero la mayoría no. Gran parte del conocimiento hebreo viene de las escuelas de misterios egipcias y es ahí donde se origina la lengua hebrea. El clásico judío hebreo se origina en Cahen, el nombre egipcio para el sacerdocio, hay conexiones fundamentales entre los hebreos en el Antiguo Egipto y Babilonia. Después de todo, la gente que llegó a reconocerse como hebreos vienen de adentro del imperio Sumerio de lenguas semitas, que incluye las tierras actuales de Palestina. No eran más que otra expresión del imperio al que pertenecían y sin duda el sacerdocio de los sumerios, egipcios, hebreos y babilonios, fue conectado por redes de la misma hermandad.

Al investigar la relación de las sociedades herméticas con la Biblia, se encuentra que el núcleo central de estas organizaciones secretas aprenden la kabbalah, el antiguo misticismo judío, un método para codificar información mediante un sistema matemático, uno de los conocimientos más antiguos que el ser humano posea, y que se ha mantenido en secreto y entregado sólo a aquellos que se lo han merecido a través de un proceso de iniciación. En realidad nadie sabe de donde viene la kabbalah, pero existía mucho antes que los judíos, quienes tan sólo la tomaron, preservaron y expandieron por todo el mundo entre su pueblo. El fundamento de este conocimiento ancestral es la metafísica, una ciencia real de la que se sabe muy poco. Las élites iniciadas en estos conocimientos no se atrevieron a traducir en ningún lenguaje lo que sabían, fuese lo que sea que guardaban, porque así alguien podría robárselo, de modo que crearon sistemas para codificar y encriptar el secreto de los tiempos, ese conocimiento escondido, lo Oculto, que no quiere decir maligno, satánico o diabólico, sino simplemente Escondido. Una matemática de códigos a descifrar en fórmulas numéricas; y en la arquitectura, porque cada medida y longitud de una edificación es usada para derivar en geometría la forma del secreto.

El objetivo es el control del mundo a través de la creación de deudas inextinguibles. Un dinero inventado a partir del derecho para emitir crédito. La verdad es que la Reserva Federal ha usurpado el Gobierno de los Estados Unidos por el monopolio del crédito que opera mediante el sistema de banca de Reserva Federal. Al igual que todos los bancos centrales que tienen el poder de emitir moneda en sus respectivos países. Así las naciones no son dueñas de su propio dinero, impreso para beneficio privado, y si la gente no tiene la soberanía sobre su dinero, tampoco ejercen soberanía sobre otros importantes temas políticos, en especial de política exterior. Como un banco central de emisión, el sistema de Reserva Federal tiene tras de sí la enorme riqueza del pueblo estadounidense al respaldar la emisión de dinero y el crédito.

La Ley Bancaria de 1933 determina que todas las ganancias de los bancos socios de la Reserva Federal deben ir a los bancos titulares, no obstante la participación del Gobierno en las utilidades fuera eliminada. El sistema de Reserva Federal también puede destruir grandes cantidades de dinero a través de operaciones de venta de bonos en el mercado abierto que extinguen la reservas, lo que significa eliminar la base del dinero y el crédito, una condición que suele ser aún más favorable para la banca que la misma creación de dinero, porque le otorga el control inmediato e ilimitado de la situación financiera, ya que es la única fuente de dinero y además con el poder de emitirlo en una época de escasez de moneda corriente. Si no hubiera deudas en el sistema monetario, no habría dinero. En lugar de riqueza generada mediante la producción de la sociedad por el incremento anual de los bienes y servicios, resulta dinero creado por la banca de las deudas de la gente. Siendo un mecanismo sujeto a grandes fluctuaciones es básicamente inestable. Estas variaciones son también otra fuente de enormes ganancias para la banca.

WallStreet controla el gobierno a través de la Agencia Central de Inteligencia -CIA-, el Tesoro y la Reserva Federal. Las palancas de dinero son más poderosas que las palancas de los armamentos, porque tienen la última palabra. Las enormes sumas que representan los instrumentos financieros son mucho más grandes que la economía real en la que se basan. Un auto engaño que está llevando a una inminente colisión de intereses entre WallStreet y el complejo militar industrial. Su aparente éxito mutuo aporta muy poco o nada a la eficiencia de la economía real, mientras sus desastres e incompetencias transfieren la riqueza de la gente hacia las corporaciones de libre mercado.

Más allá de la traición, la deuda es el cimiento para la creación de dinero, el control del crédito su pilar financiero, el estándar del oro la base de las divisas, y el minúsculo grupo de banqueros internacionales que lo poseen quienes manejan el sistema monetario de las naciones occidentales.


La dinámica de lo impensado

Basados en el tentativo cálculo del Producto Bruto Interno –PBI- de las 51 corporaciones mundiales existentes, 47 son estadounidenses, y entre éstas WalMart, General Motors y Exxon tienen más poder económico que países como Polonia, Arabia Saudita, Noruega,  Sudáfrica, Finlandia, Indonesia y de muchos otros. Mientras las protecciones comerciales nacionales se eliminan, las monedas locales son manipuladas en los mercados intervenidos por las corporaciones, las economías estatales ceden al dogma de la libre competencia de mercado, la corporatocracia bancaria se expande. El mundo es un vasto conglomerado de corporaciones, donde el dinero dirige y determina todo, este es el orden natural de las cosas, la fuerza primaria de la naturaleza humana, así funciona, es inevitable. No hay más naciones ni ideologías sino corporaciones internacionales que funcionan bajo las inexorables leyes del mercado. En definitiva, el mundo es un negocio.

El concepto de personalidad corporativa evolucionó a la par que el desplazamiento del poder de los accionistas hacia los gerentes y finalmente condujo a la doctrina de que `los poderes de la mesa directiva son idénticos a los poderes de la corporación`. En años posteriores, los derechos corporativos se expandieron mucho más allá que los de las personas, particularmente mediante los mal llamados `acuerdos de libre comercio`. Bajo esos acuerdos, por ejemplo, si General Motors establece una planta en México, puede exigir ser tratada igual que una empresa mexicana -trato nacional-, a diferencia de un mexicano de carne y hueso que pretendiera en la ciudad de Los Angeles o San Diego en California un trato nacional o incluso los mínimos derechos humanos. Esas entidades colectivistas legales son una amenaza a la libertad del individuo y a la estabilidad del estado como gobierno soberano.

Las corporaciones son la verdaderas y únicas naciones del mundo, están por encima de la leyes, del poder político y de la democracia. En el mundo moderno no existen naciones soberanas o ideologías aplicadas, solo hay corporaciones desmesuradas que se rigen por la inmutables y sagradas leyes de libre mercado. El mundo es su gran negocio y las naciones sus sirvientes sin soberanía posible.

Desde un punto de vista funcional una sociedad abierta al libre mercado produce lo que se llama Establecimiento, una entidad activa que tiende a perpetuarse, y que choca con nuevas ideas que suelen interferir con el Establecimiento. Pero resulta que todas las sociedades son emergentes, es decir poseen el talento natural para la innovación, y eso las hace interferir y chocar contra el Establecimiento, que acapara el poder político a fin de mantenerse y crecer. Por tal motivo todas las naciones del mundo son tan corruptas como el esfuerzo que sus instituciones sociales prodigan para conservar el Establecimiento y auto preservarse, algo que se aplica al gobierno, la religión y las empresas. Juntas son una tesis anticuada de materialismo intelectual inmutable y destructivo.

Justamente el alma de la preservación institucional es el sistema monetario. El dinero provee los medios inherentes de poder y subsistencia para continuar con la acumulación patrimonial del Establecimiento. La necesidad de preservar las instituciones, sin importar su impacto social, está basada en la búsqueda absoluta de ganancias.

Para lograr ganancias comerciales hay que competir con una marca registrada contra otros productores del mismo segmento. No obstante en un sistema monetario esto es la base de la desconfianza hacia los demás, la promoción a escala de consumo del producto es un lujo, y entonces ser ético en un mercado abierto no es rentable. Para las leyes de la oferta y la demanda la eficiencia, sostenibilidad y abundancia son enemigas de la ganancia. El mecanismo del lucro es la escasez, porque mantiene los precios e incrementa los beneficios.

Sea cual fuere el sistema político siempre se refiere a capital, empleo y competencia social. El monetarismo es el verdadero mecanismo que guía el intereses de los países y las empresas. Una economía basada en la competencia no tiene como objetivo el bienestar social sino que lleva hacia la corrupción estratégica, el estancamiento tecnológico, el monopolio y finalmente a la tiranía de las oligarquías enriquecidas por el proceso. Tal corrupción no es un derivado del monetarismo sino su fundamento mismo, y resulta incompatible con la democracia. Cualquier candidato será seleccionado para preservar y ampliar el poder financiero del Establecimiento, no tienen poder real, apenas representan el rostro visible del montaje electoral.

El impuesto global a la huella de carbono es el forma de un gobierno planetario por y para los bancos privados subsidiarios y su sistema de bancos centrales. Los grandes grupos financieros involucrados en el comercio de los derivados tóxicos que determinaron la quiebra de las principales economías mundiales en el año 2008, incluyendo a JP Morgan Chase, Bank America Merrill Lynch, Barclays, City Banck, Nomura, Société Genérale, Morgan Stanley y Goldman Sachs, están activamente involucrados en el comercio del carbono.

El sistema financiero no es muy diferente en 2011 de lo que era en el período previo a la crisis de los años 2006 y 2007. De hecho, la concentración de activos financieros en los bancos comerciales y de inversión más grandes es significativamente mayor ahora que antes de la crisis, como resultado del vaciamiento de algunas de las instituciones y la unión y fusión de otras para conformar entidades más grandes. Claramente se podría haber evitado la crisis financiera. La Reserva Federal era la encargada de fijar las pautas de los préstamos, podría haber supervisado lo que se estaba haciendo en los grandes bancos establecidos en las principales plazas financieras. Una entidad reguladora tras otra optaron sistemáticamente por no actuar. Se trata menos de personas concretas que de un sentido sistemático de la desregulación y la inacción de quienes eran responsables de tomar medidas. Las estructuras básicas del sistema financiero que llevaron al último derrumbe económico siguen firmemente en pie.

La globalización nada más es que la privatización del poder mundial en una gigantesca pirámide financiera de cuatro aristas: primera, el control de los bancos centrales y por ende de la moneda pública para que siempre haya una escasez artificial de dinero; segundo, los bancos privados y su oferta de préstamos caros respaldados en nada; tercero, generalizar la creencia que todo se debe hacer a base de una deuda cuyos verdaderos y finales acreedores son una minoría exclusiva de banqueros internacionales; cuarta, aprovechar el crecimiento inicial para canalizar las ganancias hacia los grandes negocios y corporaciones, luego al colapsar el modelo y socializar los costos de la mega quiebras. Este sistema no quiere ciudadanos, quiere consumidores; no quiere gente, quiere deudores.

El dinero es la base del poder [6]. El planeta es teledirigido por una constelación de organizaciones con un específico papel ejecutivo o político. Las organizaciones ejecutivas se distribuyen en tres esferas de poder: el poder económico y financiero; el poder militar y policial; y el poder científico. El poder político del sistema es ejercido por una cuarta categoría de organizaciones: los `clubes de pensamiento`, redes de influencia, o reuniones de `líderes globales`. Todas estas instancias no son competidoras sino que están estrechamente ligadas y son complementarias. Ellas forma un conjunto cuya cohesión es asegurada por la pertenencia simultánea de ciertas personalidades a varias de estas mismas organizaciones. Estructuradas en red, varias organizaciones comparten la misma función, y los centros son de igual forma circuitos o paneles de control, que han sido duplicados o triplicados, con el objeto de asegurar una mayor estabilidad al conjunto. Así, en caso de que una organización o un vinculo se vuelva inoperante o ineficaz, el control global no esta amenazado. Exactamente como Internet: un sistema sin centro único, cuyos flujos de información pueden `desviarse` de un centro local fuera de servicio.

Es un circulo vicioso, el paradigma de la globalización de la civilización occidental son los continuos ajustes del más diverso tipo. El pragmatismo siempre derrota a los principios; así son las cosas. El universo se mueve rápido, el suelo cambia fugaz bajo los pies, y los principios están siempre un paso por detrás. No obstante dos formas de totalitarismo se han derrumbado, el sistema soviético y el neoliberalismo.

¿Hay una élite de un poder no electo detrás del Gobierno de los Estados Unidos? La cuestión es la existencia de una fuerza subversiva formidable que opera para eliminar los derechos garantizados por la constitución. Los poderes del capitalismo occidental tienen un objetivo de largo alcance, nada menos que crear un sistema mundial de control financiero en manos privadas capaz de dominar el sistema político de cada país y la economía del mundo en su conjunto.

Según la Constitución de los Estados Unidos, el centro del poder político son un Congreso legislativo elegido, un presidente electo y una Corte Suprema de Justicia, en el marco y bajo las limitaciones de la constitución. Nada más lejos de la realidad. Las mentiras son la orden del día de la acción política a cualquier nivel de gobierno, con palabras que no se corresponden a los hechos. Se inician guerras por el mundo afuera sin ninguna explicación coherente. Y es que el centro del poder político real está oculto en manos de representantes no electos, algo incompatible con los intereses generales del pueblo donde la constitución proclama reside la soberanía de la nación. Eso determina que los Estados Unidos sean un estado quasi totalitario con signos ya tangibles de una dictadura abierta, por parte de una oligarquía financiera eficaz que monopoliza el gobierno.

El resultado de esta manipulación de la sociedad por la oligarquía establecida es un estado de guerra permanente, una deuda pública catastrófica y el abandono de la constitución. Mientras el dispositivo de los principales partidos sea el pregonar diferencias artificiales en clave de cliché de política partidista mediante convenciones dignas de un circo de las vanidades, se mantendrá la bien fundada sospecha que hay un rancio poder subversivo muy compenetrado que pretende suprimir la constitución y la sociedad libre que de ella emana. En los sistemas complejos pueden darse puntos de inflexión, umbrales de irreversibilidad, cambios no lineales o momentos en que aún puede revertirse el daño y luego otros en los que ya no es posible detenerlo, por más recursos y esfuerzos que se apliquen. La acumulación de desequilibrios aparecerá sin filtros ante la realidad como la aparatosa caída de un castillo de utilería.



[1] Novo Ordo Seclorum.

[2] Bank of International Settlements.

[3] Equivale a la cantidad de dinero en efectivo disponible en un banco comercial para su entrega inmediata a los clientes que así lo requieran. El sistema de reserva fraccionada funciona bajo el supuesto que apenas una pequeña cantidad de clientes retiran todo o parte de su dinero, y por tanto, el banco no se respalda en caja al 100% del dinero encomendado por sus clientes.

[4] Las doce ciudades escogidas como sedes para el Sistema de Reserva Federal fueron New York, Richmond, Boston, Filadelfia, Cleveland, Chicago, St. Louis, Atlanta, Dallas, Minneapolis, Kansas City y San Francisco.

[5] La palabra dólar es de etiología alemana, una alteración al idioma inglés de thaler o daler, el equivalente al talero español, acuñación de plata del siglo XVI con un valor de ocho reales, y que también tenía impresos el icono de la actual moneda estadounidense $, una estilización de las columnas del héroe mitológico griego Hércules. El billete de un dólar lleva una profusa representación de símbolos herméticos propios de la alta masonería.

[6] ´La más odiada y por las mejores razones, es la usura, la que hace una ganancia del dinero en sí mismo, y no desde el objeto natural de ella. Porque el dinero fue creado para ser usado en el intercambio, pero no para incrementarse con el interés. Y éste término, interés, que significa el nacimiento del dinero desde el dinero mismo, es aplicado a la reproducción del dinero porque los hijos se parecen a su padre. Por tanto, de todos los modos de conseguir riqueza, esta es la más contraria a la naturaleza´. Aristóteles. 

216 comentarios:

  1. El proceso de la creación del dinero es tal vez la pieza más sorprendente de un juego de magia e iniquidad jamás inventado para la esclavitud de las naciones. La creación y uso del dinero, y la teoría de la evolución de las especies, desafían en toda regla la segunda ley de la termodinámica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ordo Ab Chaos u Orden desde el Caos, es un lema codificado para el establecimiento de una dictadura mundial totalitaria basada en las teorías comunistas y revolucionarias promovidas en secreto por la alta finanza a ser integradas, difundidas y aceptadas globalmente, seguida por la desestabilización de las naciones mediante el drenaje de riqueza y activos fuera de cualquier control soberano, junto con la estipulación de una 'raza maestra o raza amo' que proporcione la clase gobernante.
      Por tanto, crean el caos y luego imponen su orden a conveniencia, porque a más poder menos libertad para el común de la gente.
      La actual crisis financiera mundial en ciernes es un amplio ardid manipulador para lograr un sistema monetario único, y con ello alcanzar el gobierno global centralizado.
      El dinero es un ejemplo paradigmático de abstracción de la nada. Un billete solo es un pedazo de papel sin valor intrínseco. Si dicho papel adquiere un determinado valor monetario y se lo considera dinero es por un convención social creación de la mente colectiva.
      Al realizar tal maniobra de abstracción surge de la nada una realidad ficticia que se superpone sobre la realidad física. En el mundo real y tangible, el billete sólo es y siempre será un trozo de papel impregnado con imaginería gráfica.
      No obstante, lo cierto es que la economía en su totalidad es el ejemplo más evidente de cómo una creación abstracta, vacía de valor real, se ha apoderado de la mente colectiva para someter por completo la vida de las sociedades.
      En la economía actual, los grandes negocios no están basados en la fabricación de productos reales y tangibles, sino en la especulación dominada por el sector financiero que precisamente no produce nada tangible ni útil.
      El entorno financiero es un mundo ficticio donde se crean productos imaginarios derivados de otros productos imaginarios sometidos a complejas leyes matemáticas abstractas que permiten acumular ingentes cantidades de dinero, un ente ilusorio cuyo valor solo reside en la mente. La economía actual representa pues el máximo exponente del onanismo abstracto en el que vive esclavizada la humanidad.
      Sin la economía abstracta basada en entidades puramente ficticias, el auténtico valor de las cosas seria su valor intrínseco y no el valor monetario abstracto que ha hecho que todas las cosas tengan un precio, incluida la gente, hasta el punto de llegar a ser compradas, vendidas y tratadas como simples pedazos de papel.

      Eliminar
    2. El camino gobierno mundial está fundamentado en un ejército, banca y moneda construidos con el fantástico truco del llamado sistema bancario.
      A la banca central se le da el poder de crear dinero inexistente mediante el crédito. Esto no les cuesta nada, pero en el momento en que este crédito es traído a la existencia teórica, los bancos comienzan a cobrar intereses sobre el mismo.
      Pero el interés no ha sido creado por el banco, entonces ¿de dónde surge la riqueza y el crédito que ya está circulando en el planeta? La verdadera riqueza es absorbida por el sistema bancario como el interés que se paga por cada préstamo. Esto les permite prestar aún más dinero inexistente y hundir a personas, empresas y países aún más profundamente en la deuda.
      La capacidad de prestar a crédito y acumular riqueza está más allá de toda comprensión, tanto que los convierte en propietarios de facto del planeta entero. La alta finanza ha utilizado esta suma imponderable de riqueza y crédito para comprar y controlar compañías multinacionales de todo tipo, medios de comunicación, empresas de armamento, compañías farmacéuticas, políticos, y prácticamente todo lo que necesitan para controlar el planeta.
      Esta interconexión encubierta de poder entre el sector bancario, la política y los medios de comunicación permite que pocos individuos promuevan la misma política a través de una serie de instituciones y organizaciones entrelazadas.

      Eliminar
    3. Entre las primeras y más desconocidas campañas de propaganda científicamente organizadas se encuentra el Plan Aldrich, un importante montaje elaborado en Estados Unidos entre 1911 y 1912 para que se aprobara una reforma monetaria, promovida por el senador Nelson Aldrich -bajo el control de Frank Vanderlip del Citibank, Henry Davidson del Morgan Bank, y Paul Warburg de Kuhn&Loeb Investment- según la cual se establecía la creación de la Reserva Federal.
      Uno de los primeros en denunciar todo este plan secreto fue Eustace Mullins, en el libro 'Mullins On the Federal Reserve', tras una investigación realizada entre 1948 y 1952, bajo la instigación y dirección del aclamado poeta Ezra Pound, quien se hallaba encarcelado como prisionero político en el Hospital St. Elizabeth, de Washington, D.C. y donde permaneció detenido sin juicio casi catorce años.
      'Mullins On the Federal Reserve' fue el único libro cuya edición completa de 10.000 ejemplares fue quemada en Alemania después de la caída del Tercer Reich. La quema del libro se realizó el 21 de abril de 1961 por orden del juez Israel Katz, de la Corte Suprema de Baviera. El motivo de su peligrosidad es que las investigaciones de Eustace Mullins sacaban a la luz una verdad ocultada durante medio siglo, todavía hoy desconocida por la mayoría de la opinión pública: la Reserva Federal, ni es una reserva ni es federal, sino un grupo de bancos privados que consiguieron en 1913, engañando al pueblo estadounidense e infringiendo la Constitución, el monopolio de la emisión de moneda de manera a controlar, desde la banca internacional, toda la economía estadounidense y mundial.

      Eliminar
    4. Este libro ('Mullins On the Federal Reserve) fue desde su principio comisionado y guiado por Ezra Pound. A cuatro de su protegidos se les ha otorgado previamente el Premio de Nobel de Literatura: William Butler Yeats por su poesía posterior, James Joyce por "Ulysses", Ernest Hemingway por "El Sol También Sube", y T.S. Elliot para "La Tierra Desechada". Pound jugó un papel mayor en la inspiración y corrección de estos trabajos - qué nos lleva creer que este trabajo presente, también inspirado por Pound, representa una tradición literaria continuada. Aunque se esperaba que este libro desde su principio fuera un trabajo tortuoso sobre técnicas económicas y monetarias, desarrolló pronto en una historia de tal llamado universal y dramático, que de entrada, Ezra Pound me instó a escribirlo como una
      historia de detectives, un género que fue inventado por mi compatriota virginiano: Edgar Allan Poe. Yo creo que la circulación continua de este libro durante los últimos cuarenta años no sólo ha exonerado a Ezra Pound por sus muy condenadas declaraciones políticas y monetarias, sino que también ha sido, y continuará siendo, la última arma contra los poderosos conspiradores que lo compelieron a
      estos trece años y media sin juicio, como prisionero político encerrado en un manicomio de la KGB. Su venganza más temprana vino cuando los agentes del Gobierno que representaban a los conspiradores, se negaron a permitirle testificar en su propia defensa; la segunda vindicación vino 1958 cuando estos mismos agentes dejaron caer todos los cargos contra él, y él salió del Hospital de St. Elizabeth, como hombre libre una vez más. Su tercera y final vindicación es este trabajo que documenta cada aspecto de su exposición de los crueles financieros internacionales de quienes la Ezra Pound se volvió una más víctima, condenada a pasar años como el “Hombre de la Máscara de Hierro”, porque él se había atrevido a alertar a sus compatriotas americanos de sus actos furtivos de traición contra todo el pueblo de los Estados Unidos.
      Eustace Mullins.

