viernes, 25 de mayo de 2018

La dictadura de género: una declaración de guerra a la sexualidad humana.

El hijo sano del patriarcado y muchedumbres psico-manipuladas.

La xuride cautiva 

Que ser una mujer no es un hecho natural. Es el resultado de cierta historia. No hay destino biológico y psicológico que defina a una mujer como tal. No naces mujer: ¡te hacen mujer! Simone de Beauvoir.

Lo natural no es necesariamente un valor humano. La humanidad ha comenzado a sobrepasar a la naturaleza; ya no podemos justificar la continuación de un sistema discriminatorio de clases por sexos sobre la base de sus orígenes en la naturaleza. De hecho, por solo pragmatismo empieza a parecer que debemos deshacernos de ella. 
La revolución de las mujeres para controlar los medios de reproducción es paralela a la revolución del proletariado para controlar los medios de producción. La forma de controlar los medios de reproducción es la abolición de la familia biológica. Shulamith Firestone.


Uno nace hombre o nace mujer. Nadie nace homosexual.

Sexo está referido a las características anatómicas, fisiológicas y endocrinas en la forma y la función de los órganos reproductivos propios que diferencian entre macho y hembra. Dos sexos diferentes pero perfectamente complementarios a nivel físico y psicológico.

Sexualidad involucra a todo el ser individual en su manera de pensar, sentir y actuar, es decir, una potencialidad no instintiva que se manifiesta como un don que traemos en nosotros: Uno siempre es varón o es mujer.

Nadie puede elegir ni optar su sexualidad. No hay ninguna otra posibilidad de sexualidad natural, ni existen características naturales de la homosexualidad.

En la etapa prenatal sabemos por la genética que la primera característica que se registra en un ser humano en el momento de la concepción es su sexualidad.

Este es el primer sello de la unión entre un óvulo y un espermatozoide: varón o mujer. Por eso la sexualidad está definida desde el inicio hasta el final de nuestra vida, siendo el cerebro por su conformación el órgano rector de la identidad sexual.

La homosexualidad es el síntoma de un problema psicológico sin resolver. Un niño para crecer sano necesita de un padre que sea varón y de una madre que sea mujer. Los vacíos afectivos y los modelos inadecuados de identidad sexual generan problemas de distorsión, conflicto y trastorno afectivo-sexual.


La ideología de género[1] es un sistema teórico de pensamiento punitivo y autoritario para la represión planificada del instinto de procreación, con el argumento que las diferencias entre el hombre y la mujer no tienen su naturaleza determinada, siendo una mera construcción cultural desarrollada según estereotipos que cada sociedad asigna a los sexos.

En análisis de lenguaje del campo de realidad, toda ideología es un ensayo filosófico acientífico, una teoría política sin método de comprobación por hechos posibles, que no obstante se usa para regular comportamientos grupales.

La ideología de género está implantando el constructivismo social en los sistemas legales y en las bases doctrinarias que construyen la identidad humana: Que el sexo biológico, la identidad de género, la expresión de género, y la orientación social varían independientemente, cuando no lo hacen.

El sexo pertenece al lenguaje no verbal de los sentidos del cuerpo. Estadisticamente, el 99.98% de las veces - distribución bimodal sin espectro con un número minúsculo de excepciones - el individuo expresa de manera isomorfa su identidad sexual de acuerdo a su genotipo y su fenotipo.

El argumento teórico del neomarxismo cultural para entrometerse en la intimidad de pareja, es que ahora el´consenso científico´ dicta que no existen diferencias biológicas entre hombres y mujeres, que la idea de clase es obsoleta y ha cambiado por identidad de género e identidad racial, en otra dicotomía entre oprimidos y opresores.

Una sofisticada arma ideológica para controlar el pensamiento e imponer la forma de entender la realidad, diseminada por impulsores del Nuevo Orden Mundial (NWO).

Religión de estado y subversión doctrinal de diseño, fabricada por una tiranía tecocrática frontalmente enfrentada a la naturaleza y el sentido común, y presentada como un movimiento de liberación de la mujer.

La ideología de género es un ambicioso plan nihilista profusamente financiado para mutar la naturaleza humana de una manera jamás vista en estado totalitario alguno. Sin embargo, los hechos, no la ideología, determinan la realidad.

En su intento de destrozar la base biológica de la sociedad, entre sus voceros y peones que no entienden el juego se cuentan organizaciones feministas radicales y movimientos homosexuales ideológicos que dividen y desmoralizan a la población - los llamados grupos LGBT+ (Lesbinas, Gays, Bisexuales, Transexuales... QIAP Queer, Intersexual, Asexual, Pansexual) cuya tasa anual de suicidio supera el 40%.

El transtorno de identidad sexual o ´disforia de género´ normalizado como saludable por decreto supra nacional del sistema de Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud. No obstante, nadie puede cambiar de sexo haciendo magia, por más cultural que sea el hechizo. Algo que nunca cambiará ni aunque sea presentado como una lucha por los derechos civiles.

Lo que impone límites a la manifestación de este mundo son sus leyes naturales no maleables y no la cultura. Por tanto, la ideología de género implica la supresión de cualquier límite natural. Uno es hombre o mujer antes de nacer e inclusive después de muerto. Al respecto, las pruebas de código genético para ADN resultan irrefutables.

Dictadura de lo políticamente correcto - nuevo nombre para la censura - la teoría de género sostiene la hipótesis que hombres y mujeres no sienten atracción natural por el sexo opuesto, que la heterosexualidad es una perversión, que el sexo siempre fue género, y que la femineidad es producto de unas reglas impuestas.

En suma, la heterosexualidad como la expresión sexual del capitalismo y de una sociedad basada en la propiedad, siendo la homosexualidad la expresión sexual ciudadana, necesariamente verdadera en una sociedad socialista.

Así dicho, el ser humano nace sexualmente neutro siendo luego socializado en hombre o mujer como una imposición cultural útil para mantener la hegemonía estructural de dominio masculino que denomina ´sociedad patriarcal´, a su vez consecuencia de extrapolar el sentido mismo de la naturaleza, derivada del hecho de concebir que cosas y cuestiones no dependen de lo que son sino de lo que uno desearía que fuesen.

La heterosexualidad es una condición genética, biológica y evolutiva. Para hacerse uno, el cuerpo del hombre y la mujer se complementan de manera perfecta, habiendo tres aspectos entrelazados que forman la identidad sexual del individuo: el sexo biológico, el sexo psicológico y el sexo sociológico. Una profunda unidad de dimensiones corporales, psíquicas y espirituales con interdependencia entre lo biológico y lo cultural.

El sexo biológico viene determinado por apenas dos cromosomas - XX en la mujer, XY en el varón - presentes en el par 23. Base biológica que interviene en el organismo con diferencias fenotípicas entre masculino y femenino.

La psico-sexualidad de las vivencias como varón o como mujer que habitualmente coinciden con el sexo orgánico establecido en patrones cerebrales y neuronales.

El sexo civil o sociológico que da la percepción del sexo por el entorno, fruto de la connotación cultural que contribuye a orientar las exigencias intuitivas hacia la realización heterosexual, asegurando la reproducción.

Es una premisa que de acuerdo al orden natural, la familia conformada por un hombre y una mujer es el núcleo básico de la sociedad. La familia da apoyo emocional y económico, transmite lo que realmente importa, aunque en eso nada tengan que ver los cromosomas.

La familia es la institución arquetípica tradicional de la sociedad civil sobre la que se cimenta la nación. En el seno familiar un aspecto muy importante para la mujer es el encargarse de la orientación moral de los hijos. De ahí que el feminismo radical promueva al hogar como siendo el sitio más peligroso. Con el lema feminista´antes puta que ama de casa´ se motiva a las mujeres a perseguir beneficios materiales y no tener hijos.

Para la teoría de género el núcleo familiar debe ser destruido. La desintegración de la familia se ha convertido en un proceso ideológico objetivo. Es que las nuevas generaciones - los adultos del mañana - dependen de la familia para ser fuertes, seguros y estables.

En suma, para la teoría de género no habría identidad sexual en lo que el hombre y la mujer sienten y experimentan de forma distinta, ni en lo establecido como típicamente femenino y típicamente masculino. Una misma naturaleza humana que se manifiesta de modo distinto. No existiría un hombre natural o una mujer natural, tampoco la conjunción de características o de una conducta exclusiva de un solo sexo, ni siquiera en la vida psíquica.

No obstante, la unidad entre varón y mujer no anula las diferencias entre ellos. Conducta determinada a la propia función sexual bajo el hecho de que sólo la mujer puede ser madre.

Obviamente, la cultura viene después de la biología pero no la sustituye. El sexo biológico no puede ser asignado ni impuesto al nacer.

Así en tanto, la ideología de género es un sistema de pensamiento cerrado y relativismo moral que teoriza que las diferencias entre el hombre y la mujer - a pesar de las obvias características sexuales secundarias notorias a simple vista - no corresponden a una naturaleza fija, sino que son construcciones meramente culturales, hechas según los roles y estereotipos que cada sociedad asigna a los sexos.

La sexualidad configurada por un sistema falocéntrico opresor que obliga a considerar a los genitales como órganos sexuales.

Sin embargo, no hay duda alguna que la humanidad de la mujer siempre ha estado en mayor estatus que la humanidad del hombre. Para ser importante en una sociedad la mujer sólo tiene que existir, mientras el hombre tiene que hacer para que su vida tenga algún significado para alguien más que a sí mismo.

Es decir, la sociedad reduce a los hombres de seres humanos a haceres humanos. Para que el hombre pueda portar el título de ser humano se mide que tan útil es para la sociedad, o en este caso, para las mujeres. Y una de las cosas más útiles e innatas que un hombre puede hacer a los ojos de la sociedad es poner a niños y mujeres antes que él mismo.

La mujer occidental es la materialización de los privilegios, su existencia es la prolongación de su propia zona de confort. No hay colectivo en este mundo con más privilegios que la mujer occidental, prototipo de la feminista de clase media-alta que puede sermonear a cualquiera con la petulancia más impune sin temer ninguna consecuencia mientras disfruta de todos los privilegios inherentes a su clase y persona.

La teoría de género como política de Estado para imponer sociedad contra-sexual[2], es una guerra cultural del racionalismo ateo contra la aptitud masculina que controla jerarquías y relaciones de poder. Una lucha ideológica cuya meta de igualdad es derrocar a una entidad heterosexual imaginaria conformada por misóginos.

Difundida desde todos ámbitos de poder, la ideología de género ha tenido como plataforma de lanzamiento en 1995 la IV Conferencia Mundial de Naciones Unidas sobre la Mujer, que tuvo lugar en Pekín, China.

La directiva de la conferencia emitió la siguiente definición: ´El género se refiere a las relaciones entre mujeres y hombres basadas en roles definidos socialmente que se asignan a uno u otro sexo´.

Sus conclusiones son devastadoras para la sociedad civil. El hombre y la mujer aparecen como siendo especies de linajes muy distintos, con problemas que sólo conciernen al estado y sus instituciones, presentada la mujer como el sexo débil cuya vulnerabilidad necesita de tutela ante el entorno hostil que la rodea, donde el hombre es descrito como permanente perpetrador de la violencia.

El sistema de Naciones Unidas a través del Fondo de Población y su red de Organizaciones No Gubernamentales y Fundaciones, ha determinado que la ideología de género sea el gran anticonceptivo mundial, levantando un muro entre los hombres y las mujeres[3].

Ya no se trata de controlar la demografía mundial dentro de los parámetros tradicionales, sino que ahora consiste en cambiar lo que llaman roles de género haciendo que las mujeres rechacen el matrimonio y la maternidad.

La teoría de género es una forma de ingeniería social, entendida como la manipulación inteligente de la natural tendencia de la gente a confiar convenciéndole bajo engaño que haga lo que no desea. Propaganda para alterar la mente humana adulta y destruir a la infancia.

El vector de ataque medular de la teoría de género es el lenguaje y su resignificación para transformar la realidad, ya que no es posible un cambio cultural y social definitivo sin procesar el uso del lenguaje.

El habla define las expresiones culturales de una sociedad. Es el lugar común donde se entiende todo aquello que da significado y sentido a cada una de estas expresiones que imponen valores y marcos otorgando legitimidad social a lo correcto. Con el lenguaje se construye o se deconstruye una sociedad.

Es precisamente la ideología de género la que va más allá da la realidad en este tipo de deconstrucción, al plantear el desarme del ser humano desde la misma naturaleza biológica y así volver a definir uno nuevo que dé cabida a las conductas y los comportamientos de una sexualidad mutante sin límites.

Para que tal sexualidad pueda ser esparcida, promovida y aceptada por gran parte de la sociedad, fue necesario replantear palabras y conceptos redefiniendo significados que legitimen su propuesta antropológica mediante la creación de una pócima mágica discursiva o neolengua, que trae a la existencia un ser humano asexuado en el que cabe cualquier identidad o expresión sexual basada en este pensamiento hegemónico.

Género es la palabra mágica que en esencia borra toda dimensión reproductiva en el hombre y la mujer que los liga a una orientación sexual definida. Dado que el sexo se construye socialmente, no se nace hombre o mujer, se llega a serlo. En este nuevo ecosistema humano los genitales no determinan la sexualidad.

El sentido del término género evoluciona diferenciándose de la palabra sexo para expresar la realidad de que la situación y los roles de la mujer y del hombre son construcciones sociales sujetas a cambio, donde no hay un hombre natural o una mujer natural, siendo dos especies maleables distintas que no tienen una conjunción de características o una conducta exclusiva de un sólo sexo, ni siquiera en la vida psíquica.

Así, la inexistencia de una esencia femenina y esencia masculina les permite rechazar la supuesta superioridad de uno u otro sexo, y cuestionar en lo posible si existe una forma natural de sexualidad humana.

Desde entonces, la ideología de género está presente en todas las Agencias de las Naciones Unidas para el Fondo para la Población, UNICEF, UNESCO y Organización Mundial de la Salud (OMS), que han elaborado detallados documentos con categorías propias de esta ideología. Desde la organización de Naciones Unidas pasó a la Unión Europea, donde se difunde extensamente con presupuestos millonarios.

Este es el momento cultural que atraviesan la mayoría de países. El concepto de feminismo de género está enclavado en el discurso social, político y legal. Ha sido integrado a la planificación conceptual, al lenguaje, los documentos y programas del sistema de las Naciones Unidas. Ni siquiera hay intentos actuales de Estados miembros de borrar el término género en la Plataforma de Acción y reemplazarlo por sexo.