      Eliminar
    5. En mis conferencias a lo largo de esta nación, y mis apariciones en muchas radios y programas de televisión, he sondeado el tema que el Sistema de la Reserva Federal no es Federal; no tiene ninguna reserva; y no es en absoluto un sistema, sino, un sindicato delictivo. Desde noviembre, 1910, cuando los conspiradores se encontraron en la Isla Jekyll, Georgia, al presente, se han callado en secreto las
      maquinaciones de los banqueros de la Reserva Federal. Hoy, ese secreto ha costado al pueblo americano unos tres billones de deuda en dólares, con pagos de interés
      anuales a estos banqueros que suman a unos trescientos mil millones dólares por año, suma que tambalean la imaginación y qué es finalmente impagable. Funcionarios del Sistema de la Reserva Federal rutinariamente emiten protestas al público, como las flautas de faquires hindúes en una melodía insistente a la cobra deslumbrada que oscila su cabeza ante él, no para resolver la situación sino para impedir a la cobra que los muerda.
      Algo así era la carta de consuelo escrita por Donald J. Winn, Ayudante de la Mesa de Gobernadores en contestación a una pregunta por un Diputado, el Honorable Norman D. Shumway, el 10 de marzo de 1983. Mr. Winn dice que "El Sistema de la Reserva Federal fue establecido por un acto de Congreso en 1913 y no es una 'corporación privada'". En la próxima página, Mr. Winn continúa: "Las acciones de
      los Bancos de la Reserva Federal son poseídas completamente por bancos comerciales miembros del Sistema de la Reserva Federal". Él no ofrece ninguna explicación acerca de por qué el gobierno nunca ha poseído una sola porción de acciones en cualquier Banco de la Reserva Federal, o por qué el Sistema de la Reserva Federal no es una "corporación privada" cuando todas sus acciones son poseídas por
      "corporaciones privadas".
      La historia americana del vigésimo siglo ha grabado los logros asombrosos de los banqueros de la Reserva Federal.
      - Primero: la erupción de la Primera Guerra Mundial que se hizo posible por los fondos disponibles del nuevo banco central de los Estados Unidos.
      - Segundo, la Depresión Agrícola de 1920.
      - Tercero, la Caída del Viernes Negro en Wall Street, de octubre 1929, y la Gran Depresión resultante.
      - Cuarto, Segunda Guerra Mundial.
      - Quinto, la conversión de recursos de los Estados Unidos y sus ciudadanos de propiedades real por recursos de papel desde 1945 al presente, transformando una América victoriosa y el poder mundial más adelantado en
      1945 en la más grande nación deudora del mundo en 1990.
      Hoy, esta nación yace en ruina económica, devastada y destituida, en mucho los mismos aprietos horribles en los que Alemania y Japón se encontraron en 1945.
      Eustace Mullins.

      Eliminar
  2. La red capitalista desregulada que gobierna el mundo lo hace mediante un sistema complejo cuyo supremo poder dominante es una plutocracia global, eje trasnacional de participación propietaria que vincula entre sí empresas que controlan a otras mediante redes de acciones en común, acoplando ingresos operativos donde se revelan sus estructuras económicas y financiereas.
    Un núcleo de 1.318 empresas con propiedad accionaria entrelazada, cada una ligada en promedio con otras 20 firmas, dueñas del mundo gracias a la conectividad de redes financieras. Menos de uno por ciento de las empresas controlan 40 por ciento de la red entera, en este orden: 1) Barclays PLC; 2) Capital Group Companies Inc; 3) FMR Corporation; 4) AXA; 5) State Street Corporation; 6) JP Morgan Chase & Co; 7) Legal & General Group PLC; 8) Vanguard Group Inc; 9) UBS AG; 10) Merrill Lynch & Co Inc.
    Un diminuto número de instituciones financieras conformando una superentidad que distorsiona la competencia global en los mercados y la estabilidad económica.
    24 empresas pertenecen a Estados Unidos, 8 a Gran Bretaña, 5 a Francia, 4 a Japón, 3 a Alemania,2 a Holanda, 2 a Suiza, 1 a Italia, y 1 a China.
    44 son entidades financieras, un 88 por ciento.

    ResponderEliminar
  3. El mayor crimen del Congreso es el sistema monetario. El peor crimen de todos los tiempos legislativos ha sido perpetrado por este proyecto de ley de la banca. El comité y los jefes de partido han vuelto a funcionar e impidieron que la gente obtenga el beneficio de su propio gobierno. Charles Augustus Lindbergh, Sr.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La política pública se hace por una camarilla privada de plutócratas autoproclamados. Los miembros de la Junta de Gobernadores del Sistema de la Reserva Federal en Washington son elegidos por el Presidente y deben ser aprobados por el Senado. Pero el vital Comité de la Reserva Federal de Mercado Abierto, que fija las tasas de interés a corto plazo y la influencia del tamaño de la oferta de dinero mediante la compra o venta de títulos públicos, tiene siete gobernadores de la Reserva Federal, además de 5 presidentes de los Bancos de la Reserva Federal designados por los respectivos Directores de estos bancos. En la práctica, cinco presidentes de distrito de la Reserva Federal, que nunca han sido aprobados por el Presidente o el Congreso, tienen voto sobre la configuración de la política de crédito y la oferta monetaria de los Estados Unidos.
      El Comité Federal de Mercado Abierto no formaba parte de la legislación original que creó el Sistema de la Reserva Federal. Pero en la década de 1920, algunos presidentes regionales de la Reserva Federal, inevitablemente dominados por Nueva York, formaron un comité fuera de cualquier ley para coordinar sus actividades en determinar la oferta monetaria y las tasas de interés a través de la compra y venta de títulos públicos, es decir, operaciones de mercado abierto. Por ende, los líderes regionales de la Reserva Federal, todos directamente elegidos por los banqueros y el sector privado, no están sujetos a la aprobación de nadie en Washington. En 1935, Franklin D. Roosevelt, firmó la Ley de Bancos que legalizó el Comité Federal de Mercado Abierto en su forma actual, con una mayoría formal de Gobernadores de la Reserva Federal en Washington, los propuestos por el Presidente y aprobados por el Senado. Pero al mismo tiempo, el Secretario del Tesoro, que solía ser un miembro de la Junta central, fue expulsado de esa posición.

      Eliminar
    2. Las fuentes de inestabilidad financiera residen en un grado excesivo en los mercados globales de derivados, cuyo uso se ha convertido en omnipresente en todas las fases de las transacciones financieras, lo que magnifica la resonancia de cada shock financiero, y que con toda probabilidad crea un nuevo cartel para perpetuar la mayoría de las prácticas monopólicas destructivas vistas hasta ahora.
      Las actividades de la Reserva Federal tendrían que regirse por leyes públicas que se hagan pasar por la Cámara de Representantes, y a continuación enviadas al Senado, siendo finalmente firmaras o rechazadas por el presidente. Este es el único mecanismo concebible bajo un sistema republicano.
      Cada año un proyecto de ley sería compuesto en especificación de la cantidad general de crédito a ser distribuido durante el próximo año fiscal, cuáles serán las tasas de interés, a que plazos de vencimiento, y que categorías de préstamos serán aprobados.
      Esto significa la nacionalización de la Reserva Federal, cambiar el estado de un banco central que sirve directamente sólo las necesidades de los banqueros y financieros, en la forma de un Banco Nacional en la tradición de Alexander Hamilton, que se encarga de optimizar el crecimiento económico, los salarios reales, el aumento de los niveles de vida, la disponibilidad de cultura material e intelectual, la inversión de capital por puesto de trabajo, y otros parámetros importantes en toda la economía de la industria manufacturera, la agricultura, la producción de energía y la infraestructura.

      Eliminar
    3. Después de los pánicos financieros de 1873, 1893 y 1907 -resultado de operaciones de la banca internacional de Londres- el país pedía una reforma monetaria para impedir que este tipo de situaciones de pánico fabricado artificialmente se volvieran a repetir. Para ello en 1908 se creó la Comisión Monetaria Nacional, cuyo secretario auxiliar y posterior Secretario del Tesoro era Piatt Andrew, uno de quienes a la postre traicionaron la confianza de la nación estadounidense en la reunión secreta en la isla Jekyll que maquinó la creación de la 'Reserva Federal (FED)'.
      Conspiración que tuvo como meta poner a punto la reforma monetaria encargada a la Comisión Monetaria Nacional, y que sería presentada al Congreso como si hubiera sido realmente realizada por toda una verdadera comisión nacional. Nadie debía saber que la propuesta de crear el Sistema de la Reserva Federal o Plan Aldrich era el resultado de un pacto secreto entre los cinco más importantes banqueros del mundo para controlar la emisión de moneda y la economía nacional, algo que ningún diputado se atrevería a votar como un proyecto con la marca registrada de Wall Street.
      Los conspiradores evitaron poner el nombre de Banco Central, por lo que se decidió darle el apelativo de Sistema de la Reserva Federal, lo que engañaría a la población al pensar que no era un banco central que cumpliría las funciones principales de emisión de dinero y control del crédito, sólo que en lugar de ser nacional o federal, sus acciones serían posesion de la banca privada.
      La principal tarea que tuvieron en su reunión secreta fue lograr que pareciera que el Banco de la Reserva Federal estaba controlado por el Congreso y que era responsable ante el gobierno, aunque en realidad la mayoría de los directivos serían elegidos directa o indirectamente por la gran banca. Se creó una 'Mesa de Gobernadores de la Reserva Federal', establecida por el presidente de los Estados Unidos pero bajo el control del 'Consejo Asesor Federal', escogido por los directores de los doce Bancos de la Reserva Federal, lo que permanecería desconocido para el público.

      Eliminar
    4. Este Acto crea el Trust más gigantesco en la tierra. Cuando el Presidente firme este proyecto, el gobierno invisible a través del Poder Monetario se legalizará. El pueblo puede no saberlo de inmediato, pero el día de rendición de cuentas está sólo a unos años. Los trusts comprenderán pronto que han ido demasiado lejos incluso para su propio bien.
      Charles Lindbergh, diciembre de 1913.

      Eliminar
  4. Lo ultimo en "guerra financiera preventiva": la mafia político-financiera impone por coacción y chantaje sus condiciones. Lo llaman democracia pero es dictadura. Cuando un estado depende del dinero de la banca, es ella y no el gobierno quien dirige la nación. Su vergonzosa servidumbre a los poderes financieros lleva a los politicos a presentar como ineludible lo que solo es necesario para los bancos y las grandes corporaciones.
    ¿Dónde está la democracia si la gente no puede hacer que los asuntos económicos, que al fin y al cabo son los que le proporcionan bienestar y satisfacción personal, se resuelvan según la voluntad de la mayoría? ¿Cómo se puede decir que hay democracia si los gobiernos no gobiernan para el pueblo sino que son gobernados por las finanzas?

    ResponderEliminar
  5. “En Moscú hay comunismo. En Nueva York, capitalismo. Pero es todo lo mismo, tesis y antítesis. Analiza ambos. Moscú es subjetivamente comunismo pero (objetivamente) capitalismo de Estado. Nueva York es capitalismo subjetivo pero comunismo desde un punto de vista objetivo. Una síntesis. la verdad de lo que hay: la Internacional Financiera, el Comunismo Capitalista. Ellos”.
    Christian Rakovsky.

    ResponderEliminar
  6. Con el argumento de engañar con verdad, resulta obvio que el dinero es la base del poder, el centro mismo de la gravitación universal.
    Es un fenómeno común a todas las revoluciones sociales ulteriores comprobar que cuando las masas se adueñan de una ciudad o nación muestran siempre una especie de temor supersticioso frente a Bancos y banqueros. Han matado reyes, generales, obispos, policías, sacerdotes y demás representantes del odiado privilegio; han saqueado e incendiado iglesias, palacios y hasta centros de enseñanza; pero, siendo revoluciones económico-sociales, respetaron la vida de banqueros y han resultado intactos los soberbios edificios de los Bancos. En lo subjetivo de la Finanza, vease también la personalidad de sus hombres. La esencia internacionalista del dinero es demasiado conocida; de tal realidad procede que la entidad que lo posee y lo sublima sea cosmopolita. La Finanza, en su apogeo, fin en sí, la Finanza Internacional, niega y desconoce todo lo nacional. No reconoce al Estado, por tanto, es ella objetivamente anarquía, y lo sería absolutamente si ella, negadora de todo Estado nacional, no fuera por necesidad Estado en su esencia. El Estado puro es tan solo Poder. Y el Dinero es Poder puro. El Dinero es Estado. La identidad esencial es absoluta entre ambas creaciones. Algo fatal, porque la personalidad de sus autores también era idéntica, tan internacionalista es el financiero como el comunista. Los dos, por pretextos distintos y con distintos medios, niegan y combaten al Estado nacional capitalista. Es el marxismo para integrarlo en el Superestado comunista; de ahí que sea el marxista un internacionalista; el financiero niega al Estado nacional, y su negación parece ser fin en sí; propiamente, no se muestra internacionalista, sino como anarquista cosmopolita… Esta es su apariencia actual. En lo negativo hay una identidad individual entre comunista internacionalistas y financieros cosmopolitas; como natural efecto, también la hay entre la Internacional Comunista y la Finanza Internacional. Saber cómo llegó la Finanza Internacional a ser dueña del dinero, ese mágico talismán que ha venido a ser lo que Dios y nación fueron para las gentes, sucesivamente, hasta la época contemporánea, es algo que supera en interés científico al mismo arte de la estrategia revolucionaria; porque también es arte y también revolución.

    ResponderEliminar
  7. Cegados no advirtieron que un puñado de hombres, sigilosos, cautos, insignificantes, se habían adueñado del auténtico poder, de un poder mágico, casi divino, que ello, sin saberlo, poseía. No advirtieron las masas que otros tomaron para sí ese poder que pronto las reduciría a una esclavitud más feroz que la del mismo soberano. Así resulta que se adueñaron del mayor Poder los hombres cuya calidad moral, intelectual y cosmopolita les permitía ejercerlo. Tomaron para sí el real privilegio de acuñar moneda. La moneda es lenguaje utilizando palabras que suscitan ideas falsas sobre cosas y hechos, gracias al poder de la inercia mental, que no proporciona nociones reales y exactas. El dinero no es ya eso; la moneda física circulante es un verdadero anacronismo. Si existe y circula es por un atavismo, solo porque conviene para mantener una ilusión, la pura ficción imaginativa. Todavía acuñan los estados en trozos de metal y papel los bustos reales o políticos, los escudos nacionales, pero ¿y qué? La gran masa del dinero circulante, el de las grandes transacciones, la representación de toda la riqueza nacional, la empezaron a emitir aquellos pocos banqueros. Títulos, letras, cheques, pagarés, endosos, descuentos, cotizaciones, cifras y más cifras, cual catarata desatada, invadió las naciones.

    ResponderEliminar
  8. ¿Qué fue a su lado ya la economía metálica y el papel moneda? Algo intrascendente, mínimo, frente a la creciente marea que todo lo inunda de moneda financiera. Ellos, finísimos psicólogos, en la impunidad de la ignorancia general, llegaron a más. Sobre la inmensa serie abigarrada de moneda financiera, a fin de darle un volumen rayano en lo infinito y la velocidad del pensamiento, crearon la moneda crédito, abstracción, ente de razón, cifra, guarismo, crédito, fe… Estafa, moneda falsa dotada de curso legal… Bancos y Bolsas y todo el sistema financiero universal es una máquina gigante para cometer la monstruosidad contra natura, de hacerle al dinero producir dinero, algo, que en si ya es un delito de lesa economía, en el caso de los financieros es un delito de Código penal, por ser usura. Y el argumento defensivo es que cobran ellos un interés legal… Aún concedido, que ya es mucho conceder, la usura existe igual, porque si el interés cobrado es el legal, ellos fingen, falsificándolo, un capital inexistente. Los Bancos tienen siempre, prestado o en movimiento productivo, una cantidad de moneda-crédito, moneda en números, cinco y hasta cien veces mayor que la cifra de moneda física emitida. No se calcula las veces que supera la moneda-crédito a la moneda falsa fabricada, a la moneda desembolsada como capital. Teniendo en cuenta que devenga interés legal, no el capital real, sino el capital inexistente, el interés ha de ser tantas veces ilegal como la falsificación veces multiplique al capital real… Y tengase en cuenta que ese sistema es el más inocente de los usados para fabricar moneda falsa. Mejor imaginese a unos pocos hombres con un poder infinito de posesión de bienes reales y los verá dictadores absolutos del valor en cambio, por tanto dictadores de la producción y la distribución y en consecuencia, del trabajo y del consumo. Elevese esa acción a escala mundial y se verá su efecto anárquico, moral y social, es decir, revolucionario. ¿No es un milagro ver a un banco de madera transformarse en catedral?… Pues tal milagro lo han visto mil veces sin pestañear las gentes durante siglos. Porque milagro prodigioso fue que los bancos donde los mugrientos usureros se sentaban para comerciar con su dinero sean hoy esos templos que ufanan sus columnatas paganas en cada esquina de la urbe moderna, donde la muchedumbre va, posesa de la fe, que ya no le inspiran las deidades celestiales, para ofrendar fervorosa todas sus riquezas a la deidad Dinero, que habita, según cree, dentro de la férrea caja fuerte del banquero, dedicada a su divina misión de multiplicarse hasta el infinito metafísico… Religión, sí, la religión del Poder. Si se quiere dar una idea precisa de la Finanza, es la obra de arte más genial y más revolucionaria de todas las épocas. Y los banqueros cumplen irresistiblemente, inconscientemente, su misión revolucionaria.

    ResponderEliminar
  9. I care not what puppet is placed upon the throne of England to rule the Empire on which the sun never sets. The man who controls Britain’s money supply controls the British Empire, and I control the British money supply.
    Lionel Rothschild.

    ResponderEliminar
  10. Recuerdese en una placa indeleble aquella mañana del 24 de octubre de 1929. Un tiempo llegará en que será para la Historia de la Revolución el día más importante, el crack de la Bolsa de Nueva York; principio de la llamada “depresión”, auténtica Revolución. Los cuatro años de Hoover son de avance revolucionario: doce a quince millones de desempleados. En febrero de 1933 es el último golpe de la crisis con el cierre de los Bancos. Más no pudo hacer la Finanza para batir al “americano clásico”, aún encastillado en su reducto industrial, y esclavizado económicamente a Wall Street. Sabido es que todo empobrecimiento de la economía, es un florecer de lo parasitario y la Finanza es el gran parásito. Pero aquella Revolución americana no tenía solo el fin usurario de acrecentar el Poder del Dinero, ambicionaba más. El Poder del Dinero, aunque poder político, solo se había ejercido de manera indirecta, y ahora debían convertirlo en un poder directo. El hombre a través del cual lo ejercían sería Franklin Roosevelt. La financiación de Hitler es acordada en julio de 1929. ¿Algo casual? Los cuatro años de Hoover son los empleados en preparar la toma del poder en Estados Unidos y en la Union Soviética, por medio de la Revolución Financiera, la guerra y derrotismo subsiguiente.
    No es como el Marxismo propugna, por el aniquilamiento de un contrario el devenir de la síntesis. Es por integración superadora de tesis y antítesis como la síntesis se hace una realidad, una verdad, en un acorde final de lo subjetivo y objetivo. En Moscú Comunismo; en Nueva York Capitalismo. Igual a tesis y antítesis. Moscú: Comunismo subjetivo y Capitalismo objetivo, Capitalismo de estado. Nueva York: Capitalismo subjetivo y Comunismo objetivo. Síntesis personal, real, verdad: Finanza Internacional, capitalismo-comunista. “Ellos”, un entorno de personalidades financieras, políticas, científicas y eclesiásticas con rango, riquezas, poder y situación, cuya posición auténtica, considerada en su efecto mediato, casi siempre resulta, por lo menos, extraña, inexplicable a la luz de un razonamiento común, porque realmente tienen con la ideología comunista, por acción u omisión, gran afinidad. No los hemos visto a “Ellos”, pero hemos escuchado su voz y hemos entendido su lenguaje. Por cierto, una voz y un lenguaje demasiado claros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El potencial de la gran depresión derivó de la destrucción económica y humana provocada por la primera guerra mundial, que era en sí mismo un producto de la geopolítica británica especialmente ejemplificada por el rey Eduardo VII, por la creación de una alianza que rodeara Alemania con el fin de hacerle la guerra.
      Los acontecimientos que condujeron a la Gran Depresión fueron causados por el Banco de Inglaterra, el gobierno británico y la City de Londres, relacionados con la guerra económica británica contra el resto del mundo, tuvo principalmente la forma de un intento de restaurar un sistema monetario mundial con sede en Londres que incorporaba el estándar de oro.
      Los esfuerzos de la oligarquía británica en este sentido se llevaron a cabo por una camarilla de banqueros centrales internacionales controlados por Lord Montagu Norman del Banco de Inglaterra, asistido por Benjamin Strong del Banco de la Reserva Federal de Nueva York y Hjalmar Schacht del Reichsbank alemán. Este patrón oro británico resultó ser una camisa de fuerza para el desarrollo económico mundial.
      La especulación en el New York Stock Exchange durante la era Coolidge-Hoover no fue un fenómeno espontáneo, se impulsó con el pretexto de aliviar la presión sobre la libra esterlina sobrevalorada después que su convertibilidad en oro había sido restaurada en 1925. En la práctica, las políticas en favor de la especulación fueron promovidas por Montagu Norman y sus satélites con el expreso propósito de fomentar una economía de burbuja en los Estados Unidos. Cuando la burbuja de Wall Street había alcanzado proporciones gigantescas en el otoño de 1929, Montagu Norman cortó abruptamente la tasa bancaria británica y la repatriación de capitales especulativos británicos, lo que deliberada y concientemente produjo una implosión de los mercados de Estados Unidos. Esto causó una depresión mundial violenta, con el colapso de los mercados financieros y la contracción brutal de la producción y el empleo.
      Este default británico, incluyendo todos los detalles y sus modalidades, fueron también parte de la táctica británica posterior de devaluaciones competitivas, medidas de guerra económica por parte del Banco de Inglaterra, mediante la destrucción deliberada del sistema de la libra esterlina, que era el único sistema monetario mundial existente en ese momento. El colapso del comercio mundial se así convirtió en irreversible.

      Eliminar
  11. Se dice que el Marxismo es la misma antítesis del capitalismo, que es igualmente sagrado para nosotros. Es precisamente por esta razón que son directos opuestos el uno al otro, que se pone en nuestras manos los dos polos de este planeta y se nos permite a nosotros ser el Eje. Estos dos contrarios, tanto el bolchevismo como nosotros, encuentran su identidad en la Internacional. Estos opuestos se encuentran de nuevo en la identidad de su propósito y finalizarán en el momento en que rehagamos (rediseñemos) el mundo desde arriba con el control de los ricos, y desde abajo por medio de la revolución. Nuestra misión consiste en promulgar una nueva ley y crear un Dios, que es tanto como decir purificar la idea de Dios y realizarla, cuando llegue el momento oportuno. Debemos purificar el dinamismo esencial que hace uso de las fuerzas de la destrucción y las fuerzas de la creación, pero usa la primera para cuidar la segunda. Nuestra organización de la revolución queda patente en el lado destructivo de bolchevismo y el lado constructivo de la Liga de las Naciones, que es también obra nuestra. El bolchevismo es el acelerador y la Liga es el freno del mecanismo del cual nosotros somos la fuerza motriz y el poder de guía. ¿Cuál es el fin? Está determinado por nuestra misión y está formado por elementos exparcidos en el mundo entero, pero se funden en la llama de nuestra fe en nosotros mismos. Somos una Liga de las Naciones que contiene los elementos de todas las demás. 
    Otro Khan, banquero judío.

    ResponderEliminar
  12. Christine Lagarde, actual gerente del Fondo Monetario Internacional, fue en 2005 ministra de Comercio Exterior del gabinete del primer ministro francés Dominique de Villepan.
    Abogada especialista en derecho social, se incorporó en 1981 al bufete Baker & McKenzie, en Chicago, e hizo toda su carrera en Estados Unidos en el bufete de derecho comercial más importante del mundo (4,400 colaboradores en 35 países) hasta convertirse en miembro de su Comité ejecutivo y más tarde, en el otoño de 2004, en presidenta de su Comité de Estrategia. Por otro lado, en abril de 2005, entraba al Consejo de Vigilancia de la multinacional holandesa ING Groep, una de las sociedades financieras más importantes del mundo.
    La señora Lagarde milito en el Center for Strategic & International Studies -CSIS- think tank que copresidia junto a Zbigniew Brzezinski la comisión Action USA/UE/Polonia y se ocupaba en particular del grupo de trabajo Industrias de Defensa USA-Polonia (1995-2002) y de las cuestiones concernientes a la liberalización de los intercambios polacos.
    Sin embargo representaba en dichas instancias los intereses estadounidenses contra los del comercio exterior de Francia. En su condición de abogada del bufete Baker & McKenzie, Christine Lagarde trabajaba a favor de los intereses de Boeing y Lockheed-Martin en detrimento de los de Airbus y Dassault.
    En 2003, Christine Lagarde se convirtió además en miembro, también en el seno del CSIS, de la Comisión para la Ampliación de la Comunidad Euro-Atlántica junto a su amigo Brzezinski y diferentes personalidades, como el ex director de la Organización Mundial de Comercio Renato Ruggiero. Dicha comisión se ocupó de las posibilidades de inversiones en Polonia, Eslovaquia, Letonia, Rumania, República Checa y Hungría.
    Gracias a relaciones establecidas dentro de las comisiones que presidía Christine Lagarde, se montó el contrato de venta, en abril de 2003, de 48 cazas F-16 Lockheed-Martin a Polonia por 3500 millones de dólares. La transacción provocó consternación en Europa ya que el gobierno polaco pagaba la compra con los fondos de la Unión Europea destinados a la preservación de su sector agrícola. El contrato estaba indisolublemente ligado a la incorporación de Polonia a la invasión y colonización de Irak junto a Estados Unidos, el Reino Unido y Australia.

    ResponderEliminar
  13. El martes 1º de noviembre de 2011, Papandreu reunió el Consejo Gubernamental de Relaciones Exteriores y Defensa (KYSEA, siglas en griego), destituyó inesperadamente al jefe del Estado Mayor General de las fuerzas armadas (el general de la fuerza aérea Yoanis Giagos), al jefe del Estado Mayor de las fuerzas terrestres (el general de cuerpo de ejército Fragulis Fragos), al jefe del Estado Mayor de la marina de guerra (el vicealmirante Dimitris Elefsionitis) y al jefe del Estado Mayor de la fuerza aérea (el general Vasilis Klokozas) y procedió a reemplazarlos.
    No se sabe qué tipo de litigio podía existir entre el gobierno y las fuerzas armadas en momentos en que el señor Papandreu y los jefes de Estado Mayor acababan de implementar juntos los sucesivos planes de austeridad. Al mismo tiempo que se producía cada uno de los planes de ayuda internacional, Grecia emitía costosos pedidos para la compra de armas en Alemania, Francia y Estados Unidos.
    El presupuesto militar griego en relación con su número de contribuyentes es casi el doble de los demás países de la eurozona. El último plan de urgencia adoptado en octubre por los Estados de la eurozona y el FMI coincidió con un pedido presentado por Grecia a Estados Unidos para la compra de 400 tanques M1 Abrams y de 20 vehículos anfibios AA7VA1, por 1280 millones de euros. Este esquema corresponde al descrito para Polonia en 2003 con supuestos fondos para modernizar su agricultura, cuando lo que estaba en juego era la colonización de Irak.
    Y Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional, aparece en ambos esquemas de compra de armas.

    ResponderEliminar
  14. Los demonios de la crisis arrasan todo. Las malas noticias avanzan al ritmo que necesitan los desastres implacables y generalizados de la doctrina neoliberal de shock nacida en los paraninfos de la Universidad de Chicago. Los sacrosantos y denostados mercados han descubierto la mejor forma de arruinar un país, en medio de la pasividad de sus vecinos y socios: con los tipos de interés que aplican a la deuda soberana. El mecanismo es endiabladamente sencillo: se elige una nación que haya gastado mucho o tenga cuentas dudosas, ni siquiera es preciso que tenga una deuda tan abultada como Italia; se lanza una información que diga que ese país tiene dificultades para pagar; se insta a una agencia de calificación de riesgo tipo Standard & Poors o cualquier otra a que rebaje la calificación de la deuda del país, cosa que suelen hacer motu propio, y ya está: la prima de riesgo se pone por las nubes, y los intereses a pagar por la deuda pueden superar el 10 % anual. No hay actividad económica que proporcione más beneficios. Y de esta forma tan sencilla se esquilma una nación. Es el robo mejor organizado que se conozca y practica con la más exquisita impunidad.
    Como era predecible la crisis terminal de la Zona Euro ya se llevó por delante a cinco primeros ministros PIIGS: Italia, Portugal, Irlanda, España y Grecia.

    ResponderEliminar
  15. La contrarrevolución de la Elite comenzó y será más que implacable. La historia muestra que cada crisis del capitalismo se resuelve mediante una represión absoluta. Y si hay algo capaz de provocar un terror mortal en la oligarquía de la Unión Europea es el concepto de referéndum popular, porque es atreverse a consultar al populacho sobre la política de austeridad eterna, la única capaz de satisfacer a los mercados financieros.
    Basta que los zombis no elegidos como el presidente del Banco Central Europeo Mario Draghi -ex vicepresidente de Goldman Sachs Internacional-, el presidente del Consejo Europeo Herman van Rompuy -miembro de la Comisión Trilateral y del Club Bilderberg- y el jefe de la Comisión Europea, Manuel Durao Barroso, impongan la voluntad totalitaria de la Elite, es decir el hechizo neoliberal de la privatización salvaje y la devastación social de la interminable contracción monetaria y fiscal impuesta por la Unión Europea: el dinero como valor moral y las finanzas de casino como un Dios iracundo.

    ResponderEliminar
  16. En realidad la Eurozona está dirigida por un politburó que como no podía ser de otra manera lleva el acrónimo de GdF, Grupo de Frankfurt, establecido el pasado mes de octubre, para el que los votantes solo son una molestia, porque según afirman,  Europa necesita reformas para implantar una austeridad implacable y no elecciones.
    Por lo tanto, los gobiernos nacionales de la Eurozona carecen totalmente de significado. Las decisiones son tomadas por una troika formada por el Banco Central Europeo -BCE-, la Comisión Europea -CE- el Fondo Monetario Internacional -FMI- ninguno de ellos elegido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Unión Europea está utilizando la crisis de la deuda soberana para extender su poder y control sobre los estados miembros. Da lo mismo si la Unión Europea utiliza a la banca para su agenda o si la banca está usando la Unión Europea en su agenda, ya que de hecho se pueden reusar uno al otro. E independientemente, la democracia no es parte de dicho proceso. Lukas Papademos es un banquero designado para representar a la banca.
      El 12 de febrero el designado primer ministro, cuyo trabajo es entregar Grecia a la banca por mediación de Bruselas, no supo ver la ironía en su afirmación de que "la violencia no tiene cabida en una democracia." Tampoco se ve ninguna ironía en el hecho que los 40 representantes electos en el Parlamento griego que rechazaron los términos del rescate fueron expulsados ​​por los partidos de la coalición gobernante. La violencia en las calles es una respuesta a la violencia económica que se cometen contra el pueblo griego.
      El también designado primer ministro de Italia, Mario Monti, no tiene que enfrentarse a unas elecciones hasta abril de 2013. Su gabinete tecnocrático no incluye un solo político electo. La banca no quiere correr riesgos: Monti, es a la vez Primer Ministro y ministro de Economía y Finanzas. Representa por igual a la Unión Europea tanto como a la banca.
      La única conclusión posible es que la democracia, que una vez sirvió a los intereses del dinero con el fin de liberarse del poder de los reyes, la aristocracia y las depredaciones del gobierno, fue la forma cómo el dinero estableció el control sobre los gobiernos, y así la democracia se convirtió en un pasivo de la transición del derecho divino de los reyes al derecho divino del dinero.

      Eliminar
  17. Al analizar la historia del libre mercado o del mercado autorregulado, y en particular la etapa del laissez-faire o dejar hacer que condujo a la Gran Depresión de los años de la década de 1920, el problema con la sociedad de mercado es que obligatoriamente la sociedad debe estar al servicio del mercado. Y en cuanto se refiere a la sociedad al servicio de los mercados, apunta a que el desenvolvimiento del mercado autorregulado, lo que hoy se califica de neoliberalismo, encuentra necesariamente un escollo en la democracia, y explica el surgimiento a finales de la década de los años 1920 del orden del corporativismo fascista en Europa. El fascismo fue la solución al impasse a que llegó el capitalismo liberal, una suerte de reforma de la economía mercantil lograda a costa de la extirpación de todas las instituciones democráticas, tanto en el terreno político como en el industrial, cuando el sistema político de muchos países perdió su razón de ser en las recetas economicistas que quemaron gobiernos constituidos, desgastaron las instituciones y los partidos políticos, y crearon el desencanto que llevó a los ciudadanos a votar por el Nuevo Orden de los partidos fascistas.
    Los mercados financieros son claramente más fuertes que toda estructura e institución política. ¿De qué sirve una oposición si basta con los mercados? ¿Para qué sirve entonces la democracia? Pronto se vera a los partidarios de la "única política posible" no contentarse sólo con acompañar los golpes de Estado de las finanzas, ni tampoco con justificarlos, sino que los pedirán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para contrarrestar el ataque al sistema americano de libre empresa, lo primero, lo más esencial, y un prerrequisito para una acción efectiva es que los hombres de negocios adopten esta cuestión como la primera responsabilidad de la gestión corporativa, la necesidad primordial de darse cuenta de que el problema último es la propia supervivencia; supervivencia de lo que denominamos sistema de libre empresa, con todo lo que significa para el progreso de los Estados Unidos y la libertad de nuestra gente. Ha pasado ya el momento en que el presidente de una gran empresa descarga su responsabilidad manteniendo simplemente un crecimiento satisfactorio de los beneficios, con la observancia de las responsabilidades empresariales y sociales. Para que nuestro sistema sobreviva, la alta dirección debe preocuparse también de proteger la propia pervivencia del sistema. Esto comporta mucho más que un mayor énfasis en “relaciones públicas” o “asuntos gubernamentales”, dos áreas en las que las empresas han invertido hasta ahora sumas sustanciales.
      Un primer paso significativo para cada empresa podría ser la designación de un vicepresidente ejecutivo cuya responsabilidad fuera la de contrarrestar los ataques al sistema de empresa. El departamento de relaciones públicas podría ser uno de los fundamentos asignados a este ejecutivo, pero su responsabilidad debería abarcar algunas de las actividades a las que nos referiremos en este memorando. Su presupuesto y personal debe ser el adecuado para la tarea.
      Pero la actividad independiente y la coordinación realizada por cada empresa, por importante que sea, no será suficiente. La fuerza reside en la organización, en la planificación cuidadosa e implementación a largo plazo, en la consistencia de la acción a lo largo de un número indefinido de años, en la escala de los recursos disponibles sólo mediante el esfuerzo conjunto y en el poder político disponible sólo a través de la unidad de acción y de las organizaciones nacionales.
      Además, existe una comprensible renuencia por parte de una única organización de ir demasiado lejos en el frente y hacerse excesivamente visible como objetivo. El papel de la Cámara de Comercio es pues vital. Otras organizaciones nacionales (especialmente los distintos grupos industriales y comerciales) deben unirse en el esfuerzo, pero ninguna organización parece estar tan bien situada como la Cámara. Disfruta de una posición estratégica, con buena reputación y un amplio soporte de las bases. También —y esto es de un mérito inconmensurable— existen centenares de Cámaras de Comercio locales que pueden jugar un papel de soporte vital.
      Es apenas necesario señalar que antes de embarcarse en este tipo de programa, la Cámara debe estudiar y analizar posibles caminos de acción y actividades, sopesando los riesgos frente a la posible eficacia y viabilidad de cada una. Consideraciones de coste, el aseguramiento del soporte financiero y de otro tipo por parte de los miembros, la adecuación del personal clave y problemas similares requerirán todas ellas la más atenta consideración.
      Lewis F. Powell.

      Eliminar
  18. El endeudamiento del Estado tiene un interés directo para la facción financiera que reina y legisla a la sombra. De hecho, el déficit del Estado es el objeto mismo de la especulación y la fuente principal de su enriquecimiento. Al final de cada año, nuevo déficit y nuevos préstamos que ofrecen a la aristocracia financiera una nueva ocasión de estafar al Estado el cual, mantenido artificialmente al borde de la bancarrota, esta obligado a negociar con la banca en las condiciones más desfavorables posibles.
    A ello debe agregarse un desarme institucional de la Europa comunitaria, que evidencia como nadie el Banco Central Europeo, en su política de negarse por principio a comprar deuda pública de los estados, pero que adquiere estos mismos títulos a la banca en los mercados secundarios. La banca cuenta con ello cuando adquiere los títulos en los mercados primarios. Así se ha producido una socialización encubierta de los riesgos de la banca. Si hay algún banco quebrado ahora mismo en la Unión Europea es el Banco Central Europeo, que a las órdenes de Alemania, adquiere títulos de deuda pública mientras niega vías de financiación a los estados, pero sí le presta capital, el mismo que no le presta a los estados, a la banca, que destina ese dinero precisamente a la compra de deuda y hace de este modo un negocio redondo e impone la dictadura de los mercados. Todo lo que suponga desregulación o ausencia de intervención beneficia a los países centrales sobre los países periféricos, y ésta es precisamente una de las bases sobre las que se asienta la Unión Europea. Hasta el punto de que Alemania ha llegado a convertirse, por la falta de intervención del Banco Central Europeo, en un refugio para los especuladores internacionales; se calcula que Alemania ha reducido en más de 8.000 millones de euros el costo de la financiación de su deuda, en detrimento de países como Grecia, Portugal, Italia o España.

    ResponderEliminar
  19. El negocio del capitalista es la administración de capital manejado a través de la mediación de bancos y casas de corretaje. No es sorprendente que los banqueros de inversión llegaran a ocupar la cúspide de la jerarquía de la riqueza y el poder. Y de hecho, hay un puñado de familias de banqueros, como los Rothschild y los Rockefeller, entre los mas emblemáticos, que han llegado a dominar los asuntos económicos y políticos en la civilización occidental.
    Los capitalistas no están ligados a un sitio, o al mantenimiento de un lugar. El capital es desleal y móvil, fluye ahí donde puede encontrar el mayor crecimiento. Tal como una mina puede ser explotada y luego abandonada, bajo el capitalismo toda una nación puede ser explotada y luego abandonada.
    Un capitalista provoca una guerra a fin de lograr beneficios, y de hecho las familias bancarias de elite han financiado ambos lados de la mayoría de los conflictos militares. Por ello los historiadores tienen problemas para ‘explicar’ las ultimas Guerras Mundiales en términos de motivación y objetivos nacionales.
    Bajo el capitalismo la guerra como un juego de casino, en el cual los jugadores participan mientras pueden conseguir dinero para más fichas y el ganador siempre resulta ser la banca que financia las guerras.
    Las guerras no son solo las más lucrativas de todas las empresas capitalistas, sino al elegir a los vencedores, y administrar la reconstrucción, la banca logra con el pasar del tiempo adecuar la configuración geopolítica para que sirva a sus intereses.
    Desde su posición de poder, como financistas de gobiernos, las elites bancarias han perfeccionado con el tiempo sus métodos de control. Manteniéndose siempre entre bastidores, tiran las cuerdas que controlan a los medios, los partidos políticos, las agencias de inteligencia, los mercados bursátiles, y las oficinas gubernamentales. Y tal vez la mayor palanca de poder es su control sobre las monedas. Mediante su timo de los bancos centrales, causan ciclos de auge y ruina, imprimen dinero de la nada y luego lo prestan con intereses a los gobiernos. El poder de la banca se torna entonces absoluto.
    Durante casi cuarenta años, el sistema capitalista se ha mantenido mediante diversos mecanismos especulativos, ninguno de los cuales fue productivo en cualquier sentido real. De ahí el auge de los mercados de derivados y divisas, que crean la ilusión electrónica de crecimiento económico, sin producir nada efectivamente en el mundo real.
    El colapso financiero ha sido cuidadosamente dirigido, tal como el escenario posterior al colapso, con sus programas suicidas de rescate. Los presupuestos nacionales ya estaban puestos al límite; ciertamente no había reservas disponibles para salvar a bancos insolventes. Por lo tanto los compromisos de rescate no eran otra cosa que la aceptación de nuevas deudas astronómicas por los gobiernos.
    A fin de pagar los compromisos del rescate, hubo que pedir prestado el dinero al mismo sistema financiero que era rescatado. Resulta que la banca es "demasiado grande" para quebrar, e hizo a los políticos una "oferta" que no podían rechazar. En Estados Unidos se dijo al Congreso que sin rescates habría ley marcial a la mañana siguiente. En Europa se dijo a los Parlamentos que habría caos financiero y disturbios en las calles.

    ResponderEliminar
  20. El efecto de los rescates bajo presión fue transferir la insolvencia de los bancos a los tesoros nacionales. Las deudas bancarias fueron transformadas en deudas soberanas y déficits presupuestarios. Ahora, de un modo bastante predecible, son las naciones las que buscan rescates, y esos rescates llegan con condiciones. En lugar de la suspensión de pagos de los bancos, tienen lugar la bancarrota de las naciones.
    Intencionadamente las deudas nunca pueden ser pagadas y deben ser periódicamente refinanciadas, y cada vuelta de refinanciamiento entierra más profundamente a la nación endeudada y la lleva a someterse a dictados aún más drásticos de la banca internacional. Con el colapso financiero orquestado, y el timo del ‘demasiado grande para quebrar’, han creado una situación en la que no hay vuelta atrás ni punto de retorno.
    En la Union Europea las primeras naciones en caer serán los llamados PIGS –Portugal, Irlanda, Grecia, y España-. La ficción que los PIGS pueden encarar los rescates se basa en la suposición de que se reanudará la era del crecimiento ilimitado. Como saben perfectamente los banqueros, eso no va a suceder. Finalmente los PIGS se verán forzados al default, y entonces el resto de la Union Europea también se derrumbará, todo como parte de un diseño de demolición controlada.
    Las funciones del gobierno son eliminadas o privatizadas, y los activos nacionales vendidos a precios de saldo. Poco a poco la nación Estado es desmantelada. Finalmente, las únicas funciones primordiales que le quedan al gobierno son la represión policial de su población, y el cobro de impuestos para entregarlos a la banca.
    Con el colapso, los rescates y el hecho de que no se haya iniciado ningún tipo de programa efectivo de recuperación, se dejará que el sistema colapse totalmente, allanando así el terreno para una ‘solución’ previamente proyectada. Mientras se desmantela la nación Estado, se establece un nuevo régimen de autoridad global para reemplazarla. Como en el caso de la Organizacion Mundial de Comercio -OMC-, el Fondo Monetario Internacional -FMI-, el Banco Mundial, y las otras partes del gobierno global en ciernes, el nuevo sistema global no mostrará pretensiones de representación popular o proceso democrático. El gobierno tendrá lugar a través de burocracias autocráticas globales, que recibirán sus órdenes, directa o indirectamente, de la elite bancaria internacional.
    El nuevo régimen será un la mistura del Gran Hermano y El Mundo Feliz, con la Finanza Internacional en la cúspide y todo el mundo bajo su dominio. Los tecnócratas que dirigen las burocracias globales, y los mandarines de rabo de paja que se presentan como políticos en las naciones residuales, son la clase superior privilegiada. La abrumadora mayoría estará en el papel de siervos sometidos y empobrecidos, si se tiene la "suerte" de ser uno de los supervivientes al proceso de colapso.

    ResponderEliminar
  21. Todo esto se inicia el 11 de septiembre de 2001, el día que cayo el World Trade Center. De repente hubo un escenario global totalmente nuevo, con gran despliegue de circo mediático, con un nuevo enemigo, un nuevo tipo de guerra, una guerra sin fin, una guerra contra fantasmas, una guerra contra el “terrorismo”. Es que "los amos de universo" aman el simbolismo.
    No se permite mas que ningún movimiento de resistencia desbarate los designios de cambio de régimen de la Finanza Internacional. La democracia fue un experimento mal concebido que condujo solo a la corrupción y al gobierno caótico. Ahora viene la Era del mundo ordenado, en el cual aquellos con la mejor experticia toman las decisiones para todo el planeta.
    Desde que se introdujo la educación pública, el Estado y la familia han competido por controlar el condicionamiento de la infancia, cuando se transmite la cultura a la próxima generación. En el estado administrado del futuro próximo es muy probable que el Estado monopolice la educación de la infancia. Eso eliminaría de la sociedad el lazo entre padre e hijo, y de ahí los lazos relacionados con la familia en general. Ya no existirá un concepto de parientes, solo de otros miembros de la colmena.

    ResponderEliminar
  22. No se puede siquiera pensar que los mercados son los aliados naturales de la derecha. El mecanismo de la deuda no es un cálculo político táctico o estratégico, sino un sistema preciso de retroalimentación automático y ciego. Lo que importa dentro de este sistema es que la deuda de un país llegue a pagarse y lo haga al máximo tipo de interés posible. La creación de miedo e incertidumbre determina en modo decisivo los resultados. Importa muy poco que un gobierno sea de derecha o de izquierda, lo decisivo es que pague y haga pagar a su población. Para ello los mercados financieros tienen un arma infalible: el monopolio de la calificación de la deuda. Basta con que a partir de la evolución de cualquier indicador, reduzcan la solvencia de un país deudor, para que la prima de riesgo se dispare y la solvencia real de ese país disminuya como resultado del aumento automático de los tipos de interés sobre su deuda. Las profecías de los mercados se autorrealizan, no porque tengan una base científica, sino porque la economía financiera y la economía de la deuda son sistemas donde el cálculo de expectativas y la anticipación de la actuación de los demás actores priman sobre cualquier consideración de otro tipo y los actores más potentes tienen los medios de provocar las reacciones en cadena necesarias. En la economía financiera hegemónica, un fuerte subjetivismo en las apreciaciones se une a un enorme automatismo en las reacciones. La sumisión a la deuda financiera es además un instrumento eficacísimo de sumisión tanto de los particulares como de los gobiernos, un dispositivo de control del futuro de las personas y los países, que se añade a la particular situación de indefensión frente a la especulación financiera y sus profecías autorrealizadas. Ante una situación de crisis de un sistema social, es frecuente que quienes viven en él regresen a sus principios básicos como si fueran los artículos de un credo religioso y culpen de la crisis a quienes no fueron suficientemente ortodoxos. El capitalismo es una religión basada en la deuda hacia un Dios implacable: el capital financiero para el que cualquier sacrificio nunca es suficiente.

    ResponderEliminar
  23. La mayor carencia del ser humano es su incapacidad para entender las implicaciones de la función exponencial. Heinrich Haussmann demostró que un simple pfennig –un céntimo de marco alemán– invertido al 5% de interés compuesto en el año cero de la era cristiana habría sumado en 1990 un volumen de oro equivalente a 134.000 millones de veces el peso del planeta.
    No hay en el planeta Tierra recursos naturales suficientes para pagar la deuda emitida, acumulada y aceptada. Un sistema socioeconómico que sólo sabe abordar la realidad en términos de rentabilidad y beneficio está condenado: porque crecimiento del consumo para que tire de la producción; aumento de la producción para incrementar el consumo; más endeudamiento para crecer más; más crecimiento para pagar la deuda, es algo completamente insostenible...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La troika a la cabeza Alemania y el FMI llevan casi dos años aplicando a Grecia sus recetas de austeridad. Los resultados de este encarnizamiento terapéutico, están a la vista desde que Grecia fue “rescatada”, el paro se ha duplicado, los sueldos han bajado entre un 20% y un 30%, un 13% de las familias ha perdido todos sus ingresos y la economía no ha parado de caer. En 2010, el PIB cayó un 3,5%. En 2011, perdió un 5,5% más; ya es el cuarto año de recesión. Los que pueden, están evadiendo el dinero del país: unos 200.000 millones de euros se han fugado a Suiza. Es una cifra equivalente al 60% del PIB.
      ¿Se ha conseguido al menos contener el déficit público? Tampoco. Desde que Alemania manda en Atenas, apenas ha bajado un punto y medio; en 2011 incluso subirá. Es sencillo de explicar: lo que se ahorra con recortes, se pierde porque los ingresos caen aún más al desangrarse la economía del país.
      El último plan de ajuste aprobado el domingo 12 de febrero es otra vuelta de tuerca en la misma dirección. Mientras las calles de Atenas ardían y Wall Street suspiraba aliviado, el parlamento griego aprobó un nuevo tijeretazo brutal: despide otros 15.000 funcionarios, reduce un 20% el salario mínimo –de 751 euros a 600 al mes– y recorta las pensiones para ahorrar 3.330 millones de euros. Dicen que no hay dinero para más. No es del todo verdad. El presupuesto militar griego sube en 2012: son 7.000 millones, un 18,2% más que el año anterior. Gran parte de esos fondos servirán para pagar otros 243 tanques Leopard y dos nuevos submarinos U31 a Alemania; o 15 helicópteros y seis fragatas a Francia. ¿Queda claro cuál es la prioridad?