El término sexo hace referencia a la naturaleza e implica dos posibilidades, varón y mujer, que son las únicas derivadas de la dicotomía sexual biológica.

El término género que procede de la lingüística y la taxonomía permite tres variaciones: masculino, femenino y neutro.

Entonces género se refiere a las relaciones entre mujeres y hombres basadas en roles definidos socialmente, que se asignan a uno u otro sexo.

El enemigo objetivo para la ideología de género es la diferencia hombre-mujer, al afirmar que no existen sexos; sólo roles, orientaciones sexuales dinámicas, que se pueden cambiar en el transcurso de la vida las veces que uno quiera.

En definitiva, no existe una naturaleza humana que haga a unos seres humanos varones y a otros seres mujeres, todo con el objetivo discursivo de construir y exacerbar el conflicto.

Según teoriza, cada niño se asigna a una u otra categoría en base a la forma y tamaño de sus órganos genitales. Una vez hecha esta asignación se convierte en lo que la cultura piensa que cada uno es, femenino o masculino.

El hombre y la mujer no son una manifestación natural de un plano genético, siendo en cambio el género producto de la cultura y del pensamiento humano, una construcción social que crea la verdadera naturaleza de todo individuo.

La ideología de género es la mayor amenaza a la libertad individual. Un totalitarismo que se presenta bajo las etiquetas de la diversidad, la equidad, la tolerancia y la inclusión, por el cual la libertad de expresión está siendo atacada con suterfugios como el concepto de ´crimen de odio´. Un delito de opinión punible según el código penal de la mayoría de países, que es toda manifestación verbal, gestual o escrita en contra de la teoría de género.

Partiendo de tal presupuesto, la ideología de género emprende un proceso deconstrucción que consiste en mostrar cómo se ha fabricado un concepto a partir de procesos históricos y acumulaciones metafóricas, e intentan mostrar que lo claro y evidente, de que existen hombres y mujeres, dista verdad de serlo, con definiciones sexualmente polimorfas basadas en la homofobia.

Tras la deconstrucción del lenguaje, la ideología de género impone la ´liberación total´ del ser humano en todos los órdenes, desde las relaciones familiares, la reproducción, la sexualidad, la educación, la cultura y la religión. 

No hay que confundir la ideología género con el lenguaje que usa tomado del feminismo radical, y que se trata de una lucha a favor de los derechos de la mujer lo que en realidad es una busqueda constante de privilegios a través de la victimización.

El sentido del término género se diferencia de la palabra sexo para expresar que la distinta situación y roles de la mujer y del hombre son construcciones sociales sujetas a cambios.

El concepto de género ya está enclavado en el discurso social, político y legal contemporáneo, con intentos actuales de varios Estados de borrar el término sexo del lenguaje oficial.

Los autores de la ideología o teoría de género afirman que hay diversas formas de sexualidad: heterosexual masculino, heterosexual femenino, homosexual, lesbiana, bisexual e indiferenciado, como equivalentes a la heterosexualidad.

Desnaturalizando la condición humana se habla de cinco géneros. Otros hablan de 112 géneros o inclusive de ninguno, ya que se trata de llegar a una situación andrógina sin sexos fijos, donde cada uno pueda elegir a su gusto, por el tiempo que quiera, el rol que más le guste. Un tipo feminismo sin mujer que defiende que cualquier tipo de unión y actividad sexual es justificable al abrir un panorama imaginativo.

Propone, en clave feminista radical, que la heterosexualidad sea sólo un caso más de práctica sexual, tan válida como cualquier otra, para que cada persona pueda elegir libremente el género al que le gusta pertenecer según los momentos y etapas de la vida: rol heterosexual, rol bisexual, rol homosexual, etc. Todos roles culturalmente construidos.

Rol es un término teatral que indica que una persona representa un papel de acuerdo a un libreto escrito. El uso del término rol o de la frase roles desempeñados indica que hay algo artificioso que se impone al individuo.

Para la ideología de género la maternidad sólo es un rol. Una mujer, cuando tiene un hijo, representa el papel de madre, pero no se es una madre. En definitiva, lo que hace a la mujer un sexo oprimido es la maternidad, una servidumbre reproductiva determinada por la biología.

El término libre elección de la reproducción se refiere al aborto. Asegurar la eliminación de las clases sexuales requiere que la clase subyugada de las mujeres se apodere del control de la reproducción, restaurando a la mujer la propiedad sobre su cuerpo, como también el control femenino de la fertilidad humana, incluyendo tanto las nuevas tecnologías como todas las instituciones sociales de nacimiento y cuidado de niños.

Ideas y conceptos aceptados universalmente como naturales son sólo construcciones sociales y  culturales hechas para mantener la hegemonía del dominio masculino. Es decir, de hecho no hay hombres ni mujeres.

Para la teoría de género lo que denomina patriarcado es la institucionalización del control masculino androcéntrico sobre la sociedad que perpetúa una posición subordinada de la mujer.

Al afirmar esto la ideología de género no intenta la promoción ni equiparación de la mujer con el hombre, como proponen las feministas, sino que busca la completa supresión de cualquier distinción entre la mujer y el hombre, centrada en que la masculinidad es una enfermedad tóxica.

La violencia machista sólo estaría vinculada a las relaciones afectivas y no a otras relaciones sociales, ya que todas relaciones hombre / mujer son estructuralmente de dominación.

El feminismo radical es responsable de envenenar la visión de la sociedad sobre los hombres, hasta el punto que los hombres son descritos como el sexo desechable.

En este guerra contra la testosterona, específicamente los hombres son atacados en el campo de la violencia doméstica, el padre ausente, el abuso infantil, la igualdad ente la ley, salud y educación.

La extensión del odio contra los hombres en la sociedad es enorme y perpetrado desde el nacimiento hasta la muerte, al punto que ser varón se ha vuelto casi ilegal. 

La ideología de género parte de una premisa inamovible: los hombres y las mujeres no sienten atracción por personas del sexo opuesto por naturaleza, y que eso es fruto sólo de un condicionamiento cultural de la sociedad, así afirmando que el deseo sexual se puede dirigir a cualquiera, ya que fuerza a la gente a pensar que el mundo está dividido entre dos sexos que se atraen sexualmente uno al otro, que existen diversas formas de sexualidad equivalentes y tan validas como la heterosexualidad, que llaman ´preferencia sexual´.

Lo natural es un concepto que para la ideología de género hay que superar. Es que lo natural no es necesariamente un valor humano. La humanidad ha comenzado a sobrepasar a la naturaleza. Es ya un transhumanismo en procura de suprimir la continuación de un supuesto sistema discriminatorio de clases por sexos sobre la base de sus orígenes en la naturaleza.

Al argumentar que el ser humano nace sexualmente neutral y que luego es socializado en hombre o mujer, la ideología de género se plantea destruir con máxima urgencia una serie de realidades que denominan roles.

La ideología de género sostiene que un niño es un niño porque sus padres le dan juguetes de varón, le han puesto nombre de niño y le tratan como a un niño. Lo que hay que hacer es dejarle en libertad para que elija ser niño o niña, o las dos cosas, o ninguna.

No importa la experiencia cotidiana. Hay que educar a los niños sin estereotipos ni juguetes o tareas ´sexo-específicas´, evitando cualquier distinción entre hombre y mujer, así matando al macho interior.

Es la negación de que hay una naturaleza dada a cada uno ser humano por su capital genético. Se falsea la diferencia entre los sexos como algo convencionalmente atribuido por la sociedad, y resulta que cada uno puede inventarse a sí mismo.

A su vez, las feministas de género pretenden que se sustituyan los términos ´género específicos por palabras género-neutrales´, y aspiran a que no haya diferencias de conducta ni responsabilidad entre el hombre y la mujer en la familia.

La ideología de género entiende por familia cualquier agrupación humana. Quiere quitar a la familia convencional de padres e hijos su estructura para cambiarla por cualquier concepto manipulado.

Para la ideología de género la familia es la causa de la existencia del tabú del incesto, el auténtico origen de la represión sexual percibida por el niño desde la infancia. Por tanto basta con eliminar la familia biológica para eliminar el tabú del incesto, y en consecuencia inhibir los instintos reprimidos, o las pulsiones básicas de placer, que oprimen a los individuos y a la sociedad.

La represión sexual precoz sería el mecanismo básico en la construcción de las estructuras de poder, que sostienen la servidumbre política, ideológica y económica que sufre la mujer.

Otro tipo de ´roles socialmente construidos´ que la ideología de género quiere deconstruir son las ocupaciones que una sociedad asigna a uno u otro sexo.

La ideología de género no lucha por la equiparación de la mujer, como hace el feminismo, sino que para que no haya distinción entre sexos. Ni pretende que una mujer pueda alcanzar un trabajo y ser remunerada igual, sino que desaparezcan las ´categorías´ hombre y mujer.

Lo que importa para la ideología de género no es que la mujer tenga los mismos derechos que el hombre, sino que no existan ni hombres ni mujeres.

Para las feministas de género todo es socialmente construido, desde la familia a la religión, y por lo tanto hay que deconstruirlo todo, en especial destruir la identificación de los intereses de la mujer con los de su familia, el matrimonio y la femineidad.

El núcleo de la ideología de género es la eugenesia. Por tanto plantea otras vías de reproducción. Según esto la forma en que se propaga la especie es determinada socialmente.

Si la gente es sexualmente polimorfa y la sociedad estuviera organizada de modo que se permitiera por igual toda forma de expresión sexual, la reproducción sería resultado sólo de algunos encuentros heterosexuales.

En sociedades transhumanistas la reproducción biológica podría asegurarse con técnicas que no requieran una mujer fértil.

La división estricta del trabajo por sexos, un invento social común a toda sociedad conocida, crea dos ´géneros´ muy separados y la necesidad de que el hombre y la mujer se junten por razones económicas.

No considera que los hombres suelen tener mejores salarios que las mujeres por varias razones. En general, las mujeres no quieren hacer trabajos que impliquen carga física, riesgos vitales y horarios laborales extendidos. Por eso de ninguna manera es un tema de desigualdad entre sexos.

La ideología de género es una reinterpretación neo-marxista de la historia. Los marxistas clásicos teorizaron que el sistema de clases desaparecería una vez que se eliminara la propiedad privada y la religión.

Para el marxismo clásico si se quiere llegar a la sociedad sin clases hay que pasar necesariamente por la dictadura del proletariado. Siendo todo una lucha de opresores contra oprimidos que se resolverá sólo cuando los oprimidos se percaten de su situación, se alcen en revolución e impongan una dictadura de los oprimidos.

Los mismos principios de la lucha clases aplicados para la revolución sexual, porque de esa forma la sociedad sería totalmente reconstruida y emergerá una sociedad sin clases, libre de conflictos, que asegurará la paz y prosperidad utópicas para todos.

El primer antagonismo de clases de la historia coincide con el desarrollo del antagonismo entre el hombre y la mujer unidos en matrimonio monógamo, que es la primera forma de opresión de una clase por otra, la del sexo femenino por el masculino.

Sin embargo, para la teoría de género los marxistas fracasaron al concentrarse en soluciones económicas, sin atacar directamente a la familia, que para la ideología de género es la verdadera causa de las clases. La cuestión no sólo es acabar con la diferencia de clases sino destruir la diferencia de sexos. Al interior de la familia el hombre sería el burgués y la mujer el proletario.

Asegurar la eliminación de las ´clases sexuales´ requiere que la clase subyugada, las mujeres, se alce en revolución y se apodere del control de la reproducción; se restaure a la mujer la propiedad sobre sus propios cuerpos, como también el control femenino de la fertilidad humana, incluyendo tanto las nuevas tecnologías como todas las instituciones sociales de nacimiento y cuidado de niños.

La meta revolucionaria final del marxismo cultural es no sólo acabar con el privilegio de la clase económica y la distinción misma entre clases, pero también acabar con el privilegio masculino y la distinción de sexos misma, donde las diferencias genitales entre los seres humanos ya no importarían culturalmente.

La educación es una estrategia clave para cambiar los roles del hombre y la mujer en la sociedad.

Para quitar el concepto hombre y mujer, la perspectiva del género debe integrarse en los programas escolares.

Las niñas deben ser orientadas hacia áreas no tradicionales y no se las debe exponer a la imagen de la mujer como esposa o madre, ni se les debe involucrar en actividades femeninas tradicionales.

El final de la familia biológica eliminará también la necesidad de la represión sexual.

La homosexualidad masculina, el lesbianismo y las relaciones sexuales extramaritales ya no se verán desde el prisma liberal como opciones alternas fuera del alcance de la regulación estatal; en vez de esto, hasta las categorías de homosexualidad y heterosexualidad serán abandonadas; la misma institución de las relaciones sexuales, en que hombre y mujer desempeñan un rol bien definido, desaparecerá. La humanidad podría revertir finalmente a una ´sexualidad polimórfica natural´.

Muchas mujeres apoyan los postulados de la ideología de género porque piensan que son avances de carácter feminista, y no es así. El feminismo defiende la igualdad entre la mujer y el hombre. La ideología de género va más allá y trata de borrar esa distinción, impidiendo que la mujer se dedique a su hogar y al cuidado de sus hijos, porque eso la hace ´desigual´.

La igualdad feminista radical significa no simplemente una igualdad bajo la ley y ni siquiera una igual satisfacción de necesidades básicas, sino que las mujeres, al igual que los hombres, no tengan que embarazarse y dar a luz.

La ideología de género propone la destrucción de la familia biológica que permitirá la emergencia de mujeres y hombres nuevos, diferentes a los que han existido con antelación.

Deconstrucción de la familia no sólo porque según la ideología de género esclaviza a la mujer, sino porque condiciona socialmente a los hijos para que acepten la familia, el matrimonio y la maternidad como algo natural.

La ideología de género sostiene que uno puede crear a voluntad su propia identidad sexual, eligiendo ser hombre y mujer bajo nuevas leyes de identidad de género, con el derecho a inscribirse en el Registro Civil con el sexo que se desea, al margen de cuál sea su misma configuración cromosómica y morfológica.

En otras palabras, la ideología de género sostiene que uno puede crear según su voluntad la propia identidad sexual; que puede elegir ser hombre y mujer; y que además tiene el derecho a que se lo reconozca así en el Registro Civil.



Guerra total contra la testosterona: En la Era de la masculinidad tóxica, no se nace mujer, se llega a serlo.