      Eliminar
  24. Cualquier economía moderna necesita un sistema financiero, no sólo para procesar los pagos, sino también para transformar los ahorros en una parte de la economía, hacia la inversión productiva en otra parte de la economía. Pero si la banca utiliza ese equilibrio de balance para realizar apuestas en mercados financieros nuevos, como es la agitación de derivados complejos con hipotecas exóticas, se combina una mezcla tóxica que en última instancia ha envenenado la economía mundial. El proceso se hizo tan grande que su posible quiebra pone en peligro la estabilidad de todo el sistema, y le da así a la banca un grado único de influencia sobre el gobierno. A pesar del papel central de estos bancos en la causas de la crisis financiera y la recesión, Barack Obama y sus asesores decidieron que dependía
    de la banca la prosperidad económica de Estados Unidos.
    Para marzo del año 2009, la banca de Wall Street no era simplemente cualquier grupo de interés. En los últimos treinta años se había convertido en una de las más ricas industrias en la historia de la economía estadounidense y una de las fuerzas político ideológicas más poderosas.
    La banca de inversión y sus aliados tomaron las mejores posiciones en la Casa Blanca y el Departamento del Tesoro. La banca se volvió más compleja, prestigiosa y lucrativa que nunca, y la ideología de Wall Street impuso la tesis que la innovación sin restricciones y los mercados financieros no regulados eran el consenso general. Sus contribuciones a las campañas políticas y la puerta giratoria entre el sector privado y el servicio publico dio a la banca de Wall Street influencia en Washington, pero la victoria final estaba en el cambio a su favor de la sabiduría convencional, hasta el punto que gobernar con los grupos de presión les parecía algo obvio a los congresistas y funcionarios de la administración. Cuando las grietas surgieron en el consenso como secuelas de la crisis financiera, muchas de sus batallas se habían ganado de antemano, al mantener de rehén al resto de la economía, lo que significaba que cuando el gobierno hizo de rescate del sistema financiero, actuó en términos que eran favorables a la banca. Lo que realmente quería decir es que los grandes bancos ya estaban atrincherados en el centro del sistema político, y el gobierno había decidido que necesitaba de los bancos por lo menos tanto como los bancos exigen al gobierno. Mientras, la clase política se mantuvo en el cautiverio de la idea que Estados Unidos necesita una grande y sofisticada búsqueda del riesgo, bancos altamente rentables que tenían las de ganar en cualquier negociación. Los políticos van y vienen, pero solo Goldman Sachs sigue existiendo.
    El dinero y la ideología se refuerzan mutuamente. La banca de Wall Street es los nueva oligarquía estadounidense, un grupo que gana poder político debido a su potencia económica, y luego usa ese poder político para su propio beneficio. Los beneficios y las bonificaciones en el sector financiero se transforman en poder político a través de contribuciones de campaña y la atracción de la puerta giratoria. Sin embargo, dichos beneficios y bonificaciones también reforzaron la credibilidad y la influencia de Wall Street en una era triunfal de capitalismo de mercado desregulado, porque una industria que estaba haciendo tanto dinero tenía que ser buena, y las personas que estaban haciendo tanto dinero tenían que saber de lo que estaban hablando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El equipo económico de Obama es una puerta giratoria de empleados de Wall Street, y Goldman Sachs es la corporación a la que recurre para su reclutamiento. Fue en el gobierno de Bill Clinton cuando desmantelaron la ley Glass-Steagall, que se aprobó la Ley de modernización de futuros de productos básicos para abrir la puerta a los fraude de los mercados de derivados y se logró más desregulación de las corporaciones, más fusiones y adquisiciones, más centralización del poder en menos manos corporativas, que bajo cualquier anterior presidente moderno. Y con esa centralización del poder, las corporaciones aseguraron durante los años noventa su propio control sobre el Partido Demócrata. Y entonces no quedó ya ningún partido que se opusiera al gran capital.
      Es obvio que los dos partidos, disfrazados en la pretensión de oposición polar, son efectivamente un solo partido operado como máquina de poder corporativo, con protagonistas que se diferencian solo en los grados de hipocresía cuando pretenden representar algo diferente de las instituciones exclusivas de riqueza que invierten para que sean elegidos. Resulta apaciguar a las corporaciones depredadoras y financieramente irresponsables mientras descuidaban, exportaban y desarticulaban de mil maneras la mayor infraestructura industrial de la historia del mundo.

      Eliminar
  25. La industria de los derivados había luchado contra la amenaza de regulación en el año 1994, cuando las mayores pérdidas en derivados de operaciones hechas por el Condado de Orange, California, Procter & Gamble y otras compañías, había dado lugar a una investigación del Congreso y numerosas demandas. La amenaza de la regulación se evitó, y la industria financiera volvió a inventar cada vez derivados mas complejos para mantener sus márgenes de beneficio. En el año 1997, el negocio de derivados, incluso tenía la protección del presidente de la Reserva Federal Alan Greenspan, quien dijo: "la necesidad de una regulación del gobierno de los Estados Unidos y los mercados de instrumentos derivados deben ser cuidadosamente revisada de nuevo. La aplicación de la Ley de Intercambio de Bienes a las transacciones fuera de la bolsa entre las instituciones parece totalmente innecesaria. La regulación del mercado y el sector privado parece ser un logro de objetivos de política pública muy efectiva y eficientemente, en otras palabras, el gobierno debe mantener sus manos fuera del mercado de derivados, y la sociedad se beneficiara".
    Sin embargo la falta de supervisión permite la proliferación del fraude, y la falta de transparencia hace que sea difícil ver qué riesgos pueden tener la capacidad de causar metástasis en el sector. Pero al plantearse la cuestión de si la regulación de los derivados debían ser fortalecidas, provocó una furiosa oposición, no sólo de Wall Street, sino también de los pesos pesados de la economía del gobierno federal, como fueron el citado Alan Greenspan, el secretario del Tesoro y ex presidente de Goldman Sachs, Robert Rubin, y el viceprimer secretario del Tesoro, Larry Summers.
    En última instancia, Summers, Rubin, Greenspan y el sector financiero ganaron. Pero el Congreso respondió al aprobar una moratoria que prohibía la desregulación de los derivados personalizados. En el año 1999, el Equipo de Trabajo del Presidente del Grupo de Mercados Financieros, incluyendo Summers, Greenspan, el presidente de la Securite Exchange Commission -SEC- Arthur Levitt, y el presidente de la Commodity Futures Trading Commission -CFTC- Willian Rainer, lograron que los derivados personalizados queden exentos de la regulación federal. Esta recomendación se convirtió en parte de la Ley de Modernización, que el presidente Willian Clinton firmó en diciembre del año 2000.

    ResponderEliminar
  26. En el año 1998, cuando se trataba de las cuestiones de finanzas modernas y la regulación financiera, los ejecutivos de Wall Street y los grupos de presión tenían muchos simpatizantes en el gobierno, y los responsables políticos importantes estaban dispuestos a seguir sus consejos. Las finanzas se convirtieron en un complejo y altamente cuantitativo campo que sólo la banca de Wall Street y sus patrocinadores en el mundo académico dominaban y las personas que los cuestionaron eran tachados de ignorantes. Larry Summers, un economista académico que después sería secretario de Hacienda y finalmente el principal consejero económico de Barack Obama, fue partidario incondicional de la innovación financiera y la desregulación. En el año 1998 formó parte de la cosmovisión de la élite de Washington de que lo que era bueno para Wall Street también era bueno para Estados Unidos.
    Las consecuencias son bien conocidas: la no regulación, los derivados y muchas de las innovaciones financieras, hicieron posible un frenesí financiero de una década de duración que finalmente creó la peor crisis financiera y recesión más profunda que el mundo haya sufrido desde la segunda guerra mundial.
    Libres de la de la regulación, los derivados aumentaron descontroladamente en valor de mercado al año 2008. Los credit default swaps, las permutas de riesgo crediticio, escasas en el año 1998, crecieron hasta en miles de millones de dólares, contribuyendo a inflar la burbuja inmobiliaria, y cuando ocurrió el estallido de esa burbuja, el colapso en el valor de los títulos basados en el mercado de la vivienda provoco la crisis financiera.
    La economía de Estados Unidos se contrajo un 4 por ciento, las instituciones financieras se hicieron cargo de billones de dólares en pérdidas, y los Estados Unidos y otros gobiernos los sacaron del apuro con paquetes de rescate billonarios.
    Pero el gobierno no sólo decide rescatar al sistema financiero, sino que optó por hacerlo mediante la extensión de un cheque en blanco a los bancos más poderosos en su momento de mayor necesidad. El gobierno no impuso condiciones que podrían reformar la industria o incluso sustituir la gestión de los grandes bancos quebrados. En los días oscuros de finales del año 2008, cuando desapareció Lehman Brothers, Merrill Lynch fue adquirido, AIG fue tomada por el gobierno, Washington Mutual y Wachovia se desplomaron, Goldman Sachs y Morgan Stanley huyeron para protegerse en compañías bancarias de "explotación", y Citigroup y Bank of America se tambaleaban, la prudencia sugería que la crisis financiera significaba el fin de una era de asunción de riesgos excesivos y beneficios fabulosos.
    En cambio ahora puede verse que los bancos salieron aun más poderosos de la crisis. Cuando Wall Street estaba de rodillas, el gobierno federal llegó a su rescate, no debido a favores personales hacia un puñado de banqueros poderosos, sino por la creencia en un sector financiero tan fuerte que ni siquiera las revelaciones de la peor crisis financiera podía arrancarlos de raíz.
    Esta convicción se vio reforzada por el hecho que cuando se desató la crisis, tanto los gobiernos de Bush y Obama fueron en gran medida manejados por personas que venían de Wall Street o que habían puesto en marcha políticas que favorecían a Wall Street. Debido a estas relaciones a largo plazo entre Wall Street y Washington, hubo poca consideración seria durante la crisis de la posibilidad que un tipo diferente de sistema financiero era posible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En julio de 1944, más de 700 delegados se reunieron en el Hotel Mount Washington en Bretton Woods, New Hampshire para la Conferencia Monetaria y Financiera de Naciones Unidas que acordó sobre la creación del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Internacional para la Reconstrucción y el Desarrollo (BRD), que pasó a formar parte del Banco Mundial, y donde el FMI tomo a cargo la atención a los tipos de cambio y los préstamos en monedas de reserva a las naciones endeudadas.
      Un nuevo sistema de intercambio de moneda mundial había sido creado en el cual todas las monedas estaban vinculadas al dólar estadounidense fijando el tipo de cambio y el precio del oro a $35 dólares la onza.
      Los asuntos fueron estables hasta la década de 1970, con el sistema Bretton Woods de convertibilidad de moneda libre a tipos de cambio fijos que coincidió con un aumento del comercio internacional y el crecimiento económico, cuando las grietas comenzaron a mostrar que la moneda británica era débil, y más importante, la paridad oro con el dólar estadounidense se forzaba debido un suministro insuficiente de oro y del debilitamiento de la balanza de pagos.
      El sistema de Bretton Woods se derrumbó de agosto de 1971; sin embargo, el sistema de ‘flotación dirigida’ fue creado en su lugar lo que permitió la flexibilidad de los tipos de cambio dentro de ciertos parámetros. Más tarde la situación se hizo aún más grave debido a la creación de la OPEP y la consiguiente subida de los precios del petróleo y el fracaso del banco Herstatt, una central para el procesamiento de órdenes de cambio, cuando los reguladores alemanes retiraron la licencia del banco, lo que lo obligó a cerrar en junio de 1974, creando una cadena de impagos.
      Fue este problema que condujo a la creación del Comité de Basilea sobre Supervisión Bancaria cuyo objetivo era establecer el estándar global para la regulación bancaria y proporcionar un foro para los asuntos de supervisión.
      Los precios del petróleo se cuadruplicaron en noviembre de 1973, dando lugar a la estanflación, un aumento de los desequilibrios de pagos, y choques en la banca internacional. Los mercados de divisas fueron creciendo a medida que comenzaron a ser utilizados por los países de la OPEP cada vez más como las naciones productoras de petróleo inversoras en los mercados monetarios europeos, aumentando considerablemente el dinero que los bancos europeos tenían y por lo tanto podían prestar.
      La Comunidad Europea del Carbón y del Acero, embrión de la Unión Europea, inició el préstamo de dinero a las naciones en desarrollo cada vez más rápido, y si bien en el inicio esto fue en gran medida beneficioso para la economía mundial, también implicaba que el sistema bancario internacional se enfrentara a un aumento en el riesgo país, ya que muchos de los países estaban recibiendo montos crecientes de deuda.
      Esta estabilidad de nueva creación fue de corta alcance. En la década de 1980 y 1990 surgieron graves problemas económicos que implicaron a América Latina y Asia.
      Si bien las tasas de interés reales (la diferencia entre las tasas de interés anuales en el ahorro y las tasas de inflación) fueron negativas en la década de 1970, significa que los prestatarios perdieron un porcentaje de cada dólar que prestaron, permitió un aumento del crédito, que no tardó en llegar a su fin en 1979, cuando la Reserva Federal endureció la política monetaria estadounidense, lo que llevó a un aumento de los montos de las deudas que muchos países latinoamericanos y asiáticos no pudieron pagar.

      Eliminar
    2. A principios de 1982, dicha deuda equivalía a la mitad de la deuda de México y de Argentina, respectivamente. El 12 de agosto de 1982, México alertó que sus reservas financieras se agotaron. Esto hizo que el Banco Internacional de Pagos trabajara para conseguir asistencia financiera a México en forma de préstamos que el gobierno mexicano negoció con el Fondo Monetario Internacional.
      En concreto, ofrecido 925 millones de dólares de préstamo respaldados por la Reserva Federal y el Tesoro de Estados Unidos emparejados con una cantidad igual, por lo que puso un total de 1.850 millones de dólares a disposición para un período inicial de tres meses, en garantía de una promesa de oro del Banco de México y de adelantos sobre los ingresos futuros de la petrolera mexicana Pemex.
      Los préstamos también fueron atados a medidas de austeridad del gobierno con efectos graves como el recorte en el gasto público, el retroceso de muchos programas de desarrollo, y efectos económicos generales perjudiciales especialmente para las clases media y baja.
      Para los trabajadores mexicanos, los salarios reales en 1986 quedaron prácticamente al mismo nivel que habían estado en 1967; una generación de progreso económico fue aniquilada.
      A finales de 1990 surgía en Asia una nueva crisis. Con tasas de Producto Interno Bruto (PIB) robustas en los mercados asiáticos, que iban de un 5 por ciento en Tailandia a un 8 por ciento en Indonesia, comenzaron a declinar en 1996, lo que reflejaba un menor crecimiento de la demanda en los principales mercados de exportación de la región, una desaceleración en la industria mundial de la electrónica, y la creciente competencia de China continental.
      Tal desaceleración llevó a un aumento en las tasas de déficit, especialmente en Tailandia, cuyo déficit creció ocho por ciento del PIB. En un intento de evitar las fluctuaciones de la moneda tailandesa, el baht, el gobierno empató el valor de su moneda a una cesta de monedas extranjeras fuertemente apoyadas en el dólar estadounidense. Sin embargo, debido a que el dólar fue ganando fuerza, la apreciación del baht creció, por lo que la exportación de bienes se hizo más difícil. Tailandia, así como Indonesia, Filipinas y Malasia devaluaron sus monedas de 25 a 33 por ciento a mediados de 1997 y cuando Taiwan empezó a devaluar su moneda, hubo un ataque de divisas especulativas en Hong Kong.
      Esto hizo que el mercado de valores de Hong Kong se estrellase en octubre de 1997, al mismo tiempo que el won surcoreano se debilitaba en valor. A partir de ahí la crisis creció a proporciones mundiales y se extendió a varios países como Rusia e Indonesia.

      Tailandia, Corea del Sur e Indonesia solicitaron la ayuda del Fondo Monetario Internacional a cambio de medidas brutales medidas de austeridad.
      En suma, entre 1997 y 1998 los fondos de cobertura estadounidenses altamente apalancados destruyeron las economías de los países pobres mediante la manipulación de sus monedas nacionales.
      En 1998, los fondos de cobertura contribuyeron a la inestabilidad del tipo de cambio de las llamadas economías emergentes. Muchas autoridades de los países de Asia afirmaron que los fondos de cobertura desregulados fueron establecidos sistemáticamente para desestabilizar sus monedas y sus mercados financieros, apuntalando artificialmente en los mercados activos sin valor y manteniendo los activos de comercio a precios muy por encima de su valor real de mercado, lo que llevó al préstamo de 16.000 mil millones de dólares a los bancos nacionales en forma de préstamos secretos y valores respaldados por hipotecas que en realidad eran totalmente fraudulentas.

      Eliminar
  27. No hubo ningún intento serio de contrarrestar a los grandes bancos o reformar la regulación financiera, aunque eso fue posible cuando los bancos estaban débiles por la crisis que provocaron. La reforma fue aplazada hasta después y ahora los bancos más poderosos son aún más grandes, volvieron a ser rentables y recuperaron su influencia política. Esta estrategia es contraria al enfoque financiero de los Estados Unidos, cuando el Departamento del Tesoro durante las crisis financieras de mercados emergentes en la década de 1990, instaba a los países afectados por la crisis a abordar los problemas estructurales de forma rápida y directa.
    Las medidas propuestas por la administración Obama suponen un  nuevo avance para Wall Street, y dejó intacta la preeminencia y el poder de un puñado de megabancos, incluso ante la oposición del lobby financiero en el Capitolio. El proyecto de reforma probablemente traerá algunas mejoras, tales como una mejor protección de los consumidores contra las prácticas abusivas de las instituciones financieras. Pero el núcleo de enormes problemas debido a que los poderosos bancos que son "demasiado grandes para quebrar" y lo suficientemente poderosos como para inclinar el panorama político a su favor, se mantendrá mientras Wall Street vuelva a sus negocios de costumbre. 
    Los grandes bancos que sobrevivieron intactos fueron los grandes ganadores de la crisis financiera. JPMorgan Chase, Bank of America y Wells Fargo compraron a bancos rivales para ser aún más grandes. Los mayores bancos aumentaron sus cuotas de mercado en todo, desde la expedición de tarjetas de crédito hasta la emisión de nuevas acciones para las empresas. Goldman Sachs reportó ganancias récord y Lloyd Blankfein, consejero delegado de Goldman Sachs, fue nombrado Persona del Año por el Financial Times.
    Las implicaciones para Estados Unidos y el mundo son claras. En el año 1983, el Citibank, el mayor banco de Estados Unidos, tenía activos equivalentes a 3,2 por ciento del producto interno bruto -PIB- del país. Para el año 2007, nueve instituciones financieras eran más grandes en relación a la economía de Estados Unidos. Por tanto la vaga expectativa que el gobierno los rescatará en caso de crisis se ha transformado en una certeza virtual, reduciendo sus costos de financiación en relación con sus competidores más pequeños. Las estructuras de incentivos creadas por el alto apalancamiento de trasladar el riesgo de los accionistas y empleados a los acreedores y en última instancia  los contribuyentes, con enormes bonos a sus ejecutivos, grandes en los años buenos y buenos en años malos, no han cambiado. La base del esquema de subsidio masivo sigue siendo la misma: cuando los tiempos son buenos, los bancos se mantienen al alza comercial y cuando los tiempos son malos y el potencial de crisis se avecina, el gobierno paga la factura.
    Si las condiciones básicas del sistema financiero son iguales, entonces el resultado será idéntico, aunque los detalles difieran. Las condiciones que crearon la crisis financiera y la recesión mundial de 2007-2009 traerá consigo una nueva crisis, tarde o temprano. 
    Al igual que la última crisis, la siguiente requerirá una gran transferencia de riqueza de los contribuyentes al sector financiero, lo que aumentará la deuda pública y significa mayores impuestos en el futuro. Los efectos de la siguiente crisis con un sistema bancario que es aún más concentrado y que cuenta con una garantía gubernamental sólida como una roca podrían ser peores.

    ResponderEliminar
  28. Los Estados Unidos son una corporación privada, propiedad de la Corona Británica, el Banco de Inglaterra y el Vaticano.
    Hasta 1933 se le llamaba la Compañía de Virginia, cuando fue disuelta por Franklin Roosevelt con la Ley de Emergencia Bancaria. Entones el Congreso eligió disolver el estándar del oro y la autoridad soberana de Estados Unidos y todas sus capacidades oficiales, incluyendo las oficinas de gobierno, departamentos y funcionarios.
    Los Estados son una sociedad anónima, no una nación. La Reserva Federal no es ni federal, ni una reserva. Es una organización privada dirigida por banqueros judíos -sionismo o judíos khazarian- que prestan el dinero con intereses de usura, el cual imprimen de la nada, mientras despluman a la gente. 
    Esta tecnología del robo y el engaño ha sido exportada por los Estados Unidos a través de la promoción del fraude como el paradigma de las finanzas globales, y es una obscenidad destructiva. Esto se ha visto agravado por la negativa de la gente común para darse cuenta, saber y entender que esta duplicidad de los gobiernos y la codicia sin fin y el engaño de los banqueros, se combina para convertirlos en rebaños apáticos. Las deudas de la Reserva Federal son las de una empresa privada que está robando al pueblo de los Estados Unidos.
    El dólar es un billete de la Reserva Federal, y de las obligaciones frente a esta moneda son las obligaciones de la Reserva Federal, no del pueblo de los Estados Unidos.

    ResponderEliminar
  29. Entre 1927 y 1938, en virtud de acuerdos entre TV Soong (Ministro de Hacienda de China) y Henry Morgethau, Secretario del Tesoro, el gobierno de Estados Unidos compró unos 50 millones de onzas de plata y arrendó grandes cantidades de oro del Gobierno nacionalista chino, conocido como Kuomintang. Durante este período, China fue parcialmente ocupada por las tropas japonesas y había el temor de que China fuera invadida por los japoneses.
    Para todos estos tesoros se entregaron certificados a aquellos que entregaron sus metales preciosos. Los metales preciosos y piedras preciosas se enviaron a los Estados Unidos bajo un contrato de arrendamiento entre TV Soong y Henry Morgenthau. Los certificados se convirtieron en los fondos subyacentes del Kuomintang como valores buenos y aceptados.
    En 1934 una nueva Ley de Valores fue promulgada en los Estados Unidos, junto con la Ley de Oro, y esta requirió que todos los lingotes y monedas de oro se entregaran a la Reserva Federal, una corporación privada creada para funcionar como el Banco Central de los Estados Unidos, el emisor de la moneda conocida como el dólar de los Estados Unidos.
    El oro de propiedad nacional fue comprado. El oro externo que tenía el Tesoro fue entregado también a la Reserva Federal, por lo que éste fue arrendado a la Reserva Federal. Así empezó la serie de billetes de 1934 emitidos por la Reserva Federal.
    Estos FRNs de 1934 garantizaban los pagos por arrendamiento y permitían al gobierno Chino continuar con el financiamiento. Estos quedaron bajo el control del Kuomintang, el gobierno nacionalista de China, de quien había sido recibido el oro. Muchos se quedaron en China cuando el Kuomintang tuvo que huir a Taiwán. El oro había sido nacionalizado por el Kuomintang, el cual trasladó gran parte de las FRNs a Taiwan, construido con estas notas, que fueron la riqueza subyacente de Taiwán, ya que su valor dado era bueno al estar respaldadas por oro.
    Durante la guerra en China, la mayoría de los dueños de los billetes emitidos por bancos chinos fueron asesinados por los japoneses, otros después fueron asesinados tanto por el Kuomintang y los comunistas chinos, por lo que el oro se convirtió en propiedad de la nación y especialmente, el Kuomintang. Entonces, en Europa, los Judíos que habían sido dueños de gran riqueza fueron despojados de ésta a través de diversos medios y fueron eliminados. Ese oro fue robado a través del sigilo o de la fuerza.
    El Kuomintang designó guardianes de este oro y de los valores emitidos por los Estados Unidos, a los eufemísticamente conocidos como la Familia del Dragón, en realidad una organización que opera entre antiguas familias dentro de China y Taiwán, y como tal está por encima de la división política independiente de los dos estados. China es remarcable en este sentido, y los lazos familiares y sus funciones sustituyen los acuerdos políticos que, a pesar de que han perdurado durante generaciones, con el paso del tiempo la mayoría de chinos ha dejado de darle importancia.
    Los Estados Unidos, con el apoyo del Kuomintang y los grupos de resistencia ha imprimido más notas FRN de este tipo dentro de la misma China. Estas operaciones se llevaron a cabo por la CIA para comprar la lealtad de las distintas facciones en la lucha contra los comunistas, finalmente expulsados a Birmania en torno a 1960. Gran parte de la impresión de estas notas adicionales se otorgaron en lugar de intereses a personas específicas y a partidos políticos.

    ResponderEliminar
  30. Al final de la segunda guerra mundial, con las facciones Comunistas y del Kuomintang en guerra en China, se accedió a que el oro se colocara bajo el control abierto del presidente de Indonesia, Soekarno, que en agosto de 1945 pasó a ser conocido como M1 bajo la Aprobación MISA 81704, denominada “Operation Heavy Freedom”. Esto se debió a que gran parte del oro del mundo había sido entregado a Indonesia y Filipinas. Canadá, Australia, Gran Bretaña, India y otras colonias británicas enviaron su oro a la llamada “la inexpugnable Singapur”.
    Los japoneses, por los acuerdos concertados por Hirohito en el pacto de 1921 entre las Naciones Unidas hecho en Londres, entregó gran parte de este oro a Indonesia, entones colonia holandesa, y Filipinas, entones colonia de Estados Unidos, y se guardó en Bunkers secretos que habían sido en su mayoría construidos por los japoneses entre 1924 y 1945. Esta fue la razón por la que las tropas aliadas en Malasia no tuvieron ningún apoyo aéreo o de suministros suficientes para que pudieran resistir contra los japoneses. Singapur tenía que caer, con lo que la mayoría de la riqueza global se “perdió” en un sistema secreto que hizo redundante el estándar del oro y convirtió las monedas fiduciarias en una realidad.
    Este oro se documentó en cuentas a través del Banco Comercial de la Unión Suiza, bajo la protección de la Procuraduría General de Suiza, registrada a través del Banco Nacional de Suiza en el Banco de Pagos Internacionales para las cuentas de garantía internacional, y luego desde dentro del BIS -Banco para Asentamientos Internacionales-, bloqueado para formar las Cuentas Padre de Registro Institucional de la Reserva Federal.

    ResponderEliminar
  31. Más tarde el presidente Ferdinand Marcos de Filipinas fue designado para ocupar el cargo de M1 hasta 1987, cuando esta posición fue para Ray C. Dam. Bajo la imposibilidad demostrada por Dam de trabajar para el sistema financiero, o bien porque su autoridad sobre las Cuentas Padre de Registros Internacionales fue dejada de lado y el sistema fue revertido hacia los tres países que habían controlado las cuentas desde la segunda guerra mundial, Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, que de manera sistemática e ilegalmente, desde 1996, han desestabilizado y destruido el sistema establecido.
    De esto puede deducirse que hay dos operaciones funcionales. Una de ellas era la propiedad y el control del depósito por los propietarios del oro, y la otra un sistema de control establecido para administrar y controlar las cuentas combinadas colaterales.
    Así fue como el suministro mundial de lingotes de oro y monedas fue retirado y las monedas fiduciarias se convirtieron en la orden del día. Sin embargo, las notas y el dinero emitido por la Reserva Federal era la riqueza subyacente en un sistema centralizado que las naciones intentaron que fuera utilizada de manera equitativa, pero los banqueros determinaron que se usaría para atacar a las economías nacionales.
    En 1963, el presidente John F. Kennedy llegó a un acuerdo con el presidente Soekarno, para proveer los fondos que permitieran que el Tesoro de Estados Unidos imprimiera su propia moneda, lo que hubiera eliminado el “derecho” de imprimir moneda de la Reserva Federal. El acuerdo habría transferido unas 59.000 toneladas de oro para apuntalar la moneda. El problema con esto era que la moneda nacional de Estados Unidos seria respaldada por el oro, lo que habría sido una violación de los acuerdos internacionales destinados a estabilizar las monedas. Once días después de la firma de este acuerdo, el presidente Kennedy fue asesinado. El presidente Johnson suspendió el acuerdo alcanzado por Kennedy y trasladaron los lingotes de oro a la Reserva Federal. El “Green Memorial Hilton” no se aplicó hasta 1968, cuando Soekarno cayó de su cargo y el comercio global impuso el dólar como moneda mundial. A medida que el oro había sido transferido al Tesoro de Estados Unidos en 1968, una serie de bonos conocidos como Bonos de Kennedy fueron emitidos. Cuando después de 30 años, el interés prometido no se había pagado, una reedición en mayor número de los bonos se publicó en billetes conmemorativos, y fueron aceptados por los dueños del oro, la familia del Dragón.

    ResponderEliminar
  32. A través de documentos bancarios se especifican las cantidades de oro y platino. Estos certificados son demostrables por informes bancarios, cuyas copias son publicas. La veracidad de estos instrumentos son vigorosamente demostrables, así como el enorme fraude realizado por el uso ilegal de estos activos.
    El tamaño de estas cuentas se puede ver mediante la revisión del convenio colectivo entre el “Garuda Indonesia Memorial Hilton” y el “Green Memorial Hilton Geneva”, establecido, estructurado y puesto en funcionamiento entre 1961 y la firma final en 1972. En virtud de este acuerdo los activos de la combinación de las garantías internacionales se han establecido y presentado, para así cambiar el mal uso de los sistemas operativos de los bancos en un corto período de tiempo.
    Revisando estos documentos, de puede ver que los bancos dejaron a un lado la idea de operar bajo las cartas que poseen los bancos, y en su lugar han llegado a operar como casinos y comerciantes, vendiendo lo que no les pertenece. Los registros firmados por la recepción y gestión de la banca comercial muestran unos fondos con cantidades que sobrepasan a la imaginación. Los acuerdos de “Green Hilton” y “Memorial Garuda” demuestran claramente el valor de las cuentas globales.
    a) Los depósitos de oro y platino se cuentan por millones de toneladas.
    b) Los bonos de 1934 de la Reserva Federal, notas emitidas en 1928, se convirtieron cuatrillones de dólares de Estados Unidos.
    Los Bonos Dragón están gravados y reconocidos por el “Green Hilton” y por el “Memorial Hilton Collective Agreements”. Las dos cuentas en forma de lingotes se transfirieron a cuentas privadas del sistema de la Reserva Federal.

    ResponderEliminar
  33. En Grecia o Italia los "mercados" impusieron "gobiernos técnicos" sin que ello sea antidemocrático para la perspectiva de la prensa dominante; en otras palabras, banqueros de Goldman Sachs que no han sido votados por nadie gobernarán a partir de ahora dichos Estados de manera todavía más directa que antes. Según parece esta dictadura bancocratica no es una cuestión ideológica o política. Es que son gobiernos "tecnicos" que decidirán "técnicamente" recortes en el gasto público y descensos de los impuestos directos para los tramos más altos del Impuesto sobre la Renta, lo cual pone de manifiesto la gran imparcialidad de estos "tecnocratas" de la banca de la disciplina fiscal, reducción del gasto público, reforma impositiva con rebajas a los ricos e imposición indirecta, apertura a la entrada de Inversiones Extranjeras Directas, privatización, desregulación y garantía jurídica de los derechos de propiedad.
    ¿Quién si no un técnico está capacitado para arreglar una máquinaria, la europea, que ha dejado de funcionar? ¿Quiénes, si no los banqueros, están capacitados para gobernar? Es más: ¿existe algo más aristocrático y "democrático" que esto?

    ResponderEliminar
  34. Altos funcionarios del gobierno ocultaron intencionalmente al Congreso y al público la verdadera dimensión de los rescates de los años 2008-2009 que favorecieron los intereses de las gigantescas corporaciones de Wall Street.
    Los rescates secretos de Wall Street totalizaron 7,77 billones (millones de millones) de dólares, 10 veces más de los 700.000 millones de dólares del programa de rescate TARP aprobado por el Congreso en el año 2008.
    El conocimiento de los fondos secretos del rescate no se compartió con el Congreso ni siquiera éste redactaba y debatía la legislación para fraccionar los grandes bancos.
    El financiamiento secreto suministrado a tasas inferiores al mercado dio a Wall Street otros 13.000 millones de dólares de beneficios.
    Los fondos secretos financiaron fusiones de bancos de modo que los principales bancos crecieron aún más. El dinero también permitió que los bancos aumentaran sus trabajos de cabildeo.
    Mientras Henry Paulson, secretario del Tesoro del gobierno Bush-Cheney, informaba al Congreso y al público que solo se requerían reformas menores para proteger del colapso a Fanny Mae (Federal National Mortgage Association y Freddie Mac (Federal Home Loan Mortgage Corporation), se reunió en secreto con destacados administradores de hedge funds o fondos de cobertura de Wall Street –entre ellos sus ex colegas de Goldman Sachs– para alertarlos que estaba a punto de nacionalizar las gigantes compañías hipotecarias, una acción que erradicaría casi todo el valor bursátil de las compañías. Esta era información sensible de inmenso valor ya que permitiría que esos hedge funds vendieran en descubierto Fannie Mae y Freddie Mac y al hacerlo ganaran una fortuna.
    Mientras Timothy Geithner era jefe de la Reserva Federal de Nueva York, argumentó contra los esfuerzos legislativos del senador Ted Kaufman, demócrata de Delaware, para limitar el tamaño de los bancos porque el tema era "demasiado complejo para el Congreso y esas decisiones deberían ser manejadas por gente que conoce los mercados", recuerda Kaufman. Mientras tanto, Geithner era perfectamente consciente de los enormes préstamos secretos, mientras al senador Kaufman se le ocultaba este hecho. Barney Frank, quien redactaba legislación clave sobre la reforma bancaria, tampoco fue informado sobre los préstamos secretos. No se informó a nadie del Congreso.

    ResponderEliminar
  35. Al principio cuesta comprender que el secretario del Tesoro Paulson, ex jefe de Goldman Sachs, se arriesgase a asistir a una reunión secreta con administradores de gigantescos hedge funds, muchos de los cuales trabajaron en Goldman Sachs. ¿Cómo pudo atreverse el funcionario de finanzas más importante de los Estados Unidos a dar información confidencial a esas elites de los hedge funds sobre la inminente absorción de Fannie Mac y Freddie Mae por el gobierno antes de informar al Congreso y al público? Una respuesta es que Paulson se sintió obligado a advertir a sus antiguos compinches de la inminente nacionalización. Tal vez quería ponerlos fuera de peligro en caso de que estuvieran fuertemente involucrados en esos mercados. O tal vez también quería darles una información muy valiosa para que se beneficiaran. Pero la explicación más obvia es que funcionarios gubernamentales clave de Wall Street, Paulson, Summers, Geithner, Orszag -ex jefe de la OMB, Oficina de Administración y Presupuesto de Obama, que gana millones trabajando para Citigroup- creen verdaderamente que los bancos de Wall Street son los mejores del mundo y están en la vanguardia de la economía estadounidense y mundial. La ayuda a que Wall Street crezca y prospere es precisamente lo mismo que la ayuda a todos los estadounidenses y a toda la economía. Las reuniones secretas para suministrar información confidencial son algo normal en Wall Street. No hay problema si uno advierte a sus amigos de futuras decisiones políticas que podrían afectar sus beneficios, ni lo hay en el suministro de billones de dólares de préstamos secretos a los mejores y más brillantes financistas sin informar al Congreso al respecto.
    Todo es un ciclo cerrado de autojustificación y autoengaño: Wall Street es brillante. Lo que hace Wall Street es por el bien del país. Ayudar a que Wall Steer tenga beneficios es bueno para el país. Y de todo esto están convencidos profundamente Wall Street y su gobierno secreto, incluso si Wall Street, y solo Wall Street, derrumbó la economía y destruyó 8 millones de puestos de trabajo en cosa de meses.

    ResponderEliminar
  36. Los grandes bancos y hedge funds o fondos de cobertura tenían muchos más problemas de los que hicieron creer. Como se sospechaba los grandes bancos estaban pidiendo ayuda desesperada en secreto mientras decían a sus inversionistas, al público y al Congreso que todo iba bien. Habían jugado y habían perdido. Según las reglas del capitalismo ideal, deberían haber sufrido una segura "destrucción creativa" y el valor de sus acciones eliminado por la bancarrota y sus administradores reemplazados. Todo el sistema bancario también debería haberse reorganizado de arriba abajo. En vez de eso esas colosales irregularidades recibieron recompensas en secreto.
    El gobierno secreto de Wall Street se aseguró que los principales bancos crecieran aún más, con la ayuda del financiamiento a la sombra.
    Mientras el Congreso discutía la legislación para fraccionar los grandes bancos y reinstituir la ley Glass Steagall y separar la banca de inversiones riesgosas de la banca comercial asegurada, el gobierno secreto utilizaba fondos públicos para que crecieran aún más mediante fusiones a pesar de la mala salud de todos los bancos y la legislación se derrotó facilmente. Los bancos demasiado grandes para quebrar crecieron aún más.
    Cuanto más grande llegue a ser Wall Street, más puede comprar al gobierno. Esto no es secreto. Cuanto más crecieron los seis bancos principales, más fondos gastaron en cabildeo para asegurarse que no sufrirían impactos contra la rentabilidad por parte de la legislación de la reforma bancaria. Por lo tanto, mientras los principales bancos recibían cientos de miles de millones de dólares en préstamos secretos, aumentaban sus fondos de cabildeo para mantener su tamaño y su poder.
    un profundo desdén por lo que subsiste de nuestra democracia. Las elites financieras creen obviamente que no se puede confiar en que el Congreso haga lo correcto, incluso cuando es comprado y pagado para que lo haga por los mismos bancos que supuestamente regula. ¿Y en cuanto al resto de nosotros? El resto no es más que una masa analfabeta en lo financiero a la que hay que manipular a través de los medios de comunicación de masas, que se pueden comprar y vender mediante un marketing cuidadoso, básicamente porque la democracia en general es una estafa.

    ResponderEliminar
  37. La crisis de la deuda soberana en la eurozona ha sido el pretexto perfecto para una toma de control del continente por parte de los tecnócratas, liderados por un escuadrón de hombres de Goldman Sachs. Los mismos financieros responsables del colapso económico explotan ahora la crisis para posar como salvadores y llevar a cabo un golpe bancario, con los títeres de Goldman Sachs ya en el control tanto de Italia y Grecia, como del Banco Central Europeo y han tomado también posiciones claves en el poder económico en Bélgica, Alemania, Francia e Irlanda.
    El objetivo del golpe es explotar la crisis de deuda del euro como medio a través del cual crear un super estado federal europeo que transferirá todo el control remanente de los asuntos nacionales a Bruselas. Los globalistas han comenzado ya el proceso eligiendo a dedo a los suyos que no han sido votados democráticamente por nadie

    ResponderEliminar
  38. Los teóricos de la conspiración mundial creen que la historia refleja una dominación absolutista a largo plazo diseñada por una elite financiera internacional con el objetivo de esclavizar a la humanidad, cuyos mecanismos están en el corazón mismo de la vida económica y cultura. Son las familias dinásticas propietarias del Banco de Inglaterra, la Reserva Federal y de los carteles asociados, que también controlan el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y las mayores agencias de inteligencia del mundo. Su identidad es secreta pero los Rothschilds y los Rockefeller son ciertamente algunos de ellos.
    El Banco de Inglaterra fue "nacionalizado" en el año 1946 pero el poder de crear dinero se mantuvo en las mismas manos.
    Inglaterra es de hecho una oligarquía financiera dirigida por "La Corona" lo cual se refiere a la "City" de Londres, y no a la Monarquía inglesa. La City está dirigida por el Banco de Inglaterra, una corporación privada. Como se sabe la City, de una milla cuadrada de extensión, es un estado soberano en el corazón de Londres y no está sujeta a las leyes británicas.
    El Imperio Británico es una extensión de los intereses financieros de los banca internacional que controla de facto el Parlamento Británico. Todas las colonias -India, Hong Kong, Gibraltar- eran colonias de la Corona. Pertenecían a la City y no estaban sujetas a las leyes británicas aunque se esperaba que fueran los ingleses los que las conquistaran y pagaran por ello.
    La City de Londres domina los mercados especulativos mundiales a través de un grupo de corporaciones fuertemente interrelacionadas, involucradas en la extración de materias primas, las finanzas, seguros, transportes y producción de alimentos, que controla la parte principal del mercado internacional y virtualmente toda la industria global.
    El Banco de Inglaterra asume el control de los Estados Unidos durante la administración de Teodore Roosevelt  (1901-1909), cuando su agente J.P. Morgan se hizo con el 25% del capital estadounidense.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La eliminación del patrón oro pronto daría lugar a la hegemonía mundial planificada a largo plazo para el todopoderoso dólar, que extraoficialmente se convirtió en una moneda respaldada por los estupefacientes. En el camino se presenciaron shocks petroleros, extrañas maniobras entre el Departamento de Tesoro y los bancos de inversión de Wall Street que crearon a su antojo formas cada vez más ingeniosas de maquinar mayores ganancias que como es habitual significaron grandes expolios.

      Eliminar
  39. La Banca Internacional forma parte de una red llamada "Club de las Islas" que es una asociación predominante de las casas reales europeas. Este Club de las Islas dirige un estimado de 10 billones de dólares en activos. Domina sobre gigantes corporativos como Dutch Shell, Imperial Chemical Industries, Lloyds of London, Unilever, Lonrho, Rio Tinto Zinc y Anglo American DeBeers. Domina el suministro mundial de petróleo, oro, diamantes y muchos otras materias primas, y emplea estos activos a discreción de su agenda geopolítica, cuyo objetivo es reducir la población humana de sus actuales siete mil millones de personas a menos de mil millones en dos o tres generaciones; literalmente esquilmar y exterminar a la humanidad con el interés de retener su poder global y el feudalismo sobre el que está basado dicho dominio, y para quienes la humanidad es poco más que plantaciones de esclavos y laboratorios de ingeniería social, que sirven a las necesidades de la City de Londres.
    Estas familias de elite constituyen una oligarquía financiera que son el poder detrás del trono de los Windsor. Se ven a sí mismos como los herederos de la oligarquía veneciana, que infiltró y revolucionó Inglaterra de 1509-1715 y estableció una nueva y virulenta veta del sistema oligárquico anglo-holandés-suizo, supuestos herederos de los imperios de Babilonia, Persia, Roma y Bizancio.
    Las familias banqueras judías tomaron por costumbre enlazar en matrimonio a las mujeres de su familia con aristócratas europeos derrochadores. Según la ley judía, el fruto de un matrimonio con una madre judía es judío.
    Los judíos se han conectado tanto a la nobleza británica que entre ambas clases dificilmente puede haber pérdida para alguno que no sea mutua. Tan extrechos son los lazos de judíos y señores ingleses que no sería posible herir a la aristocracia británica sin también herir a la banca judía. Si no son judios por matrimonio, muchos aristócratas europeos se consideran a sí mismos descendientes de los hebreos bíblicos.
    Estos aristócratas pertenecen al Movimiento "Israel Britanica" que cree que la soberanía británica es la cabeza de las "tribus perdidas" anglosajonas de Israel y que el Apocalipsis verá la completa restitución del Imperio Británico.
    Los rosacrucianos y masones creen en el Israelismo Británico, y tienen un plan para colocar a uno de su linaje en el trono con la intención de reconstruir el Templo de Jerusalén, mediante el posicionamiento de un falso mesías a quien adoraría el mundo entero como a Cristo, algo que ha sido cuidadosamente planificado y ejecutado durante muchos siglos.
    Esta cábala secreta está representada por en las instituciones políticas, económicas y culturales dominantes. La sociedad occidental ha estado subvertida y está en la bancarrota. La democracia es una forma de control social y la educación y los medios de masa están diseñados para el adoctrinamiento.

    ResponderEliminar
  40. El gobierno de los Estados Unidos son los negocios. En la década de los años 1940 estaba entonces como ahora gobernado por una "elite de poder" compuesta por industriales, dueños y administradores de las principales corporaciones y bancos del país. Entonces como ahora, esos industriales y financistas, el "Estados Unidos corporativo", tenían estrechas conexiones con los rangos más altos del ejército,  los llamados "señores de la guerra", para los cuales se erigió pocos años después un inmenso cuartel general, el Pentágono, en las orillas del Río Potomac.
    El complejo militar industrial ya existía desde hacía muchas décadas cuando al final de su carrera como presidente, y después de haberle servido diligentemente, Eisenhower le dio ese nombre. En los años de las décadas de 1930 y 1940 entonces como ahora, la elite del poder tuvo la generosidad de permitir al pueblo estadounidense que eligiera cada cuatro años entre dos de los miembros de la elite –uno con la etiqueta de "republicano" y el otro con la de "demócrata", porque no se conocen diferencias entre ambas supuestas facciones- para que residieran en la Casa Blanca a fin de formular y administrar políticas nacionales e internacionales. Esas políticas sirvieron y sirven invariablemente a los intereses de la elite del poder, en otras palabras, apuntan consecuentemente a promover "sus negocios", un nombre en clave de la maximización de los beneficios de las grandes corporaciones y bancos, miembros de la elite del poder.
    Hace años Estados Unidos ha ido a la guerra con bastante frecuencia, pero invariablemente  pide que se crea que lo hace solo por razones humanitarias, para impedir holocaustos, evitar que los terroristas cometan todo tipo de males, liberar a los países de dictadores repugnantes o promover la democracia. Parece que nunca tienen que ver los intereses económicos de rapiña de los Estados Unidos, o para ser más exactos, de las grandes corporaciones de Estados Unidos, que desean fervientemente una guerra contra Irán, ya que promete un gran mercado y numerosas materias primas, en especial recursos hidrocarburiferos.

    ResponderEliminar
  41. Las disparidades en materia de ingresos, o dicho de otra forma, la «plutonomía», al igual que las tendencias guerreristas de Estados Unidos han sido considerablemente favorecidas por los llamados eventos profundos. Para ello es necesario comprender que las disparidades en materia de ingresos en la economía estadounidense no son fruto de una acción de las fuerzas empresariales independiente de la intervención política. Por el contrario, esas desigualdades fueron en gran parte engendradas por un proceso político continuo y deliberado que data de los años 1960 y 1970, periodo durante el cual los individuos más ricos del país temían perder el control del país.
    En aquella época, en su memorándum de 1971, el futuro juez de la Corte Suprema Lewis Powell advirtió que la supervivencia del sistema de libre empresa dependía de la planificación y la aplicación cuidadosas, a largo plazo, de respuestas ampliamente financiadas contra las amenazas que representaba la izquierda. Aquella advertencia engendró una violenta ofensiva de la derecha, coordinada por varios círculos de reflexión y generosamente financiada por un pequeño grupo de fundaciones familiares.
    La verdadera importancia del Manifiesto Powell residía no tanto en el documento en sí como en el hecho de que se redactó a pedido de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, uno de los grupos de presión más influyentes y más discretos. Aquel memorándum era sólo un síntoma entre tantos de que una guerra de clases estaba tomando forma en los años 1970, un proceso más amplio que venia desarrollándose tanto dentro del gobierno como fuera del mismo, lo que incluía la contrarrevolución intelectual y que llevó directamente a la autoproclamada ´Revolución Reagan´, en sí parte de un proceso más amplio que se desarrolló durante cinco décadas, mientras la derecha inyectaba miles de millones de dólares en el sistema político de Estados Unidos. Dichos eventos también fueron parte integrante de los esfuerzos de la derecha, desde el asesinato de John F. Kennedy hasta los atentados del 11 de septiembre.
    El resultado del 11 de septiembre fue la aplicación de planes para la continuidad del gobierno, acrónimo COG, sigla correspondiente a «Continuity of Government», o planes preparatorios para la suspensión de la Constitución de los Estados Unidos. Estos planes de la COG, elaborados en base a planificaciones anteriores, fueron meticulosamente desarrollados desde 1982 en el marco de lo que ha dado en llamarse el Proyecto Juicio Final, Doomsday Project, un equipo secreto nombrado por la administración Reagan-Bush. Dicho equipo se componía de personalidades públicas y también privadas, entre las que se encontraban Donald Rumsfeld y Dick Cheney.