El hombre y la mujer no serían la expresión natural de un plano genético, mientras el género es producto de la cultura y el pensamiento humano, una construcción social que crea la verdadera sustancia de todo individuo.

Con la finalidad de persuadir a la gente haciéndole creer que sus percepciones de la realidad son formatos sociales, la ideología de género difunde falacias como definiciones de un supuesto lenguaje hegemónico para imponer ideas y conceptos aceptados universalmente, que en realidad serían construcciones sociales.

Patriarcado y hetero patriarca para la institucionalización del control masculino sobre la mujer, los hijos y la sociedad, que perpetúan una posición femenina subordinada.

Que dada una perversidad sexual polimorfa, los hombres y las mujeres no sienten atracción por gente del sexo opuesto, sino que son mero condicionamiento de la sociedad y que la líbido puede dirigirse hacia cualquiera. Una heterosexualidad obligatoria que fuerza a pensar que el mundo está dividido en dos sexos que se atraen naturalmente uno al otro.

Que existen diversas formas de sexualidad por preferencia u orientación, incluyendo homosexuales, lesbianas, bisexuales, transexuales y trasvestis, como equivalentes a la heterosexualidad.

Con una homofobia que se basa en la noción de que el prejuicio contra los homosexuales tiene sus raíces en un temor socialmente condicionado a tener relaciones íntimas con gente del mismo sexo.

Según la ideología de género, la estrategia apropiada y viable del derecho al aborto es la de informar a toda mujer que la penetración heterosexual es una violación, sea cual fuere su experiencia subjetiva contraria, y afirma que se ha retrasado demasiado una crítica feminista de la orientación heterosexual obligatoria de la mujer.

Que a cada niño se asigna una u otra categoría en base a la forma y el tamaño de sus órganos genitales. Una vez hecha esta asignación se convierte en lo que la cultura piensa que cada uno es, sea fémina o varón. Esto implica una clase que presupone desigualdad.

Para la ideología de género uno de los derechos esenciales de los niños es el expresarse sexualmente, en un principio entre ellos, pero también con adultos, y que puede heber una relación erótica plena entre un niño y un adulto.


El absurdo como realidad mediante el uso obligatorio del término ´género´ en sustitución de hombre o mujer y de masculino o femenino. Lo que implica no solamente acabar con el privilegio masculino sino con la distinción de sexos misma: las diferencias genitales entre los seres humanos ya no importarían culturalmente. 

A diferencia del ´feminismo de equidad´ que es sencillamente la creencia en la igualdad legal y moral de los sexos, que quiere para la mujer lo que quiere para todos, tratamiento justo y ausencia de discriminación; el feminismo de género es una ideología que pretende abarcarlo todo, según la cual la mujer está presa por dondequiera en un sistema patriarcal opresivo.

Ahora para el neofeminismo género implica clase, lo que en términos de marxismo cultural presupone desigualdad.

Esta nueva teoría del ´feminismo de género´ se basa en una interpretación neo-marxista de la historia.

El marxismo clásico sostuvo que el sistema de clases desaparecería una vez que se eliminara la propiedad privada, se facilitara el divorcio, se forzara la entrada de la mujer al mercado laboral, se colocara a los párvulos en institutos de cuidado y se eliminara la religión.

De ahí que el feminismo de género esas políticas fracasaron por concentrarse en soluciones económicas sin intervenir directamente a la familia, la verdadera causa de las clases sociales. De ahí necesidad pragmática de destruir la diferencia de sexos más aún que la diferencia de clases.

Bajo la perspectiva de género, la naturaleza estorba y por tanto debe desaparecer.

Lo natural no es necesariamente un valor humano. El transhumanismo ha comenzado a sobrepasar a la naturaleza; ya no se justifica la continuación de un sistema discriminatorio de clases por sexos sobre la base de sus orígenes en la naturaleza.

No se deben hacer distinciones porque cualquier diferencia es sospechosa y ofensiva. Buscan establecer una igualdad total entre hombre y mujer, sin considerar las naturales diferencias entre ambos, especialmente en lo sexual; más aún, relativizan la noción de sexo de tal manera no existirían dos sexos, sino más bien muchas ´orientaciones sexuales´.

Así que la ideología de género no encuentra mejor opción que declararle la guerra a la naturaleza y a las opciones de la mujer, ya que el enemigo es la diferencia sexual.

En palabras de Simone de Beauvoir: la mujer sufre su cuerpo pasivamente y encierra dentro de sí un elemento hostil, la especie que la roe.

En suma, la materinidad es la opresión radical que sufre la mujer, una servidumbre determinada por la biología.

Sin embargo, es evidente que no toda diferencia es mala ni mucho menos irreal. Tanto el hombre como la mujer tienen sus propias particularidades naturales que deben ser puestas al servicio del otro, para alcanzar un enriquecimiento mutuo. Esto, claro está, no significa que los recursos personales de la femineidad sean menores que los recursos de la masculinidad; simplemente significa que son de naturaleza diferente.

En tal sentido, una diferencia estadística entre hombres y mujeres que participen en una actividad en particular, podría ser una muestra de discriminación, un simple reflejo de esas diferencias naturales entre hombre y mujer.

Ante la evidencia, la ideología de género no cuestiona sus planteamientos sino que ataca el concepto de naturaleza.


Además, consideran que las diferencias de ´género´, que teorizan según existen por construcción social, fuerzan a la mujer a ser dependiente del hombre, y por ello la libertad para la mujer consistirá no en actuar sin restricciones indebidas, sino en liberarse de ´roles de género socialmente construidos´.

Esto requiere establecer una cultura feminista revolucionaria auto-definida para la mujer, que pueda sostenerla ideológica y materialmente fuera del patriarcado.

Las redes de soporte contra hegemónico material y cultural pueden proveer a la mujer mayor control sobre su cuerpo, su tiempo de trabajo y su sentido de sí misma, antes que su deber personal hacia el hombre en el contexto de la familia.

La revolución sexual según la ideología de género consiste en romper las relaciones socialmente legitimadas como el matrimonio. La mujer debe ser autosuficiente y evitar de manera deliberada establecer dependencias exclusivas. Por tanto, nada de sexos, sino géneros definidos a voluntad.

La ideología de género diseña cuatro áreas en vectores claves de ataque:
1) Reclamar apoyo económico oficial para el cuidado de niños y los derechos reproductivos.
2) Reclamar libertad sexual, que incluye el derecho a la preferencia sexual con derechos homosexuales.
3) El control feminista de la producción ideológica y cultural, porque la producción cultural afecta los fines, el sentido de sí mismo, las redes sociales y la producción de redes de crianza y afecto, amistad y parentesco social.
4) Establecer sistemas de apoyo económico a la mujer, desde redes de identificación única, hasta juntas de mujeres en los sindicatos que luchen por los intereses femeninos en el trabajo asalariado.

El propósito de cada punto no es mejorar la situación de la mujer, sino separar a la mujer del hombre y destruir la identificación de sus intereses con los de sus familias.

El interés primordial del feminismo radical nunca ha sido el de mejorar directamente la situación de la mujer ni aumentar su libertad. Por el contrario, para las feministas radicales activas, las mejoras menores pueden obstaculizar la revolución de clase sexo / género.

Es que la cuestión de la mujer nunca ha sido la cuestión feminista. Esta se dirige a las causas de la desigualdad sexual entre hombres y mujeres, del dominio masculino sobre la mujer, temas que han de enfocarse a través de una óptica de género.

La ideología de género tiene como objeto propulsar la agenda homosexual / lesbiana / bisexual / transexual, una especie de androgenismo esterilizador y eugenésico, y no los intereses de la mujer común.

Género se refiere a los roles y responsabilidades de la mujer y del hombre que son determinados socialmente.

El género se relaciona a la forma en que se percibe y se espera que piensen y actúan mujeres y hombres, por la forma en que la sociedad está organizada, y no por diferencias biológicas. 

Vale señalar que el término rol distorsiona la discusión, lo que necesariamente transmite la noción de algo que se le impone de manera artificial a la gente.

Cuando se sustituye rol por vocación, se pone de manifiesto cómo el término rol afecta la percepción de identidad. Vocación envuelve algo auténtico, un llamado a ser lo que uno es en respuesta a realizar y desarrollar talentos y capacidades innatos. En ese sentido se destaca la vocación femenina a la maternidad, puesto que la maternidad no es un rol.

Al concebir un hijo, la madre emprende una relación perpetua con otro ser humano. Esta relación define a la mujer, le plantea ciertas responsabilidades y afecta casi todos los aspectos de su vida. No está representando el papel de madre; es una madre. La cultura y la tradición ciertamente influyen sobre el modo en que la mujer cumple con las responsabilidades de la maternidad, pero no crean madres.

Sin embargo, los promotores de la ideología de género insisten en decir que toda relación o actividad de los seres humanos es resultado de una ´construcción social´ que otorga al hombre una posición superior en la sociedad y a la mujer una inferior. Según esta perspectiva, el progreso de la mujer requiere que se libere a toda la sociedad de esta construcción social, de modo que el hombre y la mujer sean iguales.

Para ello, las feministas de género señalan la urgencia de desconstruir estos roles socialmente construidos.

Consideran que el hombre y la mujer adultos son construcciones sociales; que en realidad el ser humano nace sexualmente neutral y que luego es socializado en hombre o mujer. Pero esta socialización afecta a la mujer negativa e injustamente. Por ello proponen depurar la educación y los medios de comunicación de todo estereotipo y de toda imagen específica de sexo, para que los niños puedan crecer sin que se les exponga a trabajos ´sexo-específicos´.

Las relaciones familiares padre, madre, marido y mujer, no sólo pretenden que se sustituyan estos términos ´género-específicos´ por palabras ´género-neutrales´, sino que aspiran a que no haya diferencias de conducta ni responsabilidad entre el hombre y la mujer en la familia.

Esta es la categoría de ´roles socialmente construidos´ a la que el feminismo de género le atribuye mayor importancia porque consideran que la experiencia de relaciones ´sexo-específicas en la familia son la principal causa del sistema de clases de géneros´.

Otro tipo de roles socialmente construidos abarcan las ocupaciones que una sociedad asigna a uno u otro sexo.

Las categorías de ´construcción social´ en el repertorio de la ideología de género incluye la reproducción humana, que según asegura, también es determinada socialmente.

Según la ideología de género la forma en que se propaga la especie es determinada por la sociedad. Si por naturaleza la gente es sexualmente polimorfa y la sociedad estuviera organizada de modo que se permitiera por igual toda forma de expresión sexual, la reproducción sería resultado sólo de algunos encuentros heterosexuales.

La división estricta del trabajo por sexos, un invento social común a toda sociedad conocida, crea dos géneros muy separados y la necesidad de que el hombre y la mujer se junten por razones económicas. Contribuye así a orientar sus exigencias sexuales hacia la realización heterosexual y a asegurar la reproducción biológica. En sociedades más imaginativas, la reproducción biológica podría asegurarse con técnicas transhumanistas.

El objetivo aquí es desconstruir la sociedad hasta llegar a una sociedad sin clases de sexo. Para ello, proponen desconstruir el lenguaje, las relaciones familiares, la reproducción, la sexualidad, la educación, la religión y la cultura.

El género implica clase, y la clase presupone desigualdad. Luchar por desconstruir el género llevaría mucho más rápidamente al objetivo.

En una cultura patriarcal el género parece ser básico al patriarcado. Después de todo, los hombres no gozarían del privilegio masculino si no hubiera hombres. Y las mujeres no serían oprimidas si no existiera la mujer. Acabar con el género es acabar con el patriarcado y su masculinidad tóxica, como también con las muchas injusticias perpetradas en nombre de la desigualdad entre los géneros.

En un soñado futuro sin géneros no habría presunciones sobre roles masculino o femenino. Sería una utopía en el que hombres y mujeres participen en un número aproximadamente igual en todas las esferas de la vida, desde el cuidado de los infantes hasta el desempeño de más alto nivel, incluyendo los más diversos tipos de trabajo asalariado. Parece innegable que la disolución de roles de género contribuiría a promover la justicia en toda sociedad.

Urge desconstruir no sólo la familia sino también la educación. Las niñas deben ser orientadas hacia áreas no tradicionales y no se las debe exponer a la imagen de la mujer como esposa o madre, ni se les debe involucrar en actividades femeninas tradicionales.

La educación es una estrategia clave para cambiar los prejuicios sobre los roles del hombre y la mujer en la sociedad. La perspectiva del género debe integrarse en los programas. Han eliminarse los estereotipos en los textos escolares y concientizar en este sentido a los maestros, para asegurar así que niñas y niños hagan una selección profesional informada, y no en base a tradiciones prejuiciadas por el género.

Es el final de la familia biológica eliminando también la necesidad de la represión sexual fuera del alcance de la regulación estatal.

En vez de esto, hasta las categorías de homosexualidad y heterosexualidad serán abandonadas: la misma institución de las relaciones sexuales, en que hombre y mujer desempeñan un rol bien definido, desaparecerá. La humanidad podría revertir finalmente a su sexualidad polimorfamente más perversa.

La igualdad feminista radical significa, no simplemente igualdad bajo la ley y ni siquiera igual satisfacción de necesidades básicas, sino más bien que las mujeres, al igual que los hombres, no tengan que dar a luz.

La destrucción de la familia biológica permitirá la emergencia de las mujeres y los hombres nuevos del transhumanismo, diferentes de cuantos han existido.

La principal razón del rechazo de la ideología de género a la familia es porque esta institución básica de la sociedad crea y apoya el sistema de clases sexo / género.

La familia da las primeras lecciones de ideología de clase dominante y también le imparte legitimidad a otras instituciones de la sociedad civil. La familia es la que enseña primero.

Tan completa es la ´hegemonía de la clase dominante´ en la familia, que se enseña que ésta encarna el orden natural de las cosas. Se basa en particular en una relación entre el hombre y la mujer que reprime la sexualidad, especialmente la sexualidad femenina.

Para la ideología de género diferente es siempre desigual y desigual siempre es opresor. En este sentido considera que cuando la mujer cuida a sus hijos en el hogar y el esposo trabaja fuera de casa, las responsabilidades son diferentes y por tanto no igualitarias. Ven esta desigualdad en el hogar como causa de desigualdad en la vida pública, ya que la mujer, cuyo interés primario es el hogar, no siempre tiene el tiempo y la energía para dedicarse a la vida pública.