    ResponderEliminar
  42. El domingo 12 de febrero de 2012, el parlamento griego aprobó una nueva ronda de medidas de austeridad que profundizarán aún más los cinco años de depresión en que está sumido el país y acabarán con los últimos resquicios de cohesión social. Para asegurar un préstamo de 130.000 millones de euros, los líderes políticos griegos acordaron acatar un “Memorando de Entendimiento”, que no sólo va a acrecentar los sacrificios de la clase trabajadora sino que va a entregar el control de la economía de la nación a los bancos y corporaciones extranjeras.
    El Memorando contiene cálculo nunca vistos por escrito. Y aunque la mayor parte de la atención se ha centrado en los profundos recortes a las pensiones complementarias, al salario mínimo y a los salarios del sector privado, hay mucho más en ese oneroso mandato. Hay que leer en su totalidad las 43 hojas del documento para apreciar en todo su alcance la calidad moral de quienes dictan la política en la Zona Euro.
    Traza con gran detalle cuáles son esos puntos de referencia: prácticamente todo, desde la reducción del gasto en medicinas hasta el recorte del 10% en los salarios de los funcionarios del estado, en los “fondos destinados a la seguridad social y a los hospitales” y una mayor privatización de los sectores de propiedad pública, lo cual apenas servirá para que el PIB se contraiga aún más.
    El gobierno de facto encabezado por Lukas Papademos está dispuesto a poner a la venta lo que aún conserva en las empresas de propiedad estatal si eso fuera necesario para alcanzar los objetivos de privatización. El control público se limitará solo a los casos de la infraestructura de las redes más vitales.
    He aqui unas perlas del Memorando aprobado.
    “El gobierno no propondrá ni establecerá medidas que puedan lesionar las normas del libre movimiento de capitales. Ni el Estado ni ninguna otra entidad pública firmarán acuerdos con accionistas con la intención o el efecto de entorpecer el libre movimiento de capital o influir en la gestión o control de las compañías. El gobierno no iniciará ni introducirá ningún tope en las votaciones o adquisiciones, y no establecerá ningún derecho de veto desproporcionado o injustificable ni cualquier otra forma de derechos especiales en las compañías privatizadas.”
    “Dado que el resultado del diálogo social para promover el empleo y la competitividad no satisfizo las expectativas, el gobierno tomará medidas que promuevan un rápido ajuste de los costes laborales para combatir el desempleo y recuperar la competitividad en los costes, garantizar la eficacia de las recientes reformas del mercado de trabajo, equiparar las condiciones de trabajo en las antiguas empresas de propiedad estatal con las del resto del sector privado y hacer más flexibles las disposiciones sobre el horario laboral. Esta estrategia deberá orientarse a reducir los costes laborales unitarios nominales en la economía empresarial en un 15% en 2012-2014. Al mismo tiempo, el gobierno promoverá la negociación salarial uniforme en los distintos niveles y combatirá el trabajo no declarado”.
    El gobierno establece un grupo de trabajo para que revise la gestión de los casos judiciales, incluida la posibilidad de eliminar casos atascados en los registros de los tribunales. Tras la presentación del plan de trabajo para la reducción de la acumulación de casos relativos a impuestos en todos los tribunales administrativos y tribunales administrativos de apelación en enero de 2012, se establecen metas intermedias para reducir el retraso acumulado al menos en un 50% a finales de junio de 2012, al menos en un 80% a finales de diciembre de 2012 y la total eliminación del trabajo atrasado a finales de julio de 2013”.

    ResponderEliminar
  43. Por el lado de la política fiscal, la idea de que la austeridad permitirá sanear las finanzas, resolver el problema de la deuda y activar el crecimiento no tiene sentido. Eso sólo contribuye a castigar a una población. Por el lado monetario el papel del Banco Central Europeo, en particular sobre la posibilidad de intervenciones directas en los mercados de deuda, oculta un tema medular: ¿de dónde salió el dinero que contribuyó a la gestación de la crisis? Ésta es una pregunta que es necesario analizar.
    En Europa la se acepta que durante años los pueblos virtuosos del norte europeo trabajaron y ahorraron. Mientras tanto, los pueblos del sur vivieron por encima de sus medios. Los pueblos del norte estuvieron prestando sus ahorros a los pueblos del sur. Y ahora que éstos no pueden pagar sus deudas, les ha llegado el momento de la austeridad y no quieren aceptarlo.
    En la teoría macroeconómica convencional existe un relato similar. En una economía hay agentes que ahorran, y hay agentes que necesitan pedir prestado. Estos distintos agentes se encuentran en un mercado de fondos "prestables". Los bancos son instituciones que actúan de intermediarios en ese mercado, recibiendo los depósitos de esos fondos y ofreciéndolos en préstamo a través de sus operaciones de crédito. En esa teoría la tasa de interés es el precio que permite equilibrar la demanda y la oferta de fondos "prestables".
    Esa visión de las cosas es aceptada por la mayor parte de los economistas. Pero está profundamente equivocada. La realidad es que los bancos comerciales privados realizan una operación de creación monetaria que nada tiene que ver con la noción de los depósitos de fondos que han sido ahorrados con anterioridad y que ahora son "prestables".
    En la actualidad los bancos otorgan préstamos cuando hay una demanda de crédito que les ofrece suficientes garantías para recuperar principal y obtener ganancias. Al realizar un préstamo, los bancos abren una cuenta para el nuevo deudor, como sucedería si hubiera realizado un depósito. En síntesis, los préstamos no necesitan un depósito anterior porque los nuevos préstamos crean los depósitos.
    En esta teoría de los fondos prestables, los fondos depositados en un banco son la condición necesaria para que el banco pueda hacer préstamos. La creación monetaria por los bancos cuando otorgan un crédito no requiere de depósitos ni de ahorros. Aunque todavía parezca increíble, los bancos crean dinero de la nada y la cantidad que pueden crear ex nihilo depende de los requerimientos legales de reservas que les impone la regulación bancaria. Entre menos reservas legales, mayor apalancamiento y mayor creación monetaria por parte de los bancos. Y también mayor inestabilidad para el sistema bancario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde esta perspectiva es correcto afirmar que los bancos no son intermediarios entre ahorro e inversión. Surge ipso facto una pregunta: ¿por qué una función tan importante como es la creación monetaria está en manos privadas? Esa interrogante es crucial. La mayor parte de la población de cualquier país probablemente se opondría a dejar una función tan importante en manos de empresas que persiguen un lucro privado.
      ¿Cuál es la relación entre la función de creación monetaria de los bancos y la crisis económica y financiera global? La desregulación bancaria abrió nuevas puertas para que los bancos entraran en operaciones cada vez más arriesgadas y especulativas. La capacidad de creación monetaria y la eliminación de reglas para operar en sectores especulativas fue una combinación explosiva. En Estados Unidos y en Europa, las operaciones de los bancos contribuyeron a incrementar artificialmente el precio de distintos activos, en especial de los bienes raíces. Debido a la bursatilización y otras formas de interdependencias en el sector financiero mundial, el colapso del mercado de hipotecas chatarra en Estados Unidos desencadenó la crisis en Europa. Se presentaron diversos mecanismos de transmisión, pero en todos ellos la función de creación monetaria por parte de los bancos comerciales desempeña un papel crucial.
      Mientras las raíces del colapso se mantienen intocables, en Europa la crisis se fue transformando en un problema de deuda soberana de varios países a los que ahora se imponen planes de austeridad fiscal que los hundirán todavía más. Desde una perspectiva de política, urge recuperar el control público de la función de creación monetaria.

      Eliminar
  44. La deuda pública de Grecia a finales del año 2011 se estima que ha llegado a los 355.000 millones de euros, cifra que significa el 165% de su PIB. Casi un 75% del total -unos 260.000 millones- son bonos que se negocian con cuantiosos márgenes de beneficios en los mercados secundarios de valores, y que están en manos de agentes privados -fondos, aseguradoras y bancos poseen casi el 70% de los mismos-, del Banco Central Europeo -20%- y de la seguridad social griega el 10% restante.
    Poco más del 25% de lo reclamado -95.000 millones- son créditos que le han otorgado con altos intereses países socios de la misma Unión Europea -53.000 millones-, con Alemania y Francia a la cabeza; otros países de la comunidad internacional -22.000 millones-, y el Fondo Monetario Internacional -20.000 millones-, a raíz del primer paquete de rescate ya fallido, aprobado en mayo de 2010. Lo primero que cabe denunciar es el papel que juega la Troika en las negociaciones, ya que a pesar de que se presenta como un negociador neutro para salvar a Grecia del impago, en realidad lo que pretende es asegurarse el pago de las deudas que reclaman para ellos y para el capital privado al que representan.
    En Grecia se denuncian que la deuda se cuadriplicó con la dictadura de los Coroneles, que luego aumentó vertiginosamente a raíz de los Juegos Olímpicos de 2004, con proyectos megalómanos en los que empresas alemanas como Siemens sacaron cuantiosos beneficios sobornando a políticos; con la compra sistemática de armamento a Francia, Alemania y Estados Unidos, que hacen que Grecia sea el primer país de la Unión Europea en gasto militar en relación a su PIB. En este sentido, es significativo comprobar cómo mientras se recortan pensiones, sueldos y prestaciones sociales, la Troika no exige recortes en el gasto militar.

    ResponderEliminar
  45. El acuerdo de la Troika con Grecia no elimina ninguna deuda, al contrario añade más cargas sobre las espaldas de los griegos. Han eliminado, con el canje, 103.000 millones de euros. Pero al mismo tiempo Grecia toma prestado 109.000 millones de euros de la zona del euro y 28.000 millones de euros del Fondo Monetario Internacional. De esta cantidad, que en total supone 137.000 millones de euros enmarcados en el segundo paquete de rescate para el país, alrededor de 110.000 millones de euros irán a parar a los bancos. Finalmente, hay que pagar 37.000 millones más por el primer paquete de ayudas, valorado en otros 110.000 millones de euros y del que sólo se ha usado 73.000 millones. La diferencia es de 71.000 millones de euros en contra.
    Con este canje se ha alterado el carácter de la deuda griega. Ahora Grecia debe dos tercios de los bonos a los acreedores institucionales, es decir los estados y el FMI. Esto deteriora la condición de Grecia y demuestra lo que pretendían Angela Merkel y Nicolas Sarkozy: salvar a los bancos franceses y alemanes "nacionalizando" la deuda pública griega para que los banqueros, lejos de perder dinero, lo ganen gracias a unos tipos de interés altísimos. Como condición previa, el canje de deuda tenía que venir acompañado de un plan de austeridad bestial, con salarios que han bajado legalmente un 22%, para la gente joven un 32%, y pensiones que se han reducido entre un 20% y un 30%. Al mismo tiempo se recortan las ayudas sociales y se impulsa la privatización de activos públicos.
    Los nuevos bonos emitidos por Grecia a raíz del canje de deuda estarán supervisados por las leyes de Luxemburgo y Reino Unido. Esto convierte a Grecia en un estado con una soberanía limitada, un protectorado moderno o la primera colonia de la zona del euro. El país, en realidad, está gobernado por la Troika -FMI, Uniòn Europea y Banco Central Europeo-. Los emisarios de la Unión Europea y el FMI están establecidos en todos los ministerios relevantes y en las agencias públicas mientras un emisario alemán, Horst Reichenbach, es el verdadero gobernador de Grecia, tal y como sucedía en la segunda guerra mundial.
    La última gran consecuencia negativa del canje de deuda es que instituciones tales como las universidades o las cámaras de comercio se verán arrastradas a la quiebra porque han perdido miles de millones de euros en la operación, ya que tenían en depósito deuda griega. También se han visto afectados los fondos de pensiones. En el otro lado, los bancos griegos, que tenían unos 50.000 millones de euros en bonos griegos, han logrado recuperar, gracias a los mecanismos de rescate europeos, todo el dinero.
    Hay que darse cuenta de que la recesión actual que vive Grecia no tiene precedente reciente alguno en ningún lugar del mundo. Solo en tiempos de guerra se han vivido situaciones similares. Ni en Argentina ni en Rusia sufrieron una caída del 17% del PIB como ha sucedido en Grecia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para la cumbre de la Eurozona en julio de 2011, fue `invitado` Joseph Ackermann, presidente de Deutsche Bank y del grupo de lobbies bancarios internacionales, el Instituto de Finanzas Internacionales -IIF, por sus siglas en inglés-, que se unía a las negociaciones sobre la deuda griega. Antes de ese encuentro parecía como si los bancos tuvieran que pagar parte de la factura por sus apuestas inversionistas. A lo largo de 2011 había quedado claro que a Grecia le resultaba imposible pagar los intereses de la carga de la deuda acumulada, lo que incluía préstamos con bancos privados. Se necesitaba una maniobra para reducir la deuda. Había que encontrar una solución con los bancos, así que se invitó a Ackermann a la cumbre.
      Se podría argumentar que los propios bancos se lo habían buscado y que cuando se echaron a perder sus inversiones, simplemente se les debía haber dejado cargar con sus pérdidas. Pero cuando acabaron años de fácil prosperidad se consideró un problema que los gobiernos tenían que resolver. Se consideró a los grandes bancos interlocutores con los que los gobiernos de la Eurozona tendrían que negociar. Tras las negociaciones dirigidas por Ackermann, por fin se llegó a un acuerdo con los altos cargos de Grecia y de la Zona Euro, y `finalmente con los Estados o gobiernos de la Zona Euro y las instituciones de la Unión Europea`, como señaló un documento del IIF.
      Las pruebas sugieren que Ackermann es un negociador habilidoso. Ante ello, los bancos se tienen que tragar un recorte del 50%, pero el valor de los bonos griegos había caído en picado a un 35% de su valor nominal. Con el acuerdo, de hecho los gobiernos habían acudido en ayuda de los bancos. Era menos una maniobra para salvar corte de pelo a la banca más que una quita de deuda soberana para Grecia. Incluso había un bono extra para los bancos, con una cláusula en el tratado que apuntalaba préstamos a las economías en crisis de la Eurozona, el Tratado del Mecanismo Europeo de Estabilidad, que prohibirá a los gobiernos intentos futuros de hacer que los bancos cancelen las deudas que les deben los gobiernos.

      Eliminar
  46. La causa más profunda de la crisis europea es la estructura del sistema monetario europeo, que genera diferencias entre los países centrales y periféricos. Concretamente genera deuda en los países periféricos con respecto a los centrales. Pero la forma que toma este problema es distinta en cada país periférico. En el caso de Grecia, el problema es la deuda pública. En Irlanda, la deuda de los bancos. En Portugal y España, los créditos privados y las hipotecas. Un aspecto muy importante es que la crisis europea, que nació como crisis de la periferia, ahora se está moviendo hacia los países centrales europeos, y allí también la deuda aparece en el centro de la crisis, pero es el epifenómeno, por detrás hay otro fenómeno.
    Se están desarrollando dos tendencias clave. La primera es la persistencia del déficit de acumulación, los países centrales tienen problemas de dinamismo de su capitalismo y no encuentran nuevas áreas, lo cual deviene en problemas para la capitalización: su tasa de ganancia no cae, pero no crece. Hay un estancamiento salarial en Alemania y Estados Unidos. La segunda tendencia es la financiación. Como el capital pierde dinamismo productivo, la financiación va ganando espacio y empieza a intervenir en sectores en que antes no intervenía. La combinación actual es producción débil y deuda alta, una pelea de burbujas.
    La deuda es importante en todos los rangos: hogares, empresas del Estado y bancos. El tema deuda se metió en todos lados y va a quedarse por muchos años. Pero la deuda es el resultado, no la causa. La deuda bancaria está relacionada, pero es diferente. Es un aspecto particular y muy peligroso de la crisis, porque los bancos son el sistema nervioso del capitalismo postmoderno. En la crisis financiera de 2007, los Estados intervinieron rápidamente y se hicieron cargo para evitar el colapso bancario. Si hubiese habido una crisis bancaria, habría sido otra crisis. Cuando se habla de crisis financiera, se piensa en falta de liquidez. Pero la crisis financiera es una cosa muy amplia. En una crisis bancaria, que es algo muy específico, los bancos están en el centro. En este caso es distinto porque los bancos fueron salvados. El problema es que los bancos tienen deudas de mala calidad. Esto se vuelve un problema de solvencia. Las crisis financieras son crisis de liquidez; en las crisis bancarias, en cambio, no se paga, hay una quiebra. Eso hace la diferencia. En los últimos cuatro o cinco años, los Estados han estado muy atentos a que la crisis financiera no deviniera en un colapso bancario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Estado es el alma del capitalismo y el neoliberalismo. El neoliberalismo sin el Estado no tiene posibilidad de existir. Por lo pronto, el Estado previno que no fuera una crisis del alcance de la de la década de 1930. Esta dinámica tomó tres formas. La primera forma de intervenir fue bajar la tasa de interés, lo que supone subsidiar a los bancos que toman los créditos muy baratos del Estado, con tasa casi cero, y luego lo prestan. La segunda forma fue directamente capitalizar a los bancos con dinero público. Cuando a los bancos les va mal, tienen al sector público para capitalizarlos, y eso les resulta muy barato. La tercera manera fue darles liquidez para que tuvieran la ventanilla abierta y sacar dinero en cualquier momento. El Estado maneja el control, el monopolio de la emisión monetaria. También controla los ingresos fiscales. Ambos mecanismos le dan el poder para intervenir y subsidiar a los bancos. El Estado interviene y utiliza recursos sociales para subsidiar al sector financiero. No todos los Estados pueden operar de la misma manera y esa diferencia debe tenerse en cuenta. Los países periféricos intentaron hacer lo mismo, utilizar los mismos mecanismos, pero ellos también son débiles, y sus propios problemas les impidieron participar en esta crisis. Cuando el sector financiero funciona mal, el Estado lo salva y al mismo tiempo, el sector financiero daña al Estado, lo debilita porque le impone una carga enorme. Es un tema contradictorio: el Estado salva y al mismo tiempo se hunde.
      En lo inmediato, este sector tiene gran incidencia en la acción política en países como Estados Unidos, Inglaterra, Italia, Grecia, Portugal, España, Irlanda. Es difícil de comparar, pero tiene influencia en todos lados. Hay intereses cruzados, dependencias, ese tipo de vínculo hace que puedan tener poder. De hecho, el sector que produce problemas también provee ministros.
      En realidad hay una relación compleja, de alta interrelación, entre el sector industrial, el comercial y el financiero. Pero no es la misma relación que a principios de siglo XX, cuando los bancos con mucho poder compraban todo. Hoy, otras entidades van a los bancos, toman dinero, hacen ganancias también con el dinero financiero. Hay una alta relación porque hay intereses complementarios. Muchos en Europa estaban esperando que se diera un conflicto entre sector comercial y financiero, pero nada de eso ha ocurrido.

      Eliminar
    2. Es muy llamativo el comportamiento de los países centrales europeos con respecto al euro: saben que mantenerlo es peligroso, pero sin embargo no han hecho nada para cambiar este desequilibrio entre países periféricos y centrales. No hubo cambios con respecto al desequilibrio, que se profundiza más con la austeridad y el ajuste.
      El caso de Alemania es muy particular porque hay un encuentro de intereses entre grandes bancos y exportadores, que son la columna vertebral del euro. Para ellos, el dinamismo no está en el mercado interno. El mercado doméstico alemán no ha mejorado la situación de los empleados y no tiene dinamismo. Entonces, muchos bancos y exportadores pueden unir fuerzas, ya que son muy influyentes, y tomar la posición de Alemania para el resto del mundo. Alemania cuida muy celosamente estas relaciones. Un tema importante es la austeridad, que forma parte de esta lógica y también va hacia adentro, y al mismo tiempo la trasladan hacia afuera, planteando que “ustedes tienen que hacer lo que nosotros hicimos: mantener los salarios bajos”. Lo que pasa es que cuando se crea una comunidad económica de este tipo, hacer lo que hace Alemania es insostenible porque está quebrando al resto de Europa.
      Lo más importante que pasó en Europa en los últimos meses es que Mario Draghi -presidente del Banco Central Europeo- ha provisto de liquidez a los bancos por un billón de euros. Este acuerdo supone algún tipo de pérdida a los tenedores de deuda, pero una pequeña porción de esa deuda fue tomada por bancos internacionales mientras que la mayor parte la tomaron los bancos. El Estado tomó deuda otra vez para darles crédito a los bancos, de manera que los sectores privados han sido retirados de la crisis con este “salvataje”.

      Eliminar
  47. Se han entregado enormes cantidades de dinero público para salvar a la banca. A octubre de 2011, el conjunto de 27 Estados miembros de la Unión Europea reservaron 4.5 billones de euros en apoyo, garantías y paquetes de préstamos para los bancos, o lo que es lo mismo, casi el doble del Producto Interno Burto anual de Alemania.
    Una intensiva operación de rescate tras otra tuvieron un peso extraordinario en los presupuestos de los Estados miembros, como cuando el gobierno irlandés asumió las deudas del banco Anglo Irlandés, empujado por el presidente de Goldman Sachs International, el ex miembro de la Comisión Europea y ex ministro irlandés Peter Sutherland. Un paso que en última instancia podía haber dejado a los contribuyentes británicos una cuenta de 47.000 millones de euros, más de una tercera parte del Producto Interno Bruto del país. O cuando el banco franco-belga Dexia colapsó dos veces, primero en 2008, cuando solo lo salvó un préstamo garantizado de 150.000 millones de euros. Después otra vez en octubre de 2011, cuando el gobierno belga garantizó un préstamo de 54.000 millones de euros o el 14% del Producto Interno Bruto del país, más un pago inmediato de 4.000 millones de euros por la adquisición de Dexia-Belgium. Con el eurodiputado y ex ministro belga Jean Luc Dehaene en la junta directiva, Dexia tenía un fácil acceso a la elite política del país.
    La crisis del euro crisis ha revelado las posibilidades de recaudar vastas sumas de dinero cuando está en juego la salud de los balances de los bancos. De hecho, la Unión Europea está poniendo a los bancos al frente de su intento de evitar la crisis e impulsar la reactivación de la economía. En diciembre de 2011 el nuevo presidente del Banco Central Europeo, el ex director de Goldman Sachs Mario Draghi, lanzó una atrevida iniciativa de incentivar el préstamo bancario al sector privado y calmar el aumento de la tasa de interés de los bonos soberanos e incluso reducirlo. El Banco Central Europeo gastó 489.000 millones de euros en esta primera tanda de la Operación de Refinanciación a Largo Plazo -LTRO, por sus siglas en inglés- de préstamos baratos sin condiciones.
    Pero si el Banco Central Europeo puede proporcionar tanto dinero, ¿por qué gastarlo aumentando los fondos de los bancos con la esperanza de que los bancos presten más barato a los gobiernos? ¿Por qué no prestar directamente a los gobiernos? La respuesta es que según el tratado de la Unión Europea, el Banco Central Europeo tiene que ser independiente de los gobiernos y la ley le prohíbe proporcionar préstamos directos, y a consecuencia de ello, el Banco Central Europeo respalda a los bancos como alma de la economía.
    Y hay otro absurdo en juego: el dinero gastado en la LTRO es el doble de la cantidad de dinero empleado en el nuevo fonde de rescate en los próximos tres años, el Mecanismo Europeo de Estabilidad -ESM, por sus siglas en inglés-, para ofrecer préstamos a los gobiernos de Estados que estén en una grave crisis. Mientras que la LTRO suscitó poca controversia política, ha sido muy difícil encontrar la mitad de dinero para préstamos a los gobiernos y han sido necesarias varias cumbres de la Unoón Europea para acordarlo. Aún así, es poco probable que en un futuro no tan distante veamos una LTRO 2 porque muchos bancos son “dependientes crónicos” de los fondos del Banco Central Europeo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hubiera sido una sorpresa que la Unión Europea hiciera respetar de hecho una fuerte regulación, sin hacer caso del consejo de los banqueros de abstenerse de llevar a cabo auténticas acciones.
      En efecto, lo primero que hicieron la Comisión y el Consejo en 2008 fue establecer un consejo asesor de alto nivel para proponer un enfoque global de la reforma financiera. De los siete del grupo cuatro tenían estrechas relaciones con grandes bancos, un quinto era el regulador al que se culpa de una supervisión no efectiva de los bancos británicos y un sexto era conocido por sus puntos de vista liberales extremos. En otras palabras, la Unión Europea había preguntado cómo responder a la crisis a las mismas personas que eran responsables de ella. Su informe sería considerado un punto de referencia en futuras propuestas.
      El lobby de la banca hizo cuanto pudo para evitar medidas ambiciosas. Para ello utilizaron el alarmismo y el IIF -Instituto de Finanzas Internacionales, por sus siglas en inglés- fue un maestro en ello. Afirmó que había un “riesgo muy real” de que “entraran en vigor medidas reguladoras que podían minar la recuperación global y la creación de empleo”. Y el IIF escogió muy cuidadosamente el verano de 2010 como momento para publicar un informe sobre los peligros de la regulación. Era el momento en que las negociaciones internacionales sobre la regulación de la banca -los Acuerdos de Basilea- llegaban a un punto culminante. Para entonces el clima político había cambiado completamente. El temor a un crecimiento más lento y a la inestabilidad en el sector bancario había apagado el deseo de reforma. Esto permitió a los lobbies financieros atenuar las ambiciones de los políticos.
      Si se hubiera inspeccionado a Lehman Brothers según el acuerdosde Basilea III, poco después de su colapso, ¡habría sido considerado una empresa sólida! En aquel momento el apalancamiento o la cantidad de dinero que prestan los bancos en comparación con el valor de sus activos, de Lehman Brothers era de 31 a 1. Según el acuerdo, el límite es de 33 a 1. En otras palabras: según este conjunto de normas, Lehman Brothers era una compañía fuerte cuando quebró.
      El nuevo Acuerdo de Basilea III no es una legislación en sí misma sino más bien un conjunto de directrices. Teóricamente las normas que presenta se pueden mejorar cuando se implementen a nivel nacional o en la Unión Europea. Expertos sobre la Banca -Group of Experts on Banking- estaba fuertemente dominado por “expertos” de bancos afiliados al grupo de lobby del IIF que tanto había trabajado para suavizar cualquier regulación internacional. De los 42 expertos, 23 eran miembros del IIF y la mayoría de los demás lo eran de otras corporaciones financieras.
      ¿Y los gobiernos? Los gobiernos alemán y francés se declararon recientemente en contra de Basiela III afirmando que tendría un “efecto negativo” sobre el crecimiento y que tendría que ser suavizado cuando se implementara en la legislación.
      Desde la crisis de 2008 han cambiado algunas cosas menores, pero los cambios de legislación sobre derivados, sobre contabilidad, sobre paraísos fiscales y los hedge funds -fondos de inversión libre o de riesgo- no han logrado hacer frente a los retos que tan dramáticamente plantea la crisis. Y cuando la Comisión Europea da el paso sin precedentes de proponer una tasa sobre las transacciones financieras -FTT, por sus siglas en inglés-, los detalles finales revelan que está lejos del diseño original. Y debido a la oposición de algunos Estados miembros hay pocas esperanzas de que ni siquiera esta versión suavizada se haga realidad. Todo esto se reduce al dominio del sector financiero en el debate sobre la regulación financiera y la regulación de la banca no es una excepción a la regla.
      En conclusión, cuando los políticos eurpeos desean asesoramiento sobre regulación de la banca, preguntan a los banqueros. Cuando los bancos tienen problemas, socializan su deuda. Cuando la economía tienen problemas dan dinero a los bancos.