No debería autorizarse a ninguna mujer a quedarse en casa para cuidar a sus hijos. La ideología de género sostiene que ninguna mujer debería tener esta opción. La sociedad debe ser totalmente diferente, porque si esa opción existe demasiadas mujeres decidirán por ella. 

Además, la ideología de género insiste en la desconstrucción de la familia no sólo porque esclaviza a la mujer, sino porque condiciona socialmente a los hijos para que acepten la familia, el matrimonio y la maternidad como algo natural. Si la meta es acabar con la división sexual del trabajo en la cual la mujer ´maternaliza´, hay que entender los mecanismos que la reproducen.

Cualquier estrategia para el cambio cuya meta abarque la liberación de las restricciones impuestas por una desigual organización social en sexos, debe tomar en cuenta la necesidad de una reorganización fundamental del cuidado de los hijos, para que sea compartido igualmente por hombres y mujeres.

Para los propulsores de la ideología de género las responsabilidades de la mujer en la familia son supuestas enemigas de la realización de la mujer. El entorno privado se considera como secundario y menos importante; la familia y el trabajo del hogar como una carga que afecta negativamente los proyectos profesionales de la mujer.

Este ataque declarado contra la familia contrasta notablemente con la Declaración Universal de los Derechos Humanos promulgada en 1948. En el artículo 16 de la misma, la organización de Naciones Unidas defiende enfáticamente a la familia y al matrimonio:

Los hombres y las mujeres, a partir de la edad núbil, tienen derecho, sin restricción alguna por motivos de raza, nacionalidad o religión, a casarse y fundar una familia; y disfrutarán de iguales derechos en cuanto al matrimonio, durante el matrimonio y en caso de disolución del mismo. Sólo mediante libre y pleno consentimiento de los futuros esposos podrá contraerse matrimonio. La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado.

Sin embargo, los artífices de la de la ideología de género ponen al margen estas premisas y por el contrario apuntan a la necesidad de desconstruir la familia, el matrimonio, la maternidad, y la feminidad misma para que el mundo pueda ser ´libre´.

Un feminismo ultra radical de ideología de género que increpa la función de la maternidad como opresiva para la mujer, e incluye en lo esencial de su agenda la promoción de la libre elección en asuntos de reproducción y de estilo de vida.

La libre elección de reproducción es la acepción para referirse al aborto; mientras que estilo de vida apunta a promover la homosexualidad, el lesbianismo y toda otra forma de sexualidad por perversa y aberrante que sea, debiendo reconocerse los derechos reproductivos de la mujer lesbiana para concebir hijos a través de la inseminación artificial, y de adoptar legalmente.

La ideología de género es aliada del ambientalismo, el animalismo y otras formas de eugenesia para el estricto control de la fertilidad humana, todas interesadas en que haya cada vez menos gente que tenga ´género´.

Para ser efectivos en el largo plazo, los programas de planificación familiar deben buscar no sólo reducir la fertilidad dentro de los roles de género existentes, mas también cambiar los roles de género a fin de reducir la fertilidad.

Los nuevos derechos de la ideología de género no se reducen a los derechos de salud reproductiva mencionados, sino que además exigen el derecho a determinar la propia identidad sexual.

Si se toma en cuenta que para la ideología de género existen cinco sexos - mujeres heterosexuales, mujeres homosexuales, hombres heterosexuales, hombres homosexuales y bisexuales - los géneros masculino y femenino serían una ´construcción de la realidad social´ que deberían ser abolidos, aun cuando sólo hay dos opciones desde el punto de vista genético: o se es hombre o se es mujer, y no hay absolutamente nada que esté en el medio.

El feminismo de género es un sistema hegemónico esquizofrénico y cerrado contra el cual no hay forma de argumentar. No puede apelarse a la naturaleza, ni a la razón, la experiencia o las opiniones y deseos de mujeres verdaderas, porque según la teoría género todo esto es socialmente construido, prueba adicional de la conspiración patriarcal masiva en contra de la mujer, dado que la identidad sexual puede desconstruirse, la masculinidad y la femineidad no son más que roles de géneros ´construidos´ socialmente y que la mejor identidad sexual sería su ausencia.

El marxismo cultural es la escuela conductista que va en esta procura de suprimir lo masculino hasta convertir al varón de nueva generación en una criatura afeminada carente de atractivo sexual.

Hipergamia degenerada que programa a las mujeres para ser atraídas por hombres que perpetúan este sistema esclavista, pero cuya verdadera finalidad es la misandria, lo que implica prescindir del sexo masculino. Una suerte de hembrismo que no está centrado en el amor a la mujer sino en el odio al hombre.

Es la misandria u androfobia de programación mantis donde predomina la aversión al varón, al considerarlo innecesario para vivir, configurando una suerte de ´racismo de género´, si tal término cabe.

Machismo es un neologismo sexista que adjudica propiedades negativas a la masculinidad de donde surgen las acusaciones más delirantes, porque incluso cuando una mujer agrede a otra se lo llama machismo, ya que todo lo violento es propio del macho y culpa colectiva del patriarcado, con el agregado que infantiliza a la mujer y sataniza al hombre como su verdugo.

Un sistema de cadena de montaje tipo mente colmena que representa el extremo en la línea de pensamiento de la ideología feminista radical acerca del machismo sistémico, de cómo se generó la sociedad y qué lugar ocupó en el pasado la mujer, entendiendo que sólo el hombre es responsable exclusivo de la posición desfavorable que supuestamente ha ocupado la mujer durante mucho tiempo.

No hay nada en la ideología de género que sea científico ni que se corresponda a la verdad. Lo cierto es que la humanidad está en medio de una guerra cultural que invierte la percepción de la realidad mediante la alteración del lenguaje.

En el momento que se eliminan las diferencias sociales artificiosas entre ´géneros´ las diferencias biológicas prevalecen, lo que resulta en la refutación absoluta al constructivismo social radical con el que se pretende definir la identidad de género.

No obstante, el feminismo hegemónico se aferra a bizarras hipótesis doctrinarias como si se tratara de dogmas de fe, una ceguera deliberada que significa legislar en contra de las diferencias naturales entre hombres y mujeres, y a favor de obtener una utopía igualitaria imposible de lograr.

A la censura velada de la corrección política impuesta por el marxismo cultural ya no le basta con la discriminación positiva hacia la mujer a través de un sistema de gobierno que la prostituye al satisfacer por beneficios sus necesidades materiales, promoviendo leyes que tipifican toda conducta sexual no consentida o agresora como un atentado sexual para juzgar al perpetrador - siempre un varón sin derecho alguno a la presunción de inocencia - como terrorista, criminalizando el amor de pareja y otorgando a la mujer el privilegio del odio.

Quien no se ajusta a la política de no tolerar la intolerancia que genera la ideología de género y sus expresiones ´género sensibles´ es tildado de misógino, homofóbico, racista, fascista o fanático privilegiado, fruto de una pandemia machista de masculinidad tóxica.

Un sistema que ha convertido la violencia doméstica en un crimen político y que juzga con mayor severidad a los hombres que a las mujeres, no puede ser un sistema que legitima y ampara a un colectivo opresor sobre otro colectivo oprimido.

Invento de una ideología identitaria profesionalizada en encontrar ofensas, privilegios y opresiones en prácticamente todos los aspectos de esta ´cultura hetero-normativa opresora y binaria´, que saca a la palestra supuestos privilegios arbitrarios para señalar y avergonzar a la gente dependiendo de su raza, sexo o la posición social que ocupa.

Colectivizando la culpa, la ideología de género y su aplición judicial impone el dogma hembrista que la violencia contra la mujer es innata al hombre, que el mundo se divide entre violadores y violadas[4], entre victimarios y víctimas de una guerra de sexos, siendo una industria multimillonaria controlada por mujeres que no toleran ninguna evidencia que afecte su financiamiento.

En nombre de la tolerancia, la aceptación y la diversidad, el sistema de Naciones Unidas presiona a los gobiernos de todo el mundo para que sean paladines del derecho a la transexualidad en la infancia, y a su vez impulsores de la normalización de una enfermedad denominada disforia de sexo, una condición mental pasajera que tiene tratamiento. 

En definitiva, la teoría de género y la legislación a su alrededor son un gran fraude criminal perpetrado sobre los derechos fundamentales de la humanidad, fulminado todo sistema legal a base de una falsa narrativa de justicia social, propaganda sustentada en la doctrina ideológica neomarxista, piedra angular de la industria del género.


En conclusión, hay  un intento muy organizado, aunque no siempre explícito, de atenuar y castigar la masculinidad, vinculado con la hipotética tiranía que impulsa el patriarcado, premisa de una visión ideológica del mundo que ve la historia de la humanidad como la opresión de las mujeres por parte de los hombres, una forma patológica de interpretar el transcurso vital de la humanidad.

No es que hombres y mujeres siempre se lleven bien, pero fundamentalmente la historia humana es un proyecto colectivo que la mujer y el hombre, con enorme esfuerzo, han levantado juntos a lo largo de milenios.

Por lo tanto, describir esto como ´siglos de opresión de las mujeres por parte de los hombres´ es una retorcida reescritura ideológica de la historia.

Y eso es lo que se adoctrina como enseñanza de verdad irrefutable en las facultades de humanidades y ciencias sociales de las universidades, y a través suyo se ha ido diseminando en los sistemas de educación básica e intermedia.

Manifestación potencial de lo que el neomaxismo cultural define como ´cultura de la violación´, parte de una teórica masculinidad tóxica, cuyo impulso por competir resultaría tiránico, dado que la herencia a la que pertenece el varón apunta al patriarcado opresor.

Empero, hasta ahora, ha sido en el mejor interés de la humanidad que las mujeres sean egoístas a costa del sacrificio de hombres cada vez más desechables y menos admirados, en cuyos corazones empieza a brotar la furia.

Todo perpetrado por un muy malicioso e insidioso movimiento ideológico radical casi imposible de resistir, pero ante el cual hay que prevalecer sin excusas.



[1] Uno de los  textos canónicos de la ideología de género es el llamado ´manifiesto de la contra-sexualidad´ que afirma de la siguiente manera:
Los hombres y las mujeres son construcciones del sistema heterosexual de producción y reproducción que autoriza el sometimiento de las mujeres como fuerza de trabajo sexual y como medio de reproducción. La contra-sexualidad apunta a substituir ese contrato social que denominamos naturaleza por un contrato contra-sexual. En este nuevo contrato los cuerpos no se reconocen como hombres y mujeres sino como cuerpos hablantes.
Para los cuerpos hablantes el ano es el espacio erógeno a potenciar, es el espacio neutro para todos los cuerpos hablantes y presenta 3 características: el ano es el centro erógeno universal situado más allá de los límites anatómicos impuestos por la diferenciación sexual; es una zona de pasividad privilegiada, un centro de excitación y placer que no figuraba en los puntos anatómicos placenteros; el trabajo del ano no apunta a la reproducción ni al nexo romántico.

[2] La sociedad contra-sexual demanda que se borren las denominaciones masculina y femenina correspondientes a las categorías biológicas del documento de identidad.
Tras la abolición del sistema de reproducción hetero-centrada, la sociedad contra-sexual impone: abolición del contrato matrimonial y todos los sucedáneos liberales como el contrato de parejas de hecho; abolición de los sistemas de transmisión y el legado de los privilegios patrimoniales y económicos adquiridos por los cuerpos hablantes en el marco del sistema hetero-centrado; universalización de las prácticas estigmatizadas como abyectas; resexualizar el ano, difundir, distribuir y poner en circulación los nuevos códigos dildicos, parodiar y simular nuevas formas orgásmicas no relacionadas con el romanticismo, pudiendo desvelar los beneficios de la violencia y el dolor.

[3] La sociedad contra-sexual no conducirá jamás al acto de reproducción. Los métodos de contracepción y de interrupción del embarazo serán distribuidos por todas partes siendo obligatorios para todo cuerpo hablante. La contra-sexualidad denuncia, persigue y castiga las políticas psiquiátricas, médicas y jurídicas que impidan los cambios de sexo, y la sociedad contra-sexual demanda la abolición de la familia nuclear.

[4] La violación es un proceso consciente de intimidación mediante el cual todos los hombres mantienen a todas las mujeres en situación de miedo (...) El hecho que algunos hombres violen, significa una amenaza suficiente como para mantener a las mujeres en un permanente estado de intimidación (…) Los violadores han realizado bien su tarea, tan bien que la verdadera significación de su acto ha pasado inadvertida durante mucho tiempo. Susan Bronwmiller.

108 comentarios:

  1. El género es una construcción cultural; por consiguiente, no es el resultado causal del sexo, ni tan aparentemente fijo como el sexo.
    Al teorizar que el género es una construcción radicalmente independiente del sexo, el género mismo viene a ser un artificio libre de ataduras.
    En consecuencia varón y masculino podrían significar tanto un cuerpo femenino como uno masculino; mujer y femenino, tanto un cuerpo masculino como uno femenino.
    Judith Butler.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sentido del término género ha evolucionado, diferenciándose de la palabra sexo para expresar que la realidad de la situación y los roles de la mujer y del hombre son construcciones sociales sujetas a cambios. Por eso, los intentos de varios Estados miembros de borrar el término género en la Plataforma de Acción y reemplazarlo por el de sexo es una tentativa insultante y degradante que intenta revocar los logros de las mujeres, de intimidarnos y de bloquear el progreso futuro.
      Bella Abzug.

      Eliminar
    2. Castrar y degradar a los hombres es lo correcto pero debemos dejarles algo de dignidad para que todavía nos sean utiles.
      Gloria Steinem.

      Eliminar
    3. La clave de la historia es la lucha de clases; la clave del matrimonio y la familia es la lucha de los sexos. El primer antagonismo que surgió en la historia coincide con el antagonismo entre el hombre y la mujeren en la monogamia. La primera opresión de clases, con la del sexo masculino por el sexo femenino. La monogamia entra en la historia bajo la forma de esclavización de un sexo por el otro como proclamación de un conflicto entre los sexos, desconocido hasta entonces en la historia.

      Federico Engels. El origen de la Familia, la Propiedad Privada y el Estado (1884).

      Eliminar
    4. El Estado debe obligar a la mujer a liberarse del trabajo de madre. Ninguna mujer debería tener esta opción. No debería autorizarse a ninguna mujer a quedarse casa para cuidar a sus hijos. Las mujeres no deben tener esa opción porque demasiadas mujeres decidirán por ella. La sociedad debe ser totalmente diferente.
      Ninguno destino biológico, psíquico o económico define la figura que reviste en el seno de la sociedad la hembra humana. Es el conjunto de la civilización el que elabora ese producto intermedio entre el macho y el castrado al que se califica de femenino. La mujer tan solo tiene una dimensión corporal que la condiciona y de que la que debe desprenderse para poder llegar a ser como el hombre, es decir, zafarse de la maternidad.
      Simone de Beauvoir.

      Eliminar
    5. Las mujeres siempre han sido la principales víctimas de la guerra porque pierden a sus maridos, a sus padres y a sus hijos en combate.
      Hillary Clinton.

      Eliminar
    6. Todo es sexismo, todo es racismo, todo es homofobia y hay que señalarlo en todo.
      Anita Sarkeesian.

      Eliminar
  2. Borrando a papa

    https://youtu.be/21vZpXtyiaQ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Privilegios masculinos USA

      https://youtu.be/KAdLdvshAjU

      Eliminar
  3. El fraude de las denuncias falsas por violencia de género

    https://youtu.be/GY-zIG6Azpk

    ResponderEliminar
  4. La ideología de género es la última rebelión de la creatura contra su condición de creatura.
    Con el ateísmo, el hombre moderno pretendió negar la existencia de una instancia exterior que le dice algo sobre la verdad de sí mismo, sobre lo bueno y sobre lo malo.
    Con el materialismo, el hombre moderno intentó negar sus propias exigencias y su propia libertad, que nacen de su condición espiritual.
    Ahora, con la ideología de género el hombre moderno pretende librarse incluso de las exigencias de su propio cuerpo: se considera un ser autónomo que se construye a sí mismo; una pura voluntad que se auto crea y se convierte en un dios para sí mismo.
    Joseph Ratzinger.

    ResponderEliminar
  5. La ideología de género culpa y criminaliza a los hombres por el solo hecho de serlo. Ha logrado imponer la idea que la jerarquía es una construcción social del malvado y corrupto heteropatriarcado y su masculinidad tóxica, sepultando la biología bajo su ideología.
    Obsesionada con la victimización sadomasoquista, sin base fáctica alguna, la ideología de género niega la naturaleza para culpar al varón. La neurociencia demuestra que las jerarquías son una fundación natural. Los machos tratan de controlar el territorio y las hembras seducir a los machos más fuertes y exitosos. Es una estrategia inteligente que utilizan las hembras de distintas especies, incluida la humana.
    Innata y esencial al deseo de competir y ser proactivo, al varón joven se le dice que la sociedad es una tiranía falocéntrica corrupta de la que ellos son culpables por el mero hecho de ser hombres, siendo criminalizados cual cómplices de una tiranía feminicida. El resultado es que muchos varones, sobre todo jóvenes, están desmoralizados sin rumbo ni objetivos.
    La ideología de género propone un cambio en el lenguaje para neutralizar palabras masculinas que hoy se utilizan al hablar de ambos sexos e incluso la incorporación de nuevos artículos neutrales para referirse a los transexuales.

    ResponderEliminar
  6. El marxismo cultural está imponiendo un nuevo puritanismo aliando la ideología de género al wahabismo extremista que defiende la ley de la sharia, la misoginia castradora encarnada.
    Tanto los defensores de la ideología de género como la Hermandad Musulmana promotora del terrorismo islámico, exigen una regla universal totalitaria violentamente intolerante, desintegradora de la familia y la sociedad.
    Resulta como mínimo curioso que quienes defienden la homosexualidad, la liberación sexual infantil y la desintegración social, estén aliadas con quienes legitiman la poligamia, la subordinación femenina, la esclavitud sexual, la pedofilia y el matrimonio infantil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una de las metas de la ideología de género es acabar con la división sexual del trabajo en la que la mujer se embaraza y maternaliza, lo que requiere den primer lugar acabar con los mecanismos de opresión que lo reproducen. La única forma de eliminar esa opresión es rechazar la maternidad como función femenina, pues las responsabilidades de la mujer en la familia son las enemigas de su realización.

      Eliminar
    2. Al construir una sociedad narcisista en donde todos estén preocupados por sí mismos, la población no se levantará por nada ni por nadie y así el gobierno dominará a cada individuo directamente.
      Bertrand Russell.

      Eliminar
    3. Los trabajos caseros en forma individual han comenzado a desaparecer y de día en día van siendo sustituidos por el trabajo casero colectivo, y llegará un día, más pronto o más tarde, en que la mujer trabajadora no tendrá que ocuparse de su propio hogar. En la Sociedad Comunista del mañana, estos trabajos serán realizados por una categoría especial de mujeres trabajadoras dedicadas únicamente a estas ocupaciones.
      Alexandra Kollontai.

      Eliminar
  7. El ministerio de la verdad del marxismo cultural ha creado para la ideología de género una neolengua de jerga propia basada en la superioridad moral característica del totalitarismo orweliano.
    Basada en la corrección política o en lo políticamente correcto - forma velada de autocensura de policía del lenguaje y de comisaria de género del feminismo radical - dirigido desde las instituciones públicas a exigencia de organizaciones que dicen representar a grupos discriminados, pero que obvian el principio de igualdad ante ley.
    Es que para alcanzar el poder la política resulta el juego de la polarización para dividir a la sociedad en facciones de grupos de interés, ahora sumada el acecho de la policía de la corrección política dispuesta a sancionar a cualquiera que se atreva a dar una opinión que no encuadre.
    Y para muestra un botón en el texto de la feminista radical Mónica Jasso: ´Hablar de una terminología feminista nos lleva a situar el feminismo más allá de un movimiento político y social para ubicarlo como una teoría y disciplina que forma parte de los estudios de género, pero también como una práctica entre mujeres, el ejercicio de un dialogo entre mujeres que teorizan y problematizan el sistema patriarcal en que se encuentran sumergidas para crear estrategias de empoderamiento y derrocamiento. El feminismo como una práctica deconstructivista de la normalización a la opresión y violencia de género.
    El feminismo realiza en sus textos y prácticas una crítica hacia la estructura social, política y económica del mundo actual, situación que lleva a las practicantes a la creación de neologismos que expresen esta visión desde el campo del género y aquí me doy a la tarea de hacer una pequeña muestra de términos para que si un día los escuchan no se queden solo con esa sensación de que alguien dijo un término que no entendieron´.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cisgénero. Adjetivo que se identifica con el género que se asocia a su sexo biológico.
      Cisnormativa(o). Adjetivo que sigue las pautas de una concepción del humano y la manera de ejercer relaciones con otros según la visión de que el sexo biológico condiciona el género.
      Cosificar. Verbo. Acción de ejercer actitudes que desprenden a una persona de su dignidad humana al tratarla como el medio para un fin propio.
      Cuerpa. Sustantivo relativo a la mujer. Cuerpo perteneciente a una mujer o cuerpo que es leído como el de una mujer.
      Empoderada. Adjetivo relativo a la mujer que realiza acciones para obtener los privilegios que le han sido prohibidos por pertenecer a un sector oprimido.
      Feminasty. Adjetivo relativo a la mujer que no cumple con un estereotipo de belleza femenino y no le importa.
      Feminicida. Adjetivo para quienes asesinan por cuestiones de género a mujeres.
      Feminicidio. Sustantivo para el asesinato cometido por razones de género contra una mujer o un sujeto leído como mujer y que comúnmente incluye tortura, considerado como crimen de odio.
      Feminista. Adjetivo relativo a la mujer que decide tomar el nombre, se identifica y/o denuncia con la lucha del feminismo 2. Que utiliza la práctica de deconstrucción feminista como argumento de creación o que puede ser leído con una visión que decosntruye la violencia machista.
      Feministo. Adjetivo relativo al hombre que tiene un acercamiento teórico, ha leído, es versado sobre las teorías feministas, y enuncia que el feminismo es su lucha.
      Heterocapitalista. Adjetivo sobre quien ejerce o replica los valores de un capitalismo que se rige por una concepción heterosexual, es decir que impone los roles de género de acuerdo a el prototipo heterosexual y se sustenta en una estructura de coacción desde la familia.
      Heteronormado. Adjetivo que reproduce los roles de género heterosexuales y patriarcales.
      Lesbofeminicidio. Sustantivo para el sesinato de una mujer que se asume lesbiana cometido desde una perspectiva de odio misógino y contra la preferencia sexual de dichas mujeres.
      Lesbofeminismo. Sustantivo para el tipo de feminismo que es ejercido por mujeres que se enuncian como lesbianas y que dentro de su agenda de lucha incluyen el derrocamiento de un sistema que solo está pensado desde la heterosexualidad.
      Machismo. sustantivo. Sistema que ejerce la misoginia en distintos niveles de opresión hacia mujeres o sujetos leídos como mujeres.
      Machista. Adjetivo sobre quien ejerce o replica violencia misógina y utiliza un sistema de estereotipo masculino para situar como superior al hombre.
      Misógino. Adjetivo. Que tiene un pensamiento de odio y/o una concepción de inferioridad hacia las mujeres o sujetos leídos como mujeres.
      Patriarcado. Sustantivo. Sistema que oprime, violenta, cosifica, objetiviza, asesina y viola mujeres y a los cuerpos que son leídos como mujeres.
      Patriarcal. Adjetivo. Que ejerce actitudes de opresión hacia las mujeres o sujetos leídos como femeninos. 2. Que ejerce actitudes paternalistas hacia mujeres o sujetos leídos como femeninos por cuestiones de género.
      Scrache. Sustantivo. Acto performativo de empoderamineto donde sujetos leídos como mujeres o mujeres denuncian o visibilizan la violencia machista que alguna institución, sector social o sujeto ha ejercido; puede ser directa o indirecta la confrontación y esta división depende de si el acto se realiza con el agresor en presencia.
      Sororidad. Sustantivo para el ideal de construir redes entre mujeres o sujetas leídas como mujeres que permitan la resistencia ante el sistema que oprime a las mujeres, que consiste en romper con la misoginia interiorizada.
      Terrorear. Verbo. Ejercer actos feministas, que denuncien, visibilicen e incomoden a sujetos integrantes del patriarcado y que consiste en irrumpir algún espacio común.

      Eliminar
    2. https://www.academia.edu/s/bc0fc4800c/terminologia-feminista-breve-diccionario-de-terminios-feministas

      Eliminar
    3. Naciones Unidas

      http://www.unwomen.org/es/digital-library/publications/2015/4/progress-of-the-worlds-women-2015

      Eliminar
    4. Una nueva forma de totalitarismo que parte de lo semántico para intervenir la conducta y nuestro pensamiento.

      Eliminar
    5. Si la libertad de conciencia es un derecho contitucional ¿por qué la ley habría de proteger sólo un tipo de creencias?

      Eliminar
  8. La ´Declaración de Sentimientos y Resoluciones´ de Seneca Falls (NY,1848) es considerada el texto fundacional del feminismo.

    http://intercambia.educalab.es/wp-content/uploads/oldIntercambia/archivos_secciones/141/INTLEGdeclaracionseneca.pdf

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El feminismo ha sido desarrollado en tres olas. La primera ola feminista exigía merecer un trato igualitario para la mujer, en derechos y responsabilidades. La segunda ola feminista fue un tipo de guerra cultural en la cual la mujer dice ser la víctima del patriarcado. La tercera ola feminista clama contra todo varón por ser el fruto violento de un hetero-patriarcado opresivo y violador de la mujer.

      Eliminar
  9. Desde que en 2004 el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero aprobó la Ley Integral para la Violencia de Género (LIVG), en España, hasta 2014, se hicieron 800.000 denuncias de las cuales 80% fueron falsas.
    La LIVG es una ley que elimina la presunción de inocencia, quita con órdenes de alejamiento la custodia compartida de los hijos al padre e inclusive a los abuelos paternos, y que en la actualidad busca se impida al acusado declarar ante un tribunal.

    https://oig.cepal.org/sites/default/files/2018_ecu_leyintegralprevencionerradicacionviolenciagenero.pdf

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una ley que ha aumentado de manera brutal los mecanismos y aparatos de adoctrinamiento, mediante permanentes campañas de propaganda aplicadas desde el Ministerio de Igualdad.

      Eliminar
    2. En el último Plan de Familia aprobado por el gobierno de España, las palabras padre, paternidad o la función paterna no existen, cuando los hijos necesitan de un padre tanto como de una madre. La ausencia de padre en el hogar está en la base de la inmensa mayoría de los problemas sociales actuales.

      Eliminar
    3. El Código Civil define el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer con fines de procreación; y dice que en casos de adopción, el menor tiene el derecho de tener un papá y una mamá.
      La Ley Integral para la Violencia de Género (LIVG), cambió el Código Civil por lo que tanto menores como adultos pueden cambiar a conveniencia el sexo de nacimiento para el género que gusten, incluído el género ´neutro´, lo que significa poder escoger hasta 32 géneros distintos.
      Bi-género, no-binario, travesti, drag king, drag queen, femme queen, hembra a macho, mujer a hombre, transgénero, transexual, hijra, hombre, mujer, marimacho, dos espíritus, agenérico o tercer género, género fluido, género dotado, andrógino, mezclador sexual...
      Además, quienes no acepten los preceptos legales impuestos por Naciones Unidas para la idelología de género, podrían ser declaros violentos. Es decir, ya no se podrá decir a los hijos que el hombre está hecho para la mujer y viceversa, o que el matrimonio sólo puede ser entre posible entre un hombre y una mujer.

      Eliminar
    4. Naciones Unidas asegura que hay 112 géneros humanos. El artífice de tan impactante hallazgo es el abogado tailandés Vitit Muntarbhorn, Defensor Global LGBT de la ONU.
      Muntarbhorn es el 'experto' designado para asegurar que la ideología de género se implante en todo el mundo. Para lograrlo el sistema de gobierno de Naciones Unidas que está implantando el Nuevo Orden Mundial quiere acceder a la intimidad de cada familia.
      Hay ´géneros humanos´ para todos los sustos: desde quien se define con ausencia de género, hasta el considerado como aglutinador de todos los géneros posibles, pasando por el que depende de los colores o de los estados de ansiedad.
      Para citar algunos, describe el 'a-género', aquellas personas o ´personos´ que tienen la sensación de no ser de ningún género o que no tienen sexo o que son de género neutro.
      El 'ansi-género', muy extendido en las grandes urbes, ya que es un género que se ve afectado por la ansiedad. A mayor estrés, más ansi-género se es, y viceversa. O el 'color-género', que está asociado con uno o más colores. Así, se puede distinguir entre personas de género rosa, azul, amarillo o blanco.
      El 'pan-género', es decir, aquellas personas que tienen la sensación de tener todos los géneros juntos y al mismo tiempo, siendo la manera de relacionarse con todos los géneros.
      En su informe Vitit Muntarbhorn asegura que ´el vórtice de la violencia y la discriminación, en sus múltiples formas, a menudo es el hogar´. Lo que significa que cualquier día los comisarios de género de Naciones Unidas arrestarán a los padres por violentar a sus hijos con enseñanzas tan perversas como que sólo existen dos sexos, masculino y femenino, y que la orientación y la identidad sexual son una falacia de la teoría del género.