      Eliminar
  48. El gas será la principal fuente de energía del siglo XXI, como alternativa ante la reducción de las reservas mundiales de petróleo y al mismo tiempo, como fuente de energía no contaminante. El control de las zonas gasíferas del mundo por parte de las antiguas potencias y de las potencias emergentes es el elemento que da origen a un conflicto internacional con manifestaciones de carácter regional.
    El mapa del gas revela que ese recurso se halla en las siguientes regiones, tanto en lo tocante a la situación de los yacimientos como al acceso a las zonas de consumo: Rusia, Turkmenistán, Azerbaiyán, Irán, Georgia, Siria y Líbano, Qatar y Egipto.
    China y Rusia mantienen dos ejes estratégicos: el primero es la creación de un proyecto sino-ruso a largo plazo basado en el crecimiento económico del Bloque de Shangai; el segundo es garantizar el control de los recursos gasíferos. Se sentaron así las bases de los proyectos South Stream y North Stream, frente al proyecto estadounidense Nabucco, respaldado por la Unión Europea, que apuntaba al gas del Mar Negro y de Azerbaiyán. Una carrera estratégica por el control de Europa y de los recursos gasíferos se estableció entre los proyectos de ambas partes.
    El proyecto North Stream conecta directamente a Rusia con Alemania a través del Mar Báltico, sin pasar por Bielorrusia. El proyecto South Stream comienza en Rusia, atraviesa el Mar Negro hasta Bulgaria y se divide pasando por Grecia y el sur de Italia, por un lado, y por Hungría y Austria, por el otro lado.
    El proyecto Nabucco parte de Asia Central y de los alrededores del Mar Negro, pasa por Turquía, donde se sitúa la infraestructura de almacenamiento, recorre Bulgaria, atraviesa Rumania, Hungría y llega hasta Austria, desde donde se dirige hacia la República Checa, Croacia, Eslovenia e Italia. Originalmente debía pasar por Grecia, idea que se abandonó debido a la presión de Turquía.
    Nabucco estaba previsto para el 2014, pero diversos problemas técnicos provocaron su posposición hasta 2017. A partir de esa posposición, el proyecto ruso comenzó a ganar la batalla por el gas, pero cada parte trata siempre de extender su propio proyecto hacia nuevas zonas. Lo anterior tiene que ver por una parte con el gas iraní, que Estados Unidos pretendía incorporar al proyecto Nabucco conectándolo al punto de almacenamiento de Erzurum, en Turquía. Y también con el gas proveniente del Mediterráneo oriental, o sea Siria, Líbano e Israel.
    En julio de 2011 Irán firmó varios acuerdos para el transporte de su gas a través de Irak y de Siria. Por consiguiente, Siria se convierte así en el principal centro de almacenamiento y producción, vinculado además con las reservas del Líbano. Se abre así un espacio geográfico, estratégico y energético completamente nuevo que abarca Irán, Irak, Siria y el Líbano. Los obstáculos que ese nuevo proyecto viene enfrentando desde hace más de un año dan una idea del grado de intensidad de la lucha que se está desarrollando por el control de Siria y del Líbano. Y al mismo tiempo aclaran el papel que ha venido desempeñando Francia, país que considera el Mediterráneo oriental como su propia zona de influencia histórica, destinada por lo tanto a satisfacer los intereses franceses, y donde Francia necesita recuperar el terreno perdido desde la Segunda Guerra Mundial, y asegurar así su sobrevivencia energética.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En los años de la década de 1950 siete grandes petroleras controlaban alrededor de 85 por ciento de las reservas globales. En la actualidad más de 90 por ciento de las reservas se encuentran bajo control de las empresas petroleras nacionales, que son propiedad, por lo menos en parte, de los gobiernos. En el pasado, las empresas petroleras nacionales dependían del conocimiento tecnológico, habilidades administrativas de proyectos y el alcance global de las trasnacionales anglosajonas petroleras para producir, refinar y vender su petróleo. En estos días, las empresas petroleras nacionales son capaces de actuar sin depender de las trasnacionales anglosajonas.

      Eliminar
  49. El Euro como moneda común es algo casi imposible de administrar. Quienes toman las decisiones políticas y que crearon el Euro pensaron que unificando las monedas europeas iban a cambiar las mentalidades. Pero las sociedades están ante todo marcadas por los valores heredados implícitamente de su estructura familiar.
    Este modelo termina siendo proyectado sobre un plano ideológico, y todo esto procrea o engendra individuos bastante difíciles a ser gobernados o administrados, sea en un plano político o social.
    El discurso europeo es infantil. En estos tiempos de globalización, se piensa que mientras más grande se es, uno es más fuerte. Los chinos son 1.300 millones de personas, en India habrá pronto más gente que en China, en Estados Unidos son 300 millones de personas. Se considera pues que la unión hace la fuerza. Pero en la realidad europea, primero priman la cultura y la solidaridad nacional y en ese sentido, el librecambio comercial empuja a las naciones a una lucha de disputa económica entre ellas. La globalización no es otra cosa que una competición económica-comercial a escala mundial, pero en los hechos, los países que se están confrontando son sobre todo los países que están más parejos en términos de nivel de vida así que más cerca geográficamente.
    En Europa, para sobrevivir, cada país juega su juego. Comenzando por Alemania, cuyos líderes han sabido muy bien utilizar el euro como un espacio cerrado y en el cual las economías europeas más débiles no podían ya devaluar sus monedas para hacer que sus exportaciones sean más competitivas frente a Alemania porque todos usan la misma moneda, el euro. La paradoja de Europa resulta que se suponía que todos iban a ser solidarios, pero los Estados se han comportado a la manera inversa.
    Se escuchan en estos momentos discursos muy humillantes respecto a Grecia y se le acusa de todos los males e incompetencias. Ante la ausencia de un Estado central fuerte, ante la dificultad de recaudar los impuestos, todo esto podría explicarse por la complejidad existente de las estructuras familiares griegas. Porque en Grecia hay tres modelos tradicionales diferentes. El que existe en Atenas y en las islas del mar Egeo que es matriarcal con reglas de primogenitura femenina pero a la ligera, sin cohabitación de generaciones. En cambio en el Peloponeso y en la región de Beocia son núcleos familiares menos rígidos patriarcales. En Tesalia y el Epiro el modelo familiar es más bien comunitario, a la manera existente entre los serbios y rusos.
    Estos diversos modelos familiares generan personas y gentes diferentes, muy dinámicos por su diversidad. Grecia tiene una gran historia marítima y una gran diáspora. Los demógrafos están impresionados por la longevidad de vida de su población. Manifiestamente, existe un arte de buen vivir, una sabiduría, y que no se puede calificar de ocio. Si los griegos son expulsados del euro o sea del espacio económico que utiliza esta moneda europea contra su propia voluntad, ellos van a tener un año muy duro y difícil. Pero enseguida, la gente griega verá la enorme ventaja competitiva en términos salariales de Grecia. El país se levantará económicamente. Pero por otro lado será el fin de la moneda única europea, el euro. Si los países europeos se pelean hoy en día por mantener a Grecia dentro del espacio monetario común es para que Grecia siga pagando y así poder despojarla más aún de sus bienes, pero en realidad es sobre todo la salida decidida de Grecia del euro lo que les da mucho miedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alemania será el país más afectado, ya que es el país más exportador de Europa. Los alemanes han entendido claramente que con un retorno a las monedas nacionales del pasado -peseta española, lira italiana, franco francés, marco alemán, dracma griego, etc.-, todos van a devaluar sus monedas para protegerse de las exportaciones alemanas.
      Y Alemania además de tener que volver al marco alemán, estará estrangulada económicamente. Es por esta razón qué los dirigentes políticos alemanes van muy lejos con sus amenazas respecto al euro, más lejos de lo que pueden. En realidad, la gente que está más traumatizada con la posibilidad de una desaparición del euro, son los mismos dirigentes alemanes. Sin embargo, los griegos y los franceses quieren quedarse en el euro más por razones irracionales. Debido a que hay una parte mágica en la moneda única, a pesar de que ellos no entienden la razón. No se dan cuenta de que el fin de la moneda única les hará mucho bien.

      Eliminar
  50. La mayoría absoluta de los dirigentes políticos europeos no tienen ni la menor idea sobre la economía básica. Han estado a la merced de tecnócratas a los cuales no les interesan en lo más mínimo las consecuencias sociales y políticas de sus actos. La verdadera causa es la feroz desregulación del sistema financiero y la adoración del dios mercado.
    Pero ahora los tecnócratas están finalmente enloqueciendo porque si Grecia nacionaliza sus bancos, los sistemas financieros español y francés irán a la bancarrota, y Alemania estará en una situación muy complicada. Una ilustración gráfica de cómo países en toda Europa, en el sector público así como en el privado, dependen totalmente de los sistemas financieros de otros países.
    Los amos de Europa son en realidad el Instituto Internacional de Finanzas -IIF-, un lobby que representa a 450 de los mayores bancos del mundo. Obtiene un asiento privilegiado en cada cumbre europea significativa. Los proverbiales “funcionarios” de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional consultan realmente a sus amos sobre cuánto debería pagar un país como Grecia para terminar con sus problemas. El comisionado de Europa para asuntos económicos, Olli Rehn, es un sirviente certificado de los amos. Obviamente los dirigentes de la Unión Europea no admitirán jamás que en realidad está controlada por un cártel de banqueros.
    Europa enfrenta una situación surrealista de una sola moneda con 17 deudas públicas diferentes contra las cuales los frenéticos “mercados” pueden especular alegremente mientras los Estados no se pueden defender, por ejemplo devaluando su moneda. Esta situación es la que ha lanzado al abismo a Grecia y puede hacer lo mismo con el euro.
    Eso explica por qué no es posible que el Banco Central Europeo sea un factor de estabilidad financiera. Mientras tanto Europa se queda en un laberinto de préstamos a los bancos, a la espera de que vuelvan a prestarlos a los Estados; o prestarán dinero al Fondo Monetario Internacional, a la espera de que haga lo mismo.
    Todo esto implica que esas deudas forman parte de una deuda común europea.

    ResponderEliminar
  51. Todo orden político-económico está construido y organizado a partir de tres principios basados en los significados diversos de la palabra "nomos". Estos tres principios están en la base de la economía del credito/débito. En primer lugar "nomos" significa "tomar/conquistar" y por tanto apropiación. Toda nueva sociedad comienza con la conquista, la rapiña, con una especie de apropiación/expropiación original. Hasta el capitalismo esta fase consistía en la apropiación/expropiación de la tierra como presupuesto de toda economía y derecho ulterior. En el capitalismo contemporáneo esta fase ha sido organizada por las finanzas y por el crédito que han expropiado, a través de la moneda, la sociedad en su conjunto, no solo el trabajo, sino el conjunto de las relaciones sociales, de los saberes, de la riqueza, etc. Es decir, las finanzas como máquina de captura predatoria.
    El segundo significado de "nomos" es "compartir/dividir". La división/distribución "hace las partes". Atribuyendo "lo mío y lo tuyo" define la propiedad y el derecho. En el capitalismo contemporáneo la propiedad es distribuida por la moneda y por el crédito/débito, y es principalmente, posesión o privación de títulos de capital.
    El tercer significado de "nomos" es producir, producción. Está claro que en la secuencia abierta a finales de la década de 1970, hay una apropiación/expropiación, una distribución/división de la propiedad que precede lógicamente a la producción. El concepto de producción para no ser economicista debe incluir estos tres principios. La distribución de las funciones, de la propiedad y la apropiación está organizada por la moneda como prerrequisito de la "producción".

    ResponderEliminar
  52. Grecia se ha convertido en un laboratorio para Europa. Se hacen pruebas de los métodos que serán luego aplicados en Portugal, España, Irlanda, Italia y otros países de la Eurozona. Los responsables de esta experiencia son la Troika -Comisión Europea, Banco Central Europeo, FMI- y sus asociados griegos, es decir, los partidos tradicionales, los banqueros y la iglesia. Pero ¿cómo “sanear” las finanzas de Grecia si se pone el país de rodillas, en recesión, lo que evidentemente, no puede más que reducir los ingresos y desequilibrar el presupuesto? ¿Para qué han servido los “generosos” préstamos de Europa y del FMI? Para pagar la deuda a los bancos, a costa de endeudarse de nuevo. Los “expertos” de la Troika tienen el capitalismo como religión cuyas divinidades –los mercados financieros de decretos imprevisibles, arbitrarios e irracionales- exigen sacrificios humanos.
    Por ejemplo se decreta la reducción de todos los presupuestos sociales pero no se toca el gigantesco presupuesto de la “defensa” que obliga a Grecia a continuar comprando un material militar de miles de millones de euros a proveedores europeos que son también, pura coincidencia, quienes exigen el pago de la deuda: Alemania y Francia.
    El futuro de Europa se juega en Grecia. José Manoel Barroso o Wolfgang Schäuble lo han comprendido, amenazando a los griegos con todo tipo de represalias si se atreven a no votar a los candidatos avalados por los bancos y el FMI.

    ResponderEliminar
  53. A los votantes griegos los esperan varias semanas tormentosas hasta las elecciones parlamentarias del próximo mes mientras es seguro que la Troika de acreedores del país –la Unión Europea, el Banco Central Europea y el Fondo Monetario Internacional– aumentarán la presión con la esperanza de disuadir a Grecia de que siga rechazando políticas de austeridad.
    Los temores de una salida griega de la Eurozona aumentaron después del anuncio del martes de que no se pudo formar una coalición gubernamental y habrá nuevas elecciones en junio. Los griegos han retirado cientos de millones de euros de los bancos en los últimos días a medida que la perspectiva se ha transformado en una verdadera posibilidad. Aunque la posibilidad sigue existiendo, hasta ahora no ha habido alguna señal de una corrida bancaria en las ciudades griegas.
    Una salida de la Aurozona será tumultuosa para Grecia, pero marcará el comienzo del fin de la actual pesadilla, al comenzar a reconstruir su economía con un tipo de cambio realista.

    ResponderEliminar
  54. La prima de riesgo para la zona euro no es nada en concreto, sino tan sólo el diferencial entre el tipos de interés que paga un estado por financiarse a través de la emisión de títulos de deuda pública a largo plazo, normalmente 10 años, y la que paga un estado cuyas emisiones se consideran prácticamente carentes de riesgo, en el caso europeo ese estado es Alemania y por ello son sus bonos los que se toman como referencia para el cálculo de la prima de riesgo. Por tanto es un indicador que se utiliza para medir el riesgo de que un estado se vea con problemas para atender la deuda soberana que está emitiendo una vez que llegue su vencimiento; cuanto mayor sea el riesgo que los agentes financieros atribuyan a esas emisiones y a la posibilidad de que no sean atendidas en el futuro, mayor es el tipo de interés que exigen cuando la adquieren y por lo tanto, mayor es el diferencial con respecto al que paga Alemania.
    Hay que tener en cuenta que las entidades financieras, en especial los bancos, deben mantener una parte de sus reservas en forma de activos de muy alta calidad, es decir, sin riesgo. Esto provoca que al tiempo que demandan activos arriesgados que les permiten obtener altos rendimientos por la vía de la especulación, demanden también activos menos rentables pero más seguros para atender sus requerimientos de capital de alta solvencia. Es por ello que los países que emiten activos financieros de esa naturaleza –los calificados con la denominada triple A por las agencias de calificación de riesgos- se encuentran con un mecanismo que los beneficia doblemente.
    Por un lado, aseguran una demanda estable para los mismos y con ello, una fuente de ingresos continuada para atender sus necesidades de financiación pública. Y por otro lado, cuando existe una alta volatilidad en los mercados financieros, como la actual, esos activos se convierten en valores refugio hacia los que migran los agentes financieros, dispuestos a sacrificar rentabilidad a cambio de una mayor seguridad.
    En el caso concreto de Alemania, la semana pasada, en plena tormenta especulativa contra la deuda de los estados periféricos y en un momento en el que se está cuestionando incluso la existencia de la zona euro, consiguió colocar más de 4.500 millones de euros en bonos a dos años a un tipo de interés del 0,07% y con un cupón del 0%, es decir que en términos reales, los inversores estaban pagando por comprar la deuda alemana.

    ResponderEliminar
  55. Esta economía supersónica se ha construido sobre la base de unos procesos que en principio, resultan razonables desde un punto de vista económico, como son los de protección frente al riesgo derivado de las fluctuaciones que se pueden producir en los mercados, ya sean los de bienes y servicios o los de productos financieros. Esos instrumentos, bajo la forma de productos derivados u opciones, se convierten así en una especie de seguro que protege a su tomador de los riesgos económicos que pudieran acarrear la transacción que va a realizar en un futuro o de las fluctuaciones que experimente el valor del título en el mercado mientras lo mantiene en su cartera. Nada hay de intrínsecamente perverso en ello; se trata de una protección ante un riesgo abstracto que puede concretarse en cualquier momento y frente al que los agentes prefieren cubrirse pagando un precio que entienden razonable. Sin embargo, si bien esa es su esencia original, progresivamente esos títulos han ido adquiriendo vida propia en el sentido de que se han convertido a su vez, en objeto de intercambio en mercados específicos y con ello, de estrategias especulativas.
    La paradoja es que, al convertirse en objeto de especulación, también se producen fluctuaciones en su precio y éstas arrastran al precio de los activos frente a cuyas fluctuaciones pretendían cubrirse los agentes cuando adquirieron estos productos derivados. La resultante es una situación intrínsecamente perversa: el mecanismo que servía para protegerse de la especulación se convierte en objeto privilegiado para la dinamización de la especulación, extendiendo la volatilidad y la inestabilidad financiera global y reforzando las posibilidades de crisis financieras recurrentes y en ocasiones, sistémicas.
    Pero además se debe considerar a esos productos y los mercados en los que se intercambian como ámbitos privilegiados de especulación porque la inmensa mayoría de ellos escapan a cualquier mecanismo de supervisión y control por parte de las autoridades financieras. Así, aunque todos y cada uno de esos productos financieros debe cumplir una función de cobertura del riesgo para poder ser comercializado, en estos momentos las razones para la creación y existencia de la mayor parte de ellos se ha pervertido y su finalidad ha pasado a ser la de permitir que las entidades financieras escapen a las regulaciones de los estados y sus instituciones de supervisión, generando un ámbito privilegiado e hiperdimensionado para la especulación. De hecho, toda la historia de la especulación financiera se sustenta precisamente, sobre ese intento, casi siempre exitoso, de escapar a dichas regulaciones por la vía de innovaciones financieras que alimentan estrategias especulativas de nuevo orden y sobre nuevos productos.
    No es ahí, por tanto, donde reside la novedad del momento presente. La novedad se encuentra, por un lado, en la multiplicación ilimitada de esos productos, cada vez más opacos para sus adquirentes y más alejados de su función de cobertura de riesgo esencial. Y por otro lado, en la velocidad y continuidad de los intercambios, gobernados en muchos casos por superordenadores que siguen órdenes de algoritmos secretos -el denominado High Frequency Trading- y que son capaces de lanzar millones de órdenes de compra y venta por segundo que se anulan casi inmediatamente y que buscan el beneficio en la elevadísima frecuencia de transacciones sobre diferenciales casi infinitesimales de rentabilidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La existencia de ese ámbito sobredimensionado tiene importantes repercusiones sobre la economía real. Esencialmente, porque es de ahí de donde debe extraer un flujo de renta continuada que permita atender la estructura arborescente de productos financieros y rentabilidades asociadas a éstos y que además, en momentos de crisis pretenden realizarse todos simultáneamente.
      Es por ello que al tiempo que se ha ido intensificando la financiarización de las economías se han incrementado los mecanismos de expropiación financiera de las rentas del trabajo y de las rentas del capital productivo a favor de los rentistas que operan en esa superestructura financiera. Para tal fin ha sido necesario articular mecanismos que faciliten, cuando no impongan, la penetración del sector financiero en las transacciones económicas cotidianas, estimulando el acceso al crédito y promoviendo el endeudamiento como principal mecanismo de expropiación financiera de la ciudadanía. Ésta asiste entonces al expolio de sus menguantes rentas salariales como consecuencia de la creciente presencia de las finanzas en sus vidas bajo la forma de seguros, pensiones privadas, hipotecas o créditos al consumo. Unos servicios que deben contratarse de forma privada como consecuencia, por otra parte, de la paulatina retirada del Estado de la provisión de dichos servicios.
      Rl acceso al dinero y por ende a la financiación condiciona crecientemente la capacidad de los ciudadanos para satisfacer muchas de sus necesidades básicas, lo que refuerza la espiral de la expropiación financiera. Se trata pues de una pirámide invertida que debe soportar sobre su mermado vértice una carga cada vez mayor.