      Eliminar
    5. https://www.uv.mx/uge/files/2014/05/Declaracion-Sobre-Ortientacion-Sexual-e-Identidad-de-Genero-de-las-Naciones-Unidas.pdf

      Eliminar
    6. SCUM - acrónimo en inglés para Sociedad para la Eliminación de los Hombres - una organización feminista dedicada a derribar al macho y eliminar la escoria que representa.

      http://www.iztacala.unam.mx/errancia/v1/PDFS_1/POLIETICAS6_SCUMMANIFESTO.pdf

      Eliminar
    7. Las necesidades emocionales de la mujeres primero. En la dinámica de seguridad, bienestar y apoyo para ellas, ha florecido un sexismo institucional; leyes de violencia doméstica, leyes de agresión sexual, albergues segregados, recursos para formación profesional, previsión social financiada, empleos inmediatos... donde se vea el hembrismo demanda el botín.

      Eliminar
    8. Pacto de Estambul

      https://www.msssi.gob.es/ssi/igualdadOportunidades/internacional/consejoeu/CAHVIO.pdf

      Eliminar
    9. Todo lo relacionado a la ideología dinero va hacia quien no hable su neolengua, que puede ser acusado de discriminación y discurso de odio y obligado por el estado a pagar condenas por crímenes contra la humanidad.

      Eliminar
    10. El discurso del odio es la coartada que se usa para censurar todo aquello que en opinión del poder normativo atenta contra el derecho de las minorías a no ser ofendidas. En realidad, una herramienta ideológica disfrazada de imperativo moral.
      No es de extrañar que quienes impusieran las primeras leyes sobre el acotamiento del lenguaje fueran los soviéticos. La criminalización del llamado discurso del odio se ha esparcido por el mundo, y una vez aceptada la noción bolchevique original de que algunas ideas son tan odiosas que deberían ser prohibidas, se crea un precedente susceptible de interpretaciones arbitrarias que en las manos equivocadas puede conducir a un totalitarismo propio del Ministerio de la Verdad orweliana.
      Este tipo de leyes son ahora muy comunes y en consecuencia explotadas por la mayoría de gobiernos con el propósito de anular corrientes políticas opuestas y cualquier crítica, legislando sobre ideas molestas con la excusa que son un delito de odio y hasta su simple exposición se convierte en algo prohibido bajo la coartada de proteger al más débil para en último término controlar el pensamiento de la gente.

      http://www.congreso.es/public_oficiales/L12/CONG/BOCG/B/BOCG-12-B-190-1.PDF

      http://www.congreso.es/public_oficiales/L12/CONG/BOCG/B/BOCG-12-B-122-1.PDF

      Eliminar
    11. Se viene declarando de manera constante y reiterada que el testimonio de la víctima, aunque no hubiese otro más que el suyo es considerado apto para destruir la presunción de inocencia.
      Un grave riesgo para el derecho constitucional de presunción de inocencia se produce cuando la única prueba de cargo viene constituida por la declaración de la supuesta víctima del delito, pues en tal caso se vuelve en única prueba de la acusación. Basta con formular la acusación y sostenerla en el juicio, para desplazar aparentemente la carga de la prueba sobre el acusado, obligándole a ser él quien demuestre su inocencia.
      Es decir: si la acusación le parece verosímil al tribunal, no hace falta más para condenar.

      Eliminar
  10. Para el feminismo radical el ajedrez es uno de los deportes más machistas y discriminatorios. Otro de los iconos del patriarcado a erradicar. Pese a que la reina es la más poderosa, es uno de los objetivos a matar, por lo tanto configura un femicidio, y encima el juego solo acaba si muere el rey, porque es hombre.
    Esto fomenta el feminicidio y los malos tratos hacia la mujer, debido a que el ganador debe de hacerse de la reina contraria, por lo cual se debían de cambiar las reglas de este juego machista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El ajedrez exige un exige esfuerzo continuado, concentración extrema y gran estabilidad emocional. No es lo mismo jugar algunas partidas que un torneo o un campeonato mundial. A las mujeres, que suelen estar sometidas a altibajos biológicos y ´tormentas hormonales´, mantener esa estabilidad uniforme durante las semanas o meses que dura una competición de alto nivel les cuesta más. Factores como la maternidad y los ciclos menstruales, pueden romper el equilibrio imprescindible de una prueba mental extrema de ajedrez. Por eso muy pocas llegan a nivel de Gran Maestro.
      Se parte de la base de que es un hecho que las mujeres juegan peor que los hombres porque hasta la irrupción de las hermanas Zsuzsa, Zsófia y Judit Polgár, entre los 500 mejores del mundo no había ninguna mujer en la élite mundial del ajedrez. Además, el número de mujeres que juegan al ajedrez en menor que en cualquier otro deporte.
      Los cerebros del hombre y la mujer tienen distinta susceptibilidad genética a las influencias ambientales. Cuando llega la pubertad el cerebro de los niños se llena de testosterona y eso los hace muy competitivos. En general, los niños se marcan un objetivo muy importante para ellos: ser mejores en algo. En cambio, a la misma edad, el cerebro de las niñas se llena de progesterona y eso las incita prioritariamente a ampliar sus redes sociales, pero a esa edad no suelen estar especialmente interesadas en ser las mejores en algo.

      Eliminar
  11. La Gaystapo en Madrid

    https://youtu.be/poyla0gHGOA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Transgenderproject.com

      Transgénero y ´trans-edad´ > Satanismo en su máxima expresión

      https://youtu.be/e1Gr2Vy9TVA

      Eliminar
  12. Asociación de Afectados por la Ley Integral de Violencia de Género.

    https://youtu.be/aUfi3i3DsA0

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Ley Integral de Violencia de Género vulnera el derecho de igualdad ante la ley virtud del artículo 14 de la constitución española, el derecho a la legalidad, a la presunción de inocencia, el derecho a la libertad de expresión, la tutela judical efectiva, y otros muchos derechos.

      Eliminar
    2. El feminismo radical es un tipo de prostitución.

      https://www.bitchmedia.org/

      Eliminar
    3. El matrimonio homosexual es una ficción jurídica porque resulta en un vínculo estéril dado que la etimología de la palabra matrimonio proviene de matriz, una unión potencial que conlleva a la maternidad.

      Eliminar
    4. Hay un sobredimensionamiento puramente político de la denominada Ley contra la Violencia de Género. Con esta ley se lucran las asociaciones feministas, los partidos políticos y cualquier entidad que se circunscriba a sus dogmas. Todos ellos manipulan la realidad para mostrarla de tal forma que el status quo les siga siendo rentable.
      Se trata de un circuito de retroalimentación, donde las denuncias por violencia de género encuentran presupuestos y subvenciones financiadas por supra poderes internacionales. Cuantas más denuncias, más ayudas y más financiación; y cuantas más ayudas, más se incentivan las denuncias.
      A partir de 2005, con la implantación de la ley, las denuncias ascienden a 126.000 al año, cifra que continúa aumentando, y en 2017 sumaron 166.000. Esto se explica porque comienza a contemplarse como delito el maltrato psicológico, y además el delito de violencia contra la mujer se extiende a los casos entre ex parejas.
      La Ley contra la Violencia de Género introduce el concepto de discriminación positiva, vulnerando así, de forma evidente, la igualdad ante la ley. Se empiezan a aplicar penas diferentes en función de si el hecho lo comete un hombre o una mujer.
      Incluso, determinados actos constituyen delito si son cometidos por un hombre, pero no si los comete una mujer. También se suprime la presunción de inocencia, invirtiendo la carga de la prueba: el hombre denunciado es culpable hasta que no demuestre su inocencia. Y además, esta ley concede sustanciosas ayudas económicas y ventajas jurídicas a las mujeres que denuncian, incluso antes de que se dicte sentencia.
      Se crea una jurisdicción específica para la violencia de género, unos Tribunales de Excepción, inconstitucionales, pues están expresamente prohibidos por la Constitución Española de 1978, en los que solamente se juzga a hombres.
      A este proceso discriminatorio se le añade otro más perverso: se crean fuertes incentivos para que la mujer acuse a su esposo de malos tratos en los procesos de separación conyugal. Hasta el punto que surgen abogados especializados que introducen acusaciones amparadas como elemento de presión en la negociación del divorcio.
      Con una denuncia por malos tratos se agiliza el proceso de separación. Para empezar, el expediente de separación pasa de ser un trámite civil en Juzgado de Familia, a uno penal en Juzgado de Violencia de Género. Además, sin que el esposo haya sido juzgado, se aplican medidas cautelares desproporcionadas, como la orden de alejamiento.
      La mujer que ha denunciado obtiene en pocos días la custodia total de los hijos, una pensión alimenticia y el derecho exclusivo al uso de la vivienda. Y aunque la mujer disponga de medios económicos, puede beneficiarse de los servicios gratuitos de un abogado a cargo de la Administración Pública. Infinidad de beneficios para la mujer, y al hombre, por el contrario, se le despoja de todo sin haber sido ni siquiera juzgado.

      Eliminar
    5. Del más de millón de denuncias interpuestas desde la promulgación de la Ley contra la Violencia de Género, la tasa de delitos inexistentes, archivados o sobreseídos es del 80% respecto a los hombres enjuiciados, según datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). En esas sentencias es donde se ocultan las denuncias falsas.
      Si el juez reconoce que no hay pruebas porque no hay delito de malos tratos y sospecha que la denunciante lo sabía, entonces puede abrir un nuevo proceso por denuncia falsa. Pero este nuevo procedimiento discurre de igual modo: si no hay pruebas de denuncia falsa, el caso se archiva. Al contrario, si hay pruebas de ello y se condena, la pena máxima para esa mujer es de 2 años de prisión, pero sin antecedentes, la pena queda en suspenso. Por tanto, para una mujer, el riesgo de denunciar falsamente a su esposo es mínimo, casi inexistente.
      Cabe preguntarse por qué la Fiscalía no actúa de oficio ante un falso testimonio, o sólo actúa en casos muy flagrantes, y además resulta que denunciar sin pruebas no es un delito. Pero lo fundamental es que la Fiscalía no es independiente ya que trabaja para el para el poder político del Estado.
      Todo el entramado económico de subvenciones por violencia de género pivota en el hecho jurídico de las denuncias. A través de la ley se establecen unos criterios para el reparto de los Fondos Europeos. Una tercera parte de los fondos atiende a criterios vinculados con valores demográficos. Las otras dos terceras partes al número de mujeres asesinadas, a la cantidad de mujeres que se declaran maltratadas y al número de denuncias interpuestas. Así, a mayor número de denuncias más dinero procedente del Fondo Social Europeo se reparte desde el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.
      Aparecen entidades como la Fundación Mujeres, la Asociación Mujeres para la Salud o la Asociación de Mujeres Juristas Themis, que reciben cuantiosas ayudas en esta materia, además de otras distintas instancias. En cualquier caso, la lista de entidades que reciben subvenciones es muy larga, y hay todo un enredo de aportaciones que conforman el lucro de estas asociaciones y otras tantas. Pero también confirma el papel del Estado y su intención a la hora de incentivarlas y mantenerlas.
      Con una simple denuncia se activan los mecanismos económicos y las ayudas y subvencionas animan a denunciar. La dotación para la denominada ´violencia de género´ y su difusión y relevancia en los medios de comunicación nada tiene que ver con el bienestar de las personas sino con el beneficio privado que las ayudas proporcionan a algunas asociaciones, que han hecho de la Ley de Violencia de Género su medio de vida.
      Pero para ello hubo que modificar el Código Penal y violentar los principios de igualdad ante la ley, causalidad y presunción de inocencia. Incorporándose esto en el largo catálogo de acciones punibles por las que los hombres pueden ser denunciados.
      Como consecuencia de esta perniciosa ley se violan sistemáticamente los derechos humanos, no sólo de los hombres afectados, sino también de las familias implicadas.

      Eliminar
  13. The Red Pill

    https://youtu.be/l-TZDKZ4DwA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paul Elam

      https://youtu.be/a30Ao0rS8Eg

      Eliminar
    2. La ideología de género es lavado cerebral

      https://youtu.be/iZb7wSCJ5XI

      Eliminar
    3. Kindergander en Noruega

      https://youtu.be/Nwe9PgW2iA8

      Eliminar
    4. Barnevernet

      https://youtu.be/rM9GFlfdgUI

      Eliminar
    5. Sextremismo feminista

      https://youtu.be/gjiJMtkPN20

      Eliminar
    6. Typhonblue apexual male

      https://youtu.be/UIrVgKtktfA

      Eliminar
  14. En contraste con misoginia u odio a las mujeres, la palabra misandría o el odio a los hombres es muy poco conocida. Refiere que los hombres hacen todo el tiempo cosas muy malas. Violan mujeres, molestan niños, golpean a sus parejas, acosan sexualmente a sus colegas, son malos padres, desatan guerras, son controladores abusivos que no se comunican.
    La misandria es un producto directo del feminismo. El odio a los hombres sirve al propósito del gobierno a gran escala. El predominio sin fin de la propaganda anti-hombres sirve para poner a las mujeres en contra de los hombres, pero también sirve para crear culpa y poner a los hombres en contra de sí mismos.
    Practicamente no se han hecho investigaciones respecto a la feroz misadria institucional en nuestras sociedades.
    La misandria es un parte tan normal y ordinaria en el cotidiano que es difícil notar que sucede.
    En promedio los hombres viven 6 años menos que las mujeres, 4 de cada 5 suicidios son de hombres, y forman el 90% de los desamparados.
    La misandria es tan absoluta que es imposible apreciarla, al punto que los hombres no existen como grupo hasta cuando hacen algo malo.
    En titulares de prensa las muertes de los hombres son suprimidas detrás de etiquetas laborales de género neutral, siendo reducidos de seres humanos a acciones humanas. Así se deja fuera de la conciencia colectiva la muerte de los hombres.