      Eliminar
    2. En la década de los años noventa, los banqueros de Goldman Sachs se inventaron un derivado financiero sobre un índice que mezcla los precios de 24 materias primas, entre ellas el café, el trigo, el maíz y la soja, el llamado “Goldman Sachs Commodity Index”. En 1999, la agencia norteamericana encargada de vigilar este tipo de productos financieros decidió desregularlos, permitiendo a los especuladores ciertas operaciones antes prohibidas, en particular, las llamadas “posiciones a largo”.
      Goldman Sachs diseñó su derivado financiero para los inversores que buscaban “aparcar” su dinero. Los alimentos parecen la apuesta perfecta: las empresas tecnológicas pueden quebrar si la competencia inventa un producto mejor, pero la humanidad siempre necesitará comida.
      La desregulación provocó un enorme flujo de capital hacia los derivados sobre alimentos. Se calcula que entre 2000 y 2008, la inversión en estos productos financieros se multiplicó por 50. La consecuencia fue una tremenda burbuja: cuanta más demanda para derivados financieros sobre alimentos, más sube el precio futuro de los alimentos y cuanto más sube este precio, más demanda para los derivados. La crisis financiera no ha frenado esta tendencia: los alimentos siguen siendo un “valor seguro” para los especuladores.

      Eliminar
  56. La deuda pública no es en realidad la causa de la crisis sino consecuencia de esta. La crisis se debe al funcionamiento mismo del mercado financiero, dominado por poderosos bancos y grupos transnacionales. Basta con saber que el valor de las acciones que se cotizan en Wall Street y en las Bolsas de Europa y Japón sobrepasa el de todos los bienes y servicios que se producen anualmente en el mundo entero. Las operaciones especulativas, que se realizan con enormes capitales, provocan un aumento artificial de los precios de las acciones y de otros títulos, aumento que no corresponde a un crecimiento efectivo de la economía real.
    Se trata de una burbuja especulativa que tarde o temprano acaba explotando y provocando una crisis financiera. En ese momento intervienen los Estados con operaciones de `salvamento`, inyectando fondos públicos ,y por lo tanto aumentando la deuda, en las cajas de los mismos grandes bancos y grupos financieros privados que provocaron la crisis.
    Sólo en Estados Unidos, el más reciente «salvamento» se eleva a más de 7.000 billones de dólares, 10 veces más que el monto declarado oficialmente. Para explicar cómo es posible que suceda esto hay que saber que los candidatos a las elecciones presidenciales reciben, a través de `donaciones` y por otras vías, financiamiento proveniente de los grandes bancos de inversión, entre los que se encuentra el más poderoso y emblemático de todos, Goldman Sachs.
    Crisis y guerra son las dos caras de la misma medalla, ya que la guerra hace crecer el gasto militar que, al agravar a su vez la deuda pública, impone ulteriores sacrificios a las poblaciones.

    ResponderEliminar
  57. Europa cree en el capital, es una Europa del Capital. A cada paso que se avanza en la “resolución” de la crisis financiera, todo apunta a un intento de consolidar una Europa de dos velocidades, con un núcleo que anda expoliando financieramente a la periferia y que ahora apuesta por la mayor integración política mientras deja fuera a las economías menos avanzadas de la Eurozona.
    La reestructuración bancaria no puede traer crédito, porque es imposible ya que al tiempo que están redimensionando a las instituciones hacia una escala menor se fomente el incremento del crédito. Lo primero que harán los interventores comunitarios será reducir el ratio de créditos con respecto a los depósitos y eso implica, necesariamente, un mayor estrangulamiento financiero. En la medida en que no se reactive el crédito, las perspectivas de empeoramiento de la economía se agravarán
    Es resultante de la pérdida de legitimidad de las instituciones democráticas y su encapsulamiento en la trampa del bipartidismo.

    ResponderEliminar
  58. Grecia intentaba asimilar ayer la victoria del partido conservador Nueva Democracia dentro de los estrechos márgenes que permite el modelo neoliberal: el establecimiento de un gobierno de coalición en el menor tiempo posible, para tranquilizar a “los mercados”, y la continuidad de las medidas de austeridad exigidas por Bruselas.
    Ambas demandas fueron emitidas durante la noche electoral por los ministros de Finanzas de la Unión Europea, cuando aún faltaba un treinta por ciento del escrutinio, de modo que el líder conservador, Antonis Samarás, sucumbió a la presión y en su primera comparecencia pública ante la prensa afirmó lacónicamente: “respetaremos nuestra firma”. En ese momento no hizo ninguna referencia a la renegociación del memorando de préstamo, sólo horas después dijo no descartar esa opción pero vinculada a la formación de un amplio gobierno de coalición en el que estuvieran representados varios partidos.
    “El veredicto de las urnas alivia al país”, titulaba en portada el diario de mayor tirada Kathimerini, mientras el editorialista alentaba a retomar “el diálogo con nuestros socios europeos, indispensable para la elaboración de nuevos planes para sacar el país de la crisis”. El titular de Ta Nea “Gobierno inmediatamente”, y el de Ethnos “un mandato para poner fin inmediatamente a la ingobernabilidad” del país, incidían en la urgencia que las instituciones europeas están imponiendo al nuevo primer ministro para que retome cuanto antes las medidas de ajuste, aplique nuevos recortes presupuestarios e inicie el vasto plan de privatizaciones pendiente.
    Lo cierto es que sólo una de cada cinco personas con derecho a voto lo hicieron por Nueva Democracia. La arbitraria ley electoral hizo el resto. Los 50 escaños otorgados a Nueva democracia por ser la lista más votada la sitúan al frente de la Asamblea Nacional con el 43% de la representación parlamentaria, habiendo obtenido un 29,6% de los votos. Por contra, Syriza con un apoyo electoral del 26,8% ha conseguido el 23,6% de los escaños.
    Nueva Democracia y el Movimiento Socialista Panhelénico -Pasok-, fervientes defensores de las políticas de ajuste neoliberal, solo han recibido un apoyo del 25,9% si se tiene en cuenta el número total de electores. La alta abstención en unos comicios tan cruciales como los de este domingo, llegó hasta el 37,5%.

    ResponderEliminar
  59. El hasta ahora presidente del Banco Nacional, la mayor entidad financiera privada de Grecia, Vassilios Rápanos, se hará cargo del importante ministerio de Finanzas. Con Rápanos, que se benefició de importantes aportaciones de dinero público en los últimos años, continúa la tendencia de los últimos meses en Europa de colocar a banqueros en puestos claves de gobierno, como en España, o al frente de los mismos, caso de Grecia e Italia.
    La diputada neoliberal Olga Kefalogianni, perteneciente a una poderosa familia de la isla de Creta y vinculada al principal grupo económico del país formado por los empresarios de hotelería, fue nombrada para encabezar la cartera de Turismo. El apoyo de este lobby es uno de los pilares fundamentales para Nueva Democracia.
    El portavoz de la opositora Coalición de Izquierda radical (Syriza), Panos Skurletis, denunció que el nuevo gobierno "continuará con las políticas del memorando", en referencia al segundo plan de rescate de 130 mil millones, que conlleva a cambio severas medidas de austeridad. "Es un gobierno conservador con un perfil claro y formado por las fuerzas responsables de servir a las políticas más extremadamente neoliberales". Probablemente habrá más ayuda de la que cabría esperar de la Unión Europea hacia el nuevo gobierno, para intentar frenar el movimiento popular, aunque eso suponga una década más de sumisión a los prestamistas.

    ResponderEliminar
  60. Grecia cuenta en dos años casi dos mil suicidios, de hombres en su mayoría. La causa frecuentemente se hace explícita: el endeudamiento, la desocupación, la pérdida de todo ingreso. Antes del 2010, sin embargo Grecia era un país reconocido por una tasa de suicidios especialmente baja; menos de una tercera parte de la media europea, según Eurostat.
    El gobierno de ocupación de Georges Papandreu y, antes, de Samaras y Karamanlis, al estilo de la Tsolakoglou -gobierno colaboracionista con los alemanes, instalado durante la Segunda Guerra Mundial- ha aniquilado la posibilidad de sobrevivir de la clase media. Aunque rabia y desesperación, resistencia y abatimiento coexisten, como en todas las crisis de esta magnitud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ´Amanecer Dorado constituye una formación coherente, cuyos resultados electorales presentan una estructura de clase pronunciada teniendo evidentemente una gran homogeneidad ideológica. Sesenta y siete años después del fin de la Segunda Guerra Mundial y el proceso de Nuremberg, nos encontramos en plena República de Weimar a la griega´. Christoforos Vernardakis, politólogo.
      La actividad cotidiana de los neonazis del partido Amamecer Dorado, se hace cada vez más temible, cada vez más agresiva, no limitándose ya a apuntar únicamente a los inmigrantes sino que se extiende ya a los militantes de izquierda e incluso a simples curiosos que se atreven a protestar. En lugar de sosegarse dado que tienen ya una fuerte representación parlamentaria, Amanecer Dorado pasa ahora al ataque, desaforado, multiplicando las provocaciones y los ataques en todo el país, y reivindicando públicamente su “derecho” a golpear a quien quieran y cuando quieran.
      Sin ninguna duda los neonazis griegos no solo se establecen para mucho tiempo en el corazón del paisaje político griego, sino que constituyen ya, con Syriza, la segunda fuerza organizada y en plena expansión allí donde se va a jugar la suerte del país: en los grandes centros urbanos y entre la población más activa y dinámica.
      El partido neonazi obtuvo un resultado nacional de casi del 7% de los votos, que no ha variado sensiblemente entre las dos elecciones de mayo y junio, consigue resultados elocuentes sobre todo en los barrios populares, las franjas de edad de 25-44 años, entre los obreros no especializados, los trabajadores precarios (24,5%) así como entre los desempleados (12,2%). Pero esto no es todo. El análisis de los resultados electorales de Amanecer Dorado hace aparecer una realidad muy reveladora de las intenciones de la burguesía griega cuando atribuye al partido neonazi el 20,3% de los votos de los patronos y empresarios.
      Todo indica que Amanecer Dorado está muy enraizado en la sociedad griega y sobre todo que la adhesión a sus prácticas y sus objetivos no es en absoluto accidental o pasajera. Por ejemplo, la recuperación de Amanecer Dorado tras un mal momento inmediatamente después de la selecciones del 6 de mayo, es debida no a un pretendido sosegamiento de sus prácticas, sino más bien a su decisión muy consciente de hacer pasar sus acciones a un nivel cualitativamente superior de violencia. La violencia de Amanecer Dorado contra los inmigrantes y los militantes de izquierda, no solo no hace disminuir sino que aumenta su influencia y su capacidad de atracción de un lado entre ciertas capas sociales de desheredados y del otro en la burguesía y patronal griegas.
      Una gran parte de esta sociedad griega arruinada tras dos años de políticas de brutal austeridad, busca desesperadamente las soluciones radicales a sus problemas de supervivencia en los dos extremos del paisaje político griego.
      Creado por los grandes medios de comunicación, una fracción de la burguesía griega, personalidades de la derecha tradicional griega que califican a Amanecer Dorado como “organización hermana de Nueva Democracia”, exactamente para constituirse en obstáculo al desarrollo del movimiento popular y para el ascenso de la izquierda radical griega.
      Hay que admitirlo, la situación actual de Grecia presenta ya similitudes crecientes con la de la Alemania de antes del fin de la República de Weimar y el ascenso de la banda de Hitler al poder.
      Hace solo 3 meses, decir que Amanecer Dorado podría obtener el 7% de los votos parecía un amago digno de un escenario de política de ficción. ¿Quién osaría hoy excluir que ese mismo escenario de política ficción no reserve otras sorpresas aún mayores?

      Eliminar
    2. El gobierno acaba de comunicar su intención de privatizar la Compañía de Electricidad. El año 2011 el monto de las facturas de electricidad sin pagar entre los pequeños consumidores llegaba a los 300 millones de euros, pero en mayo se disparado a los 668 millones.
      La mayoría de estos consumidores no han podido pagar la cuenta de electricidad a causa del tributo inmobiliario extraordinario que ha impuesto el gobierno de la Troika a la población y que es cobrado con las facturas de electricidad. Al principio si alguien no pagaba la cuenta entera o si pagaba sólo el dinero que corresponde al consumo de electricidad que le correspondía, se le cortaba la luz. Sin embargo, como eran muchísimos los que no pagaron este impuesto, y después de la lucha contra este impuesto y una sentencia del Consejo de Estado contra el impuesto, se aprobó una ley según la cual la deuda se incorpora, junto con más tributos, impuestos y contribuciones, a la Declaración del impuesto a la Renta.
      Se han emitido 12 millones de facturas por 2,5 mil millones de euros, correspondientes a 6,3 millones de consumidores, de los cuales más de un millón no ha pagado el impuesto inmobiliario -272 millones de euros- o la cuenta entera. El aumento del precio de la electricidad ha sido un 15% con respecto al año pasado. Las facturas de electricidad están incorporadas la tasa municipal y la contribución a la emisora estatal, que el consumidor de electricidad está obligado a pagarla, aunque declare que no quiere ver los canales televisivos estatales y aún cuando no tenga televisor.

      Eliminar
  61. Salir del euro será doloroso pero inevitable y habrá que administrar bien este proceso como también sufrirlo. No se puede cometer el error de identificar a Europa con el euro. El euro es solamente la undécima moneda de la Unión, la que peor funciona: Europa estuvo antes y estará después del euro.
    En el período intermedio se recuperará de hecho la diferencia inflacionaria acumulada con respecto a los países de referencia en los años de cambio fijo. En la actualidad la devaluación rondaría el 20%.
    En realidad todos los estudios niegan que exista una relacióndirecta entre devaluación e inflación: siempre según estudios científicos es lícito esperar una aumento de la inflación.

    ResponderEliminar
  62. El establecimiento de una unión monetaria, con fuerte precedencia a la integracion económica puede dañar algunas de las economías e impide la distribución entre los países miembros de las ventajas y las desventajas relacionadas con el proceso de unificación. La integración incluye los factores productivos, las instituciones en que dichos factores se hallan organizados, las normas que regulan y promueven la circulación, las recaudaciones fiscales y previsoras, la transferencia de réditos compensadores. Sin la integración de las economías, la renuncia a su autonomía sobre la tasa de cambios y de los instrumentos de política monetaria por parte de los países miembros puede dañar a los más expuestos de ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La crítica más seria a la unión monetaria es que aboliendo los ajustes de las tasas de cambio transfiere al mercado laboral la tarea de adecuar la competitividad y los precios relativos. Mas temprano que tarde se producirán importantes recesiones, desocupaciones y presiones sobre los bancos e inflación sobre la economía.
      Una característica particularmente crítica de la unión monetaria europea es que no existe para los países miembros ninguna forma legítima de retirarse. Esos son los peligros de un tratado que no ofrece posibilidades de salida. Las aspiraciones francesas a la igualdad y las alemanas a la hegemonía no son compatibles: los efectos económicos de una moneda única cotrarrestarían ampliamente cualquier ganancia que se pueda obtener de la facilidad comercial.
      Un shock importante provocaría una insoportable presión en el interior de la Unión dada la escasa movilidad del trabajo, la inadecuada distribución fiscal y la actitud previsible del Banco Central Europeo, que seguramente querría seguir una política monetaria restrictiva para mantener un euro fuerte frente al dólar. Seguramente esta es la receta de importantes problemas presentes y futuros.

      Eliminar
  63. En particular, la deuda griega y el alto déficit presupuestario fueron causados por los siguientes hechos:
    - La recesión ha provocado una bajada de ingresos fiscales y un incremento del déficit.
    - Desde la década de los 80, cuando el gobierno griego actuaba como una compañía de seguros, compensando a todos los capitalistas griegos por sus pérdidas por la crisis, hasta la actualidad, las élites dominantes han sido las mayores beneficiarias del presupuesto del Estado. Del mismo modo que no se puede imaginar la élite económica italiana sin los ingresos provenientes de la Mafia, o las élites alemana y británica sin las ganancias del extranjero, tampoco se puede concebir la élite dominante griega sin las subvenciones estatales.
    - Por la amenaza real procedente de Turquía, pero en mayor medida por su participación en coaliciones imperiales, como la OTAN, Grecia destina una gran parte de su presupuesto al gasto militar. En Europa, únicamente Alemania gasta más parte del PIB en armas que Grecia.
    - Las raíces del déficit presupuestario hay que buscarlas en el colapso de la industria griega debido al mercado común con Europa. Posteriormente, la Política Agrícola Común y la participación en la eurozona han llevado al extremo las contradicciones de la economía griega. Los déficits de Grecia y el resto de países periféricos de la eurozona son la otra cara de los superávits de los países no periféricos.
    - Se sabe que Grecia produce tres cosas: Iglesia Ortodoxa, que es la mayor terrateniente; barcos, porque Grecia participa de una buena parte del comercio mundial; y bancos. Ninguna de estas entidades paga impuestos. Por medios oficiales han sido excluidas del sistema tributario. Sólo los propietarios de barcos han blindado la evasión fiscal mediante 56 leyes constitucionales.
    - Según el presupuesto de 2012, se pagará por los intereses 8.3% del PIB; cuando en 2011 fue 7.4%. Incluso las economías más estables, con el tiempo, se colapsarían si tuvieran que pagar estas cantidades a los acreedores. Desde la década de los años noventa, cuando España, Irlanda, Portugal, Italia y Grecia pedían dinero prestado para financiar sus necesidades, los mercados les prestaban dinero a unos tipos de interés 2, 3 e incluso 4 veces más elevados del que lo hacían a países como Alemania y Estados Unidos. La excusa oficial para esta extorsión, para esta especulación, era que estos países tenían un riesgo muy alto de quiebra.
    Gran parte de la deuda griega es fruto de la corrupción. Como ejemplo se puede afirmar que nadie sabe todavía el costo real de los Juegos Olímpicos de 2004.
    Desde el acuerdo firmado durante la cumbre de la Unión Europea de junio pasado, está reconocido que un tercio de los bonos griegos han sido comprados por especuladores. El primer préstamo del ´rescate´ a Grecia era de 110.000 millones de euros y, hasta ahora, los bancos han cogido 108.000 millones del gobierno, tanto en forma de avales como en líquido.

    ResponderEliminar
  64. El Fondo Monetario Internacional se está planteando detener sus aportes a Grecia, lo que abocaría al país a la insolvencia a partir del próximo septiembre. El FMI ha advertido ya a la cúpula de la Unión Europea que su paciencia con Grecia se ha agotado y que por tanto, no participará con nuevos desenbolsos de capital. Las evaluaciones que actualmente lleva a cabo la troika -Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional- acerca de Grecia, consideran que Grecia no estará en disposición de responder a lo comprometido para 2020 de rebajar al 120% de su Producto Interior Bruto su nivel de endeudamiento.
    Conceder al país un plazo mayor implicaría nuevas inyecciones financieras por un monto de unos 50.000 millones de euros, a lo que la mayoría de países de la Unión Europea no están dispuestos.
    El peligro de un abandono del euro de Grecia se considera "asumible" por parte de algunos miembros de la zona del euro y se considera que podría evitar un contagio con el nuevo fondo permanente de rescate, el MEDE.
    Dicho fondo permanente está pendiente aún de ratificación en Alemania, a la espera de que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre las demandas en curso, lo que se prevé ocurra el 12 de septiembre.
    "El estado griego debería empezar a pagar la mitad de los sueldos de sus funcionarios, las jubilaciones y otros gastos en dracmas", dijo el secretario general de la CSU, Alexander Dobrindt, una facción política bávara socia del gobierno de la Canciller Angela Merkel.
    Esta forma "suave" de regresar a la antigua moneda sería mucho mejor para Grecia "que un corte radical", señala, y también aboga por trabajar en un concepto destinado a reducir el ámbito de la zona del euro, en lugar de estar reflexionando continuamente sobre "cuál va a ser el camino a seguir para el siguiente traspaso de competencias nacionales a Europa".

    ResponderEliminar
  65. El Banco Central Europeo está a punto de marginar a Grecia del sistema financiero europeo. Es lo que muestran las últimas cifras. El Banco Central Europeo continúa reduciendo la financiación de los bancos griegos que desde hace tres años están fuera del mercado interbancario. En julio, los préstamos al sistema financiero griego pasaron de 73 mil millones a 24 mil millones de euros.
    Es el Banco de Grecia el que a través de los fondos de emergencia que se anotan en las cuentas del Banco Central Europeo pero tienen una base nacional, ha tomado el relevo. En julio, los bancos griegos obtuvieron 103 mil millones por esta vía, contra 62 mil millones obtenidos el mes anterior. Un incremento de 44 mil millones en un mes. Estas cifras ilustran una transformación radical. Vista la amplitud de los riesgos que implica la puesta en pie de las reformas del gobierno griego, el Banco Central Europeo parece haber adoptado una línea dura. Una nueva señal que marca un paso más hacia la salida de Grecia de la zona euro.
    Es el subterfugio puesto en marcha para evitar por todos los medios una suspensión de pagos fuera de control ha funcionado. A principios de agosto el Banco Central Europeo autorizó al Banco Central de Grecia a incrementar en 6 mil millones de euros los fondos de emergencia destinada a los bancos griegos, los únicos que en estos momentos aceptan comprar la deuda del país. Estos bancos han utilizado esos fondos para comprar los bonos del tesoro emitidos por el Gobierno griego que gracias a ese dinero puede reembolsar al Banco Central Europeo. A efectos contables este paso de dinero de una mano a otra está catalogado como fraude y es penalizado legalmente. Sólo que Europa, para simular que el sistema sigue funcionando, ya no está en condiciones ni de respetar sus propios principios, reducidos a letra muerta.
    Es obvio que tras este giro del Banco Central Europeo se encuentra la mano oculta del Bundesbank en un momento en el que en Alemania ha tomado fuerza el debate sobre la exclusión, voluntaria o no, de Grecia de la zona euro. Los partidarios de la salida de Grecia del euro encuentran nuevos argumentos en las últimas estadísticas griegas. En el segundo trimestre la economía griega tuvo una nueva recaída del 6,2%. En algo más de dos años la caída es casi del 20% del Producto Interno Bruto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meter dinero en más planes de rescate para Grecia es como echarlo a un pozo sin fondo, aunque ese pozo sin fondo no es Grecia, como sugieren muchos políticos del norte de Europa, sino los planes de rescate que se empeñan en aplicar la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, porque la deuda griega no deja de crecer, a pesar de que se negocia ya el tercer plan de rescate y se le han aplicado ya dos quitas con dos reestructuraciones, no obstante una tercera en tres años parece inevitable. En realidad la población está pagando los errores que los bancos griegos cometieron en connivencia con Unión Europea, los Gobiernos europeos y los acreedores privados de Grecia, los bancos; aunque dado que la mayor parte de la deuda está ya en manos de los inversores públicos, son estos los que deberían asumir pérdidas. La solución podría aplicarse también a otros países de la zona euro, como España, ahogados por sus deudas, en este caso más privadas que públicas en su origen.

      Eliminar
    2. Según el viceministro de Finanzas griego, Jristos Staikuras, la banca privada griega debería devolver este año a las arcas públicas la suma de 500 millones de euros en forma de dividendos, por las ayudas estatales recibidas en 2008. El representante gubernamental recuerda que ese dinero está incluido en los presupuestos del año actual y que ya fue reclamado el pasado 7 de septiembre al gobernador del Banco Central de Grecia, Yorgos Provopulos, y al presidente de la Asociación Helénica de Bancos, Yorgos Zanias. Pero la petición de la troika, como se sabe compuesta por la Comisión Europea, FMI y Banco Central Europeo, es tan escandalosa como perversa: condonar la deuda de los bancos y suplir el agujero presupuestario mediante la aplicación de algún nuevo impuesto o adelantar a este mismo año el recorte previsto sobre el sobresueldo de funcionarios y jubilados. Rechazada de plano la propuesta por el gobierno griego, que no se caracteriza precisamente por su sensibilidad social, los representantes del capital financiero global plantean la posibilidad de llevar a cabo un mayor recorte en los sueldos de todos los asalariados griegos o fijar una contribución extraordinaria únicamente a los del sector bancario. La posibilidad de que se hicieran cargo del pago de los 500 millones los legítimos deudores, es decir, los bancos griegos, parece ser que no se les pasó ni fugazmente por su imaginación.