    ResponderEliminar
  15. Modelo Duluth, círculo de poder y control.

    http://tcfv.org/pdf/Updated_wheels/Power%20and%20Control%20Wheel-Spanis.pdf

    ResponderEliminar
  16. Alfred Kinsey fue un zoólogo y pseudo sexólogo considerado el principal impulsor de la ideología de género y el feminismo radical.
    Bisexual y pedófilo confeso, legó a la posteridad frases como esta: ´Es difícil entender porqué un niño, a no ser por condicionamiento cultural, debería sentirse molesto porque le toquen sus genitales o incluso inquietarse por contactos sexuales más específicos´.
    Comportamiento sexual en Hombres varones (Sexual behavior in the Human Male) y Comportamiento Sexual en las Mujeres (Behavior in the Human Female) son los dos libros que han servido de base para la educación sexual que se imparte hoy en las escuelas públicas de gran parte del mundo.
    Los informes de Alfred Kinsey sitúan todos los actos sexuales al mismo nivel moral, social y biológico, sea dentro o fuera del matrimonio, entre parejas del mismo sexo o de sexo opuesto, e incluso cuando el sexo involucra a niños y animales, lo que ha proporcionado el fundamento basal de la revolución sexual americana, generando toda una industria basada en el principio de que los niños tienen derecho a las relaciones sexuales a cualquier edad.
    Según esta tesis propagada por los medios de comunicación, los niños deberían ser libres y autónomos para decidir ellos mismos en qué tipo de actividad sexual van a involucrarse, sin ningún tipo de restricciones ni regulaciones por parte del Estado ni de sus padres, detonando todo el sistema legal que hasta hace poco protegía a los niños.
    En los trabajos de Kinsey se han registrado abusos sexuales con actividad criminal en más de 300 niños entre los dos meses y los 15 años de edad.
    Basados en los datos de Kinsey, los investigadores sexuales formularon una teoría de la sexualidad infantil que ha influenciado todo el mundo, desde las leyes contra los abusos sexuales hasta cómo y cuándo la educación sexual debe ser enseñada.
    Resulta asombroso que estos datos hayan sido tomados como base de lo que se entiende por desarrollo sexual normal de la niñez.
    Según Alfred Kinsey, los niños son sexualmente activos desde el nacimiento, y por tanto son capaces tener relaciones sexuales a cualquier edad, y la sociedad debería reflejarlo alterando sus códigos morales.
    Sostuvo que el principal problema de la actividad sexual entre los adultos y niños era la histeria y la sobreprotección por parte de los padres y las autoridades; pensaba que los chicos jóvenes necesitaban de la ayuda de los adultos para desarrollar técnicas sexuales efectivas.
    Kinsey criticó abiertamente la moral tradicional y apoyó el comportamiento sexual no ortodoxo, incluyendo las relaciones sexuales con animales.
    La ideología Alfred Kinsey ha sido promovida por Planned Parenthood (Paternidad Planificada) una poderosa organización que promueve la anticoncepción y el aborto en el mundo, y por el Consejo para la Información y Educación Sexual de los Estados Unidos (Sex Information and Education Council of the United States, SIECUS) una influyente organización que aboga por la educación sexual temprana de los niños y la enseñanza de las expresiones no conyugales - el juego sexual incluyendo el orgasmo - a los adolescentes, lo que ha tenido enorme importancia en la formación de generaciones de psicólogos y sexólogos en todo el mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alfred Kinsey

      https://youtu.be/hTtZ2UJMt0A

      Eliminar
    2. Para el promotor de la ideología de género Alfred Kinsey, los niños deberían ser libres y autónomos para decidir ellos mismos en qué tipo de actividad sexual van a involucrarse, sin ningún tipo de restricciones ni regulaciones por parte del Estado ni de sus padres. En realidad una manera de promover la pedofilia satánica intergeneracional.

      Eliminar
    3. O movimento transgênero começou como uma ideia de três homens que compartilhavam um elo comum: os três eram ativistas da pedofilia.
      O infame Alfred Kinsey, biólogo e sexólogo cujo legado perdura até hoje. Kinsey acreditava que todos os atos sexuais eram legítimos - incluindo pedofilia, bestialidade, sadomasoquismo, incesto, adultério, prostituição e sexo grupal.
      Ele autorizou experimentos desprezíveis em bebês e crianças pequenas para coletar informações e justificar sua opinião de que crianças de qualquer idade gostavam de fazer sexo. Kinsey defendeu a normalização da pedofilia e fez lobby contra leis que protegessem crianças inocentes e punissem depravados sexuais.
      O transexualismo foi adicionado ao repertório de Kinsey quando lhe foi apresentado o caso de um menino efeminado que queria se tornar uma menina. Kinsey consultou um conhecido seu, um endocrinologista chamado Harry Benjamin.
      Travestis, homens vestidos de mulher, eram bem conhecidos. Kinsey e Benjamin viram isso como uma oportunidade para mudar fisicamente afeminado, muito além do vestuário e da maquiagem. Tornaram-se colaboradores profissionais no primeiro caso que Benjamin chamaria de ´transexualismo´.
      Harry Benjamin pediu a vários médicos psiquiatras que avaliassem o menino em busca de possíveis procedimentos cirúrgicos para feminizar sua aparência. Benjamin por conta própria começou a oferecer terapia hormonal feminina para o menino, que logo depois sumiu do ensaio.
      O terceiro co-fundador do atual movimento transgênero foi o psicólogo John Money, um discípulo de Kinsey e membro de uma equipe de pesquisa transexual liderada por Benjamin.
      O primeiro caso transgênero de Money veio em 1967, quando um casal canadense, de sobrenome Reimers, lhe pediu que reparasse uma circuncisão fracassada em seu filho de dois anos, David. Sem qualquer justificativa médica, Money lançou-se em um experimento para avançar suas teorias sobre gênero, independentemente das conseqüências para a criança.
      Money disse aos pais que a melhor maneira de assegurar a felicidade de David era mudar cirurgicamente sua genitália de homem para mulher e criá-lo como uma menina. Como muitos pais fazem, os Reimers seguiram as ordens do médico e David foi substituído por Brenda. Dinheiro na mão assegurou aos pais que Brenda se adaptaria a ser uma menina e que ela nunca saberia a diferença.
      Na realidade, a ´adaptação´ de David Reimer a ser uma garota era completamente diferente dos relatos brilhantes inventados por Money para artigos de periódicos. Aos doze anos, David estava gravemente deprimido e recusou-se a voltar para ver Money. Aos quatorze anos, David escolheu desfazer a mudança de gênero e viver como menino.
      Em 2000, com a idade de trinta e cinco anos, David e seu irmão gêmeo finalmente expuseram o abuso sexual que o John Money lhes infligira na privacidade de sua consulta. Os garotos contaram como Money tirou fotos nuas deles quando eles tinham apenas sete anos de idade. O pedófilo também forçou os meninos a se envolverem em atividades sexuais incestuosas uns com os outros.
      As conseqüências do abuso de Money foram trágicas para os dois meninos. Em 2003, o irmão gêmeo de David, Brian, morreu de uma overdose. Pouco tempo depois, David também se suicidou.
      A exposição dos resultados e tendências de pesquisa fraudulentos de Money também chegou tarde demais para pessoas que sofrem de questões de gênero. A cirurgia já estava bem estabelecida e ninguém se importava que seus fundadores fossem pedófilo desacreditados.

      Eliminar
  17. Para la ideología de género pedofilia es una orientación sexual más.

    https://www.nambla.org/

    ResponderEliminar
  18. La teoría queer: la de-construcción de las sexualidades.

    http://www.scielo.org.mx/pdf/soc/v24n69/v24n69a3.pdf

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Teoría Queer: la de-construcción de las sexualidades periféricas.

      http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0187-01732009000100003

      Eliminar
    2. Teología Queer

      http://www.melusina.com/rcs_gene/teologas.pdf

      Eliminar
    3. Biblia Queer

      http://www.catolicoygay.com/p/biblia-queer.html

      Eliminar
    4. El unicornio del género

      http://www.transstudent.org/gender

      Eliminar
    5. En sectores doctrinarios de la ideología de género ahora se habla de grupos LGBTQ. Esta última letra se refiere a personas queer.
      ´Queer´ es un adjetivo en lengua inglesa que sirve para señalar al tramposo, al ladrón, al borracho, a la oveja negra en general, pero que ahora se usa para referir a todo aquel que no es inmediatamente reconocido como hombre o mujer, alguien sin sexo estable. Otra manera de calificar a los hombres afeminados y a las mujeres masculinas.
      Queer es pues la palabra usada como acción política para nombrar a aquellas personas que escapaban de lo heterosexual, al homosexual y el travesti en general. Un ambiguo ´no ser de qué género soy´.
      Queer pretende representar las sexualidades que traspasan las fronteras de lo aceptado socialmente: la vida heterosexual monógama. La llamada heteronormatividad o sexualidad obligatoria.
      El término queer, además de cuestionar la heterosexualidad obligatoria, rechaza clasificar a las personas por su orientación sexual o identidad de género.
      ¿Por qué habría que definirse a alguien por un gusto en la sexualidad? ¿Por qué si a una mujer le atrae un hombre tendría que definirse como heterosexual? ¿O si a una mujer le gusta alguien de su mismo sexo tendría que calificarse como lesbiana?
      Además de oponerse a categorías como homosexual, heterosexual y transexual, queer cuestiona las clasificaciones por sexo: hombre, mujer o masculino o femenino, por considerarlas imposiciones.
      Queer es inheremente un desafío patológico a una identificación sexual estable de quien dice no ser homosexual, bisexual, ni transexual.

      Eliminar
  19. Feminismo radical: simulación de delitos y denuncias falsas.

    https://youtu.be/a_SVmt5tGvA

    ResponderEliminar
  20. En Occidente el feminismo se ha convertido en ambición. Lo que las feministas llaman empoderamiento es narcisismo.
    Es una locura que no se ofrezcan alternativas al matrimonio. El reto real es abolir el matrimonio, o convertirlo en algo privado y no público, no algo que firmas con el Estado porque existen prebendas a las que no se pueden acceder si no estás casado y esto es inmoral.
    Parte del problema de la violencia y de la cultura de la violación es el matrimonio, que está enlazado a cierta idea de estructura social que influye en todo: con quién te relacionas, cómo de a menudo te tocan. Los hombres viven más si están casados que si están solteros, hacen más dinero si tienen una mujer al lado. Tratamos el amor y el romance como la salvación, es la nueva religión y si eres un hombre o una mujer no deseable, vives un continuo infierno, un tormento. Los hombres están destinados a relacionarse con mujeres porque su vida mejora si lo hacen, pero se les ha dicho que no expresen sus sentimientos y que no muestren debilidad, de forma que su único acceso a todo eso es a través del cuerpo de la mujer, y esto tenemos que cambiarlo. Todo esto es trabajo del feminismo, empezando por cómo el matrimonio reproduce la violencia.
    Los hombres deben encontrar la manera de flirtear y de seducir a una mujer sin emplear la dominación, que ha sido la forma de conquista tradicional. Esto debe ser confuso para ellos.
    Las mujeres debemos cambiar nuestra manera de comportarnos con ellos, esta incapacidad para expresar deseos. Hay que desaprender esos comportamientos. Parte del problema de la cultura de la violación es que las mujeres no consiguen expresar sus deseos y entonces los hombres perseveran y perseveran. Una mujer dice no y el hombre cree que dentro de un rato dirá que sí. También ellos debe aprender a estar cómodos con mujeres que manifiestan deseo, sin pensar: 'ah, es una puta'.
    Jessa Crispin.

    ResponderEliminar
  21. El feminismo es una invención nuestra por dos razones: Anteriormente sólo la mitad de la población pagaba impuestos, ahora casi todos, porque las mujeres también trabajan; además, la familia ha sido destruída y de ese modo hemos obtenido poder sobre los niños, que ahora están bajo control nuestro y de los medios de comunicación, y adoctrinados con nuestros mensajes ya no están bajo influencia de la familia intacta.
    Nicholas Rockefeller.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las mujeres trabajan por menos salario, son más dóciles a las políticas empresariales y tienen una menor tendencia a unirse a los sindicatos.
      Al aumentar el universo laboral, las mujeres crean más competencias por los puestos de trabajo, lo que provoca la reducción de los salarios.
      El incremento de personas en el ámbito laboral hizo posible la creación de empleos temporales y de medio tiempo que pagan menos y no dan beneficios. El aumento de trabajadores posibilitó la creación de turnos extendidos, evitando a las empresas pagar hora extras.

      Eliminar
    2. El privilegio femenino

      https://youtu.be/2ULjZQ83NfA

      Eliminar
    3. A imagen y semejanza

      https://youtu.be/cGVqNtXJkF4

      Eliminar
  22. Para la teoría de género el lenguaje no expresa la realidad sino que la crea. La identidad de género se refiere a la conciencia que de sí mismo tiene el individuo como una cuestión maleable que dependería de cómo ha sido educado un niño y que puede resultar distinta del sexo de cada quien.
    La ley del matrimonio entre personas del mismo sexo ha sido una imposición política del neomarxismo cultural, con los homosexuales utilizados como instrumento de alcance. La ley del matrimonio homosexual es una faceta de la guerra del feminismo radical contra la heterosexualidad, cuya manifestación jurídica institucional es el matrimonio.
    La ideología de género es una doctrina totalizante que relativiza los conceptos de hombre y mujer, sus respectivas vocaciones en la familia y la sociedad y la relación entre ambos, llegando a una perspectiva tan amorfa de la naturaleza humana que da lugar a todo tipo de comportamientos por perversos que sean, donde el cuerpo y la condición humana pierden toda su relevancia moral para volverse en mero instrumento hedonista.
    Modificando el sentido común con todo un programa para deconstruir la sociedad en un proceso de subversión cultural, la ideología de género intenta rediseñar al individuo separándolo de su sexualidad originaria, imponiendo el género neutro.
    En el plano antropológico implica una negación reduccionista de la naturaleza humana para la disolución de toda diferencia entre sexos en un nuevo engendro amorfo, la androginia que no distingue entre hombre y mujer.
    Dado que sólo hay dos sexos - hombre y mujer - al teorizar que el género es una construcción independiente del sexo, el género mismo viene a ser un artificio cambiante libre de ataduras cuyo número llega a 112 posibilidades, en consecuencia de lo cual hombre y masculino pudieran significar cuerpo femenino, viceversa, o lo que se quiera cuando se desee, dando lugar al surgimiento de familias arcoíris de diverso raigambre, ya que el matrimonio heterosexual sería discriminatorio.
    Resulta que a través de toda la historia los varones han utilizado las construcciones sociales ideológicas para instituir su sistema de dominación patriarcal en base a conceptos como maternidad, matrimonio o familia monógama.
    Parte del sistema de dominación imperante consiste en hacer creer a la gente que la hetorosexualidad y el matrimonio con vista a la procreación son naturales. Y este tipo de creencias es lo primero que se debe destruir para que el ser humano pueda elegir a placer la opción que mejor se ajuste a sus preferencias individuales para así auto-construirse.
    Al producirse una emancipación de la mujer debe también lograrse una emancipación sexual de la infancia para normalizar la pedofilia y de todo lo considerado anormal. Un rechazo de la cultura de protección y cuidado de los niños a través de la intervención activa del Estado, supliendo las funciones asignadas a los padres y a la familia.

    ResponderEliminar
  23. Charles Socarides, psiquiatra e psicanalista da Faculdade de Medicina Albert Einstein em Nova York, foi contra o pensamento dominante da época proclamando que a homossexualidade é uma neurose curável.
    Na década dos anos 1960, argumentou que os homossexuais sofriam de uma doença mental tratável.
    Ele não hesitou quando em 1973 a American Psychiatric Association removeu a homossexualidade de sua lista de transtornos mentais em 1973, afirmando que a associação estava "sob ataque político de ativistas gays".
    Os críticos disseram que suas alegações eram desatualizadas e careciam de base científica, embora a maioria de seus colegas defenderam sua teoria como científica, verdadeira e honesta.
    Então, sua teoria deixou de ser o paradigma reinante e passou a ser considerada excêntrica.
    Socarides dizia ser a causa da homossexualidade uma mãe dominadora e um pai ausente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Charles W. Socarides, A erosão da heterossexualidade.

      http://www.orthodoxytoday.org/articles/SocaridesErosion.php

      Eliminar
  24. Homicidio en pareja intima. Homicidio en parejas homosexuales.

    https://evolucionyneurociencias.blogspot.com/2017/01/homicidio-de-pareja-intima-homicidio-en.html?m=1

    ResponderEliminar
  25. Desde 1975, año en que se llevó a cabo la primera gran encuesta nacional sobre violencia doméstica en los Estados Unidos, el número de estudios similares realizados en todo el mundo no ha dejado de crecer. Actualmente, varios cientos de estudios empíricos demuestran de modo concluyente: i) que hombres y mujeres ejercen la violencia de pareja en proporciones similares; y ii) que, estadísticamente, la mujer es la principal iniciadora de las agresiones físicas en la pareja, y es falso que la violencia femenina sea exclusivamente de autodefensa. Ese cuerpo mundial de estudios sobre violencia en la pareja debería ser el fundamento estadísticamente correcto de las políticas y legislaciones sobre violencia doméstica, si no estuviese permanentemente excluido de ellas por resultar políticamente incorrecto y contrario a los prejuicios ideológicos vigentes.

    ResponderEliminar
  26. La correción política: la fiscalización social de la izquierda autoritaria.

    https://tspace.library.utoronto.ca/bitstream/1807/75755/3/Brophy_Christine_201511_MA_thesis.pdf

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opinión: Todo blanco es racista.

      https://www.huffingtonpost.co.uk/elena-guthrie/racism-white-privilege_b_18147778.html?guccounter=1

      Eliminar
    2. El nihilismo de la educación liberal

      https://youtu.be/CaLRMIu_G2E

      Eliminar
  27. Diferencias de sexo en rasgos de personalidad y preferencias ocupacionales relacionadas con el género en 53 naciones: pruebas de teorías evolutivas y socioambientales.

    https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18712468

    ResponderEliminar
  28. ¿Por qué un hombre no puede ser como una mujer? Diferencias de sexo en Rasgos de personalidad en 55 culturas.

    https://www.bradley.edu/dotAsset/165918.pdf

    ResponderEliminar
  29. Diferencias de sexo en la percepción social neonatal humana

    https://www.math.kth.se/matstat/gru/5b1501/F/sex.pdf

    ResponderEliminar
  30. Suecia, el auto declarado primer gobierno feminista de la historia odia a las mujeres.

    https://youtu.be/O9Qwr6KvmUc

    ResponderEliminar
  31. Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadanía, 1791, Marie Gouze, alias Olympia de Gouges.

    https://www.marxists.org/espanol/tematica/mujer/autores/gouges/1791/001.htm

    ResponderEliminar
  32. Tesis sobre la moral comunista en el ámbito de las relaciones conyugales. Alexandra Kollontai.

    https://www.marxists.org/espanol/kollontai/1921/002.htm

    ResponderEliminar
  33. Paul R. McHugh

    https://www.roterdamus.com/todas-las-entradas/paul-mchugh-sobre-la-ley-cifuentes-y-la-ideologia-de-genero-donde-esta-la-evidencia-de-todo-esto-y-donde-esta-la-evidencia-ademas-de-que-esto-va-a-hacer-bien-a-la-gente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. https://www.thenewatlantis.com/docLib/20160831_TNA50SexualityandGenderESP.pdf

      Eliminar
  34. Estudio de acompañamiento de transexuales sometidos a ´cirugía de reasignación de género´

    http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0016885

    ResponderEliminar
  35. La ideología de género es perjudicial para la infancia: Asociación Americana de Pediatría.

    https://www.acpeds.org/the-college-speaks/position-statements/gender-ideology-harms-children

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. https://www.dailysignal.com/2017/07/03/im-pediatrician-transgender-ideology-infiltrated-field-produced-large-scale-child-abuse/

      Eliminar
  36. http://www.sexchangeregret.com/

    Un sitio web sobre la gente arrepentida de someterse a la ´cirugía de reasignación de sexo´.

    ResponderEliminar
  37. La identidad trans es un producto de la ideología social LGBTQ, no de la identidad innata de cada uno como hombre o mujer.
    La identidad trans no es un género auténtico sino el intento satánico de diseñar socialmente la familia, el sexo y la identidad individual.
    Quienes se identifican como trans suelen tener anatomías masculinas o femeninas típicas.
    La gente con condiciones intersexuales no son lo mismo que quienes se auto identifican trans. Ser intersexual es verificable en el cuerpo; ser trans no lo es.
    Pero ¿qué hace a una persona trans?
    El estándar LGBTQ aceptado para ser una mujer o un hombre trans ´real´ es simplemente que uno desea auto-identificarse como lo opuesto a su sexo biológico y ser socialmente aceptado como tal.
    Si el individuo se siente angustiado por su sexo de nacimiento, entonces la acción políticamente correcta es que todos afirmen la nueva identidad de género como ´auténtica´, la que existe solo en la mente de la persona de sexo disfórico.
    Cuando alguien siente que su sexo biológico no concuerda con su yo interno, generalmente se le diagnostica disforia de sexo, que se define como ´incomodidad o angustia causada por una discrepancia entre la identidad sexual de uno y el sexo asignado al nacer´.
    No hay pruebas objetivas que puedan demostrar que existe la condición trans. Ningún examen físico, análisis de sangre, prueba de médula ósea, prueba cromosómica o prueba cerebral mostrarán que una persona tiene disforia sexual, condición que pone en riesgo a la gente vulnerable.
    Es una condición revelada únicamente por la mentalidad del paciente. Sin embargo, lo recomendado son tratamientos hormonales cruzados, bloqueos endócrinos extremos y la ´cirugía de reasignación de sexo´.
    El arrepentimiento después de la transición es muy real y el intento de suicidio demasiado alto, hasta 20 veces mayor que el de la población general.
    La infelicidad, la depresión y la incapacidad para adaptarse socialmente se han relacionado con altas tasas de intentos de suicidio antes y después de la transición de sexo y la cirugía de reasignación.

    ResponderEliminar
  38. Harry Benjamin, fundador de la ´transexualidad´.

    ttps://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1300/J056v13n01_01?journalCode=wzph20

    ResponderEliminar
  39. La reasignación de sexo es físicamente imposible. Todo lo que se puede hacer es adoptar características superficiales y vivir una mascarada, pero la biología nunca cambia.
    La mayor parte de la investigación médica sobre ´reasignación sexual´ está mal diseñada y es deficiente, lo que distorsiona y manipula los resultados para sugerir que las operaciones de cambio de sexo son beneficiosas.
    No hay evidencia científica sólida de que la cirugía de ´reasignación de sexo´ sea clínicamente efectiva.
    Esto se debe a que los estudios LGBTQ excluyen a propósito cualquier situación que se refleje negativamente en su enferma y lucrativa agenda trans.
    Los ´especialistas´ atrapan a los niños trans con bloqueadores de la pubertad, y a los adultos trans con tratamientos hormonales cruzados, y luego recomiendan la cirugía genital irreversible, todo sin tener estudios sistemáticos a largo plazo sobre la efectividad de dicho tratamiento invasivo.
    Los padres de niños trans no tienen el beneficio de información confiable sobre los resultados probables de que hasta 90 por ciento de los promotores de la ´reasignación de sexo´ no siguen la evolución clínica de los pacientes que han sufrido tal procedimiento.
    Un 90 por ciento que podría haber renunciado al cambio trans y regresado a su condición de nacimiento o incluso haberse suicidado. Nadie lo sabe, porque se suelen perder de vista. Demasiadas hormonas, demasiada cirugía y demasiada gente con rumbo desconocido.
    Desde el comienzo, la efectividad al tratar individuos trans afirmaba que su identidad no biológica se basó en evidencia falsificada.
    El dinero condiciona toda la información que la comunidad médica y el público necesitaban saber sobre la ´reasignación de género´, siendo reemplazada con fraudes y mentiras, en una trágica trayectoria quirúrgica de suicidios trans y resultados lamentables.

    ResponderEliminar
  40. Suicídio e arrependimento continuam sendo o lado sombrio da vida trans.
    O encobrimento da mídia de arrependimentos, infelicidade e suicídios não é um fenômeno novo.
    Toda vez que um trans termina sua vida, os grupos LGBT culparam a sociedade pressionando por mais leis para ´protegê-los´.
    O politicamente correto dificulta a pesquisa e o tratamento das condições médicas e cala a mídia disposta a participar de uma falsa narrativa.
    Para desinformar o público com a intenção de diminuir e rejeitar relatos de arrependimento de ´mudança de sexo´ entre a população trans, o estudo para chegar a uma conclusão sobre a frequência observa dados que sugerem que o arrependimento da mudança de sexo é bastante comum, e informou que 20% (um quinto) dos trans se arrependem de ter mudado de sexo, dez vezes mais do que o relatado.
    A revisão também revelou que muitos transexuais permaneceram gravemente angustiados e até mesmo suicidas após a operação de ´mudança de gênero´.
    É hora de parar de perpetuar a desinformação de que o arrependimento trans é raro, quando em realidade a mudança causa infelicidade e acaba em suicídio.
    As pessoas trans tem taxas substancialmente mais altas de morte por doença cardiovascular e suicídio, e taxas substancialmente mais elevadas de tentativa de suicídio, mais sintomas de tremenda depressão, transtornos mentais e infelicidade.
    De acordo com vários estudos a maioria dos trans tem distúrbios coexistentes que precisam ser tratados. Isso ajuda a explicar por que o arrependimento e o suicídio são prevalentes entre eles.
    Os estudos a seguir fornecem evidências irrefutáveis de que trans sofrem esmagadoramente de uma variedade de transtornos mentais: 90 por cento destes pacientes tem pelo menos uma outra forma significativa de psicopatologia, notavelmente distúrbios de personalidade, humor, transtornos dissociativos e psicóticos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Não há nenhuma razão médica ou científica para conceder quaisquer direitos ou considerações especiais a pessoas que estão insatisfeitas com o sexo em que nasceram.
      Transgênero são pessoas que afirmam que realmente são ou desejam ser pessoas do sexo oposto ao que nasceram, ou às quais sua configuração cromossômica atesta.
      Essas pessoas alegam que são uma mulher presa no corpo de um homem ou, alternativamente, um homem preso no corpo de uma mulher.
      Cientificamente, não existe tal coisa. O tratamento médico para delírios, psicose ou felicidade emocional não é por cirurgia.
      A cirurgia não mudará os cromossomos de um ser humano, nem fará um homem se tornar mulher, capaz de menstruar, ovular e ter filhos. A cirurgia não transformará a mulher em homem, capaz de gerar espermatozóides para se unir a um óvulo e fertilizá-lo.
      Mas palavras e frases são usadas sem base científica objetiva, como ´o espaço interior´.
      A assim chamada confusão sobre a sexualidade que um adolescente ou adulto tem é puramente psicológica e mental.

      Eliminar
    2. O cenário das primeiras cirurgias transgênero, principalmente masculino para feminino, foi em clínicas universitárias, começando na década de 1950 e progredindo até a década de 1970. Quando os pesquisadores registraram os resultados e não encontraram provas objetivas de que obtiveram sucesso - e, de fato, evidenciaram que era prejudicial - as universidades pararam de ofertar a cirurgia de ´redesignação sexual´.
      Desde então, cirurgiões particulares intervieram para ocupar seu lugar. Sem qualquer escrutínio ou prestação de contas pelos seus resultados, suas práticas cresceram, deixando vergonha, arrependimento e suicídio em seu rastro.

      Eliminar
  41. Ideología de género en la Educación. Psicología conductista para la homosexualización obligatoria.

    https://youtu.be/Qh8AOgrKQuE

    ResponderEliminar
  42. Sororidad, una nueva forma de omertá mafiosa del feminismo radical

    http://www.mujerpalabra.net/pensamiento/analisisfeminista/sororidad.htm

    ResponderEliminar
  43. Existe una ingente masa amorfa, asexuada y hasta uniformada con las mismas marcas comerciales. Una masa sin ningún tipo de referente nacional, ideológico o familiar que permita una lealtad paralela a la del Estado. No son seres humanos con identidades definidas, son factores de consumo o producción.
    Hasta el mismo derecho a la vida humana es puesto en tela de juicio; el aborto o la eutanasia nos son presentadas como nuevas cotas de libertad que debemos alcanzar, con las cuales debemos liberarnos.
    Estamos cerca de alcanzar el esclavo perfecto, aquel que cree vivir en libertad en la peor de las dictaduras. Una cárcel mental donde asesinar un bebé o un abuelo se llama progreso. La mentira, en montón de toneladas sostiene el negocio de la libertad.

    ResponderEliminar